Con el objetivo de difundir la integración de los modos de transporte para reducir los costos logísticos aumentar la competitividad regional, promover la oferta de productos y servicios relacionados, potenciar la conectividad territorial del país y facilitar la accesibilidad a los mercados de los países de América del Sur, incluyendo el soporte a la movilidad de las personas y a la accesibilidad turística se creó la Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS),
Profesionales, académicos, planificadores, consultores, empresarios e integrantes de cámaras empresarias, funcionarios públicos, legisladores, actores del transporte ferroviario, automotor, puertos, carreteras, empresarios del turismo, investigadores y del comercio exterior a fin de fundar dicha instancia para promover la actividad operacional y logística. Eficiencia, Excelencia e Innovación son las consignas que promueve AIMAS.

El intermodalismo desarrollado en sus orígenes en los Estados Unidos de Norteamérica desde los años 50, ha demostrado ser la economía de transporte que logró satisfacer todos los mercados y a todos los espacios territoriales de su país. Tanto, que la metodología intermodal se expandió al Mundo para el comercio exterior y es hoy, junto a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, el soporte esencial del desarrollo y expansión de la economía global.


El universo de la economía intermodal de transporte no se limita a contenedores o semirremolques sobre trenes. Es mucho más que eso y es necesario fortalecer lo que ya son buenas prácticas y desarrollarlas aún más. Desde todos los ámbitos, al mundo del transporte se lo observa, enuncia y atiende como piezas de un rompecabezas no sistémico, donde aún persiste la visión de competencia entre modos en lugar de entre negocios, entre empresas. Es más, al TERRITORIO no se lo comprende integralmente y, menos aún, al conjunto de los seis países del Sur de América del Sur, donde cinco son vecinos directos de Argentina y cada uno de ellos, necesita “pasar” por Argentina para llegar a tres de esos cinco.


La integralidad territorial es inalcanzable si la oferta de transporte no es competitiva, extensa y asequible a cada parte del territorio con equidad concurrencial, al tiempo que ese transporte no podrá alcanzar tal estándar, si no es comprendido y ejecutado desde una acción integral e integradora, donde la plataforma transportativa permita el fluir de los negocios y garantice su accesibilidad a ese Territorio en forma plena.


El camión, el ramal de los ferrocarriles y de los puertos: La multimodalidad, esa antigua acción técnica que hace poco más de medio siglo se aprendió a transformar en, también, documental, garantiza que el arribo de cargas desde cualquier parte a cualquier otra sea posible transbordando las mercancías de un modo a otro en diferentes tramos, pero si no hablamos de contenedores, la multimodalidad obliga a desconsolidar, almacenar y volver a consolidar las mercancías en cada cambio de modo o de vehículo​, con el consiguiente riesgo de merma y aumento de costos. El primer y el último tramo (“la última milla”), suele ser un tramo por automotor de cargas.


La estandarización en la movilización de la UNIDAD DE TRANSPORTE:


El Concepto de Economía Intermodal es una separación entre la actividad logística de cargar la Unidad de Transporte y la de movilizar a esta a lo largo de una cadena estandarizada y optimizada, donde la misma puede ser arrastrada o porteada por uno o más operadores que no han ejecutado el compromiso de disponer la carga dentro de la Unidad de Transporte, sino solamente de movilizarla en alguna forma y a través de uno o más modos. La logística se profesionaliza, logrando desarrollar su potencial actual y futuro en las operaciones de la carga, mientras que la transportación se focaliza profesionalmente en la movilización de la Unidad de Transporte.


El Intermodalismo nace en los EEUU a partir de los años 50’ pero más que como una técnica, como una verdadera ECONOMÍA de TRANSPORTE. Las tres Unidades de Transporte más fáciles de mencionar son el contenedor (moderno, inventado por, justamente, un transportista automotor), el semirremolque y el propio vagón de ferrocarril. ​


​Ninguno de los tres mencionados es intermodal en sí mismo, sino la forma de su operación, la gestión separada de la carga a la de la movilización, la múltiple accesibilidad de jugadores a lo largo de la cadena de transporte y, por supuesto, la responsabilidad integral del operador de la carga entre origen y destino, y la del operador intermodal que garantiza esa continuidad de movilización ​(donde pueden o no ser un mismo operador en ambas especialidades).

Modificado por última vez en Lunes, 26 Agosto 2019
  • comentario
  • Visto 758 veces
Más en esta categoría: « BLOCKCHAIN Y LOS ESTÁNDARES GS1

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares