La codificación y la tecnología han sido factores determinantes para la evolución que este componente ha tenido en la industria. Hoy en día la trazabilidad y la necesidad de dar continuidad a los procesos han atribuido a las etiquetas un valor preponderante en la operación, transformándose en el carnet de identidad de cada producto.


Si nos preguntamos qué importancia tiene saber cuál es el producto, qué cantidades hay, fechas de elaboración o caducidad, destinos y orígenes, número de fabricación y otros innumerables datos; todos concordaríamos que dicha información es fundamental para diseñar un proceso logístico óptimo y eficiente.


DEMARKA-2Muchas veces sin darnos cuenta tenemos toda esa información en un solo componente… La etiqueta. Actualmente, en la industria las etiquetas son sinónimos de información, y como tal son parte importante y clave de la cadena logística, relacionada estrechamente con la tecnología.


Los constantes desarrollos tecnológicos han transformado a las etiquetas en un componente clave para los procesos logísticos, los cuales han ido adquiriendo mayor valor de acuerdo a la información que contengan y el cruce que se pueda hacer con los datos, tanto desde lo comercial como también del punto de vista operacional. Es así como las etiquetas se han transformado en un modo de codificación “inteligente” y cuya clave hoy en día es que –en su mayoría- llegan hasta el cliente final.


Una de las premisas de una etiqueta en el mundo logístico es: identificar el producto a lo largo de la cadena de suministro con el objetivo de que todos los actores estén en sintonía, permitiendo comunicación entre las distintas unidades logísticas, ya que se mueve a través de la cadena de distribución con el beneficio de ser utilizado para identificar el producto desde el lugar de origen hasta el punto de entrega y cliente final. Al lograr un mayor nivel de conocimiento e identificación de los artículos se puede lograr también mayor control y seguridad al tomar decisiones.


Aunque los beneficios de las etiquetas van más allá de proporcionar información al consumidor y finalmente dar un servicio agregado al cliente ofreciéndole todo aquello que debe tener sobre un artículo en particular y cumplir con su demanda en tiempo y lugar, así como con leyes y regulaciones que determinan la comercialización del producto, hay un trasfondo que genera beneficios a lo largo de la cadena de suministro, tanto para la empresa que lo elabora y comercializa como para la cadena que lo distribuye y la clave está en la “Comunicación”.


La cadena de suministro es un gran foco de oportunidades para generar eficiencias, ahorros y productividad dentro de las compañías que, al establecer dentro de sus procesos internos, herramientas que optimicen tiempos y hagan fluida la comunicación comercial entre clientes y proveedores; conseguirán un mayor crecimiento.


CODIFICAR: CLAVE PARA ENTENDER LA IMPORTANCIA DE LA ETIQUETA


46Para conocer más del mundo de la codificación y las etiquetas, los ejecutivos Mauricio Pavez, gerente de proyectos y Omar Mateluna, gerente comercial de codificación, trazabilidad y packaging de Demarka, y Eduardo Romero, Consultor de Estándares GS1 ahondaron sobre el rol de esta herramienta y los alcances que ha tenido en el último tiempo.


“Hoy las etiquetas se adaptan a las necesidades de los clientes” enfatizó Mauricio Pavez, quien aseguró que el mercado ha cambiado en los últimos años de la mano de la tecnología.


En esta línea, el ejecutivo de GS1 comentó que las etiquetas son hoy en día fundamental para “identificar el contenido, lo que realmente se mueve, contenido del producto, de las cajas y también de los pallet. La correcta utilización del etiquetado hace que la identificación del producto sea precisa”.


Sin embargo, para alcanzar dicha precisión en la identificación aseguró se deben considerar dos premisas que estarían estrechamente relacionadas con los beneficios que aporta esta herramienta: El uso de tecnología de software y hardware y el acuerdo entre socios comerciales.


“Contar con la tecnología adecuada para la operación y establecer aspectos comunes entre los socios comerciales son factores que permite “un ahorro de tiempo en la gestión y movimiento de mercadería que son fundamentales para cualquier operación logística”.


Por su parte, Mateluna explicó que la codificación es la clave que “nos permite agilizar los procesos. Cómo uno codifique es la clave y lo que agiliza el proceso logístico es cómo se lee este código y cómo se gestiona. Las etiquetas son hoy el elementos más utilizado dentro de las posibilidades de cómo codificar”.


Los ejecutivos coincidieron en que el cambio de este sector va de la mano de tecnología y del cómo ha evolucionado la información de los productos. “La importancia de los clientes sobre estas herramientas ha ido creciendo de la mano de lo que la misma tecnología les va ofreciendo. Softwares, bases de datos y las impresoras son sólo algunos de los factores que han intervenido en la evolución que ha tenido este rubro, llegando así a transformase en un factor determinante en la industria”, aseguró Pavez.


DEMARKALos ejecutivos de Demarka valoraron el rol que cumple hoy el código de barra y con menor penetración en el mercado chileno, el RFID. “El código sigue siendo el mismo, lo que ha cambiado es la tecnología que se aplica al código y a la información que nos entrega el código. La tecnología del código de barra ha llevado a que en un menor tamaño se contenga más información. Por su parte, RFID es una etiqueta electrónica. Si bien, es de mayor valor, el costo-beneficio es mayor, análisis que deben hacer desde el tipo de productos que desean etiquetar”.


Por su parte, el ejecutivo de GS1 recalcó la importancia que tiene –a su juicio- alcanzar un estándar común. “Por ejemplo, si una empresa plantea estándares propios una vez que esa codificación salga de sus límites operacionales dejará de ser entendible, inclusive para sus socios comerciales. Sin embargo, cuando existe una codificación universal la comunicación se hace más fluida con la información que se desea”.


TRAZABALIDAD: HOY UNA NECESIDAD


Lo que comenzó como un valor agregado o un sello diferenciador es hoy clave para el desarrollo y éxito de muchas empresas. La trazabilidad se ha convertido en un elemento clave para industrias como la farmacéutica y la alimentaria, entre otras.


A juicio de Mateluna la evolución de las etiquetas ha estado estrechamente relacionada a la trazabilidad y sus exigencias. “Si tuviera que resumir un poco el desarrollo de las tecnologías de etiquetas en los clientes, todo tiene que ver con las necesidades y exigencias de trazabilidad. En la medida en que las exigencia de trazabilidad aumentaron, este ítem operacional ha tomado mayor valor y en esa dinámica las industrias alimenticias y la farma son pioneras”, detalló.


“Hoy ya no es posible ver la fabricación de etiquetas, como el fabricante de un componente más, sino que pasó a ser una necesidad logística. Así el fabricante no está sólo enfocado en producir, sino en ayudar a la logística de cada uno de sus clientes”, sostuvo el gerente de proyectos de Demarka.


En la misma línea, Eduardo Romero sostuvo que: “La etiqueta logística ha sido fundamental para posicionar la trazabilidad, fundamentalmente en industrias como el farma y los alimentos. Debemos tener claro que actualmente, lo que no está identificado no existe, cuesta imaginar algo que no tenga, por lo menos, los datos más básicos de los productos. Dado que la trazabilidad implica en si un seguimiento es impensable si el producto no está correctamente codificado”, detalló Romero.


Es ante la importancia que este componente ha tomado en la cadena logística que decidir cuál utilizar de acuerdo al producto es primordial para su éxito. Así también es fundamental una buena elección del diseño y del material, teniendo en consideración factores como: la manipulación y las condiciones ambientales a las que estará expuesto el producto.


La información es clave para el éxito organizacional. Hoy las empresas pueden tener todo sobre su producto en su etiqueta, transformándose en el nombre y apellido del producto. Su carnet de identidad. ¿Qué es? ¿Dónde está? ¿Cuántos se vendieron? Son estas características la que hace imposible visualizar una buena operación logística sin considerar las codificaciones, y por ende las etiquetas que son hoy fundamentales para la cadena. 

 

DESDE OTRA PERSPECTIVA


Dada la transversalidad de este factor (etiquetas y codificación) su importancia es posible visualizarla en industrias de distintos sectores productivos y empresariales, cuyas operaciones está marcada por el uso de la “etiqueta” correcta.


Aquí opiniones de importantes ejecutivos de algunas compañías comentan sobre los alcances de esta herramienta, destacando su codificación y trazabilidad fundamentalmente.


Sergio Fontecilla, Head of Inventory Management at Groupon: Las etiquetas cumplen un rol fundamental para realizar trazabilidad a los productos en todo el proceso Supply Chain, ayudan a eficientar los procesos de recepción, inventarios y maquilas, también es un complemento clave para pensar en la implementación de un equipo Sorter y realizar transporte B2C o B2B, si bien tiene un costo dentro de la operación, es mínimo si lo comparamos con los beneficios de control que la etiqueta nos brinda.


Horacio Villalobos, Gerente Corporativo de Logística Codelpa Chile S.A. Las etiquetas son, en resumen, el carnet de identidad de un pedido tanto dentro del Centro de Distribución como en su reparto.


Pilar Toro, Subgerente de Logística & Distribución de Guante & Gacel. Las etiquetas son indispensables dentro de la operación logísticas, ya que nos permiten identificar cada producto, cada movimiento del producto dentro de la operación y sus cambios de estado (empacado, cargado, enviado, etc.). Ya sean etiquetas de papel o de radiofrecuencia, dependiendo del diseño y nivel tecnológico de la operación, sin ellas es imposible dejar registro de trazabilidad, ser precisos en el detalle de un pedido y lograr que nuestros productos lleguen a su destino final.


Susan Valera, jefe de Operaciones y Logística Reversa Móvil Telefónica. La etiqueta es parte del packaging del producto y en la operación logística tiene un rol asociado a la identificación del producto para distinguir o destacar cierta información que nos interesa gestionar en la cadena de suministro, esto facilita la gestión en cada una de sus etapas: recepción, almacenaje, distribución y transporte. También existen en el mercado etiquetas electrónicas RFID que suman a lo anterior el apoyo en la trazabilidad del producto.


Giancarlo Alliendes Biagi, Gerente Abastecimiento y Logistica en MTS. Hoy son indispensables en la identificación del producto o bulto, para saber qué es y de dónde provienen. Esto permite trazabilidad y visibilidad en toda la cadena de abastecimiento, reduciendo errores y facilitando procesos.

Modificado por última vez en Miércoles, 18 Enero 2017
  • comentario
  • Visto 22038 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares