Tomar la decisión de automatizar parte o la totalidad de la operación logística es una de las más complejas y una de las más analizadas, ya sea por el efecto que tiene en la operación como también por la inversión que representa. Está complejidad obliga a las compañías a contar con el apoyo de un proveedor dispuesto a conocer la operación y diseñar en conjunto la mejor herramienta para cada uno de los clientes. ¿Cuándo y Qué automatizar? ¿Ofrece el mercado chileno lo que buscas? Son algunas de las interrogantes que busca responder En Vitrina.

 

Disminuir el cansancio del operario, reducir el número de error en la operación, optimizar espacios o procesos son algunas de las razones que llevan a las empresas iniciar la discusión o al análisis de incluir en sus procesos un sistema automatizado. Una vez que se inicia este proceso al interior de las compañías, los análisis van tendientes a descubrir qué se debe automatizar, cuándo hacerlo, qué tecnología tomar, cuál será la inversión que se requiere y cuáles son las ventajas de estas herramientas.

Pero, sin duda, hoy la automatización asoma como una posibilidad de aumentar la productividad de las empresas y sobre todo el cumplimiento del nivel de servicio; ambos aspectos codiciados al analizar la performance de los departamentos logísticos y comerciales en las distintas industrias. ¿Está hoy posicionada la automatización en Chile? ¿Se conocen las eventuales ventajas tras la incorporación de estas herramientas? ¿Ofrece el mercado chileno soluciones para mejorar la operativa de las empresas nacionales, a través de la automatización?

Diversas son las opciones de automatización que están disponibles en el mercado. La gran mayoría de ellas están orientadas al trabajo colaborativo con los seres humanos (goods-to-person) y no al reemplazo de sus funciones. Simplemente como una búsqueda de facilitar y precisar sus trabajos.

En el texto “Automatización en la Logística de Hoy” de Carolina Vera y Juan Pablo Aboitiz, ambos directores de Miebach Consulting, aseguraron que actualmente el mercado nacional ofrece “alternativas simples, de baja inversión y que permiten dar los primeros pasos al mundo de la automatización”, haciendo referencia a aquellas herramientas de apoyo al proceso de picking manual, tales como voice picking, pick/put to light o carruseles verticales.

“Las opciones más comunes hoy en día implementadas, que pueden requerir una mayor inversión, están orientadas al traslado de cajas: cintas trasportadoras o clasificadores automáticos. En el caso de las líneas productivas encontramos paletizadores y enfilmadores”, comentaron.

SOLUCIONES PARA CRECER

Ser competitivos. Esta premisa es, sin lugar a dudas, un factor clave en el cambio que está experimentando la logística a nivel nacional. Es así como, al interior de las compañías nacen y se concretan, cada vez con mayor frecuencia, distintas iniciativas ligadas a centralizar operaciones, aumentar su capacidad de almacenamiento, mejorar sus niveles de eficiencia operativa y sus niveles de servicio, todas las cuales tienen un denominador común: La incorporación de sistemas automatizados al interior del Centro de Distribución (CD).

A pesar de los años, de que actualmente existe en Chile grandes proyectos de Centros de Distribución automatizados, buena parte del mercado se relaciona con las herramientas o soluciones más comunes en esta materia, las cuales se pueden enmarcar en tres categorías:

SORTATION SYSTEM (BANDAS DE ALMACENAMIENTO Y SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN). Estos sistemas automáticos se encargan de separar elementos dentro del centro de distribución, dirigiéndolos a determinados puntos. Por ejemplo, estos clasificadores pueden dirigir paquetes a los diferentes pulmones de salida o puertas de la bodega. Las bandas se utilizan para transportar cajas, paquetes o unidades en las diferentes localidades del almacén, disminuyendo el tiempo que tarda un paquete en llegar a la puerta de destino.

AUTOMATIC STORAGE AND RETRIEVAL SYSTEM, (SISTEMAS AR/RS). Este método de procesamiento de datos, o sistema robótico se orienta a la separación, el almacenamiento y la extracción de productos dentro del almacén sin la intervención humana.

SISTEMAS AUTOMÁTICOS DE PICKING. En torno a estas soluciones, destacan los sistemas de picking visual y de voz. En la primera clasificación encontramos las soluciones: Pick to Light o Put to Light, donde la información del producto a pickear es indicado por medio de una pantalla táctil, que entrega instrucciones (SKU y cantidad) al operador para realizar una orden de picking o de inducción. La segunda clasificación (voz) está especialmente diseñada para tratar pedidos de cajas completas o peaks de stock en cualquier rango de servicio. Este sistema es especialmente adecuado para aplicaciones donde el operario necesita ambas manos disponibles y un campo visual libre para la preparación de pedidos.

En tanto, como tendencia real en el mercado del almacenamiento de mercancías, la automatización parcial o total de las operaciones del CD es una decisión compleja que puede conducirnos a un boyante éxito o a un rotundo fracaso. En esta línea, para obtener los beneficios de la automatización y evitar implementaciones deficientes, tanto los proveedores de estas soluciones como sus clientes coinciden en la importancia de efectuar una meticulosa evaluación de las soluciones de automatización presentes en el mercado antes de adquirirlas y una minuciosa planificación antes de implementarlas.

OBJETIVOS A LA VISTA

No cabe duda que con los años, el abanico de soluciones automatizadas disponibles en el mercado chileno ha crecido enormemente, dada la demanda que las empresas tienen respecto de estas herramientas.

El posicionamiento de estas soluciones en la industria logística chilena está dada por dos motivos principales: La necesidad de optimizar y hacer eficiente la operación para responder a las demandas de los clientes y consumidores y la disminución del costo de estas implementaciones tecnológicas, lo que las transformó en una real alternativas para un número importante de empresas chilenas.

Rapidez y eficiencia son, sin lugar a dudas, las principales ventajas ante la incorporación de soluciones automatizadas en la operación del Centro de distribución, según comentaron Francisco Letelier, Gerente Técnico de Automatización de Mindugar y Pablo Jaramillo, QClass, representante de Kardex Remstar; ambos ejecutivos coincidieron en que dichas soluciones se transformaron en un aliado para lograr la anhelada exactitud operacional.

Para Jaramillo las ventajas de  incorporar automatización a la operación de un Almacén “provendrán de diversos factores, siendo los principales: optimizar el espacio ocupado, aumentar la productividad de la operación, disminuir los errores de operación, mejorar el control de inventario, mejorar la imagen frente a clientes externos o internos e integrar en línea la operación logística a los procesos administrativos de la empresa”. 

En esta línea, Letelier recalcó la importancia que estas herramientas han asumido en los últimos años, considerando la tensión que existe en las operaciones con fenómenos como la omnicanalidad y el e-Commerce. “Estas soluciones, sin duda representan una importante mejora en los procesos, alcanzando mayor exactitud, trazabilidad, disminución de errores y mermas y también economía en mano de obra; todos aspectos fundamentales para la logística de hoy”.

Cada operación es un mundo. Esa es una de las premisas a considerar al momento de diseñar la implementación de estas soluciones. Conocer los pormenores de la operación y determinar qué se busca con la incorporación de estas tecnologías es fundamental para el posterior éxito de la operación. Es ante este escenario, que la colaboración y respaldo que entregan las empresas de soluciones automatizadas es fundamental.

A este respecto, el ejecutivo de Mindugar aseguró que el éxito de estas herramienta está estrechamente relacionada con contar con anterioridad a la implementación con “un correcto y actualizado levantamiento de procesos, productividades actuales y proyectadas al futuro, identificación de las variables relevantes que constituyen la productividad (líneas por hora/hombre, despachos días, etc.), automatizar lo automatizable”.

A su vez, el ejecutivo de QClass enfatizó en que para una correcta implementación primeramente se debe identificar “cuál es la oportunidad que puede abordarse con una solución automatizada y cuáles son las mejoras que se espera capturar. Como parte de esa definición deberá segmentarse la operación del CD en diferentes categorías según rotación de artículos, su tamaño y peso y también definir cuáles de ellos se incorporarán al proyecto de automatización y con qué soluciones específicas”.

Al igual como pasa con otras tecnologías, las soluciones de automatización del mundo logístico se desarrollan con rapidez. Ante este vertiginoso panorama, los ejecutivos ahondaron en los desafíos que enfrenta la industria de equipamientos y soluciones en los próximos años.

“Los próximos desafíos  serán lograr identificar y valorar los beneficios que podrán obtenerse de un proyecto de esta naturaleza y definir los criterios de resolución en términos de rentabilidad exigida (Van, Tir, ROI, etc.) y atributos no económicos o no cuantificables que se tendrán en cuenta (imagen, seguridad, calidad de ambiente de trabajo, entre otros)”, aseguró Pablo Jaramillo.

Finalmente, Francisco Letelier sostuvo que el futuro de la industria pasa por alcanzar “la automatización integrada”, tanto de los sistemas de almacenaje como los necesarios para el manejo y traslado de los productos.

TRANSPORTADORES DE RODILLOS MOTORIZADOS

Velocidad de transporte 20 por min. Ancho chasis 0.61 y 0.76. Rodillos con resortes laterales, esto permite insertar o retirar fácilmente. Transportador de Banda Motorizada recto o Inclinado: Transportador motorizado de banda (la rugosidad de la banda dependerá del grado de inclinación y del producto a transportar). Capacidad máxima de carga por metro lineal 50 kg.

MINDUGAR

Transportador con desviador motorizado: Sistema que permite la clasificación inteligente de productos con diversas tecnologías acorde a la exigencia del flujo. Transportador motorizado impulsado por correas en V. Capacidad máxima por unidad de carga 30 kg. Puertas levadizas motriz o gravitacional. La transmisión de movimiento entre rodillos es a través de O-rings, lardos disponibles en 1.2 y 1.5 metros. Poseen un mecanismo de elevación y descenso compuesto por un pistón de gas controlador de impacto. Capacidad máxima de carga por metro lineal 50 kg.

VERTICAL BUFFER MODULE

En sus diversas versiones, los productos vertical Buffer Module pueden hacer frente a distintas necesidades operacionales, obteniendo ventajas como: Mayor eficiencia en el picking; eficiencia energética desde su diseño; comodidad en el picking, es decir, un trabajo ergonómico; disposición de existencias flexibles (El producto a la persona) y acceso veloz.

Kardex

El Kardex Remstar LR 35 tienen entre sus características técnicas, las siguientes: Rendimiento: Hasta 500 líneas de pedidos por estación de picking y hora (una estación puede estar compuesta por una o más unidades); carga máxima de 63 toneladas. Contenedores: Contenedores compatibles con sistemas mini load estándar; 600 x 400 mm; carga 35kg/contenedor. Dimensiones de la unidad: Anchura 1.920 hasta 10.470 mm; profundidad 2.350 mm; altura 3.000 hasta 12.000 mm. Intervalos de ajuste vertical de 100 mm

  • comentario
  • Visto 886 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias