Aunque es una disrupción tecnológica que parece cercana, su salto al uso masivo aún requiere resolver potenciales problemas y puntos de conflicto.

 

Hace tiempo los actores del sector de e-commerce están atentos a la posible llegada de los drones al escenario de los servicios de última milla. El líder indiscutido de la industria, Amazon, ha estado probando la tecnología en diferentes países desde 2015, y en junio anunció que comenzaría a aplicarla oficialmente en los próximos meses, aunque sin detalles.


Por su parte, Google y Project Wing, servicio autónomo de vehículos aéreos no tripulados, lanzaron el primer sistema de servicio de reparto a través de drones. Después de 18 meses de pruebas, recibieron la aprobación de la autoridad de aviación civil australiana para poder operar comercialmente en determinadas zonas de ese país. Sin embargo, en su camino a la implementación aún hay algunas interrogantes muy necesarias de resolver antes de que esta disrupción tecnológica aterrice definitivamente.


Inmediatez y facilidad de entrega: Las pruebas con drones han arrojado cifras récord en términos de rapidez en los despachos. Las primeras entregas de prueba realizadas por Amazon en Reino Unido, en diciembre de 2016 permitieron concluir un envío a solo 13 minutos de la recepción de la orden de compra. Sin embargo, el radio de entrega que pueden cubrir estos dispositivos aún es muy reducido, tanto por su alcance máximo de distancia, como por los permisos acotados de circulación que obtienen. Sumado a esto, hay otros factores que dificultan su uso, como las condiciones climáticas.


Con estas problemáticas en mente, la compañía UPS pensó establecer en 2017 un sistema híbrido, en el que los drones fueran lanzados desde la parte superior de sus camiones de reparto, con lo que se podría hacer llegar algunos paquetes volando a la casa de sus destinatarios, mientras el conductor entrega correspondencia en persona a otros clientes en la misma localidad, lo que contempla altos niveles de coordinación.


“Parece evidente que la mejor forma de prepararse para la eventual transformación tecnológica que traería la masificación de los drones es, precisamente, poner más atención a la planificación y la visibilidad con las herramientas disponibles hoy. La eventual incorporación de drones a las operaciones de última milla de Google o Amazon fracasarían si no se pone atención a esos dos factores, que permiten responder rápidamente a cualquier incidente que retrase el despacho”, sostiene Sebastián Ojeda, CEO de Beetrack, compañía que ofrece un software de monitoreo de despachos en tiempo real.

Contaminación: Reducir las emisiones de dióxido de carbono producidas por los servicios de última milla, es una ventaja que podría traer consigo el uso de drones en los despachos. Un estudio publicado en 2018 en la revista científica Nature Communications, comparó el potencial impacto ambiental de los drones con los de los medios de transporte terrestre que existen actualmente, y concluyó que los drones pequeños, diseñados para transportar paquetes que pesaban aproximadamente una libra o menos, tenían una huella de carbono menor por entrega que los camiones diésel e incluso eléctricos.


Sin embargo, el ruido generado por estos vehículos es también un tipo de contaminación que genera preocupación. Un estudio realizado por la NASA y publicado en 2017, reveló que el sonido producido por autos y camiones resultaba ser menos molesto para las personas que el zumbido agudo generado por un dron en movimiento. Asimismo, cuando Proyect Wing de Google comenzó sus pruebas de entrega en Canberra, los lugareños se quejaron de que el ruido de los drones se escuchaba incluso a través de las ventanas aislantes.

Seguridad: Riesgos de caídas, choques y posibles hackeos, son los principales factores de seguridad que las compañías buscan mejorar. Un ejemplo es el de Amazon, que desarrolló un dron con capacidad autodestructiva, capaz de hacerse estallar en el aire si algo falla durante su vuelo para así mitigar un potencial impacto contra casas, calles o personas. Por su parte, la compañía DJI creó un software de anticipación que permite geolocalizar mediante señales otras aeronaves cercanas y, en base a esa información, tomar la mejor decisión para que el dron no se interponga en su camino. 

Pero pese a estos avances, el camino aún está cuesta arriba. En enero y mayo de este año, la compañía de correos de Suiza, que llevaba cerca de un año realizando pruebas de entrega mediante drones Matternet en tres ciudades del país, sufrió dos accidentes. Si bien, habían logrado más de 3.000 vuelos exitosos, la primera caída detuvo esta iniciativa por tres meses. La segunda, por caer cerca de un grupo de personas, lo hizo indefinidamente.

Legislación:  El espacio aéreo tiene una serie de regulaciones y restricciones que varían de país en país, y en el caso del uso de drones, aún las normas no están 100% claras, menos aún para el uso comercial de estos dispositivos. Mientras la tecnología avanza, la legislación intenta ponerse al día. Es el caso de Australia, que aprobó la operación de Wing. Sin embargo, esta luz verde tiene una serie de limitaciones que reducen el radio de alcance del proyecto.


Al margen de este ejemplo, existen también restricciones temporales aplicables a este tipo de iniciativas, como el sobrevuelo por áreas militares (que pueden prohibirse en cualquier momento con poca antelación), así como también prohibir el vuelo sobre grandes eventos públicos.


Por su parte, el uso de cámaras de video en los drones, imprescindibles para controlar el trayecto del aparato, también requieren de regulación. Tras las pruebas que Wing llevó a cabo en Australia, la percepción de invasión a la privacidad fue uno de los factores que generó más molestia y preocupación en la población, a pesar de que las compañías impulsoras de este servicio aseguran que estos registros serán borrados.

  • comentario
  • Visto 678 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares