Es sabido que la industria de la logística es sumamente riesgosa, ya que se realiza en lugares en donde existe poco espacio, hay cargas a gran altura, transitan vehículos motorizados a mucha fuerza y más encima hay personas caminando entremedio de todo ese aparataje. Es por ello que la seguridad que tengan los centros de distribución (CD) o las bodegas se hace cada día más imprescindible, tanto para proteger a los trabajadores como a la producción misma.


Si bien existen normativas que les exigen a los centros de distribución y a las bodegas algunos requerimientos mínimos en su estructura para funcionar, lo cierto es que la seguridad no sólo es para los operadores logísticos una exigencia legal, sino que de a poco se han empezado a dar cuenta de que puede ser un tema que afecte directamente a sus bolsillos, ya sea por la pérdida de mercancía, costos en mantención o accidentes laborales que puedan parar la producción.


Ernesto Villalobos, Gerente General de Preansa, considera que dentro de un mercado tan competitivo como el chileno es necesario tener un producto que sea durable: “Si yo voy a instalar un centro de distribución quiero que me dure muchos años y que tenga los mínimos costos y ojalá no tener ningún problema. Y es que un bodeguero no puede pensar que en 10 años más tendrá que hacer una inversión importante en mantenimiento, porque terminaría gastando casi lo mismo que invirtió en un principio”.


En la actualidad los centros de distribución se pueden construir con estructuras metálicas o de hormigón. En el caso de la empresa Preansa, se dedican al diseño, fabricación y montaje de estructuras para los CD. El material que utilizan es el hormigón prefabricado, que tiene la ventaja de tener alta durabilidad a un precio competitivo.


Según la experiencia del Gerente General de Preansa, el cliente siempre se inclina por el hormigón cuando tiene problemas de mantenimiento, ya que la vida del hormigón es eterna y, en términos de plazo, el hormigón es más rápido y resistente al fuego, lo que está siendo valorando cada día más los clientes.


Pisos más seguros y confiables


Siguiendo en la línea de las ventajas del hormigón, éste también es el preferido para construir los pisos de los centros de distribución. Nelson Sanhueza, Gerente General de MBST -empresa que comercializa desde este año una línea de productos de origen inglés, llamado “Flowfresh de Flowcrete”, que es un revestimiento para protección de hormigones ante el desgaste, rotura o estrés térmico del pavimento- considera que es muy importante construir pensando bien en qué pavimento se va a utilizar.


“Si uno le pregunta a los grandes centros de distribución, el tema principal del mantenimiento diario tiene que ver con los pisos. Una mala decisión en términos de diseño puede ser muy costosa, ya que una losa alabeada, un bache en la mitad del camino, una juntura, termina siendo una astilla bien dolorosa cuando se está en operación, porque no puedes dejar una calle sin operar, porque el cliente necesita sus productos y las calles deben estar disponibles para ello 24/7”, afirma Nelson Sanhueza.


Según los expertos, hay reticencia todavía a invertir en los pisos en términos de seguridad. Los clientes aún no se dan cuenta de que la calidad del piso también puede influir en la seguridad de los trabajadores y en la producción misma. Sin embargo, una vez que los clientes se ven perjudicados por una mala decisión en la compra del pavimento, suelen cambiar su preferencia, y optan por pagar un poco más por un piso de mayor durabilidad.


Sin embargo, no todos los clientes están dispuestos en invertir un poco más en la seguridad de sus centros, todavía hay algunos que prefieren pagar menos y correr el riesgo. Así lo piensa el español Luis de Simón, Gerente de Operaciones de Milenium Chile, que lleva 1 año y medio en nuestro país ofreciendo al mercado un piso de resina con resistencia mecánica y química: “Por lo general, a los clientes locales les cuesta adaptarse a esta tecnología. Aunque la diferencia de precio no es tanta, algunos siguen optando por un piso que se vea bonito un mes, de manera de poder pasar la inspección y luego hacerle mantenciones por lo menos dos veces el año. El problema de esto es que el piso a la semana ya está desgastado y tiene mucho polvo y contaminantes”.


Si bien en la mayoría de las industrias, el tema de la seguridad en los pisos es una inversión a largo plazo, que tiene que ver con un menor mantenimiento futuro y una mayor protección de la carpeta de hormigón, lo cierto es que en la industria de alimentos es hoy una exigencia. Y es que existen normativas específicas respecto del piso, las que están centradas en evitar la contaminación cruzada que viene del pavimento.


En esa misma línea están los pisos de Milenium, ya que al cumplir con una normativa europea tienen estándares más altos que los nuestros. Y es que si bien se supone que los alimentos nunca van a estar en contacto con los pisos, lo cierto es que existe mucha contaminación al respecto. En ese sentido, esta normativa se preocupa de la migración de los revestimientos, sobre todo habla del contacto con el agua potable que se transmite en los pisos. Es así como estos pisos evitan la propagación de partículas y contaminantes.


Del mismo modo, los pisos de MBST presentan características innovadoras en términos de asepsia, ya que son revestimientos antibacteriales y repelentes del alojamiento microbacterial.
Normativa para los centros de distribución.


Para construir un centro de distribución existen algunas normativas mínimas. Una de las normativas que rige en Chile es la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, que fija por ejemplo: los metrajes máximos de ocupación de suelo, el distanciamiento que debe tener con los edificios cercanos, cómo deben ser las vías de circulación y algunas otras normativas de salud. Del mismo modo, la Ordenanza regula los diseños, fijando parámetros en términos de la renovación de aire y evacuación vehicular.


Otra normativa que deben respetar este tipo de centros es la N°594 que obliga en términos de seguridad a tener buenas condiciones en los lugares de trabajo. Asimismo, están los planes reguladores comunales, y cuando los CD son más grandes, existe la evaluación del impacto ambiental.


Finalmente, el año pasado se dictó como ley el reglamento de manejo y almacenamiento de productos peligrosos en la industria. Este reglamento además de reforzar el trabajo de la ordenanza en términos de la protección al fuego, también ordena el cómo deben estar diseñados los recintos, lo que ha llevado a un cambio radical en la industria.


No basta con respetar las normas para ser competitivo


Al mercado logístico chileno no le ha sido suficiente con respetar las normas para mantenerse competitivo. Y es que con la entrada de clientes y operadores internacionales se ha visto obligado a mejorar los estándares: “Hoy tenemos operadores logísticos internacionales que vienen con sus propios estándares, lo que hace que necesariamente los competidores locales se tengan que igualar, porque o sino los grandes clientes terminarán operando sólo con operadores extranjeros”, afirma Nelson Sanhueza


Si bien para el español Luis de Simón a la industria logística le falta mucho para alcanzar estándares europeos o norteamericanos, lo cierto es que avanza a pasos agigantados: “Sinceramente, Chile va como un cohete en esta materia, en el año y medio que llevo aquí el país ha avanzado mucho. Yo creo que realmente va a ir mejorando exponencialmente. Si bien las empresas van a tender a preocuparse más en este tema, todavía falta mucho”.


Así también lo piensa el Gerente General de MBST: “Tenemos un camino súper largo que recorrer. Tuve la oportunidad de conocer centros de distribución en Europa y Estados Unidos, y la verdad ellos entienden que aumentar las medidas de seguridad y disminuir el riesgo operativo tiene que ver con incluir mucha tecnología. En Alemania conocí un centro de distribución en donde todo era totalmente automatizado y robotizado, no trabajaba ninguna persona, los accidentes laborales por lo tanto eran iguales a cero”.


Si bien aún estamos muy lejos de países como Alemania en esta materia, lo cierto es que existe el consenso de que Chile ha avanzado a pasos agigantados, y que la industria logística de hoy no es la misma que hace unos años atrás. Es por ello que no sería imposible pensar que en 10 años más tendremos una industria con mayor automatización en su producción, y por ende una logística más segura, competitiva y productiva.

Modificado por última vez en Lunes, 05 Diciembre 2016
  • 0 comentario
  • Visto 36633 veces
  • Etiquetado como
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.