2015 estuvo marcado por la desaceleración del consumo a nivel nacional, que repercutió en los índices del transporte de carga aéreo. Un fenómeno que se extendió por toda la región Latinoamericana, que fue a la baja en los indicadores generales.

El año pasado se puede resumir como un período de crecimiento marginal para la demanda de carga aérea, a pesar que el primer trimestre de 2015 auguraba un buen año para la industria. Lo anterior se desprende de los datos entregados en por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), cifras que indican que el crecimiento del tráfico aéreo de carga se desaceleró a un 2,2% en el periodo recién pasado.
Según los datos aportados por la Asociación, los volúmenes de carga aérea globales (medidos en toneladas-kilómetro de carga transportadas, FTK) el índice de 2,2%, representa un crecimiento más lento frente al 5,0% registrado en 2014, a partir de la desaceleración del comercio en Europa y Asia-Pacífico.
Como se indicó, tras un comienzo fuerte, los volúmenes de carga aérea iniciaron un descenso que continuó a lo largo de la mayor parte de 2015, con un ligero repunte a finales de año “gracias a una cierta recuperación en el comercio mundial”, citó la Asociación.
En el plano regional, Latinoamérica sufrió un fuerte descenso (-6,0%), al contrario de Oriente Medio, que registró un fuerte crecimiento con un 11,3%. En tanto, los principales mercados de Europa y Norteamérica, que representan conjuntamente alrededor del 43% del tráfico total de carga, registraron un crecimiento prácticamente plano en 2015.
En Asia-Pacífico, un mercado que representa alrededor del 39% del tráfico aéreo total de carga, se registró una leve subida (2,3%). Mientras tanto, África también experimentó una modesta alza del 1,2%. Así, el factor de ocupación llegó a registrar mínimos históricos, quedándose en el 44,1%, en comparación con el 45,7% de 2014, a causa de la debilidad de la demanda y del incremento de la capacidad.

PERFORMANCE DEL AÑO
En torno a la performance de la industria de carga aérea en 2015, el crecimiento mundial se redujo de un trimestre a otro: del 4% en el primer trimestre a un 2,5% en el segundo trimestre, que se agotó a un leve aumento de volumen del 1% en el tercer y cuarto trimestres.
En esta línea, cabe resaltar lo dicho por Rodrigo San Martín, Head of Air Freight de DHL Global Forwarding, quien en vista de las cifras del año 2015 sostuvo que “durante los dos primeros meses del año pasado, una huelga general golpeó a los puertos de la costa Oeste de EE.UU. y por otro lado un llamado a revisión masivo hizo lo propio en la industria automotriz. Ambos eventos impactaron positivamente al tráfico de carga aérea, el que subió 7,5% en ese periodo. Pero, después de eso, el flujo de carga se fue debilitando. Esto último queda de manifiesto al ver los indicadores de crecimiento de la demanda de carga durante el año. (Ver cuadro 1)
Según el análisis planteado por San Martín, las cifras “muestran una consistencia en el crecimiento de la demanda durante 2015, sin mucha variación, con la excepción de los primeros dos meses del año. Podemos decir así, que no fue un gran año, pero, dado el estado de la economía en China, Europa y Latinoamérica, sumado a la inestabilidad política en Medio Oriente y Ucrania, no fue un del todo malo”.
En torno a los resultados obtenidos en el periodo recién pasado, Tony Tyler, consejero delegado de IATA, sostuvo que “2015 se ha vuelto a presentar como otro año muy difícil para la carga aérea. El crecimiento se ha ralentizado y los ingresos están descendiendo”, ello considerando que en 2011 los ingresos del sector de carga aérea alcanzaron el máximo histórico de 67.000 millones de dólares; resultados muy difíciles de replicar en el corto y mediano plazo.
Para 2016, en tanto, Tyler estimó que “no esperamos que los ingresos superen los 51.000 millones de dólares. La situación es crítica. El sector intenta adaptarse a unas cadenas de suministro globales más cortas y a un mercado cada vez más competitivo que pone en riesgo la eficiencia del sector”.
El desafío entonces es adaptarse a la “nueva normalidad” en el mercado de carga aérea que crece en consonancia con el ritmo de expansión económica. “La industria continúa implementando el e-freight en su empeño de modernizar los procesos y mejorar, así, la propuesta de valor. Cuanto antes lo consigamos, mejor", sostuvo el Consejero.

QUIÉN ES QUIÉN EN LA INDUSTRIA
Junto a los resultados del año recién pasado, cabe recalcar cómo se desempeñaron los principales Air Freight a nivel mundial. En este contexto, cabe señalar que si bien los actores más importantes del sector perdieron cuota de mercado sobre sus rivales más pequeños, el ranking de desempeño se mantuvo sin cambios.
En este plano, según cifras del WorldACD “los 20 mejores air freight de todo el mundo vieron su cuota de mercado de carga aérea disminuida desde el 44,5% al 43%, con base en los ingresos en dólares; mientras que la cuota de volumen se redujo del 43% al 42%.
En torno al ranking de los principales operadores de carga aérea, éste no varió en los 5 primeros lugares, respecto de 2014. Así, detrás de DHL Global Forwarding, se posicionan Kuehne + Nagel, DB Schenker, Expeditors y Panalpina. Ahora bien, respecto al desempeño, según WorlACD, K + N, Expeditors, Nippon Express, CEVA y DHL han logrado un crecimiento superior a la media mundial de 2%.

EL MERCADO NACIONAL
Para ahondar en el mercado nacional de Carga Aérea, Revista Logistec contactó a los representantes de dos importantes Air Freight internacionales con presencia nacional: DHL Global Forwarding, air freight líder a nivel mundial y nacional; y UPS, experto en el traslado de paquetería aérea.
En un breve análisis del estado del arte actual del mercado de Carga Aérea, Alejandro Adelsohn, Managing Director de DHL Global Forwarding explicó que “las cifras de Chile en la exportación están muy contaminadas por los datos del salmón. En cambio la importación al país si nos puede dar un dato más específico acerca de la demanda interna y en este caso si miramos los datos IATA, tenemos que ésta se comprimió (creciendo al 1%), a raíz de la contracción económica que se registró el año pasado”.
Siempre en torno a la performance de los Air Freight, el ejecutivo de DHL Global Forwarding, sostuvo que hoy “el elemento diferenciador” de estos actores se relaciona al nivel de servicio. “Todos sabemos que en Sudamérica hay un determinado número de aerolíneas que prestan el servicio de transporte de carga aéreo. Entonces lo que va a hacer la diferencia es lo que hagas localmente, cuál sea tu red en los destinos, es decir, si tienes importaciones de Asia, Estados Unidos o Europa, lo que debe importar es cuán robusta es la red que te permitirá conectar esa importación con los vuelos que van a llegar al país”.
“Básicamente – añadió al respecto Rodrigo San Martín - todos se van a subir al mismo avión, pero lo que pasa antes, durante y después del viajes es lo que genera la diferencia”.
“Por otro lado, la capacidad de proveer servicio adicionales, como por ejemplo: transporte al punto final, tener bodegas para hacer operaciones de valor agregado, bodegaje temporal, tener la capacidad de tomar un despacho y abrirlo a despachos más chicos, con una distribución capilar más al detalle, hace la diferencia entre un operador más grande y uno más chico que no tiene las capacidades para efectuar todo lo descrito”, puntualizó San Martín.
“Evidentemente, explicó Adelsohn, trabajar con una compañía que tenga las espaldas para responder frente a eventos que puedan entorpecer el tránsito de la carga también es un factor clave”
En tanto, consultados acerca de cómo la actual coyuntura internacional y nacional afectará en 2016 a la industria de Carga Aérea, Alejandra Angulo, Supervisora de Ventas de UPS Chile sostuvo que “tenemos plena confianza en el desarrollo de la industria y la fortaleza de las economías para salir adelante”.
A este respecto, la ejecutiva indicó que ciertamente “el éxito deriva de los continuos esfuerzos que se hagan para ayudar a los clientes a resolver algunos de sus problemas más importantes. Estas estrategias incluyen centrarse en los mercados de alto crecimiento, la optimización de la capacidad de la red, mejorar la eficiencia operativa y desarrollar soluciones para industrias específicas”.

MIRADA A 2016
Consultada acerca de los indicadores que proyectan para 2016, la ejecutiva de UPS determinó que “si bien estamos frente a situaciones macroeconómicas inciertas”, continuar las estrategias de desarrollo de nuevos servicios y herramientas, permitirán continuar creciendo”.
En este plano, la Angulo sostuvo que “el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) es una herramienta formidable de los países que lo suscribieron, incluido Chile, para fomentar su crecimiento y la generación de empleos”, lo que tendría importantes repercusiones en torno al consumo y elevar los alicaídos indicadores de importación y exportación nacional.
A este respecto, cabe recalcar que el Banco Mundial estima que el TPP elevará el Producto Interno Bruto (PIB) en un promedio de 1.1% para los 12 países miembros en el 2030, con un alza promedio esperada de exportaciones de más del 10% en toda la región. El acuerdo elimina los lentos trámites aduanales, fomenta las buenas prácticas regulativas, promueve la transparencia y elimina las prácticas discriminatorias; todo lo que afecta positivamente al transporte de carga aéreo.
En tanto, Adelsohn fue más tajante en asegurar que las proyecciones de crecimiento económico expuestas por el Banco Central indican que el mercado de Carga Aéreo se mantendrá como a la fecha, atendiendo a los niveles de consumo a nivel nacional. En torno a la exportación lo acontecido en Brasil y China, ciertamente tendrán un impacto en Chile”.

Modificado por última vez en Viernes, 25 Noviembre 2016
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Tendencias