Se estima que aproximadamente 4,5 millones de consumidores realizan compras a través de Internet en nuestro país. A pesar de la buena acogida por parte de los consumidores de esta modalidad de comercio online sumarse a la tendencia del e-Commerce Fresh es aún vista con recelo, dado que requiere ciertas condiciones básicas que ayuden a este proceso, en materias como: Embalaje, Transporte, Estándar sobre la Calidad de Producto y el diseño de una Logística Inversa.

 

 

En los últimos años nos hemos acostumbrado a comprar por Internet un sinfín de productos. En Chile, el e-Commerce se ha posicionado como una alternativa de compra que cada vez cobra mayor importancia. El acceso a la tecnología ha sido el principal impulsor de esta modalidad.

 

Las cifras del Índice e-Commerce 2016 de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) son reflejo de esta tendencia en el comercio nacional, considerando que según el reporte Chile avanzó un lugar entre las principales plazas de comercio electrónico a nivel global, posicionándose en la posición 17 entre los 23 mercados considerados.

 

Según el Estudio, a nivel mundial, se estima que este año el comercio electrónico alcanzará los 2,5 billones de dólares, con China aportando, por primera vez, más de un tercio del monto total (US$ 900 mil millones). Estados Unidos, que hasta 2014 fue la principal potencia mundial en e-Commerce, alcanzará una cifra en torno a los US$ 650 mil millones este año. Por su parte, el líder del Índice, el Reino Unido mantendrá su importancia como tercer mercado en términos de tamaño con transacciones estimadas en poco más de US$ 190 mil millones.

 


Lejos de los principales mercados, los países de Latinoamérica manejan montos bastante menores (aunque no despreciables); liderados por Brasil (US$ 22 mil millones proyectados), México (US$ 17 mil millones) y Argentina (US$ 9 mil millones).


Para Chile, en tanto, si bien las proyecciones para 2016 no superaron los US$ 2.800 millones, un monto bastante menor respecto de sus pares latinoamericanos, el negocio e-Commerce es bastante rentable. En este punto, cabe señalar que nuestro país es el mejor ubicado en el ranking regional, seguido en el lugar 19 por Argentina (que escaló 3 lugares desde 2014), Brasil en el 20 y México en el 22.


A nivel de indicadores, el mejor desempeño de Chile se registra en materia de crecimiento del comercio electrónico, el noveno más alto entre los países considerados, y que alcanzó al 21% en los últimos tres años, similar a la tasa que se proyecta en el mediano plazo.


La rápida penetración de smartphones en la población contribuyó a la leve mejoría del país en el ranking, pasando de un 36% en 2014 a un 65% en 2016, la décima más alta a nivel global. El acceso a Internet, que alcanza prácticamente al 80% de la población, es otro de los indicadores en los que Chile se encuentra bien posicionado (en el lugar 14).


Bajo este panorama, se estima que aproximadamente 4,5 millones de consumidores realizan compras a través de Internet en nuestro país, lo que representa el 25% de la población. Adicionalmente, se estima que más de 10 millones de personas toman habitualmente decisiones de compra basadas en información online, lo que reafirma la importancia de este canal, cada vez más presente en los hábitos de consumo.


Estas cifras reflejan la importancia que el comercio electrónico tiene en el país. Lo que comenzó como una tendencia de compra, especialmente enfocada en la adquisición de productos electrónicos, es hoy un canal consolidado que se ha expandido a un abanico de servicios y productos; donde la clave es diferenciarse en calidad, precio y entrega.


La profunda evolución que el comercio electrónico ha tenido en su historia se basa justamente en abrirse a nuevas, inusuales, complejas y demandantes nuevas categorías de productos y servicios. Es justamente en esta característica donde reside su motor de crecimiento y mejora continua.


No es de extrañar entonces que mercados complejísimos vean en este canal una oportunidad de crecimiento. Si hoy podemos comprar a través de la web la más diversa gama de servicios, tecnologías, moda, calzado, abarrotes, etc., etc… Cabe preguntarse ¿cuál es la nueva frontera que explora esta modalidad de negocio? La respuesta- para muchos- se encuentra en el día a día, en un tipo de producto tan cotidiano como complejo (sobre todo a nivel logístico), el mundo de los denominados productos Fresh, categorías donde las hortalizas y frutas son las protagonistas; configurando algo así como una “feria online”.


La frontera, por cierto, ya ha sido explorada. De hecho, en algunos mercados como el chino, el estadounidense y el europeo ya se ha logrado desarrollar esta modalidad de comercio electrónico, más conocido como e-Commerce Fresh, modelo que permite al consumidor comprar desde cualquier dispositivo electrónico frutas y verduras frescas sin importar el número de unidades de venta, pudiendo adquirirlas por unidades o pack; un modelo que antes de su puesta en marcha ha debido sortear un sinnúmero de desafíos en el ámbito logístico.


La pregunta que cabe entonces es: ¿Está el mercado chileno preparado para enfrentar los desafíos de esta nueva tendencia? Para conocer las características del e-Commerce Fresh, Revista Logistec estuvo presente en el Congreso Latinoamericano de Cadena de Frío, organizado por la Global Cold Chain Alliance, que en esta oportunidad se realizó en Chile y que contó con la presencia de importantes ejecutivos de la industria latinoamericana, los que abordaron estos desafíos para poner en marcha este tipo de negocios en la Región.


CLAVES DEL E-COMMERCE FRESH


Múltiples son las características que esta modalidad de e-Commerce debe tener para ser implementada con éxito; las que abordan distintos aspectos de la cadena logística. El diseño logístico de esta tendencia está marcado por las cualidades de los productos, donde su calidad y frescura son la clave.


Mantener, en el transcurso de la cadena, la calidad del producto es la clave para el éxito de este proceso. Sin embargo, existen otros factores que inciden en esta nueva tendencia y que es necesario abordar para poder iniciar esta nueva etapa del comercio electrónico en el país.


Para el correcto ejercicio de esta modalidad de comercio electrónico se requiere ciertas condiciones básicas que ayuden al proceso, en materias como: Embalaje, Transporte, Estándar sobre la Calidad de Producto y el diseño de una Logística Inversa.


Para muchos, el embalaje es uno de los factores primordiales para estos productos, ya que apunta fundamentalmente a resguardar la calidad de las frutas o verduras y su frescura. Además, ayuda a estandarizar la unidad de compra. ¿Compramos una manzana o un kilo? A partir de esta elección, se aplica la lógica del embalaje y viceversa, un tema no menor que además influye en el transporte y distribución del producto.


En torno al factor distribución, otra de las claves de este proceso, cabe preguntarse ¿Cómo llegar hasta el cliente final a tiempo y manteniendo la calidad del producto?, pregunta que apunta a establecer los grados de optimización que deberán existir en este eslabón, considerando que el tiempo que transcurre entre el despacho y la recepción final por parte del consumidor es vital.


Estos dos factores, empaque y distribución, confluyen en otro aspecto no menor: La contaminación cruzada que puede existir en un pedido, dada la variedad de productos seleccionados por el consumidor. Para evitar este flagelo es necesario que se establezcan protocolos de transporte claros y conocidos entre los actores involucrados en este tipo de comercio electrónico.


A pesar de las reticencias de algunos frente a la incursión en el e-Commerce de productos frescos, otros son enfáticos en destacar las ventajas que esta modalidad tiene para el mercado productor. Hoy el consumidor exige un estándar de producto y una experiencia de compra altísimas, donde la accesibilidad a los productos, la calidad y disponibilidad de éstos y el ahorro de tiempo son primordiales. Por esto, el llamado es a que los actores involucrados en esta cadena estén alineados para responder a los requerimientos de estos nuevos consumidores.


Es así como la clave del éxito de este mecanismo de compra está en la forma en que las empresas asuman estos desafíos. Quienes puedan ofrecer un servicio de calidad y dar respuesta a los nuevos requerimientos de los consumidores serán quienes logren conquistar este nuevo desafío comercial.


QUÉ HAY EN LATINOAMERICA


Durante la discusión en el marco del Congreso, los ejecutivos plantearon las brechas que asoman actualmente en la Región para incorporar a la realidad latinoamericana esta modalidad de comercio electrónico.

 


Si bien, en Chile el e-Commerce se ha posicionado con rapidez y fuerza en los últimos años, los ejecutivos nacionales ven con recelo la incursión en esta modalidad, dado que significaría el diseño de nuevas estrategias logísticas, la implementación tecnológica y por sobretodo la optimización de los procesos en todos sus aspectos, tales como producción, empaque, distribución y logística reversa, una tarea por demás compleja –en lo operativo- y costosa.


Este último factor es el que más debate generó entre los profesionales asistentes al encuentro, puesto que la Logística de Reversa significaría un costo operacional difícil de asumir, considerando más aun la diversidad de tamaño de los pedidos y el costo de éstos.


“Si el cliente hace un pedido, éste es despachado, pero al llegar el camión no se encuentra nadie en el domicilio. ¿Qué se hace? No se puede dejar la caja del pedido en conserjería. Al regresar nuevamente al CD con el producto, la frescura de los productos ya se ve afectada. ¿Quién asume este costo?”. Esta es una de las opiniones que más fuerza tomaron en la discusión y que reflejó los principales temores de algunos actores del sector para sumarse a esta tendencia.


De acuerdo a David Palfenier, ejecutivo con más de 30 años de experiencia en la industria de alimentos en América Latina y Estados Unidos, hay que ver con atención estás tendencias e intentar estar preparados como industria para responder a las nuevas necesidades que se plantean. Porque lo cierto es que esta modalidad de negocio existe y se espera que con el tiempo se intensifique.


“Uno de los desafíos primordiales es que la gente se acostumbre a comprar este tipo de productos por e-Commerce, dada que la esencia de esta transacción es la confianza. Muchos requieren ver o tocar la fruta o verdura al comprar, lo que plantea un desafío a la industria en cuanto a determinar la calidad de cada producto. En esta lógica, la calidad y el envase son primordiales y también aspectos que tienen un costo y el cliente deberá estar dispuesto a pagarlo”, afirmó Palfenier.


Es así como, el ejecutivo hizo un llamado a la industria latinoamericana ha “estar preparada para esta tendencia. Quien solucione y aborde estos desafíos será quien gane en este mercado en el futuro. Esta modalidad de comercio es, hoy en día, una realidad en otras partes del mundo y nuestra misión como industria es estar preparados para saber responder”.


Por su parte, Nancy Tucker, vicepresidenta de Desarrollo Global de Negocios Produce Marketing Association PMA Global, organismo cuyos miembros son parte de la cadena de suministro de frutas, verduras y flores en más de 50 países, reconoció las ventajas que el comercio electrónico tiene en determinados sectores, principalmente en áreas con concentración de población.


“Bajo este escenario, uno de los retos o desafíos más importantes lo tiene el área de distribución en este tipo de productos. En China, por ejemplo, ya se vende del proveedor al consumidor, lo que nos demuestra que es una tendencia concreta y realizable, a pesar de los temores iniciales”, recalcó Tucker.


EXPERIENCIA INTERNACIONAL


A pesar de todas estas complejidades, el e-Commerce de productos frescos ya es una realidad en diferentes mercados a nivel mundial, tales como el Chino, el Europeo y el Norteamericano.


¿Qué hicieron ellos para operar con éxito? Conoceremos aspectos destacados de estas experiencias comerciales para establecer las características que llevaron a su implementación; aspectos que –en alguna forma- ayudarán a extrapolar esta realidad a nuestro mercado e industria.


El Gigante Asiático


Desde 2013 aproximadamente la industria china incursionó en el e-Commerce fresh con una penetración en el mercado que ha ido creciendo año a año y que ha significado un desafío importante para grandes y medianas empresas de la potencia asiática.


Hoy las cifras hablan de un posicionamiento de esta modalidad de comercio, fundamentalmente, en los jóvenes profesionales (en promedio 33 años). En cuanto a los productos que mayor movimiento tienen en esta modalidad, la estadística destaca a los lácteos, frutas y verduras, y pescados y mariscos. En comparación con los canales tradicionales, los productos frescos comprados en línea tienden a ser adquiridos con menor frecuencia, pero los consumidores gastan más.


Un Grande del e-Commerce se expande de la mano de lo Fresh


Amazon, un gigante de la industria del comercio electrónico, vio también una oportunidad de desarrollo en la comercialización de los alimentos frescos. Fue así como, a contar de 2013, ha ido incursionando de modo paulatino en esta industria mediante su división Amazon Fresh, colocando así la atención en uno de los sectores minorista que aún no había sido explorado por el comercio electrónico.


Esta modalidad de transacción comenzó en la ciudad de Seattle. Sin embargo, los buenos números obtenidos los llevó a incorporar nuevos mercados como San Francisco y Los Ángeles. El éxito de esta línea de negocios ha llevado a la compañía a transformar el mercado fresh en la principal línea de expansión de Amazon. Es así como de la mano de Amazon Fresh ha penetrado otros mercados como el inglés y el español.


Se estima que de cara al 2018, el gigante minorista plantea la apertura de 20 tiendas tangibles de alimentos frescos. El plan piloto llegaría a importantes ciudades de EE.UU., sin embargo, no todas las tiendas serán iguales.


10 de las tiendas que abriría Amazon serían del tipo click and collect y las otras diez estarán establecidas para la compra en el lugar por parte del consumidor.


Si fuese necesario resumir las opiniones, no cabe duda que serían tres los desafíos logísticos que este tipo de comercio electrónico plantea a la industria: Costos de la operación, ya que en algunos casos requieren de refrigeración lo que incrementa considerablemente el costo logístico; la precisión en las entregas, ya que se trata de productos perecederos y si la entrega falla el riesgo de devolución de mercancías es muy alto y, el tercer aspecto es encontrar el packaging adecuado para tamaño, tipo y forma de producto.


Lo que sucede hoy en día es que existen muchos más consumidores interesados en comprar por internet aquello que necesitan, lo que deja entrever el potencial que podría tener en el país la incorporación de distintos actores al mundo del e-Commerce Fresh; significando en algunos casos una oportunidad de negocio para pequeños y medianos productores.

Modificado por última vez en Miércoles, 11 Enero 2017
  • 0 comentario
  • Visto 19632 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Tendencias