Maria Victoria Moya

Maria Victoria Moya

Miércoles, 20 Abril 2016 21:00

GRÚAS, TENDENCIAS Y EL MERCADO

El mercado de Grúas en Chile tuvo un año incierto durante el 2015, con bajos niveles de ventas, apalancando el crecimiento de los proveedores en el negocio del arriendo. No obstante el 2016 se visualiza como un año en que se puede despejar la vía para dar paso a todo lo que el año anterior dejó pendiente.

De vez en cuando es necesario salir de la zona de confort y conocer, de boca de los clientes, aquellos aspectos que requiere una industria para caminar hacia el éxito. Con este objetivo, invitamos a tres ejecutivos ligados a la industria alimenticia, demandantes de servicios de almacenamiento en frío, a que nos dieran su punto de vista respecto del estado actual del mercado de la tercerización logística de frío y de aquello que requieren como clientes, en una franca e interesante conversación que les presentamos a continuación. 

A pesar del pesimismo de algunos sectores con respecto a las proyecciones de la economía nacional, el mercado logístico chileno y en especial el sector del bodegaje continúa por la senda del crecimiento dando una clara señal de optimismo.

logistec seguridad_ed95

Trabajos en altura, uso de maquinaria en pasillos angostos, recogida de cajas, procesos de paletización manual y maquila de productos son sólo algunas de las labores que día con día realizan cientos de operarios en los distintos Centros de Distribución a lo largo y ancho del país; actividades esenciales para la actividad logística y que suponen, en mayor o menor medida, la presencia de factores de riesgo de especial consideración.

 

Jueves, 21 Abril 2016 00:00

ESTRATEGIA: CALIDAD DE SERVICIO

Cuando hablamos de calidad en servicio, inmediatamente se nos viene a la mente el concepto CLIENTE. Hoy en día, como clientes, todos buscamos calidad, queremos productos que satisfagan nuestras necesidades, a un bajo costo, que sea durable, tecnológico, que exista una gran variedad de opciones en el mercado, etc. Por otro lado, esperamos servicios que se encuentren orientados a la satisfacción de nuestras necesidades, en donde nos entreguen una buena atención en términos de amabilidad, información, por mencionar algunas. 

Contar con un estándar común entre los proveedores es una de las formas que las empresas han asumidos para disminuir sus riesgos operacional. Contar con el “socio” indicado es fundamental para garantizar un buen servicio. Así, también la homologación se ha transformado en una oportunidad para empresa proveedoras y Pymes de abrirse a nuevos, competitivos y exigentes mercados. 

Martes, 26 Abril 2016 10:58

LOGÍSTICA DE DESASTRES

Junto con el óptimo empelo de los medios de emergencia respondedores, el segundo problema se genera en la gestión de la cadena de abastecimiento (Supply Chain Management, SCM) ante la ocurrencia de un desastre. Esto, principalmente debido a que no hay administración que cuente con un respaldo suficiente para sostener una respuesta adecuada ante una emergencia de magnitud.

Respecto de las fases que componen la gestión del desastre (Disaster Management), prácticamente la gran mayoría coincide con estas cuatro: Prevención y mitigación, Preparación, Respuesta, Recuperación.
El lector, concordará con que es imposible que la cadena de abastecimiento (Supply Chain, SC) pueda emplearse y sostenerse de manera efectiva, sin antes haberse desarrollado adecuadamente en las etapas anteriores a la respuesta. Por lo tanto, generar puntos de encuentro, coordinación y colaboración en esta materia, entre todos los actores, es fundamentalmente inevitable y necesaria.
A excepción de la primera fase, en la cual se establece el marco regulatorio que permitirá el desarrollo de la planificación de la SCM, para las fases que continúan, en todas interviene básicamente el ciclo logístico (Determinación de necesidades – obtención - distribución), ya sea de manera teórica o física, según corresponda.
No obstante, es primordial que en la elaboración de las disposiciones y regulaciones de la primera fase, se incorpore la visión de especialistas en logística que permitan obtener una apreciación y sensibilidad en la materia de quienes serán los responsables en materializarla, para visualizar como se desarrollará la SCM.
Ahora, la problemática que genera el SC, no sólo afecta de la forma en que esta se materializa, puesto que requiere también consideraciones en aspectos de apoyo logístico integrado (Integrated Logistic Support,ILS), que para los especialistas en logística adquiere una importancia vital, toda vez que permite determinar el costo de soportabilidad que tendrá el equipamiento necesario para realizar las tareas de apoyo logístico, asegurando su disponibilidad operativa durante todo su ciclo de vida, factor determinante al momento de realizar la evaluación de los medios a considerar en la planificación de proyectos de SC para desastres.
La importancia que adquiere por tanto la SCM, es vital para una adecuada coordinación y materialización de la ayuda requerida en desastres; ya que permitirá integrar los esfuerzos y medios de organizaciones estatales, sociedad civil organizada y proveedores de recursos nacionales e internacionales, optimizando los procesos y reduciendo tiempos de respuesta.
Esta es una tarea pendiente en Chile, que requiere urgencia y participación transversal abarcando a todos los sectores y actores que de una u otra forma contribuyen en las tareas de ayuda humanitaria y donde los especialistas en logística tienen mucho que decir.
Los riesgos asociados a nuestra historia en materia de desastres naturales y antrópicos, adicionan un grado de riesgo operacional alto; ya que tenemos sucesos cuyos efectos son de alto impacto, por la falta de cultura preventiva con fuerte repercusión en el sistema de abastecimiento de servicios básicos, conectividad, recursos alimenticios, de abrigo y protección.
Con tantos eventos ocurridos a la fecha, debiéramos contar con modelos estándares que sirvan medianamente casi para todo, pero parece que cada vez intervienen más actores de forma aislada y desorganizada, sin un ente coordinador logístico, que permita realizar una adecuada SCM, aspecto que potencialmente puede generar un "desastre” logísticamente hablando.

Por:
MILKO MEDIC LILLO
Miembro KSL CHILE-PACÍFICO e Instructor titular curso “Puesto de mando de incidentes”.
Analista, Ministerio de Defensa de Chile

Está muy de moda hablar de reciclaje y medio ambiente, lo que en esta actividad podríamos traducirlo en preocuparnos de los productos que quedan al término de la cadena de suministros. Considerando lo anterior, se torna complejo y tremendamente relevante, establecer qué hacer con los productos o servicios que inician un ciclo de retorno desde el cliente hacia el origen de la cadena de suministros, pasando por cada eslabón de la cadena. 

En este sentido es necesario establecer claramente en la etapa del diseño del producto o servicio, como se ejecutará el ciclo inverso y que elementos considerar, por lo tanto, nuevamente una correcta planificación permitirá gestionar adecuadamente los activos logísticos que serán empleados y por sobre todas las cosas, se debe establecer qué hacer y cómo hacerlo al momento de ejecutar el ciclo inverso.
Planificar el ciclo inverso implica determinar algunos elementos como son:
• Recursos disponibles para la ejecución del ciclo inverso: Analizar la disponibilidad de recursos económicos, por si es necesario incrementar los presupuestos o simplemente readecuarlos
• Análisis del flujo inverso (documentación, flujo de fondos, información, producto): Cómo se moverán los elementos del flujo dentro de la cadena o red logística, de tal forma de establecer parámetros claros y definidos en cuanto al tiempo que se deben demorar los elementos del flujo en pasar entre cada eslabón y el momento de ejecución.
• Establecer los eslabones que será utilizados en el flujo: Lo importante es establecer claramente la tarea que se realizará y cuando será ejecutada.
• Determinar la estructura de costos asociados: Esto permite determinar el costo final del producto una vez que se quiera colocar en el mercado nuevamente para establecer el precio de venta o simplemente para determinar cuanta será la pérdida final en caso que se decida desechar una vez que el flujo inverso sea tratado para disposición final o simplemente sea donado.
• Analizar el ciclo de vida del producto o servicio.
• Determinar el o los usos probables. Permite tener una claridad de que queremos hacer con los productos o servicios ya sea para rehacer, reprocesar, reutilizar o fuente de repuestos.
• Establecer el marco regulatorio asociado al flujo inverso: A fin de determinar si contamos con regulaciones del mercado desde el punto de vista legal o ético, lo que sin duda condicionará de alguna forma lo que podemos hacer con el flujo inverso y cuantos recursos emplearemos.
El Pensamiento Creativo
El pensamiento creativo es un factor relevante a la hora de definir qué hacer con el flujo inverso, ya sea planificado o en situaciones imprevistas. En esta etapa cobran importancia las características de las personas y por tanto las colectivas, al momento de formar equipos multidisciplinarios de trabajo para el análisis, decisión y ejecución del qué hacer con el flujo inverso, estableciendo el cómo hacerlo.

Por:
ALEJANDRO GORAYEB FUENTES
Doctor en Ciencias Logísticas y Supply Chain Management

Página 3 de 12

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias