Imprimir esta página

Mientras las transacciones del e-Commerce nacional crecen exponencialmente, los actores del mercado de Medios de Pago se preparan con sus respectivas ofertas para el nuevo escenario que se avizora en Chile, tras el cambio de sistema de medios de pago con tarjetas, anunciado por el Ministerio de Hacienda. A continuación un relato de esta transformación y la oferta de tres destacados actores del mercado, presentes durante la última versión del e-Commerce Day Santiago 2019, celebrado en abril pasado.

Un gran año se proyecta para el e-Commerce nacional. Según cifras entregadas por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), durante la última versión del e-Commerce Day Santiago 2019, las ventas por este canal superarán los US$ 7 mil millones, una cifra sin precedentes que consolida al el rol estratégico de los avances digitales en el sector.


Para dar contexto a esta cifra, la CCS mencionó que el segmento online vende hoy más que varios segmentos del comercio físico, como las tiendas especialistas de ferretería y materiales de construcción, salud y belleza, vestuario y calzado y computación. Ahora bien, en términos específicos, la entidad informó que el rubro viajes y turismo sigue siendo el segmento principal del e-Commerce chileno, con un 29% de las ventas totales, seguido por servicios financieros e inmobiliarios y bienes durables, ambos por sobre el 20 por ciento del total. En tanto, vestuario y calzado, una de las categorías más relevantes en cantidad de pedidos, representa el 6% de las ventas, seguido por alimentos, con el 5%. Este último segmento, según lo comunicado por la CCS, crece a gran velocidad (127% el año pasado), por lo que adquirirá mayor participación en el corto plazo, según los expertos.


Con todo, la CCS anticipa que el próximo año el comercio electrónico podría ya representar cerca del 10% de las ventas minoritas totales del país, cifra similar a la que exhibe hoy Estados Unidos, uno de los mercados pioneros en el desarrollo de la economía digital.


Esta mayor velocidad de las ventas online se tradujo el año pasado en un aporte del comercio electrónico de 1,8 puntos porcentuales al crecimiento del todo el comercio minorista chileno (es decir, casi la mitad del crecimiento del sector). Ese aporte podría llegar este año a una cifra sin precedentes de 2,7 puntos porcentuales, lo que es una muy buena noticia para el sector, que ha exhibido tasas muy moderadas de expansión en los últimos trimestres.


Otro aspecto destacado por los voceros de la CCS, lo constituye la penetración del comercio móvil, que llegó a representar el 25% de las ventas de e-Commerce en 2018 y “se estima que alcanzará el 34% en 2019, de la mano de sitios y apps más amigables con el proceso de compra y a la mayor transaccionalidad en los hábitos de los consumidores chilenos” sostuvo la entidad.


Ahora bien, respecto a la compra en e-Commerce extranjeros, según cifras de la CCS, el año pasado ésta llegó a representar el 20% del total del comercio electrónico. Si se agregan estas cifras a las ventas locales del e-Commerce en Chile, el total de las ventas de 2018 se eleva hasta casi US$ 6 mil millones.


Siempre en torno al desempeño del Comercio Electrónico, la CCS insistió en la necesidad de adoptar miradas estratégicas en relación a las enormes posibilidades que ha abierto el comercio digital en nuestro país, “en el que se ha generado una oleada de emprendimiento que alimenta un vibrante ecosistema de nuevos modelos de negocios y empleo, que permite mirar con optimismo el futuro de nuestra economía”, destacó la entidad.


Considerando el prominente futuro que se auspicia para el comercio electrónico en Chile, resulta importante ahondar en uno de los factores críticos para su crecimiento y evolución: Los Medios de Pago. En esta línea, cabe destacar que durante el reciente e-Commerce Day Santiago 2019, este factor fue ampliamente analizado, no solo en torno a la oferta, sino también, en lo relacionado a la transformación que ha impulsado el Gobierno respecto del actual sistema de pago con tarjetas bancarias, que vendría a terminar con lo que muchos han denominado: El monopolio de Transbank.


EL CAMBIO DEL SISTEMA


A inicios de abril, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, anunció un plan para que en el futuro los emisores de tarjetas -como los bancos- no sean los mismos que ofrezcan la red para las transferencias de pago, lo que vendría a cambiar las reglas actuales del juego, permitiendo la entrada de nuevos actores.


En concreto, el Gobierno busca cambiar el actual sistema de medios de pago integrado por 3 partes: El comercio, donde se hace la transacción a través de las máquinas POS; el Adquirente, que provee al comercio de esta red de pago y que a su vez también es emisor de la tarjeta, (todo englobado en Transbank) y los usuarios o “tarjeta habientes”; para pasar a un sistema de 4 partes, integrado por: el comercio, la red, el emisor y el usuario; todos por separado.


A partir de la iniciativa, liderada por el ministerio de Hacienda, se busca el perfeccionamiento del actual sistema de pagos, con lo que se robustecerá la competencia en este mercado, con los consiguientes beneficios que esto implicará los distintos actores “tarjeta habientes”, comercios y emisores, entre otros. No obstante, los actores de la banca y adquirientes han destacado la importancia de que estos cambios al sistema se realicen de manera ordenada y colaborativa entre los distintos actores públicos y privados, realizando así una transición eficaz y eficiente hacia un esquema de cuatro partes.


Respecto a esta transformación, Javier Etcheverry, Presidente ejecutivo de Multicaja, explicó durante su alocución en el e-Commerce Day que “ya no se justifica este sistema (3 partes) que ha durado 30 años y es único en el mundo. ¿Qué va a pasar? Bueno va a ver otras opciones, porque cuando hay un solo actor, solo se puede hacer lo que ese actor autoriza. Hoy en día todos se tienen que conectar con Transbank porque no tienen otra posibilidad (…) En la medida que haya varias redes adquirientes los distintos e-Commerce, por ejemplo, van a tener otras alternativas donde obtener mejor servicio y mejor precio. Incluso si Transbank mantiene una parte importante del mercado deberá preocuparse de hacer las cosas bien”.


En lo referente a la libre competencia, con el ingreso de nuevas redes como Multicaja, Etcheverry sostuvo que “ahora vienen tiempo muy buenos para todos nosotros, porque vamos a poder entregar toda la creatividad (a nivel de servicio). Hacia adelante vamos a tener muchas oportunidades y alternativas”.


No obstante, participar en los medios de pago electrónicos es una de las actividades que requieren de diligentes medidas de control y seguridad. En este sentido, Etcheverry manifestó la importancia de perfeccionar los procesos de autorización de las transacciones, aduciendo que los actuales actores deben implementar desarrollos tecnológicos para que las transacciones fluyan sin contratiempos, sobre todo en el ámbito de las conciliaciones y cuadraturas de los dineros.


No obstante, existen ciertas preocupaciones acerca de los efectos de este cambio de sistema, siendo el principal punto de preocupación son las tasas de intercambio que fijaron este año las marcas de tarjetas Mastercard y Visa. Según diversos actores del sector retail chileno, las tasas que fijaron las marcas son muy altas en comparación a las que tiene actualmente Transbank. De hecho, acusan que son los que saldrían más perjudicados con el nuevo sistema, y que el costo finalmente podría traspasarse a los clientes. Así, comprar por internet podría salir más caro cuando el país pase completamente desde el actual modelo de tres partes, a uno de cuatro. Ante esta disyuntiva, para muchos una solución sería que la autoridad regule las tasas de intercambio y esa es una de las grandes preguntas que enfrenta el país de cara al cambio de sistema.

DE LA OFERTA


Con todo y el escenario que plantea el nuevo escenario de Medios de Pago en Chile, la oferta en este mercado no pierde impulso. De hecho, durante el evento de abril pasado se presentaron diferentes alternativas de corredores de pago y sistemas que bien vale la pena destacar.

KHIPU, LA PASARELA DE PAGOS ONLINE


Como se menciona en la intro, Khipu es una pasarela de pagos que permite a las empresas y personas el pago y cobro electrónico de sus cuentas corrientes o cuentas vista, asegurando, según su vocero “transacciones fáciles, rápidas y seguras”. Este servicio se caracteriza por abrir el e-Commerce a las personas que no poseen tarjetas de crédito. En otras palabras, es un medio de pago que pretende ser universal.

banner elogisticsday 2019


“Nacimos como una empresa muy centrada en transferencias, utilizadas como medio de pago en el comercio electrónico. No obstante, a partir de este año hemos redefinido a la empresa, entendiendo que a los consumidores y comercios no les basta con las transferencias, sino que además quieren operar con tarjetas de crédito y débito. Llegamos a una alianza con Transbank, lo que hoy nos permite ofrecer una experiencia integrada en la que los comercios pueden permitir a sus clientes pagar con transferencias con tarjeta de crédito y débito; y planeamos agregar nuevas soluciones”, manifestó Roberto Opazo, Co-Founder & CEO de Khipu.


Como pasarela de pago, explicó el vocero, “tenemos formas simples de integrar el comercio, de revisar lo que se ha pagado y múltiples plataformas y medios de pago. No obstante, lo que más nos diferencia es la capacidad de funcionar muy bien en una aplicación”, explicó. Y es que Khipu nació automatizando transferencias, generando una aplicación para simplificar dicho proceso de cara a los usuarios. El usuario elige la aplicación de Khipu que actúa como Browser, y así la app lo guía de forma precisa y exacta para que complete su transferencia”, manifestó Opazo, argumentando que “hoy en día los comercios están prácticamente obligados a tener apps de pago”, considerando que el 80% del tiempo que un usuario invierte en el uso de su celular lo hace en Apps, ya sea para informarse, sociabilizar, y –por qué no- pagar.

