Conocer el movimiento de tu inventario, el número de órdenes y el diseño de tu CD son tres aspectos fundamentales que asoman al momento de diseñar un proceso de picking que cumpla con las demandas logísticas actuales (rapidez y eficiencia) con un mínimo de error.


Con más o menos tecnología incorporada o más o menos automatización de los procesos, toda empresa tiene la tarea de diseñar el picking de su operación de la manera más eficiente y efectiva para responder a su demanda.


La efectividad del diseño de dicho proceso, es sin duda, un factor determinante al momento de evaluar el éxito de la operación logística, dado que la elaboración de pedidos es una de las actividades más críticas dentro de la cadena logística de una empresa, debido a su sensibilidad y repercusiones en áreas como: el inventario, la demanda y, fundamentalmente, la importancia que tiene en la relación cliente-empresa.


En una mirada más detenida en torno a las repercusiones de este proceso podemos señalar que de su eficiente puesta en marcha dependen, en gran medida, los plazos de entrega a los clientes, el porcentaje de cumplimiento de pedidos perfectos, los costos generados en los almacenes e inclusive el número de operarios necesarios; todas condiciones que transforman a la elaboración de pedidos en una función crítica, puestos que errores en ella pueden detonar variaciones en la productividad por pedidos con errores y/o incompletos, aumento de las devoluciones, bajo nivel de servicio, incremento de ventas pérdidas e imagen negativa ante el cliente.


Consecuentemente, el picking es uno de los procesos más importante al interior de un CD, desde el punto de vista de la ejecución de sus procesos. La importancia de diseñar y ejecutar eficientemente la preparación de pedidos, se debe entre otras cosas a que esta etapa puede consumir buena parte del costo operativo y del tiempo, por lo que se busca mejorarla constantemente. En esta línea, muchas empresas han optado por la incorporación de tecnología con la finalidad de mejorar el servicio; sin embargo, estas herramientas no constituyen por si sola una mejora del proceso sino se debe además respaldar con un diseño e implementación adecuada.


Dado lo anterior, diferentes expertos del ámbito logístico han determinado distintas formas de organizar la función de picking en una bodega o CD, desde métodos convencionales hasta sistemas más sofisticados. Mucho se ha escrito y hablado, por ejemplo, de la radiofrecuencia, los códigos de barra, el pick to light o voice picking. Hoy el mercado pone a disposición de la industria una variedad de herramientas, no obstante, la tarea de las compañías está en escoger la solución precisa que entregue respuestas a las necesidades de cada empresa.


¿EN BUSCA DE LA PREPARACIÓN DE ORDENES PERFECTAS?


Alcanzar altos márgenes de perfección en la elaboración de pedidos puede llegar a ser una utopía desde el punto de vista de las operaciones logísticas. No obstante, todos – a través de inversiones, innovaciones e implementaciones- buscan incrementar este indicador, ya que mientras menor sea el rango de error, mayores son las oportunidades de negocios.


Dada esta importancia podríamos definir, a lo menos, cinco reglas a considerar al momento de diseñar esta estrategia.


1.- Incorporar tecnología que minimice el error humano.
2.-Claridad y orden en el almacenamiento de los productos.
3.- Utilizar el equipamiento adecuado.
4.- Minimizar los recorridos en la recolección de pedidos en los pasillos de la bodega o CD.
5.- Control efectivo en cada etapa de la operación.


¿CONOCES TUS PRODUCTOS?


Ahora bien, ¿Cuál es el método más eficiente para pickear? Para dar respuesta a esta interrogante es necesario tener en consideración ciertas claves al momento de diseñar y escoger la estrategia y la herramienta para ejecutar el picking.
Del análisis de este proceso se han determinado ciertas reglas básicas para que el sistema de preparación de pedidos sea exitoso, tales como: que el flujo de entrada y salida sean simples, contar con un mínimo de movimientos y manipulaciones y operaciones dirigidas y con flujo de información apropiada.


En esta línea, será vital identificar cómo es cada operación en términos de: números de pedidos por día, el número de unidades, el tamaño de los pedidos, en otras palabras, tener claridad en cuanto al mercado, el servicio y el producto.


Es bajo esta premisa que el rol que cumple el producto es clave, transformándose en el eje central de esta operación. Conocer la mayor información relacionada con el producto permite diseñar el picking bajo un estándar adecuado. Es por estas características que un proceso de elaboración de pedidos que es eficiente y éxito en la empresa A, no necesariamente es efectivo para la empresa B.


La clave -por tanto- para escoger la estrategia correcta está en la capacidad que tengan las empresas de encontrar el equilibrio perfecto entre productividad, operación y valor. Finalmente, una vez que la compañía en cuestión haya elaborado y diseñado la estrategia que utilizará comienza un nuevo proceso: la elección de la herramienta tecnológica adecuada.


UNA HERRAMIENTA A LA MEDIDA


Hoy por hoy, el mercado tecnológico en torno a la administración de almacenes y las operaciones de picking –específicamente- es variado y se orienta a dar respuestas a las necesidades específicas de las empresas de los más diversos sectores y con los más diversos productos. Si bien se debe considerar que existen múltiples herramientas que pretenden agilizar, optimizar y hacer eficientes los procesos de picking de cada compañía, cabe recalcar que no existe un sistema universal ni fórmula mágica, ya que cada caso se debe analizar de forma personalizada. De poco sirven las herramientas sino se cuenta con un sistema de gestión que coordine los movimientos de forma correcta.


Sin duda, la tendencia mundial, tanto en logística como en otras áreas va hacia la automatización de los procesos. Sin embargo, cuando se habla de la preparación de pedidos es más difícil aplicar dicha tendencia, debido a la multiplicidad de productos que podemos encontrar en una misma instalación, lo cual dificulta y encarece la aplicación de esta técnica. No obstante, es claro que sí existen sistemas automáticos de almacenamiento que implican mejoras en las tareas de pickeo.


Ahora bien, entrando de lleno a las tecnologías o herramientas orientadas a la preparación de pedidos, propiamente tal, debemos destacar tres en particular: Pick to light, voice picking y lectores manuales. Cada una de ellas tiene sus ventajas y sus desventajas y cada una constituye la solución perfecta para un determinado caso y contexto operacional, sin perjuicio de que puedan aplicarse –en un mismo almacén- dos y hasta tres de estos sistemas.


Por otra parte, las evidentes diferencias y múltiples características de cada tecnología implican que, antes de ser implementadas, se deba llevar a cabo una evaluación de ciertos factores, tales como: La productividad de Picking en áreas de alta densidad; libertad en el uso de las manos por parte de los operadores, habilidad para encontrar las posiciones, la capacidad de proveer información o la disminución de los errores de pickeo. Es ante éstos y otros parámetros que las tecnologías comienzan a marcar sus diferencias y utilidades específicas.


Es importante recordar que una buena selección (asesorada y basada en los indicadores mencionados) y una correcta implementación pueden arrojar grandes beneficios a la industria; mientras que una mala selección e implementación significaría la pérdida de una significativa inversión y la aparición de problemas operacionales.


AUTOMATIZACIÓN


Gracias a los avances y la variada oferta del mercado, la automatización de los proceso dejo de ser una utopía. Por años el valor de la inversión parecía ser el primer obstáculo para ingresar a este mundo que ofrecía una mejora en la operación y que se ha transformado con fuerza en una tendencia.


La automatización busca transformar al picking en una actividad más fácil y cómoda para la operación; cualidades que hoy pueden ser apreciadas en variadas industria. Ya no sólo vemos grandes inversiones en esta materia, sino la variedad de productos presentes en el mercado nacional han permitido agilizar esta operación; almacenando productos específicos en soluciones ideadas para ellos.


Es así como hoy, la industria ha ido más allá del pick to light o el voice picking, se ha enfocado en estrechar las relaciones entre las soluciones de almacenamiento y el picking. Cada tipo de producto almacenado genera un desafío distinto para las compañías; por lo cual encontrar la solución adecuada para ellos es clave en el diseño total de la operación logística de las empresas, y entre ellas el picking cumple un rol fundamental.


No obstante, como una tendencia real en el mercado del almacenamiento de mercancías, la automatización parcial o total de las operaciones al interior del Centro de Distribución es una decisión compleja que puede conducirnos al éxito o fracaso de no mediar una minuciosa evaluación del mercado, una meticulosa planificación de los proyectos y un adecuado estudio de casos de automatización exitosos.


Teniendo en cuenta lo anterior, podemos señalar que las tecnologías de automatización más utilizadas en los Centro de Distribución a nivel global se enmarcan en tres categorías:



• SORTATION SYSTEM (BANDAS DE ALMACENAMIENTO Y SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN). Estos sistemas automáticos se encargan de separar elementos dentro del centro de distribución, dirigiéndolos a determinados puntos. Por ejemplo, estos clasificadores pueden dirigir paquetes a los diferentes pulmones de salida o puertas de la bodega. Las bandas se utilizan para transportar cajas, paquetes o unidades en las diferentes localidades del almacén, disminuyendo el tiempo que tarda un paquete en llegar a la puerta de destino.



• SISTEMAS AUTOMÁTICOS DE PICKING. En torno a estas soluciones, como mencionamos destacan los sistemas de picking visual y de voz. En la primera clasificación encontramos las soluciones: Pick to Light o Put to Light, donde la información del producto a pickear es indicado por medio de una pantalla táctil, que entrega instrucciones (SKU y cantidad) al operador para realizar una orden de picking o de inducción. La segunda clasificación (voz) está especialmente diseñada para tratar pedidos de cajas completas o peaks de stock en cualquier rango de servicio. Este sistema es especialmente adecuado para aplicaciones donde el operario necesita ambas manos disponibles y un campo visual libre para la preparación de pedidos.


• AUTOMATIC STORAGE AND RETRIEVAL SYSTEM, (SISTEMAS AR/RS). Este método de procesamiento de datos, o sistema robótico se orienta a la separación, el almacenamiento y la extracción de productos dentro del almacén sin la intervención humana.


Finalmente, cualquiera sea la opción de estrategias, diseño, herramientas o sistemas de picking que desee implementar en su CD, será importante considerar lo expresado en las líneas precedentes, poniendo especial atención a las particularidades de su negocio y a los volúmenes y tipos de mercaderías que moviliza. Como se ha expresado, no existen sistemas universales en esta materia o estrategias comunes para todos.

  • comentario
  • Visto 13907 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias