Freight Management

Freight Management

paro portuario

Tras las movilizaciones que sindicales que detuvieron las operaciones de exportación y descarga en buena parte de los puertos de Chile, la sensación de vulnerabilidad del mercado ante estas situaciones fue percibida por los distintos sectores empresariales involucrados , tales como exportadores , importadores, navieras y embarcadores.

puerto miami

El ejecutivo recalcó, en el marco de su visita a Chile, que la disminución de costos y tiempos más la amplitud de mercados y la conectividad son, hoy por hoy, las cartas de presentación de las instalaciones de Puerto Miami para atraer las operaciones de las empresas chilenas.

bigstock-Cargo-containers-29397476

Modernizaciín de las agencias de aduanas: Una tarea pendiente en la cadena logística. Hacer mís eficiente el proceso de internalizaciín o externalizaciín de los servicios de transporte es un aspecto que los propios agentes de aduanas reconocen lento. Sin embargo aseguran estar trabajando para entregar un servicio de calidad, aunque la normativa legal es lenta.

sgt ed75 1

Disminuir los tiempos de entrega, monitorear la carga desde el punto de partida al destino y entregar mayor seguridad al cliente, son las principales características que hacen de esta aplicación tecnológica un aporte en los puertos.

A fines de julio pasado, el Servicio Nacional de Aduanas publicó un completo informe que detalla los aspectos claves en torno al proyecto de Plataforma Logística y de Negocios del Comercio Exterior de la Región del Bío-Bío y la Macro Zona Sur, liderado por la Mesa Público Privada para el fomento de esta área de desarrollo.

Barco-2 b

En el marco de la Agenda de Impulso Competitivo (AIC) impulsada por el Gobierno se presentó en el Congreso el proyecto de ley que busca la apertura unilateral del cabotaje marítimo, ofreciendo un tratamiento tributario a las naves con banderas extranjeras, igual al de las nacionales con lo que se prevé una disminución de las tarifas de transporte y a la vez un aumento en la actividad.

El desarrollo de tecnologías de iluminación implica varios beneficios, entre ellos, mejor calidad de luz, ahorro por mayor durabilidad de los equipos, ahorro en consumo eléctrico, reducción de emisiones de CO2 por menor consumo y generación de argumentos medioambientales para posicionar a las compañías en la ruta de la sustentabilidad al reducir la huella ecológica de sus operaciones.

Este nuevo paradigma urbanístico se desarrolla con el objetivo específico de incrementar la calidad de vida de sus habitantes, gracias al diseño de mejores viviendas, eficientes servicios de transporte urbano, mayor acceso a tecnologías, etc. Sin embargo, a estos aspectos, se suma otro menos reconocido pero de gran importancia, la llamada Logística Urbana, elemento clave para el desarrollo competitivo de las ciudades.

En la actualidad, la idea de ‘gran ciudad’ es muy diferente de lo que era hace unos años, principalmente por factores como la sobrepoblación y consumo. Y es que más de la mitad de la población mundial vive en entornos urbanos, razón por la cual se han generado muchos elementos contaminantes como el tráfico, polución, altísimos niveles de consumo de energía; y, por otra parte, se han intensificado trastornos sicológicos tales como, estrés, ansiedad o depresión.

Es ante esta problemática mundial que actores gubernamentales y privados de múltiples áreas han confluido en la discusión sobre cómo mejorar la habitabilidad de las grandes ciudades y en la creación de sistemas que optimicen el consumo y que mejoren la gestión de los servicios en las mismas, contexto en el cual ha nacido un nuevo paradigma urbano denominado: Ciudades Inteligentes.

Ahora bien, si nos atenemos a una definición podemos considerar a una ciudad como ‘inteligente’ una vez que las inversiones en capital humano y social, y en infraestructuras de comunicación tradicionales (transporte) y modernas (TI), fomentan un desarrollo económico sostenible y una elevada calidad de vida, con una sabia gestión de los recursos naturales por parte de los entes gubernamentales.

Sin embargo, en la práctica, los diferentes foros académicos y gubernamentales que han debatido sobre este paradigma han dirigido la mirada al diseño urbanístico amigable con el medio ambiente, es decir una ciudad comprometida con su entorno, con elementos arquitectónicos de vanguardia, y donde las infraestructuras están dotadas de las soluciones tecnológicas más avanzadas para facilitar la interacción del ciudadano con los elementos urbanos, haciendo su vida más fácil.

De esta forma, en los actuales proyectos de ciudades inteligentes que se han puesto en marcha -principalmente en el continente europeo- destacan iniciativas como: e-Gobierno y participación ciudadana, puesto en marcha en las ciudades de Tampere y Alburquerque; Turismo y actividad cultural, desarrollados en Paris, Londres y Salzburgo; Eficiencia y gestión energética, implementado en Málaga y Amsterdam; y Sanidad y atención personal, implementado en París y Granada.

OPERACIÓN LOGÍSTICA, FACTOR X

En vista y considerando que este nuevo paradigma urbanístico se ha movido –principalmente- en áreas relativas ‘al cotidiano’ del ciudadano, con el objetivo específico de incrementar su calidad de vida gracias al diseño de mejores viviendas; eficientes servicios de transporte urbano y servicios sociales; mayor y más eficiente acceso a tecnologías, etc. es importante saber si, en la discusión y diseño de las mismas se ha tenido en cuenta un factor no menor que incide específicamente en la calidad de vida de los ciudadanos, como lo es: La logística y distribución de mercaderías al interior de los centros urbanos.

En este sentido, como se ha especificado, son los gobiernos aquellos llamados a abrir la discusión sobre el diseño inteligente de sus ciudades, por lo que la temática del transporte sostenible, limpio y energéticamente eficiente, se ha orientado, principalmente, al transporte público de pasajeros, con lo que se ha desplazado la discusión sobre el impacto que las operaciones logísticas de transporte de carga tienen en el devenir diario de las ciudades, aplazando, con ello, la búsqueda y el diseño de soluciones a esta problemática.

En esta línea, Laura Wynter, Research Scientist del IBM Watson Research Center, especialista en el campo de la optimización y el modelado de transporte urbano explicó que “desde este punto de vista, si bien el tráfico de camiones de carga al interior de las ciudades es, en su mayoría, regulado legalmente para minimizar su impacto negativo en la ciudad, esto no implica que se desarrollen temáticas de logística de transporte de carga.

Teniendo en cuenta el caso de New York, sus autoridades no han incursionado en programas de transporte logístico inteligente o eficiente dado que estas materias benefician o conciernen –principalmente– a las compañías que entregan o requieren servicios logísticos y no a la ciudad en general”.

Y agregó que “no hay que olvidar que los proyectos de ciudades inteligentes a nivel mundial son desarrollados y financiados por los gobiernos de un país o por las autoridades de las ciudades –como en el caso de New York- por lo que ellos priorizan el bienestar de sus ciudadanos”.

Lo anterior nos lleva a la siguiente pregunta ¿Por qué invertir en ciudades logísticamente viables? Y, consecuentemente a ¿Quiénes son los que deben invertir en estas materias?.

En torno a la primera incógnita, es preciso señalar que el traslado de mercaderías al interior de los centros urbanos –también llamada Logística Urbana (LU)- y su impacto en la calidad de vida de los habitantes ha sido materia de estudio, principalmente en torno al factor ambiental.

En esta línea, El Clean Air Institute (CAI), ONG creada bajo acuerdo entre el Banco Mundial y los miembros de la Iniciativa de Aire Limpio para Ciudades de América Latina (IAL-CAL), ha sido una de las precursoras en el fomento de modos de transporte sostenibles mediante la transformación del movimiento de personas y mercancías en las ciudades, teniendo en cuenta que, desde la perspectiva de la ciudad, el transporte de cargas constituye una de los componentes de la movilidad urbana, que afecta y es afectado por los otros.

De esta forma, el CAI ha determinado aquellos problemas y desafíos en torno a la Logística Urbana, los que se enmarcan principalmente en la mitigación de cuatro impactos negativos claves:

Congestión: La presencia de numerosos vehículos de carga, afectan y son afectados por la congestión. De esta forma, se puede apreciar que áreas con grandes obras de construcción se encuentran seriamente congestionadas por el tráfico de vehículos pesados.

Emisiones: Aspectos como la alta proporción de vehículos antiguos, operando en condiciones desfavorables o, simplemente la presencia indiscriminada de vehículos de carga al interior de los núcleos urbanos, ciertamente contribuyen al incremento de las emisiones de dióxido de nitrógeno y gases de efecto invernadero. En torno a este aspecto, las ciudades portuarias e industriales se ven especialmente afectadas por el sector del transporte de mercancías y la logística.

Ruido: La llamada contaminación auditiva es otro factor de gran impacto, particularmente en centros de carga y descarga (estacionamientos de camiones, terminales portuarias, centros de maniobras).

Degradación del Espacio Urbano: Aspecto referido a la depreciación de valores del suelo urbano, debido a la confluencia de los aspectos antes señalados.

En torno a las soluciones que pueden implementarse en estos ámbitos, el CAI ha especificado seis posibles soluciones:

1. Crear plataformas de logística que integren el intercambio, el comercio y la industria, la logística, servicios y compañías de transporte, como por ejemplo en centros de distribución urbana, que ofrezcan terminales logísticas, espacio de almacenamiento o muelles de carga.

2. Definir normativas coherentes para acceder a las zonas urbanas con vehículos comerciales de reparto de mercancías, por ejemplo, sólo a determinadas horas o permitiendo el acceso únicamente a vehículos que cumplan niveles de emisiones específicos.

3. Sensibilizar a la población, ya que así se puede influir en el modo en que los comerciantes y minoristas gestionan sus modelos de reparto de mercancías. Los comerciantes y minoristas, por su parte, puede ejercer presión sobre los transportistas y distribuidores de mercancías.

4. Elaborar mapas de transporte y señalización para indicar las rutas de mercancías más aptas para las áreas clave de una ciudad y donde se señalen obstáculos y zonas que deben evitarse, como puentes de poca altura, curvas muy ajustadas, calles estrechas, zonas residenciales, zonas peatonales, etc.

5. Gestionar los espacios de estacionamiento para carga y descarga de mercancías en una zona. Introducir tecnologías con Sistemas de Transporte Inteligentes (STI) o sistemas de coordinación logística a través de Internet que permitan planificar el transporte con más eficacia y lograr un factor de carga superior.

Con la implementación de las medidas mencionadas surgiría la posibilidad de generar ciudades inteligentes y logísticamente viables, en las cuales convivan en armonía actividades recreativas, de consumo y productivas. Si bien las empresas de abastecimiento de todo tipo han tendido a establecer sus centros de distribución o emplazamientos logísticos en la periferia de las ciudades, no hay que olvidar que la distribución de mercaderías al interior las mismas es una actividad irrenunciable y determinante en la competitividad de las ciudades y en la calidad de vida de sus habitantes.

En efecto, establecer una sólida asociación entre todas las partes interesadas para acordar actividades concertadas y armonizadas para el reparto de mercancías en la ciudad es sólo una de las claves de éxito. En este contexto, Wynter señaló que es de suma importancia la colaboración gubernamental con el sector privado en aras de subvencionar iniciativas de este tipo y en la creación de normativas relativas al traslado de mercaderías.

Consecuentemente, Oscar Figueroa, académico del Centro de Estudios Urbanos de la Pontificia Universidad Católica de Chile, señaló que “si bien la actividad de distribución es materia privada, los costos de implementar tecnologías de comunicación o monitoreo de flota, renovar el parque automotriz o diseñar nuevas rutas de entrega es alto, por ello, el gobierno debe apoyar a aquellos que tengan este tipo de iniciativas”.

CHILE, RECONSTRUCCIÓN Y PUERTOS ESTRATÉGICOS

En muchos casos, la ocurrencia de desastres naturales de alto impacto, tales como inundaciones o terremotos, son eventos que traen consigo la oportunidad de ‘hacer las cosas mejor’. Es en este plano que, el terremoto y maremoto que azotó a la zona centro sur de Chile, viene a ser el punto de partida para diferentes iniciativas gubernamentales orientadas no sólo a la reconstrucción sino también a entregar más valor a las zonas devastadas.

“Evidentemente, las iniciativas en torno al sector logístico no ha tenido el impulso que se quisiera,, debido a que se han priorizado otros aspectos como la vivienda y servicios básicos, sin embargo, estamos a tiempo para hacer cambios que sean significativos en materia logística”, explicó Figueroa.

En este contexto, si tomamos el ejemplo de Talcahuano, tenemos que existen cualidades naturales y estratégicas que hacen de este puerto un emplazamiento con altas posibilidades de convertirse en una ciudad logística, orientada específicamente a esta actividad y en la que puede desarrollarse un sistema de transporte multimodal. A su vez, para los habitantes de este puerto un proyecto de esta envergadura significaría un cambio muy positivo, por ejemplo en términos de empleabilidad”.

Por su parte, Wynter señaló que “un proyecto de este tipo no sólo contribuye en términos de empleo, sino también el desarrollo de las ciudad en torno a una actividad específica, que comprende altos niveles de inversión tecnológica y de infraestructura”.

Ahora bien, teniendo en cuenta la realidad nacional, el desarrollo de ciudades inteligentes asociadas a la industria logística representa una oportunidad para otras ciudades chilenas, en especial, ciudades puerto cuya vocación e inserción en la economía nacional o internacional ha sido afectada por los nuevos patrones de desarrollo, por ejemplo, Arica o Valparaíso.

En esta línea, Figueroa explicó que “la posibilidad de instalar en ellas funciones vinculadas al transporte y sus servicios implica el desarrollo de una serie de actividades que promueven encadenamiento aguas arriba y aguas abajo que pueden generar fuertes dinamismos locales”.

Es decir, ciudades inteligentes con inserción en la logística que permitan desarrollar y modernizar sus antiguos terminales de transporte (puertos, estaciones, terminales) pero también activar el sector financiero vinculado al transporte, los seguros y la publicidad, las empresas de forwarding y transporte multi e inter modal, la informática y las comunicaciones, funciones administrativas del estado, en todos los aspectos vinculados al transporte y a la integración de la región de que se trate.

A su vez, el académico del Centro de Estudios Urbanos de la Pontificia Universidad Católica de Chile destacó que “las ciudades que concentren todo este conjunto de actividades conocerán también un desarrollo urbano asociado con estas actividades: renovación urbana y crecimiento del parque de viviendas. Esto, para atender demandas de nuevos residentes que lleguen a ella, desarrollo comercial vinculado a las nuevas demandas de consumo de estos nuevos residentes, establecimientos de educación y de capacitación que se vinculan además con las nuevas necesidades de la ciudad”.

En tanto, la envergadura de este tipo de proyectos hace que sólo se puedan abordar con suficientes garantías de éxito desde un sólido compromiso entre las instituciones públicas –para su financiación– y el sector privado para su impulso. Ambos necesarios para la investigación y diseño de las soluciones que proporcionen las funcionalidades requeridas y aseguren su viabilidad tecnológica.

Página 9 de 13

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias