Buscar los espacios existentes para ir desarrollándose y creciendo en sus determinados mercados es la principal tarea de las pequeñas y medianas empresas. Mientras tanto, generar las condiciones para ese desarrollo es tarea de todos: públicos y privados, considerando la importancia que las Pymes tienen para la economía chilena. Este acuerdo es presentado como una oportunidad para el crecimiento de este sector, considerando las características del mercado brasilero.

 

Entre enero y agosto de este año, el intercambio comercial entre Chile y Brasil fue de US$6.808 millones (variación de 21%, en relación con el mismo período del año 2017). Las exportaciones chilenas hacia Brasil totalizaron US$2.297 millones (4,7% más que el año pasado). Mientras que las importaciones chilenas desde Brasil ascendieron a US$4.511 millones (tasa de crecimiento de 31%).

Por otra parte, es importante mercado es considerado además un destino clave para las pymes nacionales. De las 3.578 que exportaron al mundo el 2017, 10% registró envíos a Brasil. En tanto, en materia de inversiones, Brasil es el principal receptor de la inversión directa de Chile en el exterior, con un stock acumulado de US$35.253 millones (período 1990-2017), a través de 150 empresas que desarrollan unos 290 proyectos, lo que equivale a un 29,5% del total de las inversiones chilenas directas en el mundo.

Dichas cifras reflejan, en parte, la relación comercial entre ambos países y comprender las expectativas que genera el recién firmado Acuerdo de Libre Comercio entre Chile-Brasil. El acuerdo alcanzado el pasado mes de noviembre, se logró tras una negociación en tiempo récord entre ambas naciones. “Pocos acuerdos de libre comercio en el mundo se han iniciado, negociado y firmado en un plazo tan breve de tiempo, lo cual constituye probablemente un record”, dijo el presidente Sebastián Piñera, al suscribir el acuerdo junto al mandatario brasileño Michel Temer, en Palacio La Moneda.

El tratado, que tardó tan solo 6 meses en ser negociado, viene a actualizar el Acuerdo de Asociación Económica (ACE), vigente entre los dos países desde hace 30 años y la asociación chilena al Mercado Común del Sur (Mercosur) – del cual Brasil forma parte junto a Uruguay, Paraguay y Argentina- y que libera de aranceles por completo el comercio bilateral. El nuevo acuerdo viene a fortalecer la red de tratados de libre comercio con los que cuenta Chile y que ya suman 26 acuerdos con 64 países.

LOS ATRACTIVOS DE UN GRAN MERCADO

Con más de 210 millones de habitantes, Brasil es el mercado más importante de la Región. Su capacidad y tamaño lo han transformado en un atractivo para cientos de empresas. Si bien, no podemos olvidar la contracción económica que vive el gigante latinoamericano, sus repercusiones parecen no afectar fuertemente los anhelos de las empresas extranjeras. Así, sustentado en las características de su mercado y en su tamaño, Brasil se ha posicionado como un destino clave para las Pymes nacionales, tal como lo reflejan las últimas cifras. En 2017, 3.578 pymes chilenas exportaron al mundo, entre ellas, un 10% registró envíos a Brasil. Es decir, 345 empresas.

Por este motivo, el nuevo ALC con Brasil genera expectativas. “El acuerdo negociado, un hito por su amplia cobertura en distintas áreas y nivel de ambición, será un gran apoyo para las pymes nacionales. Latinoamérica, por su cercanía cultural y geográfica, es el destino preferido de las pequeñas y medianas empresas, y Brasil constituye un mercado clave”, asegura Rodrigo Yáñez, director general de la Direcon, una vez conocido el Acuerdo.

Para hacerse una idea del alcance del acuerdo, según el Servicio de Impuestos Internos (SII) indican que un 84% de las empresas chilenas son parte del segmento de micro, pequeña y mediana empresa. En tanto, cifras oficiales señalan que en Brasil existen alrededor de 15 millones de compañías que son miembros de este sector.

DETALLES DE UN ACUERDO

El ALC entre Chile y Brasil cuenta con un total de 23 capítulos, entre los cuales se abordan áreas como telecomunicaciones, comercio electrónico y de servicios, medio ambiente, laboral, genero, Pymes y cooperación económica. En cuanto al capítulo de pymes como tal, el acuerdo incluye aspectos que se espera tengan efectos directos en beneficios de las pequeñas y medianas empresas nacionales como por ejemplo, el de Compras Públicas. Dicho acuerdo permitirá que proveedores chilenos de pymes puedan participar en licitaciones en Brasil, con el mismo resguardo y trato que una empresa de ese país.

Las implicancias de este acuerdo se reflejan, fundamentalmente en los alcances que tiene la economía brasilera donde el mercado de compras públicas representa entre un 10% y 15% de su Producto Interno Bruto (PIB), lo que representa una gran oportunidad para las empresas chilenas .


Con respecto al relacionado al e-Commerce se espera también tenga beneficios para las pequeñas y medianas empresas. “Contempla normas que establecen el libre flujo de datos y la prohibición de exigir localización de servidores, así como el reconocimiento de las firmas electrónicas emanadas de ambos países conforme a sus leyes nacionales, lo que generará una disminución significativa en los costos de operación para las pymes”, aseguró Yáñez.


Asimismo, este acuerdo se espera promueva el comercio electrónico, facilitando así la operación de los proveedores de servicios y productos digitales chilenos. Entre las voces que defienden la firma de este acuerdo se escucha frases apuntando a la oportunidad que tiene Chile de ingresar con aún más fuerza a un gigante como Brasil, haciendo además referencia a los beneficios que traería esta apertura que para algunos se traduce – o esperan que se traduzca- en desarrollo y crecimiento para el mercado chileno.


Dentro del marco del acuerdo, también se estableció la creación de un Comité Mipyme. Este tendrá a su cargo la promoción y el seguimiento de las actividades acordadas. Por ejemplo, el intercambio de información relevante, implementar programas de trabajo y evaluar periódicamente los avances, entre otras responsabilidades. Es importante destacar que este comité estará conformado por la División de Empresas de Menor Tamaño del Ministerio de Economía de Chile, mientras que por parte de Brasil, participará el Departamento de Apoyo a la Micro y Pequeña Empresa del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios y por el Departamento de Inversiones del Ministerio de Relaciones Exteriores.


Brasil por siempre ha sido considerado un mercado competitivo y ahora ante próximo cambio de gobierno, donde asumir el nuevo mandatario Jair Bolsonaro, el crecimiento económico de este gigante americano y la competitividad de su industria está en entredicho. Las medidas que tome el nuevo presidente serán clave para vislumbrar el camino que las empresas chilenas deberán transitar en función de mejorar su posicionamiento en la siempre complejo mercado brasilero.


Si bien, la entrada en vigencia del ALC con Brasil abre un espacio PARA las pequeñas y medianas empresas chilenas sus efectos en el desarrollo de éstas aún está por verse. ¿Quiénes podrán asumir estos desafíos? La respuesta está en aquellas pymes exportadoras o de servicios que tengan la capacidad de responder con conocimiento, calidad, equipo, modernización, digitalización y tecnología.

  • comentario
  • Visto 95 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias