La industria de la moda es, por definición, dinámica y cambiante, sometida a numerosos retos y capaz de desplegar cadenas logísticas extensas y complejas, en las cuales los conceptos de exactitud, disponibilidad y confiabilidad son elementos críticos.


El permanente lanzamiento de nuevas colecciones y diseños provocan en el mercado un dinamismo difícil de igualar en otros sectores de la economía. Al mismo tiempo, el predominio de canales de venta fragmentados, la creciente demanda de servicios, los cada vez más cortos ciclos de vida de los productos y las enormes presiones tanto sobre costos y precios finales como sobre márgenes son factores característicos de este rubro que tiene por ley motiv: “ Estar a la moda”.


En Chile, en tanto, el rubro ha percibido un gran aumento en los últimos diez años, motivado tanto por el crecimiento del PIB per cápita, el cual alcanza los US$11.900 anuales actualmente, junto a la firma de tratados de libre comercio con 58 países, los cuales han permitido aumentar la importación de vestuario, accesorios y calzado explosivamente; dinámica en la cual el sector retail es protagonista.


CHINA, EL PRINCIPAL PROVEEDOR


A partir de la década del 90, comienza en Chile un cambio en la tendencia de abastecimiento en la industria de la moda, pasando desde un mix nacional a uno extranjero, principalmente por que la industria textil perdió competitividad productiva, debido a factores como la tecnología e innovación, costo de mano de obra y acceso a materias primas, entre otros.


Con ello, la importación de este tipo de productos tomó relevancia y China adquirió protagonismo, posicionándose como el principal motivador del consumo nacional e internacional, representando a la fecha entre 80% y 90% del volumen de productos transados.


Así, el concepto “Made in China” ya es algo habitual para los consumidores chilenos. Es que prácticamente toda la vestimenta que utilizamos tiene un origen común: el gigante asiático, donde además Chile, pese a su tamaño, juega un rol relevante como socio comercial.


Según el último reporte de la China Chamber of Commerce for Import and Export of Textil and Apparel, nuestro país lidera como el principal receptor de América Latina de ropa china. Esto se debe a que gran parte de los productos de la industria del vestuario y calzado provenientes de China gozan de preferencias arancelarias en Chile, situación que no se repite en el resto de los países latinoamericanos. Mientras algunas naciones se han ido cerrando, estableciendo cuotas a los productos chinos, Chile se ha ido abriendo. Esto, considerando, además, que el país no tiene una industria manufacturera que resguardar.


Opiniones divergentes existen en el sector sobre el futuro de China como principal origen de la ropa que se vende en Chile. El peso específico de China en la industria podría empezar a disminuir por el alza en los costos que está experimentando. Lo cierto es que los costos de manufactura de vestuario en dicho país – por ejemplo- están subiendo, lo que le ha ido restando competitividad, situación que se intensifica con la desaceleración del consumo en Chile.


No obstante, a pesar del alza de los costos de manufactura chinos, la competitividad arancelaria del gigante asiático aún lo posiciona como proveedor inminente. Las perspectivas siguen siendo favorables. El año 2015 culminó el calendario de desgravación del acuerdo bilateral con lo que prácticamente el 98% de los productos tiene hoy arancel cero entre ambos países.


LA LOGÍSTICA DEL VESTUARIO


EL 70% de la ropa que se comercializa en Chile se vende en el retail, cifra que nos da una luz acerca de la importancia que el ítem ‘Vestuario’ tiene en las arcas del sector minorista y establece que la pérdida de mercado es un golpe importante que se debe evitar mediante procesos logísticos eficientes.


Reiterar la importancia del proceso logístico en esta industria puede parecer majadero. No obstante, es relevante reiterarlo, ya que éste es el verdadero talón de Aquiles de esta industria. Convengamos dos aspectos: la industria del vestuario es por definición ‘estacionaria’ y se rige, no sólo por precios o calidad de los productos, sino también por un factor más subjetivo, pero determinante: la Tendencia de Moda.


Al mismo tiempo, la innovación en los procesos logísticos de este tipo de productos es preponderante, por ello, hemos invitado a dos compañías del sector a comentarnos su experiencia en torno a esta compleja industria.


FASHIONS PARK. SIGUIENDO TENDENCIAS


Como retail especialista en Vestuario, Fashions Park sigue tendencias mundiales en modelos logísticos, lo que se expresa – inicialmente- en la integración de dos departamentos estratégicos TI y Operaciones. ¿Cuál es el porqué de esta integración? En palabras de Eduardo Silva, Gerente de Logística y TI de Fashions Park, “la compañía entiende que la tecnología y la logística avanzan de forma complementaria. Hoy, incorporar tecnologías a la cadena de suministro es imperante para fortalecer y permitir la trazabilidad de la carga, el adecuado manejo de productos, almacenamiento y transporte eficiente, etc. La tecnología tiene un peso importante”.


En lo referido a la performance de la cadena logística de Fashions Park, el Gerente relató que “ésta nace en oriente, en China, donde compramos el 99% de los productos que comercializamos. Es en China donde contamos con nuestros principales proveedores estratégicos con los cuales tenemos una larga data de relación”, explicó Silva. En torno a la compra e internación de los productos al país, el Gerente explicó que se trabaja con Navieras y Operadores Logísticos World Class. “En el origen, las navieras se entienden en la parte operativa de la logística con los proveedores, porque todo el tema y manejo documental y administrativo con las navieras lo vemos directamente nosotros como FP. Eso cierra el ciclo con una revisión de las entregas que hacen los proveedores de los paquetes. Eso se hace directamente con las compañías navieras, los productos viajan desde los diferentes puertos de China. Una vez que el producto llega a Puerto chileno, nuestros Forwarders realizan la distribución hacia nuestro CD, donde se procede a revisar y hacer checks entre lo que va llegando y los que se facturó, en términos de completitud, eficiencia de los proveedores, verificar que los productos insertos en el paking sean lo que están contemplados en la documentación”.


“Luego se almacena en nuestro CD mediante el sistema SAP y el área de Planificación y distribución se encarga de alojar nuestros productos, es decir, determinar cuánto es lo que se va a distribuir a cada una de nuestras tiendas (44 a nivel nacional)”, explicó el Gerente. “La distribución es centralizada desde Santiago con un Hub en la VIII Región para lo que es la zona de Concepción”, agregó.


En lo relativo al sistema de almacenamiento de Vestuario que maneja Fashions Park en sus líneas de negocios (Familia, Mujer, Hombre, Niños, etc.), Silva explicó que “trabajamos con Paking completos y cerrados. Después de múltiples iteraciones en el tiempo, llegamos a determinar lo que denominamos “packing ideal o eficiente”. Este packing es una caja (sin estándar en tamaño) que considera una curva completa de talla o talla color. La tienda recibe esa caja con los productos doblados y los ubica directamente en la sala de venta de forma eficiente”, sostuvo el Gerente.


Respecto de las ventajas de este sistema, Silva sostuvo que “rápidamente, la tienda tienen toda la curva completa del producto (Talla/Color) y es también más rápido y eficiente. Nuestros Packing no requieren operaciones de Valor Agregado por lo que el posicionamiento en Tienda es más eficiente. La reposición, si existe, también es rápida, aunque esta práctica en nuestro caso es escasa, porque nuestra cadena trabaja con productos de temporalidad corta, que llegan se venden y cierra el ciclo para traer un nuevo producto”, sostuvo Silva.


Finalmente, siempre en torno al sistema de Packing completo y cerrado, el ejecutivo sostuvo que este sistema es adecuado cuando se trabaja con niveles de estacionalidad cortos y cuando no se trata de productos que requieran valor agregado como Sastrería. “Después de mucho tiempo concretamos en nuestra operación un sistema eficiente que nos permite cumplir con el lema de nuestra compañía que es: Vender Moda al mejor valor del mercado con una excelente calidad”, finalizó Silva.


HITES, ENTRE COLGADOS Y DOBLADOS


En una breve descripción del proceso de abastecimiento en moda, Mario Munizaga, Gerente de Operaciones de Hites comentó que “el 98% de los productos del ítem vestuario que comercializa la compañía proviene de China y se maneja a través de un forwarder o intermediario en el exterior y en Chile mediante un operador logístico nacional”.


“El proceso de abastecimiento de Hites tiene una combinación no distinta a cualquier retail en Chile. Esto es, una recepción de proveedores importados y otra recepción de proveedores y productos nacionales. Ambas representan un 60 % y 40 % respectivamente de los despachos diarios hacia nuestra cadena de tiendas”, explicó.


Así, la recepción de proveedores importados se concentra básicamente en no más de 50 proveedores, los cuales son sometidos a un proceso de revisión o calidad de las mercaderías diariamente; “proceso que consta de 0 % de auditoría a 100% de revisión, dependiendo del comportamiento del proveedor”, explicó, agregando que “en este contexto, los ítems a revisar son calidad de embalaje, alarmado, etiquetado correctamente etc. Este proceso tiene que ver con las alianzas y confianzas de largo plazo que hay con la cadena de proveedores internacionales. En la medida en que esta relación se estrecha, se optimiza de manera que la consecuencia es que cada vez más estos procesos de revisión se están realizando en origen”, sostuvo.


Respecto a las condiciones en que se recibe la carga, Munizaga explicó que un 93% de la recepción del flujo importado proviene en caja o bulto y solo un 7% de la recepción corresponde a mercaderías de tipo de manejo colgada, “básicamente las líneas o departamentos de vestuario formal hombre y mujer y sastrería”, explicó.


16.000 Sku’s son los que maneja en la actualidad Hites en sus diferentes líneas de negocio (Mujer, Niños, Varones, Deporte, etc.), mientras que los parámetros de almacenamiento en su Centro de Distribución se evalúan a partir del tipo de producto, pero también en base a una estrategia comercial y de exhibición en tiendas. “Con ello se logra una sincronía transversal en la cadena, es decir, tipo de compra = tipo de exhibición. También pueden generarse importantes ahorros en costos operativos y tiempos de disponibilidad de las mercaderías”, explicó Munizaga, lo que en definitiva es uno de los objetivos de este tipo de operaciones.


En lo empírico, el Gerente explicó que “para los departamentos formales o sastrería, la mercadería viene en contenedores con el vestuario transportado tipo racimo y en consecuencia es almacenado tal cual su tipo de manejo en zonas de vestuario colgado. Para la recepción de vestuario en caja o "doblados" de igual forma es recibido y almacenado en zonas de estantería para vestuario caja doblado. Lo anterior tiene que ver con la forma de exhibición en las tiendas”, explicó.


Por otra parte, y como operación de Valor Agregado, Munizaga explicó que “en algunas oportunidades el vestuario formal ha llegado en cajas y, dependiendo del valor del artículo, ha sido traspasado a tipo de manejo colgado, porque en la tienda es exhibida de esa forma”.

Modificado por última vez en Viernes, 25 Noviembre 2016
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.