Imprimir esta página

En abril pasado, Red Megacentro fue certificada por B Lab como Empresa B, convirtiéndose en la primera compañía chilena de bodegaje en ser reconocida por este organismo internacional. Con esto, se une al movimiento global de empresas y personas que buscan construir una nueva economía, usando la fuerza del mercado para resolver problemas sociales y ambientales a nivel local y global.

“Ser una mejor organización para el mundo”. La premisa expuesta es uno de los pilares que sustenta al denominado “Movimiento B”, una tendencia que se ha venido consolidando en el sector empresarial a nivel global y que tiene como objetivo cambiar la forma de hacer ‘empresa’, redefiniendo el sentido de lo que se conoce como “éxito empresarial”.


LUIS FELIPE ed112En lo específico, aquellas organizaciones que alcanzan la categoría de “Empresa B” se comprometen a cumplir con los más altos estándares en términos de desempeño social, ambiental, transparencia y responsabilidad empresarial, con el objetivo de crear valor para la sociedad, generando un triple impacto positivo en materia económica, social y medioambiental.


A este respecto, según datos aportados por B Lab, organismo internacional sin fines de lucro, creador del movimiento y encargado de otorgar la certificación de Empresa B a nivel mundial, “en la actualidad existen más de 2.800 Empresas B a nivel mundial que pertenecen a más de 130 industrias diferentes, en 60 países”. En Chile, en tanto, existen más de 140 empresas que han alcanzado la Certificación como Empresa B. De hecho, nuestro país lidera la participación en este movimiento a nivel latinoamericano, seguido de Brasil, Argentina y Colombia.


En este contexto, cabe destacar que en abril pasado y tras un riguroso proceso de medición y trabajo, Red Megacentro - una de las compañías pioneras en el negocio de logística y bodegaje a nivel nacional- alcanzó la categoría de Empresa B, convirtiéndose en la primera empresa chilena del rubro en ser reconocida por el organismo internacional.


A este respecto, Luis Felipe Lehuedé, Gerente General de Red Megacentro, manifestó que “estamos muy orgullosos de ser una Empresa B Certificada y formar parte de este movimiento global de empresas y personas que usan la fuerza de los negocios para desarrollar una economía más inclusiva y sostenible”, agregando que “ser una Empresa B Certificada refuerza nuestro compromiso por dar soluciones concretas y sostenibles a los problemas de nuestro entorno”.


CAMBIANDO LA FORMA DE ‘HACER EMPRESA’


Consultado respecto a los motivos que los llevó a emprender el proceso de certificación para alcanzar la categoría de Empresa B, el Gerente General de Red Megacentro comentó que “siempre tuvimos el anhelo de formar un negocio diferente; una compañía que no sólo se enfocara en generar ingresos, sino también, ser un agente de cambio para el país a través de sus operaciones”.


De hecho, desde sus inicios -en 1995- Red Megacentro ha buscado contribuir al desarrollo de espacios urbanos sostenibles, inclusivos y seguros, a través de una red de centros de negocios, infraestructura logística y de servicios innovadores y de excelencia.


Dicho propósito se ha traducido en iniciativas concretas a lo largo de su historia, entre las que destacan el desarrollo de más de 30 proyectos inmobiliarios de reciclaje urbano, tanto en Chile como en Perú y EE.UU., países en los que tiene operaciones; el trabajo estrecho con las comunidades cercanas a sus proyectos y la realización de importantes inversiones en materia de eficiencia energética en la construcción de sus centros logísticos y núcleos empresariales; iniciativas que la hacían –sin saberlo- candidata ideal para obtener la categoría de Empresa B.


“Compartíamos en nuestro ADN de negocios, las directrices que este movimiento global promueve”, comentó Luis Felipe Lehuedé. De ahí que al conocer más acerca de este movimiento, Red Megacentro decidiera dar el paso y trabajar para obtener la Certificación.


En este camino, explicó el ejecutivo, “Red Megacentro se sometió a un riguroso y detallado proceso de evaluación respecto de los impactos positivos de nuestra empresa en cinco áreas: trabajadores, gobernanza, medioambiente, comunidad y clientes”, señalando que, “además, la entidad Certificadora realizó una estricta evaluación de nuestro modelo de negocio, en aras de establecer que cumplíamos con los requisitos para ser una Empresa B Certificada”.


Según explicó el Gerente General de Red Megacentro, una de las acciones clave que debieron emprender para alcanzar la certificación fue la modificación de sus estatutos, “incorporando cláusulas a partir de las cuales nos comprometemos a considerar a los trabajadores, la comunidad y el medio ambiente de manera vinculante en la toma de decisiones de nuestra compañía”. En esta línea, Lehuedé comentó que “al ser una Empresas B declaramos que estamos dispuestos a medir y gestionar a nuestra empresa, incluyendo propósito, “accountability” y transparencia, más allá́ de los aspectos financieros”.


UN AGENTE DE CAMBIO SOCIAL


“En Red Megacentro estamos convencidos de que se necesita de todos los actores para resolver los desafíos sociales y ambientales a los que hoy nos enfrentamos. Para esto, buscamos ser un actor en la revitalización de los barrios con instalaciones respetuosas y generosas, tejiendo redes y alianzas con nuestros vecinos y las Municipalidades donde están insertas nuestras operaciones”, manifestó Lehuedé, asegurando que a partir de la Certificación obtenida, dichas intenciones se transforman en un compromiso concreto y permanente.


“No aspiramos a ser una empresa perfecta, pero si entendemos los desafíos y nos comprometemos, mejorando nuestras prácticas y midiendo el impacto que nuestra acción empresarial genera, tanto a nivel comunitario y social como medioambiental”, destacó.


Siempre en torno al compromiso adquirido, el Gerente General destacó hoy no es suficiente con que las empresas maximicen utilidades, generen empleos y paguen impuestos, por el contrario, “se necesita un cambio de visión en el rol que estas tienen a nivel social y global”.


En este contexto, Lehuedé manifestó que “como empresa debemos estar al servicio de las grandes problemáticas sociales y ambientales”, agregando que aquellas empresas que definan un propósito claro en este sentido serán más rentables en el largo plazo. En esta línea, enfatizó que “ya no se trata de un cambio de enfoque ligado a convicción, sino de un cambio necesario que a la larga va a ser la regla a nivel de mercado y como pioneros en la industria de bodegaje nacional nos sentimos orgullosos de dar el primer paso en esta dirección”.

Modificado por última vez en Viernes, 14 Junio 2019
  • 0 comentario
  • Visto 3472 veces
Inicia sesión para enviar comentarios