TRANSBANK: ONEPAY


Francisco Ponce de León, vocero de Transbank, comentó que “respecto a las ventas por Internet vemos datos muy interesantes, tales como: de aquí a finales de 2020, se espera que las ventas móviles alcancen cerca del 50% de las ventas por Internet. Considerando el potencial dominio de las ventas Mobile en el comercio electrónico, debemos adaptarnos a estas nuevas experiencias de compra. No queremos que un usuario de e-Commerce deba andar con sus tarjetas de crédito o débito o aprenderse muchas claves para poder comprar y que luego vaya a la tienda física y la experiencia de compra sea totalmente distinta. Lo que queremos es unificar esta experiencia, en la medida que logremos movilizar los medios de pago esto va a ser posible”.


Esta movilización debe descansar en tres pilares, según Ponce de León, “ofrecer una alta conversión con bajo niveles de fraude, democratizar los medios de pago y facilitar la entrada de nuevos comercios al mundo e-Commerce”.


¿Qué está haciendo Transbank de cara a esta movilización que proponen? “A finales del año pasado presentamos la primera fase de nuestra billetera digital OnePay, que básicamente es una aplicación que permite a los usuarios enrolar sus tarjetas de crédito para poder autorizar compras con una contraseña de 5 dígitos.


Comprar con Transbank OnePay es simple. En los comercios físicos adheridos, por ejemplo, el usuario debe escanear un código QR en la página web, seleccionar la tarjeta de crédito a utilizar y autorizar la transacción. En tanto, para el mundo Mobile, “el pago no se realiza a partir de código QR, sino a partir de una integración directa entre la aplicación del comercio y la de Transbank”, explicó el vocero.


Siempre en torno a las funcionalidades de OnePay, Ponce de León manifestó que “una de nuestros focos fue flexibilizar la autentificación bancaria, que es un elemento súper importante porque nos permite poder proteger las compras de cara a los comercios. Esto es particularmente importante para los comercios más pequeños que no tienen a capacidad de contratar herramientas de antifraude y nosotros les proponemos que toda compra que es autenticada por el usuario es una compra protegida”.

MERCADO PAGO, DEMOCRATIZANDO EL PAGO E-COMMERCE


¿Qué es Mercado Pago?, según el vocero de Mercado Libre, principal Marketplace de América Latina y desarrollador de esta solución. “Mercado Pago nace con la visión de procesar los pagos para Mercado Libre, pero al poco andar nos damos cuenta de que teníamos un producto que podíamos salir a ofrecer a otros e-Commerce, iniciativa que hoy nos ha llevado a posicionar a Mercado pago como la plataforma de pagos online más grande de América Latina. De hecho, procesamos casi 400 millones de pagos, el último año, por 18.4 mil millones de dólares en América Latina, todo ello basado en la filosofía de democratizar el comercio electrónico y los pagos”, explicó, Matías Spagui, Director ejecutivo de Mercado Pago Chile


Según explicó el vocero, esta solución de pago se ofrece a empresas, emprendimientos y personas físicas que quieran vender en su propia plataforma, ya sea en un sitio web, redes sociales, aplicaciones móviles, e incluso a través de emails; y permite cobrar por Internet de forma simple, segura y cómoda, con una gran variedad de medios de pagos.


“En el mundo de pagos online, Mercado Pago ofrece múltiples servicios a los más de 650 mil comercios asociados fuera de Mercado Libre. Una solución que conecta con diferente medios de pago, que genera sistema de prevención de fraude, que ofrece sistemas de financiamiento, que tiene un equipo de atención al cliente y genera reportes de conciliación todo en un paquete que básicamente ha podido escalar desde el microempresario hasta retailers importantes, tales como Walmart o Cencosud que hoy ocupan nuestra solución.


Principalmente nos hemos enfocado a propuestas de valor relacionadas a la tasa de conversión. “a través de nuestra integración con Transbank, host to host pudimos eliminar la fricción de las claves y dar una experiencia al usuario de calidad, sin claves bancarias o claves dinámicas. Pero la conversión no sólo implica tener un buen desempeño en materia de compras con tarjetas, aseguró Spagui, “sino también en la posibilidad de ofrecer más medios de pago. Cualquier persona que tiene un e-Commerce piensa que sólo le podrá vender a un “tarjeta habiente”, y eso es un desafío cuando en Chile tenemos que 3 de 10 adultos tienen tarjeta de crédito. Entonces, ¡qué pasa con los otros? En base a una alianza con Servipag, por ejemplo, podemos ofrecer pagos en efectivo para compras e-Commerce a clientes que no están bancarizados. Así, ampliando e integrando, podemos ofrecer múltiples opciones de pago a nuestra plataforma.


Finalmente, Spagui destacó que Mercado Pago brinda opciones de financiamiento. Hoy en día un retail grande tiene una tarjeta propia que ofrece opciones de financiamiento para su base. ¿Qué pasa con los e-Commerce más pequeños que no pueden acceder a esas condiciones y que pierden opciones de venta? Desde nuestros inicios, en Mercado Pago entrega 6 cuotas, sin interés para todas las tarjetas, todos los días del año y eso ha ayudado a pequeños e-Commerce a competir en igualdad de condiciones con los más grandes.

Modificado por última vez en Jueves, 13 Junio 2019
  • 0 comentario
  • Visto 3404 veces
Inicia sesión para enviar comentarios