La población ha crecido y de la mano de eso, también ha crecido la ciudad. El gran Santiago cada vez se expande más y hoy han proliferado nuevos sectores residenciales, en lo que antes eran consideradas zonas rurales, abriendo así un nuevo escenario para la industria de distribución.

 

El último censo de 2012 en sus resultados preliminares indicó que la Región Metropolitana reúne al 40,33% de los chilenos. El dato no es menor, ya que hablamos de una población superior a los seis millones de habitantes, lo que significa un reto desde todos los aspectos, incluido el Logístico.
Este crecimiento poblacional ha ido de la mano de un desarrollo de nuevos polos residenciales. La ciudad ha debido crecer y lo ha hecho en zonas aledañas al Gran Santiago, en sectores que antes eran considerados rurales. Así es común ver nuevos barrios en las comunas de Colina, Lampa, Buin, Calera de Tango, Padre Hurtado, Peñaflor o Talagante, entre otros.
Abastecer a la población es el desafío central de la economía y para eso, la logística asoma como el mejor aleado, siempre que vaya junto a una correcta gestión y planificación de su operación. Sin embargo, estás nuevas zonas residenciales de la Región Metropolitana no son solo “sectores dormitorios”, sino también han desarrollado polos comerciales adyacentes como los denominados Strip Center, Supermercados, etc. lo que genera un movimiento comercial en este nuevo “Santiago”.

CRECE EL ECOMMERCE, CRECEN LAS ZONAS

Según el estudio Tendencias del Retail en Chile 2016, elaborado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) el despliegue de metros cuadrados de Sala de Venta pierde impulso, la migración a canales online gana terreno. Este aspecto desliza un desafío para las industria de la distribución: Ante el desarrollo y penetración del comercio e-commerce como responder a tiempo en estas nuevas zonas.
El ritmo de aperturas de centros comercial atraviesa una tendencia de desaceleración, lo que coincide con el acelerado crecimiento del comercio electrónico y se ha visto acentuado por la coyuntura de desaceleración del consumo; panorama ante el cual las empresas de distribución han debido rediseñar su operación incorporando nuevas áreas de acuerdo al desarrollo de la población. Hoy todos compran por Internet y esa es una realidad.
Para Cristián González, gerente de Operaciones de Chilexpress, el crecimiento exponencial de las plataformas de venta online, junto con la accesibilidad a Internet, permite contar hoy con más clientes conectados desde cualquier parte del mundo, “lo que se traduce en grandes desafíos en los procesos de entregas”. Uno de ellos, ha sido ampliar los radios urbanos que se tenían con los servicios tradicionales.
“Lo anterior ha significado la generación de sinergias tanto entre procesos de entrega en forma territorial, como en el incentivo de la utilización de los puntos de ventas, insertos en todas las coberturas. Esto ha permitido que los clientes puedan ampliar sus posibilidades de cobertura y tiempos de disponibilidad de sus envíos”, sostuvo González.
Por su parte, Katherine Cid, Gerente de Operaciones de Correos Chile, reconoció que uno de los mandatos de su empresa es “llegar a todos los rincones del país”. Hoy con las ventas online –agregó la ejecutiva- “ha crecido la frecuencia de atención y la diversidad de canales”.
“En las ventas online hay varios pilares que los logísticos debemos adoptar como doctrina, uno de ellos es la velocidad. Si compro algo en 10 minutos, no estoy dispuesto a esperar muchos días a que me llegue la compra. Por ello, si antes atendíamos un punto una vez a la semana, ahora estamos teniendo que atenderlo todos los días. Eso es un tremendo desafío desde el punto de vista de los costos de distribución, dado que los volúmenes en las zonas rurales son pequeños”, comentó Cid.

LA EXPERIENCIA DE COMPRA
Tal como señaló anteriormente la Gerente de Operaciones de Correos Chile, la distribución a zonas rurales conlleva desafíos del punto de vista de los costos por volúmenes y frecuencias: Sin embargo, ambos profesionales coincidieron que lo fundamental es cumplir con la promesa de entrega.
“Hay que llegar hasta el cliente” esa es la premisa que hoy mueve a las compañías de Distribución, donde Coordinación y Sincronía son las claves que asoman en la industria para hacer frente al desarrollo que ha experimentado este sector y cumplir con la anhelada promesa.
Actualmente, el compromiso de estas compañías con la fecha de entrega es fundamental para el éxito global de la industria. Hoy, la empresa de distribución se transforma en la cara visible de una empresa; situación que ha llevado a que la distribución cobre relevancia, ya que muchas veces son el único contacto con el cliente.
La experiencia de compra y por lo tanto el éxito de cualquier negocio está en parte en la distribución y en el servicio. Son estos factores los que hoy marcan la diferencia en un mercado más homogenizado del punto de vista de los precios de los productos.
La clave para cumplir está en “ser innovadores, probar cosas nuevas. Nadie discute que hay que llegar hasta el cliente, la pregunta es cómo y qué prefieren los clientes”, sostuvo Katherine Cid.
“El año pasado fue un año clave en la diversificación de canales de distribución para satisfacer de mejor forma a los destinatarios. Nuestra red considera la posibilidad de entregas a domicilio, acercarse a una Sucursal, a los Centros de Entrega y los Citybox”, detalló la ejecutiva de Correos Chile.
Sin embargo, el gerente de Operaciones de Chilexpress reconoció que “cumplir con llegar al cliente ha significado una sincronización al más alto nivel, entre los procesos de retiros, servicios de valor agregado y entrega. Hemos desarrollado herramientas de información que permiten que nuestros clientes tengan información oportuna de cada uno de los procesos, y que éstos garanticen la efectividad de llegar a tiempo y en forma con los envíos”.
De acuerdo a cifras de Correos Chile el 85% de las ventas online, doméstico y transfronterizo, son envíos livianos, cuyo peso es menor a 500 gramos, lo que ha permitido a la empresa utilizar la red de carteros para paquetería liviana, quienes el 2015 entregaron más de 10 millones de paquetes.

EL RETO DE NUEVAS RUTAS

En el último tiempo pareciera que cada vez que se hablaba o pensaba en Logística y Distribución se pensaba en la distribución en la última milla dentro de radios urbanos, de ahí el nombre “Distribución Urbana”, dejando de lado una buena parte de nuevos entornos, los cuales tiene características únicas.
Estas zonas rurales o alejadas de los principales centros de distribución y comerciales deben ser atendidos con la misma eficacia y rapidez que las ciudades, transformándose en reto para la industria muchas veces por la estrecha relación entre los costos y las economías de escala. Ante este escenario cobra importancia la Optimización de la operación.
A este respecto, la Gerente de Operaciones de Correos Chile reconoció que el desafío está en “llegar rápido y con la mejor cobertura”; aspectos que “compiten con una operación a bajo costo”. Esta disyuntiva, según la ejecutiva fue resuelta en Correos potenciando el canal de distribución tradicional: los carteros, dotándolos de nuevos equipos como bicicletas eléctricas, motos, etc.
Por su parte, Cristián González sostuvo que ampliar la oferta de coberturas implicó un gran desafío desde lo operacional, más aun “considerando que las referencias cartográficas disponibles en esas zonas son muy débiles en cuanto al nivel de información”.
Ante esta situación, Chilexpress decidió desarrollar sus propios portales de información cartográfica, lo que “ha permitido aumentar la calidad y oportunidad en las entregas en todo tipo de zonas, pero en especial en zonas rurales”, añadió el gerente.
Para responder a la operación, las empresas han dispuestos no solo nuevos diseños de rutas o una nueva planificación, sino también equipos e infraestructura capaz de responder a la creciente demanda. Así correos cuenta con 2.300 carteros y 450 camionetas. Además una red de 24 plantas a lo largo del país, sumando más de 30.000 metros cuadrados para procesar y 79 centros de distribución para acercar los envíos a los domicilios de nuestros clientes.
Por su parte, Chilexpress busca responder al crecimiento en la demanda a nivel nacional con sus 350 oficinas comerciales, 26 Centros de Distribución y 49 Centros de Reparto a lo largo de Chile, apoyados por más de 600 vehículos que componen la flota.

Hoy el eje de una empresa de distribución es llegar al cliente y entregar el paquete y para poder cumplir con esa premisa, la industria ha debido enfrentar constantes desafíos que no sólo van desde la optimización de su operación, la disminución de costos o la incorporación de nuevas herramientas; sino que atañe a lo más básico, la incorporación de nuevas zonas de distribución.
El crecimiento sostenido de la Región Metropolitana ha obligado al desarrollo de nuevos polos habitacionales, en las que anteriormente eran zonas rurales, donde las entregas son esperadas con la misma rapidez y calidad que en otro punto de la ciudad.
Es este nuevo escenario poblacional y demográfico, el que se ha traducido en un desafío para la distribución. Los actores de esta industria han incorporado a su gestión herramientas para ser más eficiente esta operación y poder responder a cada uno de los clientes sin importar dónde están.

Modificado por última vez en Miércoles, 14 Diciembre 2016
  • 0 comentario
  • Visto 5768 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.