El desempeño de las cadenas logísticas de valor internacional resulta ser un elemento central para el crecimiento económico y social de un país, y Chile no es la excepción, toda vez que la actividad exportadora nacional define nuestra actividad económica. En este contexto, la modalidad de transporte terrestre de carga internacional es una de las más relevantes para la actividad económica chilena, de ahí el interés por conocer cómo los actores de esta industria evalúan el actual momento que esta actividad vive.

 

Según cifras emanadas del Departamento de Estudios del Servicio Nacional durante el último periodo anual medido (enero-diciembre de 2017), el movimiento en las fronteras terrestres presentó un aumento de un 2,3% en la cantidad de vehículos (particulares, de pasajeros y de carga), lo cual fue equivalente a 95.516 vehículos más en relación a igual período de 2016.

En relación a la carga movilizada por las diferentes avanzadas fronterizas, la cifra alcanzó las 12.131.112 toneladas, un 4,5% superior a la registrada en el año 2016. Cabe destacar que los pasos por donde transitó el 61% de esta carga, correspondieron a Cristo Redentor en Los Andes y Chungará en Arica. Respecto del primero, es posible mencionar que su participación fue del 37%, donde los ingresos de carga superaron en un 43% a las salidas. Caso contrario ocurrió con Chungará, quien registró el 24% del movimiento total de carga y sus salidas superaron a los ingresos en 839.581 toneladas.

Las cifras precedentes ponen de manifiesto el primer factor de análisis relativo a las nuevas garantías que ofrece la reciente remodelación infraestructural del paso fronterizo Cristo Redentor de Los Andes, más conocido como Paso Los Libertadores. A este respecto, cabe destacar que las obras de remodelación iniciaron en mayo de 2017 y a la fecha observan cerca de un 80% de avances, proyectándose su inauguración para el primer semestre de 2019.

LA NUEVA CARA DE LA FRONTERA

Considerado el punto más álgido de tránsito terrestre de carga internacional, el Paso Los libertadores y su modernización ha pasado a ser -para los actores del sector- un factor determinante para hacer más eficientes los procesos de transporte terrestre internacional de mercaderías (exportación/importación).

En torno al proyecto de remodelación, éste consiste en la construcción de un nuevo Complejo Fronterizo en el Paso Los Libertadores, punto que atiende el mayor flujo de personas, vehículos y transporte de carga con Argentina (más de 4,3 millones de toneladas y sobre 1,5 millones de personas en tránsito), constituyéndose en la principal conexión terrestre entre Chile y el MERCOSUR y con un mercado potencial de 190 millones de personas.

En esta línea, cabe recalcar que según cifras emanadas del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), el comercio con los países que constituyen el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), representa 10,3% del total nacional, siendo el mercado brasileño el que absorbe 7 puntos porcentuales (unos US$9.000 millones) y Argentina 3 puntos, con algo menos de US$4.000 millones. En tanto, los otros integrantes del Mercado Común del Sur: Uruguay y Paraguay, representan solo un 0,3% del intercambio total de Chile. Por su parte, Perú constituye el 2,3% del comercio exterior de Chile, equivalente a poco menos de US$3.000 millones. Por cierto, cabe señalar que el intercambio con Mercosur y especialmente con Argentina y Bolivia se da por medios terrestres. De esa carga entre un 77% y un 79% se mueve por el Paso Los Libertadores en la V Región.

La iniciativa implica el reemplazo de las actuales instalaciones, ubicadas aproximadamente a 300 metros del actual complejo, a 3.000 metros sobre el nivel del mar, a 68 km. de la ciudad de Los Andes, en la Región de Valparaíso. Ahora bien, en cuanto a los beneficios del proyecto, según fuentes gubernamentales, “Estos están asociados a la disminución los tiempos de espera en cola de usuarios; mayor eficacia en el control migratorio de personas, control de mercancías (incluyendo sustancias ilícitas) y control fitozoosanitario; a la vez que implica potenciar el Programa de Integración con el resto de la Región de Sudamérica.

Considerando lo expuesto, representantes de la destacada compañía nacional de transporte terrestre Perrot, han manifestado que “una vez que se concrete el término de la construcción del nuevo complejo Los Libertadores, y comience con las operaciones, debiera impactar positivamente en el flujo de carga y de pasajeros, para el corredor bioceánico entre Chile y Argentina; lo que también beneficiaría a otros países de la Región, agilizando los procedimientos y dando mayor comodidad a los usuarios, que en distintas épocas pueden colapsar el actual sistema”.

En esta línea, Juan Monasterio, presidente de Agetich manifestó que “partiendo de la base que todo lo que existe es susceptible de ser mejorado, creemos que en el caso del Paso Los Libertadores, que es el principal cruce fronterizo del país, hoy se está en la dirección correcta para crear un moderno, eficiente y más cómodo complejo aduanero”. No obstante, el dirigente expresó que “dada su ubicación siempre tendremos presente el factor climático como un elemento muy importante que determinará la operatividad del mismo, por eso nuestra Asociación había solicitado se construyera en el sector de Guardia Vieja, en un zona de cota más baja y espacios suficientes para atender el alto flujo de camiones ingresados y egresados del territorio nacional, lo que también permitiría albergar sin problema un mayor número de camiones, los cuales cuando se cierra el paso quedan varados a un costado de la ruta, en condiciones infrahumanas para los conductores y de alto riesgo de siniestro para las mercaderías transportadas”.

En esta materia, expresó Monasterio, “deberíamos ver el ejemplo de Argentina y el complejo ubicado en la localidad de Uspallata, el cual cuenta con grandes áreas de estacionamiento con una infraestructura moderna para sus inspecciones y fiscalizaciones, donde se atiende exclusivamente el transporte de carga, ya que toda la atención de automóviles particulares y ómnibus se realiza en el complejo de Horcones en forma totalmente separada. Esto sin duda permite una mayor fluidez al complejo fronterizo y continuar operando durante períodos climáticos desfavorables”, concluyó.

LAS PROBLEMÁTICAS VIGENTES

Si bien el proyecto de remodelación del Paso Los Libertadores viene a representar un fuerte impulso para la actividad exportadora de transporte de carga terrestre, no es menos cierto que los actores del sector evidencian otros aspectos de relevancia a la hora de evaluar las problemáticas que deben enfrentar en la actividad diaria. En esta línea, Juan Monasterio, representante del gremio que reúne a las empresas dedicadas al Transporte de Carga Terrestre Internacional (TTCI) en el país (Agetich), destacó que de acuerdo a lo debatido en dicha entidad se identifican 3 fuentes de conflicto como las más relevantes en la actividad al día de hoy: Asimetría en la aplicación de controles en los países de la región; incertidumbre política y económica en los principales socios económicos del Mercosur (Argentina y Brasil); y la antigüedad promedio de flota y tecnología en las empresas nacionales.

En un desglose de los tres factores expuestos, Monasterio manifestó que, en lo relativo a la asimetría en la aplicación de controles en los países de la región, “el transporte de carga por carretera se encuentra enmarcado en el Acuerdo sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT), y a pesar que éste fue suscrito por las autoridades del área de cada uno de los países miembros, las fiscalizaciones de cada país son notoriamente distintas”.

Según el vocero de Agetich, Chile está dentro de los que tienen una fiscalización prácticamente nula a las empresas extranjeras que ingresan al territorio nacional, lo que se contrapone con el control riguroso que se aplican en las fronteras de cada país en que transitan camiones nacionales. “En los viajes hacia Brasil, Uruguay o Paraguay debemos cruzar por territorio argentino, y se aprecian distintos criterios de aplicación al ATIT según la frontera que se trate. Un ejemplo puede ser el hecho de que recientemente las autoridades argentinas implementaron la digitalización de toda la documentación relativa a los permisos y procesos aduaneros, y lo que se suponía generaría mayor rapidez y facilidad en el tránsito internacional en la práctica se ha visto entorpecido por trámites más lentos, centralización de procesos y decisiones que generan malestar con exportadores/importadores, mayor costo en el servicio y merma en la productividad de la flota”, explicó.

En torno al segundo factor: Incertidumbre política y económica en los principales socios económicos del Mercosur, Monasterio manifestó que “la reciente elección del Presidente Bolsonaro en Brasil y las elecciones presidenciales del próximo año en Argentina han generado un clima de incertidumbre en los mercados de ambos países, en relación a cuál será el rumbo que tomarán las autoridades máximas en materia de comercio exterior e integración regional. Las inversiones que realizamos en flota, tecnología y contratación de personal dependen de estas decisiones, y cuando existe un futuro incierto como hoy lo natural es tender a postergarlas hasta contar con más claridad”, explicó el vocero.

Ahora bien, desde el punto de vista económico tanto Argentina como Brasil están pasando por ciertos aprietos en su política fiscal y monetaria, lo que también tendría -según Monasterio, un efecto en la actividad de TTCI. “Argentina, hoy por hoy, está con una inflación anual que supera el 40%, una precaria estabilidad de su moneda local basada en una altísima tasa de interés que ronda el 65% anual. Sin duda, eso repercute en la capacidad de financiamiento y de inversión de los Exportadores/Importadores, lo que merma la actividad de nuestra industria también. La desvalorización de sus monedas hace que las empresas de Transporte de esos países se tornen más competitivas, reduciendo aún más las posibilidades de nuestros asociados de expandir su actividad comercial”, manifestó.

Finalmente, en torno al tercer factor: Antigüedad promedio de flota y tecnología en las empresas nacionales, el vocero de Agetich explicó que “el panorama descrito anteriormente nos obliga a contar con un servicio de calidad que nos permita estar bien posicionados en el Mercado. No solo competimos entre empresas chilenas, sino con grandes Compañías Transportadoras de Brasil y Argentina principalmente”; de ahí que -según Monasterio- los actores del rubro “debemos manejarnos de manera muy fina en materia financiera, sorteando los vaivenes de las condiciones económicas de los países vecinos además del nuestro, invirtiendo en renovación de flota y tecnología que nos ayude a diferenciarnos y ser los elegidos por los clientes de nuestro país y conquistando mercado en los otros países que estamos transitando. Es vital para nuestra supervivencia ser altamente competitivos”, puntualizó.

Siempre en torno a las problemáticas, voceros de Empresas Perrot destacaron la necesidad de contar con más pasos fronterizos habilitados para la actividad exportadora. A este respecto, desde la empresa manifestaron que “tener solamente dos Pasos Internacionales con capacidades relativas para atender el flujo de carga internacional (Los Libertadores y Cardenal Samoré), en donde el primero en época invernal, sufre el rigor de las condiciones climáticas adversas, derivando muchas operaciones hacia el segundo, dificultan la Logística y encarecen los fletes. La habilitación de un segundo túnel a baja altura en la zona podría ayudar bastante”.

LA (IN) SEGURIDAD DE LA RUTA

Por cierto, uno de los aspectos más abordados respecto a la actividad de transporte terrestre de carga tiene relación con la seguridad vial, considerando que es este eslabón de la cadena uno de los más frágiles.

A este respecto, Juan Monasterio explicó que lamentablemente en el último tiempo se ha visto un notorio incremente en los siniestros sufridos por robos de los conocidos como “Piratas del Asfalto”. “En el extranjero esta modalidad de robos existe hace varios años, pero en Chile comenzaron a cobrar fuerza obligando a mejorar las medidas de seguridad también en el tramo nacional”, comentó el vocero.

Según explicó el vocero, las mercaderías de alto valor comercial y fácil venta son las más preciadas por estas bandas antisociales. Carne, Pescados, Artículos Electrónicos, y otros similares, son parte de lo que buscan habitualmente, con equipos tecnológicos de última generación que permiten burlar en algunos casos las protecciones que cuentan los vehículos.

“Dada esta nueva realidad, estamos trabajando a nivel nacional con el Ministerio del Interior y los pares internacionales en proporcionar información y coordinar actividades que mitiguen este riesgo. No es una tarea sencilla, pero entre nuestros asociados estamos convencidos que trabajando en conjunto y con canales de comunicación expeditos podemos ayudarnos y enfrentar este lamentable flagelo”, puntualizó Monasterio.

RECURSO HUMANO CAPACITADO

Finalmente, otro punto de inflexión para la industria del TTCI guarda relación con la preparación todos los profesionales que intervienen en estas operaciones. En este punto, desde Empresas Perrot manifestaron que el RR.HH. posee una “importancia Fundamental para la actividad”. “Personal idóneo, calificado y empoderado en sus funciones, es imprescindible para el normal desarrollo de las operaciones de carga terrestre internacional, tanto en las funciones administrativas como operativas”.

Al respecto, el vocero de Agetich agregó que “la complejidad de las operaciones involucradas en los procesos de tránsito internacional hace que el personal idóneo para desarrollar las actividades que requerimos sea más escaso de lo que pueda suponerse”. Y es que no sólo se trataría de contar con buenos Conductores, sino también es fundamental ofrecer todo un soporte administrativo/comercial que en la práctica debe ir formándose con el quehacer diario.

En relación a los conductores, específicamente, Monasterio sostuvo que “su rol es fundamental en el desarrollo de las Empresas, ya que además de estar capacitados para manejar equipos que tienden a ser más modernos que la media nacional, también deben tener conocimiento de la legislación de tránsito de otros países, conocer los trámites para cruzar las fronteras donde viajan, tanto en lo personal como la parte documental de la unidad en que se movilizan y de las mercaderías que transportan. Además, en muchos casos son la cara visible de la Empresa, por lo que su presentación personal y trato con proveedores y clientes es de suma importancia”.

Igual visión presentaron desde Empresas Perrot, argumentando que a los conductores se les confía la carga, de ahí que de deban estar capacitados permanentemente sobre temas de conducción responsable y segura”.

  • comentario
  • Visto 209 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias