La delincuencia se ha tomado la agenda pública el último año, tanto en el mundo público como privado. Hemos visto decenas de protestas contra el alza delictual, anuncios de las autoridades con medidas para ‘frenar la delincuencia’ y una constante preocupación de los distintos sectores empresariales del país ¿Cómo esta realidad social ha afectado a la industria logística nacional?

 

Durante este 2015, en el país se ha generado un incipiente sentimiento de inseguridad, tanto en las personas como en los distintos rubros del comercio, que ven con gran preocupación la proliferación de eventos delictuales en sus respectivas cadenas de distribución. Cinematográficos y millonarios robos han quedado en la memoria colectiva del país.


Cynthia Perisic_ed91_lgtLas empresas dedicadas de lleno a ofrecer servicios logísticos, tales como el transporte o almacenamiento de mercaderías, también se manifiestan atentas a lo que han denominado ‘escalada delictual’. Para muchos el tema de la vulnerabilidad frente a la delincuencia ha dejado de ser un sentimiento y se ha trasformado en una realidad que se respalda en cifras y montos en pérdidas.


En esta línea, la Cámara de Comercio de Santiago dio a conocer un informe sobre la XII Encuesta de Victimización del Comercio, el cual reveló un aumento de cinco puntos porcentuales respecto del segundo semestre de 2014. El estudio establece que el rubro del retail es el más victimizado, con 93,8% de las menciones. Le siguen el sector “Otros” que incluye a las Estaciones de servicio, compra y venta de autos y empresas de logística con un 58,5%; Hoteles y Restaurantes con 42,3% y otros minoristas con un 40,4%.


El estudio de la CCS se realizó a más de mil establecimientos de las regiones de Iquique, Antofagasta, Viña del Mar, Valparaíso, Gran Santiago, Concepción, Talcahuano, Temuco y Puerto Montt. Por otra parte, un 96,2 % de los encuestados dijo haber sido víctima de un delito más de una vez. La cifra es levemente mayor en el Gran Santiago (97,5%) que en regiones (95,2%).

 

EL RETAIL EN EL OJO DE LA DELINCUENCIA


Jose Pedro_Fuenzalida_ed91_lgtNo cabe duda, que el retail es uno de los sectores económicos de mayor crecimiento y dinamismo del país; por lo cual, cualquier factor que afecte a esta industria es relevante. En vista de lo anterior, por segunda vez consecutiva, ESE Business School, Universidad de los Andes, la Cámara de Comercio de Santiago y Alto Chile, confeccionaron el Estudio de Mermas en Retail en Chile 2015, documento que permite establecer algunos datos empíricos respecto del índice de eventos delictivos que sufre este rubro.


Entre los datos que se destacan en el estudio se encuentra “el aumento en la tasa de hurtos por local”. Tomando en cuenta los datos de incidentes en el Retail elaborado por ALTO Chile, se puede apreciar un aumento en el monto de hurto por local de 5,2 en el segundo trimestre de 2015 en comparación con el primer trimestre del año 2010, resultados que indican un aumento del fenómeno en escalada.


Para visualizar el impacto en la industria retail de las pérdidas por concepto de robos o hurtos, el indicador ‘Perdida Conocida y Desconocida’ especificó que “la pérdida desconocida, entendida como aquella que no se le puede atribuir causa específica y que se debe al hurto interno, robo externo, errores administrativos y error de proveedores, representa el 75% de la pérdida operativa (…), mientras que la conocida, aquella que puede ser detectada, impacta el 25% restante. En tanto, al desagregar la pérdida desconocida se observa que el hurto interno y el robo/hurto externo explican el 77% de la pérdida desconocida (Figura 1), poniendo en evidencia la importancia de los delitos en la generación de pérdidas de los retailers.


Respecto a las medidas de control y prevención de pérdidas el informe arrojó que casi el 40% del gasto en prevención de pérdidas corresponde a guardias de seguridad, seguido por auditorías internas e inversión en herramientas tecnológicas, lo que refleja una constante preocupación del sector por la seguridad. En cuanto a la tasa de denuncia, ésta varía dependiendo de ciertos criterios, ya sea para hurto externo o interno. En un alto porcentaje de las veces, ocurre que se denuncia cuando delinque una banda organizada y cuando hay violencia.

 

seguridad figura_1


En resumen, de acuerdo a los datos provistos por Alto Chile, los delitos en retail son perpetrados en un 61% por personas de sexo masculino versus un 39% del sexo femenino. En un 9% se trata de menores de edad, mientras que en un 44% de los casos son personas jóvenes entre 18 y 29 años, siendo este grupo el de mayor relevancia.

 

UNA VISTA A LA CADENA DE VALOR


Según el ítem ‘Mermas operativas según la cadena de valor’ del informe del Retail se demuestra que el ‘piso o sala de venta’ es el lugar físico donde se registra la mayor cantidad de merma operativa, seguido por la bodega o CD y la recepción de la mercancía. El transporte es, por el contrario, el ámbito donde menos pérdidas se registran, aun cuando algunos de los encuestados coinciden en que se han vuelto recurrentes los robos de camiones completos con mercadería.


Al comparar con el año 2013, se observa que la incidencia relativa de cada eslabón de la cadena de valor no cambia significativamente de un año a otro. (Figura 2). No obstante, si bien los delitos perpetrados en las carreteras pueden tener menor cuantía que los robos y hurtos en otros eslabones de la cadena, suelen tener mucho mayor impacto social y mediático, debido a la espectacularidad y violencia que estos tienen.

 

seguridad figura_2


Siempre en el plano de la merma operativa, el estudio establece la categorización de los artículos más robados, que establece como mercaderías más siniestradas a los alimentos (47,6%), el vestuario (28,5%), los equipos electrohogar (10,3) y activos de la empresa (4,9%). (Figura 3, en base a una muestra de 84.157 eventos registrados por la empresa de seguridad ALTO).


En un cruce de información, cifras entregadas por la Asociación Logística de Chile (ALOG) ratifican la estadística de ALTO, indicando que los productos más robados serían: mercaderías de supermercados, ropa deportiva y productos de electrónica. Al mismo tiempo, las cifras entregadas especifican que las comunas con mayor tasa de siniestralidad por robos a camiones, contenedores, hurtos simples o agravados serían: Pudahuel y San Bernardo (RM) y San Antonio (V Región).

 

ANÁLISIS DE LA SEGURIDAD EN LA CADENA


Como se observa, no sólo el retail ha sido afectado por estos actos. La industria logística y sus distintos actores también han sufrido con el aumento de la delincuencia. En esta línea, Cynthia Perisic, Gerente General de la Asociación Logística de Chile reconoció que este 2015 hubo un aumento sostenido de denuncias de actos delictuales de los empresas asociadas, “alcanzando un peak en los últimos meses de más de un 60% en relación a las de 2014”.


Igual impresión sostuvo José Pedro Fuenzalida, Subgerente de Innovación y Desarrollo de ALTO Chile, quién señaló que “en términos generales los delitos y las perdidas han aumentado, siendo uno de los rasgos preocupantes el aumento de la violencia en estos eventos. En el caso del retail el robo ha ido en aumento, lo que se correlaciona con el nivel de violencia y sofisticación. Hay gente que tiene la información como para vulnerar una cadena de producción o un proceso logístico de manera bastante más inteligente que hace algunos años”.


Este escenario ha obligado a las empresas a tomar medidas preventivas para fortalecer su seguridad de la mano de la inversión, que según Perisic va entre los 60 a los 120 millones de pesos al mes.


“Se han aumentado las inversiones en ítems como guardias de seguridad y soporte electrónico. Pero, además, muchas de las empresas han comenzado a utilizar sistemas de escolta privada para la salida de los camiones hacia las carreteras, que son los que más se ven afectados por este tipo de casos”, sostuvo la ejecutiva.


Sobre este punto, José Pedro Fuenzalida, señaló que “las instancias más críticas son la salida de los productos desde los CD y la distribución en ruta, donde los antisociales se especializan”. Durante estos procedimientos, agregó Fuenzalida “son frecuentes los robos simples, con pérdidas parciales de la carga sobre todo. Son casos importantes, pero que pocas veces captan la atención de los medios y la opinión pública”.


Siempre en torno a la peligrosidad de la ruta, Flavio Cáceres, Gerente de Operaciones de Logística y Distribución de Prosegur, reconoció que “hoy el país posee un aumento en la tasa de hechos delictuales que atentan al transporte, en su mayoría contra vehículos de mediana envergadura que han obligado a maximizar los controles en seguimiento de flota, esto como costo se traduce en el aumento en las tarifas del servicio”.


De acuerdo al ejecutivo de Prosegur, el mayor riesgo –en cuanto a seguridad- “involucra el transporte, observado desde los puntos de retiros masivos y rutas troncales”. “Dado este escenario, es fundamental contar con vehículos de apoyo que escolten y evalúen las condiciones de la ruta de forma anterior al paso del vehículo que contiene los cargamentos, existen diversos procedimientos que hoy se ejecutan a fin de minimizar la posibilidad de eventos delictuales”, aseguró Cáceres.


En torno a los eventos delictivos en los Centros de Distribución, el ejecutivo de ALTO explicó que, “si bien existen casos de asaltos violentos, en general se da más el tema de la colusiones para el delito o engaños administrativos. Dado que la mayoría de los procesos internos del CD son manejados y controlados mediante sistemas tecnológicos que actualizan el volumen del inventario para efectuar un robo es necesaria la participación de las personas que tienen acceso a estos sistemas de control. Aquí la clave está en el manejo de la información con respecto a la operación. Es en esta instancia donde se puede vulnerar el sistema”.


Considerando lo expuesto, la representante de ALOG puso énfasis en la necesidad de que los organismos encargados de la prevención de estos delitos puedan generar una instancia amplia de trabajo junto a los actores de las cadenas logísticas. “Es importante que se pueda coordinar un plan de acción público-privado para poder enfrentar esta compleja situación”, sostuvo Perisic.


Por su parte, Fuenzalida destacó que “una de las claves para mejorar el nivel de seguridad en los procesos logísticos es que los trabajadores ‘se pongan la camiseta’ por la empresa”. En esta línea, Cáceres agregó que “poseer tecnología y mano de obra calificada que mantenga el correcto uso y explotación de los sistemas de apoyo” es primordial para la seguridad de la cadena, considerando que “lamentablemente los actos delictivos hoy en día, poseen mayor planificación y especialización por parte de los autores, obligando constantemente a buscar evolución en materias de seguridad”, expresó el ejecutivo de Prosegur.

 

EL SENTIR DE LA INDUSTRIA


Conocer la opinión de la industria en torno al flagelo de la delincuencia y su impacto en la actividad logística resulta relevante a la luz de los hechos.


Enfrentado a esta temática, Raimundo Prieto, Gerente de Operaciones de Bodegas San Francisco, señaló que en los últimos 2 años han visto con gran ´preocupación un aumento no sólo en los eventos delictivos que afectan a la industria logística, sino también una mayor organización, audacia y violencia en los perpetradores.


Por ello, explicó Prieto, “la inversión en tecnología, capacitación de personal y la búsqueda de innovación para combatir en mayor profundidad esta nueva delincuencia, ha sido una constante en nuestra empresa y en el servicio que entregamos”.


Atendiendo a la realidad expuesta, David Furman, subgerente de Administración y Finanzas de Danco expresó que “lamentablemente la delincuencia ha pasado a ser parte importante de la agenda nacional y también de la operación logística”.


En esta línea, Furman explicó que el estándar de la industria de bodegas en Chile es externalizar el personal de seguridad a empresas de servicios, lo que en la práctica los desentiende de la operación diaria de seguridad. “A diferencia del estándar nacional, Danco decidió priorizar el tema de seguridad a partir del segundo semestre 2015 e incorporamos un Jefe de Seguridad interno de alta trayectoria en temas de seguridad. Este especialista interno, vela 24x7 por los protocolos de seguridad, tanto a nivel de recursos humanos como de recursos tecnológicos. También, fuimos meticulosos en seleccionar a una empresa de guardias, que cuente con personal certificado, pero sobre todo motivados por dar un servicio de excelencia.


Hoy no basta con tener guardias en los accesos. Se necesita tenerlos entrenados, motivados, alertas y con los protocolos de acción claros y actualizados permanentemente”.


Finalmente, Rodrigo Lira, Gerente de Transporte de APL Logistics, señaló que “la inseguridad en la ruta se ha transformado en un desafío para las empresas logísticas y de transporte, que ha debido redoblar sus medidas de seguridad para proteger las cargas y las vidas de los trabajadores”.


“El control y monitoreo permanente de los camiones, el entrenamiento a nuestro personal y las medidas de control extraordinarias, que en algunos casos incluye el uso de escoltas se han convertido en una constante de los últimos meses. Y aunque nuestros esfuerzos han logrado disminuir la tasa de efectividad a los atracos, no implica que el riesgo en la ruta haya disminuido”, sostuvo Lira.

Modificado por última vez en Viernes, 25 Noviembre 2016
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.