bigstock-Aerial-view-of-complex-highway-12835244

Herramienta, requisito o sistema. Los conceptos anteriores pueden atribuirse, individualmente, a un sinnúmero de elementos, no obstante, en el escenario del comercio internacional actual, éstos convergen en un concepto superior: La Trazabilidad.


En una apreciación global, propuesta por el Parlamento Europeo, la trazabilidad se entiende como la posibilidad de encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución de un alimento (para uso humano o animal) o una sustancia destinada a ser incorporada en alimentos o con probabilidad de serlo. Bajo esta definición, también, se incluyen aquellos productos de tipo farmacológicos, destinados al consumo humano y animal.


Consecuentemente, según lo descrito por ProChile, institución dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores y encargada de promover las exportaciones de productos y servicios nacionales, "la trazabilidad o “rastreabilidad”, es un sistema que permite seguir la ruta de un producto, sus componentes, materias primas e información asociada, desde el origen hasta el punto de destino final o viceversa, a través de toda la cadena de abastecimiento".


trazabilidad Paula_MorenoFinalmente, teniendo en cuenta su valor instrumental, la trazabilidad es considerada una herramienta que permite satisfacer la necesidad que tiene el consumidor de saber cómo se han obtenido y procesado los alimentos o productos. Al mismo tiempo, esta herramienta permite a las empresas productoras y/o exportadoras visualizar de fórma óptima sus procesos, efecto ventajoso si se tiene en cuenta que, a partir de esta información, se pueden generar controles eficientes y mejoras continuas.


REQUISITO INTERNACIONAL, VALOR NACIONAL


Teniendo en cuenta la dinámica comercial actual, antes descrita, podemos establecer que la trazabalidad posee dos líneas de valor: una orientada hacia 'testificar' la inocuidad de los alimentos y/o productos de consumo humano o animal en el mercado nacional e internacional, y otra orientada a los procesos productivos en general, como herramienta que permita medir y controlar diferentes índicadores de la gestión.


Ahora bien, teniendo en cuenta la primera acepción, Carlos Cifuentes, Gerente General de GS1 Chile, organismo destinado -entre otros aspectos- a desarrollar y apoyar el uso de herramientas estándares de trazabilidad a nivel nacional e internacional, explicó que: "La lejanía a los mercados y la confianza que deben mostrar los productos hacen de la trazabilidad una necesidad imperiosa. En esta línea, Chile es un país abierto al mundo y, por lo mismo, su crecimiento económico dependerá de qué tan eficaz sea su comercio hacia los mercados globales".


Consecuentemente, Paula Moreno, Jefa del Subdepartamnto de Comercio Sustentable de ProChile, expresó que: "Si los exportadores incorporan la trazabilidad dentro de sus procesos pueden responder satisfactoriamente a los requerimientos de los mercados de destino en general y de los importadores en particular".


Ahora bien, para comprender la realidad exportadora chilena, expresó Moreno "durante este año ProChile realizó un estudio llamado “Estado del Arte en Materias de Sustentabilidad a Nivel Nacional e Internacional para Sectores Exportadores Seleccionados”, que entre sus principales conclusiones determinó una creciente tendencia internacional hacia requerir trazabilidad de procesos para lograr una adecuada cuantificación de los impactos ambientales y sociales, a través de todo el ciclo de vida del producto, más allá de atributos específicos y de la operación directa de la empresa productora. De allí la importancia de suscribir este tipo de procedimientos para garantizar la calidad de los productos chilenos", explicó.


Teniendo en cuenta lo dicho por los expertos, cabe preguntarse sobre el actual estado de desarrollo e implementación de sistemas de trazabilidad en el comercio nacional e internacional. En torno al comercio nacional, la ejecutiva de ProChile expresó que: "Si bien las empresas chilenas han reconocido la importancia de incorporar medios de verificación y trazabilidad para asegurar que sus alimentos y productos sean sanos y seguros, y también, muchos de los productores nacionales han comenzado incorporar tecnologías y procedimientos que les permitan transmitir confianza al consumidor final, es necesario que dichas acciones de mejora continúen perfeccionándose".


trazabilidad Carlos_CifuentesIgual reflexión hizo el Gerente de GS1 Chile, señalando que "la trazabilidad en el comercio interno se encuentra por debajo de los niveles que nos gustaría". No obstante, "cada día son más y más las empresas que consideran a la trazabilidad como elemento estratégico para su negocio, la industria de los alimentos es uno de estos ejemplos", agregó.


En el plano exportandor, en tanto, cabe destacar que a partir de la puesta en marcha de la Ley de Antibioterrorismo de Estados Unidos y del Reglamento N° 178 del Parlamento Europeo de 2002, la trazabilidad como herramienta de control y aseguramiento de calidad se ha tornado fundamental para otorgar garantías a los consumidores internacionales.


Teniendo en cuenta lo anterior, Moreno explicó que "ProChile, en su rol de promotor de las exportaciones nacionales, se ha preocupado de informar al sector privado sobre las necesidades o requerimientos de los mercados internacionales; es en este sentido que la trazabilidad de productos y alimentos como medio de verificación de la inocuidad y calidad son esenciales a la hora de exportar".
En lo específico, en tanto, el Gerente de GS1 Chile señaló que "El uso de trazabilidad con productos de exportación, generalmente, es mayor que en caso de comercio doméstico. Esto se debe a que dentro de los requisitos de importadores o compradores internacionales se encuentra la exigencia de que los productos estén acogidos a elementos básicos de trazabilidad GS1 (estándar internacional), antes o durante el proceso de comercialización".


VALOR INSTRUMENTAL


En las líneas precedentes, establecimos que los sistemas de trazabilidad tienen un valor instrumental ligado a la optimización de los procesos internos de las empresas. En esta línea, Christopher Pereira Zimmermann, Gerente General de Trazabilidad Chile, empresa dedicada a la asesoría de sistemas de trazabilidad, señaló que "los sistemas de trazabilidad permiten a la empresas ordenar sus procesos y relacionar ,entre si, los distintos registros de producción, aumentando de esta manera el valor de la información gracias a la posibilidad de visualizar y analizar el proceso productivo en forma macro, micro y holística al mismo tiempo".


Sobre este punto, Pereira destacó que al momento de adquirir soluciones tecnológicas en materia de trazabilidad, es importante que las compañías emprendan dicha inversión con un enfoque operacional, "como una herramienta integrada con funcionalidades de un ERP, de manera de reutilizar la información de compra de materia prima, ordenes de producción, almacenamiento, venta y despacho, etc. y que los reportes de trazabilidad se generen en forma automática a partir de esta información".


De lo expresado por Pereira se infiere el alto potencial que los sistemas de trazabilidad tienen en materia operativa, propiamente tal, ya que -por ejemplo-beneficia a los productores pues les permite ordenar los procesos productivos al interior de la empresa, tanto en los aspectos de gestión como de control, rentabilizando el negocio.


En este sentido, Cifuentes especificó que "en Chile se producen de manera constante miles de transacciones de importación y exportación de bienes y servicios entre cientos de empresas. Esto agrega complejidad a los procesos de negocio, por lo tanto, contar con un sistema de trazabilidad que sea estándar y reconocido por otros mercados, permite optimizar procesos de negocios a lo largo de toda la cadena de valor, desde los insumos básicos hasta los productos terminados en el mercado, logrando importantes ahorros en la cadena logística y un adecuado manejo de la información, uniformando y entregando un lenguaje global y reconocido en las diversas etapas de la producción y comercialización.


Sobre este punto, en tanto, Moreno agregó que "la trazabilidad es una herramienta de gestión compatible con certificaciones tales como HACCP, ISO (9000, 14000, etc.), y OHSAS 18000, entre otras. Asimismo, mejora la imagen y valor de la marca, y permite diferenciarse de la competencia, a través de la adopción de medidas eficaces tanto en la cadena de aprovisionamiento, producción y distribución, contribuyendo a la transparencia necesaria para los clientes finales".


CHILE EN EL ESCENARIO DE TRAZABILIDAD LATINOAMERICANO


En torno al desarrollo de esquemas de políticas e implementación de sistemas de trazabilidad para enfrentar los mercados externos, es pertinente saber cómo se posiciona Chile en comparación con sus pares latinoamericanos. Sobre este punto, la Ejecutiva de ProChile, señaló que: "Nuestro país ha adoptado los más estrictos e importantes sistemas de trazabilidad para asegurar la inocuidad de los alimentos y productos. Así, los procedimientos y métodos exigidos por mercados tales como Estados Unidos o la Unión Europea han sido incluidos dentro de la normativa sectorial respectiva".


A nivel gubernamental, agregó Moreno, "destacan la incorporación y fortalecimiento de normativas como el Programa Oficial de Trazabilidad Animal del SAG, el Programa de Aseguramiento de la Calidad del Sernapesca, y el Sistema Nacional de Inocuidad Alimentaria coordinado por ACHIPIA". El sector privado, en tanto, también ha desarrollado sus propias iniciativas, aseguró la Ejecutiva.


En un análisis más crítico, Carlos Cifuentes expresó que: "Chile, dependiendo de la industria, se encuentra en una posición similar a varios países de la región; sin embargo tiene una ventaja respecto al resto: las bases del actual sistema internacional de trazabilidad, conocido como GTC, fue desarrollado por GS1 en Chile, lo que permite que nuestro país sea la cuna de este sistema y posea un conocimiento de exportación".


Ahora bien, teniendo en cuenta que la tendencia mundial se orienta hacia los procesos de certificación en la elaboración de productos a lo largo de toda la cadena productiva, la implementación de tecnologías de trazabilidad a nivel nacional es, hoy por hoy, un requisito imponderable.


En este sentido, Cifuentes expresó que "Chile está llamado a ser líder en trazabilidad. El software y hardware utilizado en los sistemas de trazabilidad cada día se ha masificado más y con valores mucho menores, por lo que el costo de implementar un sistema estándar de trazabilidad es mucho menor que años atrás. En ese sentido, las inversiones apuntan hacia estos objetivos, puesto que de nada sirve a una empresa tener productos de alta calidad si no puede hacer seguimiento de su ruta, a sus proveedores y clientes, y mostrar esa información a sus clientes”.


Ahora bien, ¿Cómo se proyecta esta incorporación de sistemas de trazabilidad en Chile?. Según lo dicho por Moreno, "la proyección es creciente, pero va a ser difícil poder estimar tiempos definidos, ya que esto es variable dependiendo de cómo está la economía global, el tipo de producto, o condición de desarrollo de la empresa exportadora entre otras. (...) Sin embargo, podemos señalar que esta tendencia está creciendo y cada día hay más empresas que adoptan la trazabilidad en sus procesos, debido a las ventajas que representan para las mismas compañías en términos de análisis de puntos críticos y, las posibilidades en mejoras y/o eficiencias que se desprenden al llevar a cabo dicho análisis.


Por su parte, Cifuentes expresó que las empresas chilenas cada día están más abiertas al uso de trazabilidad estándar, "ya no es un lujo para unas pocas empresas premium, sino que conforma una necesidad para demostrar a los clientes que nuestro producto es tan bueno o confiable como dice ser, que permita hacer seguimiento -track and trace-, retiros de productos defectuosos de manera rápida, contar con tecnologías de identificación global o de radiofrecuencia, y tener una claridad acerca de su origen, ruta y destino en la cadena de valor".


Con todo, es claro que la trazabilidad, en cualquiera de sus acepciones, beneficia de forma transversal tanto a los consumidores, pues su implementación apunta a asegurar la inocuidad de los alimentos y/o productos que consumirá; como a aquellos que implementan esta herramienta, pues les permite ordenar los procesos productivos al interior de la empresa, lo que conduce a mejorar la calidad de los productos, a aumentar la productividad y con ello, disminuir los costos, rentabilizando su negocio. No por nada este concepto es considerado un factor determinante en el comercio global actual.

Modificado por última vez en Viernes, 26 Abril 2013
  • 0 comentario
  • Visto 31815 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Tendencias