PUERTOS

El despliegue de un rol preponderante en el comercio exterior chileno; la incorporación y desarrollo de actividades logísticas de valor agregado al interior de sus instalaciones y la promesa de una inversión superior a los US$ 2.700 millones para efectos de modernización estructural hecha por las autoridades de gobierno; son sólo algunos de los aspectos que posicionan al puertos de Chile como los principales nodos comerciales del país e impulsadores de desarrollo económico.


Los puertos son por definición los principales nodos de la red física del transporte marítimo y, por ende un recinto de gran valor para el desarrollo del comercio exterior. Debido a ello, estos recintos y su administración están constantemente en búsqueda de mejores índices de competitividad, que les permita el despliegue de procedimiento de importación y exportación de mercancías de nivel mundial para sus usuarios, que diariamente demandan servicios rápidos, flexibles y seguros. De hecho, según datos obtenidos del informe público “Infraestructura Portuaria y Costera Chile 2020”, elaborado por el Ministerio de Obras Públicas, el 90% del tráfico comercial se realiza por vía marítima, lo que convierte a los puertos en la principal arteria de comercio exterior de nuestro país.


Al mismo tiempo, la profunda apertura comercial hacia mercados tan distantes como el europeo y el asiático; que nuestro país ha experimentado en los últimos 20 años, también ha impulsado la mayor productividad de los Puertos. Dicha apertura que se ha visto fortalecida con los Tratados de Libre Comercio y acuerdos comerciales convenidos con las principales economías del mundo.


Al mismo tiempo, factores externos como la ampliación del Canal de Panamá —ruta por la que se mueve entre el 40% y 50% del comercio exterior chileno— ha provocado que para 2015 se proyecte la circulación de embarcaciones de mayor tamaño a los principales puertos nacionales, lo que facilitará el movimiento de más contenedores por barco. Esto implicará mayores requerimientos de infraestructura, por lo que el Chile debe planificar sus instalaciones portuarias de manera de adaptarlas oportunamente a estas necesidades, situación que aún no se ha determinado de forma eficiente.


En este contexto, expertos a nivel general coinciden que los puertos del país no están preparados para recibir las nuevas naves y requerimientos internacionales, por lo que es necesario mejorar la infraestructura de los principales terminales nacionales, como lo son: San Antonio, Valparaíso y Talcahuano.


LOGÍSTICA EN PUERTO


Pero, ¿por qué es preponderante la modernización de estructuras y procedimientos al interior de los puertos? La respuesta se encuentra en el desarrollo que el propio comercio exterior ha tenido. Hoy, el puerto no sólo integra patios de maniobras, muelles de carga y descarga o espacio para la disposición de containers; también integra Zonas de Actividades Logísticas (ZAL) en las cuales se desarrollan servicios de almacenamiento, transporte y de valor agregado a las de mercancías importadas. En esta dinámica, la influencia de la función logística en los puertos sobre la competitividad del comercio exterior es muy alta.


Desde el punto de vista logístico, los puertos ocupan una posición estratégica en el sistema actual de producción, comercio y transporte internacional, en especial si se considera que son los puntos de partida y llegada del transporte marítimo; que los mayores movimientos de carga se llevan a cabo por vía marítima; que constituyen la mayor interfaz entre modos de transporte, además de ser importantes centros de información; y es un nodo dinámico de una red compleja de producción y distribución internacional. Como se ve, la integración de los puertos en la cadena logística, que va desde la producción hasta el consumo, es fundamental. No se trata simplemente de una cadena de transporte.


En función de esto, los puertos modernos deben formar parte de las cadenas logísticas de producción, transporte y distribución, y no desarrollar sus actividades como un eslabón independiente. Por tanto, incrementar el nivel de integración es fundamental y se logra ofreciendo una variada gama de servicios, lo que potencia la captación y fidelización del principal cliente del puerto: La Carga.


La consideración de un puerto desde una perspectiva logística significa que no sólo se deben tener en cuenta las actividades que se desarrollan en el entorno del ámbito portuario, sino también la influencia que estas actividades tienen sobre el transporte anterior y posterior a dicho puerto.


En esta línea, para un puerto, disponer de una ZAL es fundamental, ya que esta diferenciación le brinda la posibilidad de poder atraer un mayor volumen de carga que puede ser enviada a través del mismo.


De esta manera, el puerto genera actividad y negocio, no sólo por las actividades logísticas que concentra en sus instalaciones, sino también, a consecuencia del creciente flujo de carga que llega a él. Al unir sinergias entre el puerto y la actividad logística se logran importantes economías de escala para los clientes y oportunidades de negocio y crecimiento para los puertos y Operadores Logísticos.

 

CIFRAS Y TAREAS PENDIENTES


Para muchos, el crecimiento de Chile se sustenta en el desarrollo portuario, sobre todo si se tiene en cuenta que más del 80% del Producto Interno Bruto, que sustenta el crecimiento de la economía nacional, se materializa a través del transporte marítimo y más del 195% por ciento de nuestras exportaciones se desarrollan por esta vía. Estos y otros muchos argumentos hacen más que evidente la importancia que tiene el mar para el desarrollo y sustentabilidad de nuestro país.


Lo anterior se refleja en resultados empíricos: las cifras de la carga movilizada por puertos chilenos durante el año 2013 se elevó por sobre las 138.897.955 toneladas métricas, cifra alcanzada por primera vez y que corresponde a un 5.5% sobre el año anterior y un incremento del 16% en los últimos 4 años. Con este indicador sólo se demuestra un hecho: El crecimiento de la actividad portuaria es real y va en ascenso.


No obstante, se insiste en que la capacidad de desarrollo de los puertos no ha evolucionado de la misma forma. En esta línea, no son pocos los que abogan por la modernización de los puertos y la puesta en marcha de un plan de inversión que permita más eficiencia a las operaciones. Con el objetivo de concretar éstos y otros anhelos, en agosto pasado, el Gobierno anunció un plan de inversión en los puertos chilenos que alcanzaría los US$ 1.400 millones en próximos cuatro años.

 

INVERSIÓN GUBERNAMENTAL


Durante el anuncio de la inversión que el actual gobierno proyecta para los próximos 4 años, el Ministro de Transporte y Telecomunicaciones, Andrés Gómez-Lobo, señaló que esta inyección de capital se orienta hacia la modernización de la infraestructura portuaria, “que se reflejará principalmente en la construcción del Terminal 2 de Valparaíso, el Puerto Central de San Antonio, pequeñas obras que se están haciendo en Talcahuano y la concesión del Terminal 1 de Iquique”.


En esta línea, la inversión de mayor magnitud en el sector se daría en el periodo 2020-2030, donde se desembolsarían
US$ 2.700 millones, que apuntarán a duplicar la capacidad portuaria instalada (alcanzando 6 millones de TEUS al año) con obras de gran escala en la mega zona central del país. Ahora bien, el gobierno aún no ha dilucidado la interrogante acerca de la ubicación del puerto a Gran Escala, donde supuestamente Valparaíso y San Antonio están compitiendo para llevar el proyecto a su zona, aunque hay expectativas de que ese desarrollo sea una iniciativa dividida entre ambas ciudades.


En tanto, más allá de las discusiones sobre las macro zonas, lo destacable es que las autoridades no sólo tienen clara la importancia que los puertos tienen para el desarrollo de nuestro país, sino también, que están dispuestos a invertir en ellos como forma de fortalecer la economía nacional. Esa es la real tarea que nos reúne a todos los actores sociales: la promoción y valoración de estas iniciativas.

  • 0 comentario
  • Visto 20693 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Tendencias