¿Está preparado para reaccionar a tiempo? Esta es una de las principales interrogantes que día a día se hacen diferentes actores del sector logístico. Muchas veces la respuesta es negativa, no obstante, la implementación de herramientas BI en la Supply Chain vendría a revertir esta realidad.


Uno de los axiomas que rige el desempeño de las cadenas de suministro indica que existen diversos factores que influyen en su éxito o fracaso, una máxima que –hoy en día- se torna más evidente considerando que a medida que la complejidad del entorno crece, se plantean nuevos retos a supply chain, que debe lograr ser más ágil, más dinámico y flexible.


Así, aspectos factores de orden político, económico, social o mediambientales, sumados a elementos específicos de consumo, demanda, producción, aprovisionamiento, entre otros, configuran un escenario de alta incertidumbre, frente al cual los actores del sector logístico deben estar preparados y alerta. La pregunta que surge entonces es ¿cómo estar preparados para enfrentar el cúmulo de desafíos que se deben enfrentar para un desempeño eficiente de las cadenas de suministro?.


Frente a la interrogante expuesta, los avances tecnológicas en la analítica de data es uno de los factores determinantes que vienen a compensar y equilibrar el juego; toda vez que la gestión de las cadenas de suministros encuentra a su mejor aliado en la tecnología que permiten a las cadenas globales explotar todo el potencial de los grandes volúmenes de datos a partir de la Inteligencia de Negocios. ¿Cómo lidiar con tantos factores que aportan a la incertidumbre de las cadenas de suministro?... Bueno. Si la información es poder, la analítica de datos o Business Intelligence (BI) es su brazo armado.


DE LA HERRAMIENTA Y LOS ACTORES


Nunca como hoy, lidiar con tantos y tan diversos factores disruptores del proceso logístico se torna una tarea –por momentos- titánica. Esto bien lo saben los actores del sector logístico, que mientras intentan alcanzar eficiencias de costos en materias operativas a partir de la integración y colaboración con los proveedores o la reducción de plazos de entrega, por ejemplo; deben considerar factores de orden global – que escapan a su esfera de acción- que pueden repercutir en la performance de sus cadenas logísticas.


Considerando lo expuesto, no son pocas las empresas que han optado por implementar herramientas de BI, que ayuden en la toma de decisiones informadas y rentables; una decisión que no sólo ha implicado alcanzar ratios de liderazgo importantes de cara a la competencia, sino también minimizar el riesgo de sus cadenas de suministro y, alcanzar altos grados de satisfacción de sus clientes.


¿Pero qué es exactamente el Business Intelligence? Se trata de un término que engloba todas las aplicaciones, herramientas y prácticas que favorecen el acceso y el análisis de datos e información. Este concepto, llevado al sector logístico implica la mejora y optimización de los procesos que hacen parte de la supply chain, además del ahorro de una gran cantidad de recursos. En otras palabras, en base a las herramientas de BI, los responsables de la logística están tomando mejores decisiones que benefician a la empresa y a la cadena de suministro, ganando en eficiencia.


No obstante, la panacea tecnológica también implica retos relevantes para aquellos que se atrevan a experimentarla, siendo uno de los más relevantes el contar con profesionales y equipos humanos calificados no sólo en la captura y detección de data relevante sino también en el desarrollo de estrategias operacionales que se deriven de la analítica de dichos datos. Hoy por hoy, las cadenas de suministro deben estar lideradas por ejecutivos bien preparados y con talento.


Por eso, el desarrollo de las capacidades tecnológicas de los actores del sector resulta determinante para el futuro de supply chain. Lo cierto es que muchas empresas han optado por el análisis de la cadena de suministro para deshacerse de las redundancias que subyacen en sus proceso, detectar las primeras señales que alerten de un cambio en las tendencias, identificar las oportunidades que merece la pena aprovechar o, simplemente, ganar visibilidad en tiempo real en el día a día de la actividad. No obstante, si bien la tecnología aporta su rango en la carrera por la eficiencia, los profesionales de la Supply Chain también son determinantes para el éxito de las soluciones implementadas.


En este punto, no se debe olvidar que una evaluación deficiente al momento de implementar soluciones de BI para el proceso logístico puede significar mucho más que un ‘dolor de cabeza’ para las compañías. En esta lógica, tenemos que se pueden dar implementaciones de BI que no sean adecuadas o suficientes para el proceso logístico en cuestión, lo que a la larga puede implicar la pérdida en competitividad de la empresas, reduciéndose su cuota de mercado y sus beneficios, por sólo mencionar algunos efectos. De ahí que contar con profesionales preparados en dichas tecnologías sea una premisa ineludible.


SER O NO SER. El POR QUÉ DEL BI


¿Entiendes lo que sucedió ayer? ¿Sabes qué pasará mañana? ¿Estás preparado para reaccionar a tiempo hoy? Estas son algunas de las interrogantes cuyas respuestas son determinantes a la hora de diseñar un proceso logístico. Considerando lo expuesto, tenemos que el BI permite a las organizaciones y a sus actores transformar datos en conocimiento accionable. De esta forma, la información de calidad hace posible analizar tendencias, diseñar nuevas estrategias y fomentar la colaboración entre los socios de la cadena, es decir ¡Estar preparados!


Ahora bien, en términos específicos es interesante establecer por qué las cadenas de suministro actuales necesitan implementar herramientas de BI y cuál es su efecto. En este punto, un reciente informe del Grupo Aberdeen, revela los motivos por los que las cadenas de suministro deberían invertir en herramientas de Inteligencia de Negocios (BI) si quieren mejorar la eficacia de su gestión. Según el reporte, los encuestados coincidieron en que los principales desafíos que les impulsan a recurrir al Business Intelligence son: Aumento de la complejidad de las operaciones mundiales (57%); Falta de visibilidad de la cadena de suministro: (41%) y la Necesidad de mejorar los ingresos de primera línea: (40%).


Según el mismo estudio, los tres usos más extendidos de estas nuevas capacidades en supply Chain, derivadas de las herramientas BI, serían: el Reportign Ejecutivo; la Racionalización de los Procesos y el Fomento de las iniciativas de colaboración con proveedores, usos que detallamos a continuación:


Como se explicó, uno de los usos más relevantes al momento de implementar soluciones BI tiene relación con el denominado “Reporting ejecutivo basado en métricas (65%)”. A modo de ejemplo, el estudio establece que mediante el Reporting se puede analizar las cargas, rutas, transportistas, reservas, tiempos de espera, auditoría de fletes y pago y otras variables de costo de las operaciones de transporte. Además, esta aplicación facilita la elaboración de los informes de cumplimiento con la incorporación de detalles en la documentación lo que aumenta su exactitud y agiliza la toma de decisiones al incorporar modelos visuales utilizando gráficos. Otro aspecto interesante de los Reportings ejecutivos es que si se comparten en línea, permite a la administración realizar un seguimiento del progreso operacional en tiempo real.


En segundo lugar tenemos a la “Racionalización de procesos para un seguimiento más efectivo. (37%)”. Según el estudio, la racionalización permite, entre otros aspectos, la predicción de fluctuaciones de los costos de combustible, si nos referimos a los procesos de transporte; o la prevención de riesgos si nos abocamos a las materias operativas. A partir del uso de la BI para racionalizar los procesos y buscar eficiencias, también se puede profundizar en el historial de envíos para la toma de decisiones y la mejora continua. Ya a un nivel más amplio, si se monitorea al detalle el funcionamiento de la cadena de suministro de extremo a extremo, se pueden identificar problemas de entrega o cuellos de botella en cualquier parte del proceso. Todo dependerá de las métricas que se quieran obtener a partir de la analítica de los datos.


En tercer y último lugar de las aplicaciones más extendidas de las soluciones BI tenemos el “Fomento de las iniciativas de colaboración con proveedores. (35%)”. Y es que la confluencia de datos permite a los clientes y proveedores generar, por ejemplo, análisis de la demanda mucho más avanzados y exactos. En esta línea, las empresas también se apoyan en indicadores clave de desempeño de proveedores para realizar un seguimiento de su rendimiento en comparación con los acuerdos de nivel de servicio. Ello hace posible identificar oportunidades, negociar de forma inteligente y crear contratos de tarifas basados en resultados.


LAS VENTAJAS PARA LA SUPPLY CHAIN


Por cierto, la transformación digital que apenas comienza y la incorporación de herramientas BI a la cadena de suministro implican diversas ventajas, enmarcadas en los diferentes procesos que hacen parte de la cadena. En este sentido, según el estudio desarrollado por IBE, las ventajas más representativas serían:

 

MÁS VISIBILIDAD PARA LOS TOMADORES DE DECISIONES


Las herramientas de BI permiten generar mediciones más precisas y certeras. Así, la implementación de estas soluciones posibilitan el desarrollo de “un sistema integral de análisis de la cadena de suministro, que proporciona una imagen en tiempo real de todas las métricas clave”, establece el estudio. En la misma línea, según el documento, “las nuevas herramientas permiten la movilidad, facilitando el acceso a informes en cualquier lugar y en todo momento”. Al mismo tiempo “se consigue experimentar la visión de extremo a extremo de la cadena, a través de cuadros de mando de rendimiento y practicar ajustes en la estrategia de forma más rápida, gracias al balanced scorecard, que permite a los ejecutivos descubrir oportunidades de negocio ocultas”, infiere el estudio.


MAYOR DINAMISMO PARA LA CADENA EN CONJUNTO


Dado que el entorno empresarial actual es muy dinámico y fluctuante, la Supply Chain debe adaptarse a las circunstancias. Para ello, los usuarios de negocio necesitan tener acceso al análisis avanzado que les permite ganar en capacidad de respuesta y las herramientas de BI contribuyen a alcanzar dicho desafío.


Así, según el estudio mencionado, las soluciones de BI permiten: “Escoger mejor la estrategia a aplicar en cada momento, gracias al análisis what if”, al tiempo que pueden “fortalecer las redes de trabajo y con ello el flujo eficiente de las operaciones, introduciendo nuevas plataformas que permitan operar de forma conectada y acceder a información de calidad en tiempo real”. En este ítem, el estudio también destaca que dichas herramientas permiten “asegurar el número correcto de perfiles de proveedores, en base al análisis avanzado y la segmentación”.


PREVISIÓN Y PLANIFICACIÓN MEJORADAS


Según el documento citado, “la volatilidad de la demanda hace que la gestión y planificación en la cadena se conviertan en todo un desafío”. Dicho eso, las soluciones BI permitirían, entre otros factores: “La gestión eficiente del flujo de caja, gracias al uso de cuadros de mando que impulsan la planificación financiera; la aplicación óptima del capital de trabajo, que se consigue con la inteligencia de negocios móvil, que no retrasa la toma de decisiones de esta importancia; el aseguramiento de la disponibilidad de los productos, mediante la integración de las señales de demanda en las previsiones y a optimización de la gestión de la volatilidad de la demanda a corto plazo, un objetivo alcanzable cuando se introduce la planificación colaborativa”.


MEJORA DE LA FUNCIÓN DE COMPRAS


Finalmente, otra de las ventajas que el documento destaca acerca de la implementación de herramientas BI a la cadena de suministro guarda relación con la forma de gestionar el aprovisionamiento. En esta línea, el documento establece que “el BI permite ahorrar dinero y encontrar mejores proveedores, de entre todas las opciones posibles que existen hoy día en el mercado”. Así, el éxito de la inteligencia empresarial aplicada a esta función tiene relación con:


“Lograr una visión completa acerca de cada proveedor directamente accesible a través del cuadro de mando; poder aprovechar la oportunidad de abastecerse mediante los proveedores más adecuados, en función del valor que ofrecen, la calidad de sus productos y su servicio, su disponibilidad y la puntualidad y garantías en la entrega. Algo que es posible cuando se accede a información centralizada por medio de una plataforma integrada de datos a los que se puede practicar el análisis y evaluar a los proveedores, en tiempo real, gracias a la disponibilidad del BI en autoservicio, que permite tomar mejores decisiones y minimizar el riesgo”.


Como se observa, la inteligencia de negocios impacta en las operaciones y sus resultados, pudiendo mejorar la rentabilidad en base a un análisis en profundidad del servicio, la cartera de clientes, los proveedores y de todos los componentes de la cadena de suministro, transformándose en una necesidad para aquellas empresas que quieren permanecer vigentes en el complejo rubro logístico actual.

  • comentario
  • Visto 308 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 11 años de existencia.Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria logística , ExpoLogistec , todo un éxito que esperamos replicar el 2012 con más metros cuadrados de exposición.

Noticias populares

Tendencias