La apertura de nuevos mercados y la integración de Chile con las más grandes economías del Pacífico, reflejado en este Acuerdo Transpacífico, obliga al país a preocuparse del ámbito logístico de sus problemáticas y potenciar su desarrollo, en aras de una cadena logística de primeria línea.


Chile se ha caracterizado por contar con una economía “abierta al mundo”. Desde fines de la década de los 90, esta cualidad se vio relejada en los constantes Tratados de Libre Comercio a los que ha adherido el país con las principales economías del mundo; actos que potencian la apertura económica asumida.


Roberto Paiva_ed91_lgtTLC Canadá- Chile que entró en vigencia en julio de 1997 fue el primer acuerdo firmado por el país. Sin embargo, uno de los de mayor impacto ha sido el TLC con Estados Unidos (2004) y el AAE Chile-Unión Europea (2003) fundamentalmente por la magnitud de estos mercados.


¿Pero qué tienen en común estos y otros acuerdo comerciales? La respuesta está en la inserción de Chile al mundo. Esta ha sido el principal incentivo de las autoridades al momento de adherir a los tratados. No obstante, cada uno de estos acuerdos conlleva consigo además un desafío para la logística nacional, tanto del punto de vista público como privado.


Hoy, a 18 años desde que se firmó el primer TLC, Chile adhirió a uno de los acuerdos más grandes, desde que decidió abrir su economía y disminuir las barreras del comercio internacional, el Acuerdo Transpacífico o TPP, considerado la mayor área de libre comercio del mundo, constituida por 12 países de la cuenca del Pacífico (Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam).


La importancia del TPP para la economía chilena se debe a que engloba cerca del 40% del Producto Interno Bruto Mundial y el 11% de la población mundial, desafiando así a las empresas locales a insertarse en nuevos mercados.


CON LOS OJOS EN ASÍA-PACÍFICO


“Estamos complacidos porque se ha logrado un acuerdo muy valioso para Chile, resguardando nuestros intereses, pues va a permitir consolidar nuestra relación con la región Asia-Pacífico. El TPP definirá los acuerdos comerciales del siglo XXI. Seremos parte del esquema económico más grande y moderno del mundo, considerando que el TPP es la negociación plurilateral más importante de los últimos 20 años”, resaltó el canciller chileno Heraldo Muñoz, el pasado 5 de octubre, fecha en que Chile se sumó a este acuerdo.


Las palabras del ministro de Relaciones Exterior reflejan la importancia que esta zona tiene para la economía nacional, al ser –sin duda- un ambicioso proyecto de integración de la Región que considera áreas como: Acceso a mercados, reglas de origen, obstáculos técnicos al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, defensa comercial, competencia, compras públicas, servicios, inversiones, comercio electrónico, entre otros.


Los atributos del TPP como es el número de países involucrado y la población que eso significa, conlleva un inmenso desafío a la industria logística; un reto del punto de vista de la infraestructura como también de las operaciones propiamente tal; ante lo cual la industria chilena debe saber dar respuestas y aprovechar esta oportunidad.


A este respecto, Roberto Paiva, Director de la Dirección de Promoción de Exportaciones (ProChile), señaló a Logistec que los desafíos logísticos asomarán cuando empresarios y emprendedores comiencen a vislumbrar los beneficios de este Tratado.


“Hemos firmado este acuerdo que liberaliza el comercio entre las naciones miembro, lo que significa un desafío logístico tremendo”, enfatizó el director de ProChile.


En esta línea, Paiva reconoció que “en la medida que los empresarios y emprendedores descubran las oportunidades de negocio que se abren en este nuevo escenario se generarán mayores demandas logísticas”.


LA LOGÍSTICA AL DÍA


Responder a un alza en el comercio exterior chileno y la apertura de nuevos mercados es el reto que tiene la industria logística nacional.


Para Roberto Paiva, las nuevas demandas pueden pasar por “mayores rutas aéreas o mayor número de barcos. Las redes comerciales van a multiplicarse y las rutas e infraestructura chilena debe estar preparada”.


La oportunidad está ahí, ahora solo resta que Chile y su industria logística cuente con la capacidad de dar respuestas a un nuevo escenario comercial. Por años, se ha planteado a Chile como un “país plataforma” gracias a los acuerdos comerciales que tiene con las naciones de América Latina.


Según el director de ProChile debemos “tener conciencia de lo que eso significa para el mundo comercial. Ser un país de tránsito nos obliga a tener una red o cadena logística de calidad para responder a las demandas; y eso es un desafío grande, tanto estatal como privado”.


“La logística es fundamental para que el país de un nuevo salto en cuanto a desarrollo. Debemos preocuparnos ahora del tema logístico para solucionar problemas y así prepararnos para dar respuestas a este nuevo impulso del comercio exterior”, recalcó Paiva.


Es así como sólo con un proceso sistemático y persistente será posible alcanzar los beneficios que emana de esta nueva forma de vincular e integrar a Chile con las principales economías del Pacífico y fortalecer su competitividad.

  • comentario
  • Visto 9970 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares