¿Cuál es el modo más eficiente para transportar un determinado tipo de carga? ¿Qué alternativas tengo disponible para este transporte? ¿Cuánto me costaría cambiarme de modo? ¿Cuándo cambiarme de modo? Estas son sólo algunas de las múltiples interrogantes del transporte de carga interurbana, que rondan frecuentemente tanto en el sector público, como en el sector privado.

Mabel LevaConocer el modo de transporte más eficiente para determinados tipos de productos permitiría, por ejemplo, apoyar la formulación y evaluación de proyectos puntuales de conexión ferroviaria, caminera, ducto o cabotaje, que agilicen o hagan más eficiente el transporte de mercancías, previniendo así que el sistema de transporte se transforme en una eventual barrera al crecimiento de la economía. Sin embargo, debido a la rapidez requerida actualmente para la toma de decisiones y a la gran desinformación existente, el modo camión sigue ganando terreno y es la alternativa reinante en el transporte de carga, con más del 94% del total nacional. Esta partición modal dista considerablemente de las observadas en países europeos, donde sólo el ferrocarril transporta en promedio cerca de 18% de la carga total.

En el caso de Chile, la flexibilidad, los menores tiempos de viaje y de transbordos son algunos de los parámetros que explican la elección del camión y que saltan a la vista cuando se piensa en las alternativas disponibles.

Si se desea cambiar esta tendencia y potenciar un mayor número de modos, es impresindible tener alguna medida de eficiencia que permita realizar esta comparación. Pero, ¿cómo definir la eficiencia? Sabemos que son numerosos los parámetros que pueden ser considerados y que además, su elección dependerá de los objetivos buscados en cada empresa o ente público. Con certeza, sólo conocemos un parámetro que estará presente en todas las definiciones que se realicen, y que sin embargo, es uno de los más difíciles de conseguir: el costo de operación por modo.

 ¿COSTO POR MODO?

En general, la información más accesible es el precio de los servicios ofrecidos, no obstante sabemos que dicho valor puede contener distorsiones del mercado (como subsidios, beneficios tributarios, etc) que no necesariamente reflejen el costo asociado a cada modo, y por lo tanto lleve a tomar decisiones estratégicas equívocas cuando se desea, por ejemplo, potenciar proyectos de infraestructura.

En estudios recientes realizados en el sector público, se ha desarrollado una primera aproximación del costo de transporte para los modos ferroviarios, ducto, marítimo y rodoviario. Para esto, se definió el valor correspondiente a cada componente (honorarios, depreciación de equipos, combustible, mantención, costos de circulación, administración y otros gastos de operación asociados al movimiento particular de cada modo), dependiendo de factores como las zonas de orígen y destino del país, y el tipo de carga a transportar. Dado que el valor de las componentes señaladas depende del tipo de vehículo a utilizar, fue necesario definir también, vehículos representativos en cuanto a tecnologías y capacidades para cada uno de los modos señalados.

Mabel Leva cuadro 1

Al realizar la comparación de modos en términos de costos de operación, se está enfocando el análisis desde el punto de vista del operador de transporte y por lo tanto, se deja fuera la rentabilidad generada por los servicios de transporte ofrecidos. Por otra parte, no se consideran los costos asociados a construcción y mantenimiento de infraestructura, con el fin de evitar las distorsiones que pudiesen provocar los pagos actuales de los distintos modos por el uso de infraestructura.

Así, una vez realizado el levantamiento de datos que permitiece la estimación de las componentes de costo señaladas, se obtienen resultados en los que se aprecian diferencias significativas en términos de costos unitarios de operación, donde el camión, por ejemplo, puede llegar a ser más de 12 veces el costo del ducto. Sin embargo, si dichos costos unitarios se desglosan en una componente fija y otra variable, se observa que la componente fija es la que finalmente definirá la factibilidad económica de transporte de una carga en particular.

En el caso del transporte a granel sólido, por ejemplo, la alternativa modal más conveniente en cuanto a costos unitarios de operación es el ducto. Sin embargo sus costos fijos son considerablemente más altos que los modos restantes, tal como se muestra a continuación:

Mabel Leva cuadro 2

Si se suma al análisis anterior las capacidades disponibles de cada modo, es posible determinar los costos unitarios totales, y por lo tanto los volúmenes de carga que hacen más rentable un modo sobre otro.

Dentro de los resultados preliminares de los estudios realizados, se muestra una clara necesidad de potenciar el modo ferroviario en cuanto a los movimientos transversales, lo cual no implica competir directamente con el camión, sino que se debería tender a potenciar la intermodalidad en busca del aprovechamiento de las ventajas de cada uno.

En cuanto a los movimientos longitudinales, en tanto, se destaca el modo marítimo con menores costos de operación, en particular en la carga a granel. En otro tipo de cargas o en los casos en que los orígenes y/o destinos se encuentran fuera de las instalaciones portuarias, estos costos aumentan principalmente por los modos de apoyo necesarios para el acercamiento de la carga al puerto.

Mabel Leva cuadro 3

Así, todo indica que no existe un modo por sí solo que sea superior al resto, sino que se debe proveer de las condiciones necesarias para fomentar las combinaciones entre ellos que permitan alcanzar los volumenes de carga necesarios para que cada uno logre su mayor eficiencia. Por otra parte, y para apoyar el desarrollo armónico del transporte de carga, es fundamental continuar con el estudio de modos en que se compare un mayor número de parámetros, y se revelen las potencialidades y ventajas de cada uno de ellos sobre los diversos tipos y volúmenes de carga que se proyectan en el país.

Modificado por última vez en Miércoles, 02 Noviembre 2011
  • 0 comentario
  • Visto 7064 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Tendencias