Por años, hemos visto como la industria logística ha evolucionado en Chile, hasta convertirse en una de las más prestigiosas de Latinoamérica. Al mismo tiempo, el sector inmobiliario industrial también se ha desarrollado, consolidando importantes sectores industriales en las principales Regiones del país, transformándose algunos de ellos en verdaderos polos logísticos. Surge entonces la interrogante de ¿Cómo conciliar con éxito la coexistencia de esta industria con las comunidades de los sectores que las albergan? La clave es el diálogo.

 

La evolución de la industria logística, aunado al auge de los sectores industriales dedicados a la actividad ha sido materia de análisis para diversos estudios académicos, análisis estadísticos y contenidos periodísticos. En cada uno de estos documentos, se analizan con profundidad temas diversos, tales como: La producción de superficies para almacenamiento, aspectos de carácter operativo y de diseño, tendencias tecnológicas en equipamiento o materiales de construcción, entre muchos otros temas. No obstante, suele dejarse de lado aspecto fundamental relacionado con el desarrollo de la industria Inmobiliaria Industrial para la actividad logística: la relación entre el desarrollo de este tipo de proyectos y la comunidad.

Por cierto, los desarrolladores tienen muy en cuenta el impacto social y medioambiental que este tipo de proyectos tienen en las comunidades, y, por cierto, a la hora de analizar el “dónde se emplazarán estas estructuras” no sólo realizan acabados estudios en materia de conectividad, tipo de suelo, Plano Regulador de la comuna y otros aspectos relevantes en términos de construcción, sino también realizan profundos estudios de impacto social. Y es que este tipo de consideraciones no son antojadizas, sino fundamentales para el éxito del proyecto. El apoyo de la comunidad y la relación armónica entre las empresas y su entorno es un factor de éxito ineludible.

Una vez que la empresa ha definido la factibilidad para la construcción de un proyecto industrial, se abre una nueva etapa, marcada por la documentación y los permisos necesarios para el inicio de las obras. Es ese momento, cuando entra en juego la relación de la empresa con su entorno, conformado por autoridades regionales, municipales y vecinos. ¿Cuál es la clave? la comunicación y el respeto.

Ser capaces de informar sobre qué se quiere construir, cuáles son las etapas, qué se proyecta, cómo será la operación, cuáles pueden ser los eventuales efectos nocivos en el entorno y los beneficios que traerá el proyecto son temas primordiales para iniciar una relación público-privada de calidad y evitar enfrentamientos que afecten o pongan un riesgo la concreción de los proyectos.

NORPONIENTE: SECTOR LOGÍSTICO POR EXCELENCIA

Al hablar de sectores geográficos que se han desarrollado estrechamente con la industria logística, la Región Metropolitana cobra protagonismo. En ella, se asientan los principales centros logísticos del país; zonas de excelencia, principalmente ubicadas en las comunas de Pudahuel, Renca, Quilicura, Lampa, entre otros.

¿Qué llevó a que estos sectores se hayan convertido en aliados de la industrial logística? La clave está en su ubicación. La conectividad con las carreteras hacia los principales puertos chilenos: San Antonio y Valparaíso (Ruta 68 y Ruta 78); su cercanía al eje Américo Vespucio (circunvalación que conecta buena parte de la ciudad) y, en el caso de Pudahuel, su condición de comuna aeroportuaria única en el territorio metropolitano. 

En este plano, el desarrollo que ha tenido la zona norte y norponiente de Santiago, en las dos últimas décadas, ha sido exponencial y destacad; consolidándose ambas como las zonas logísticas por excelencia en la Región. En ella, se encuentran ubicados los más modernos parques y centros logísticos del país, distribuidos en los emblemáticos sectores de Puerto Madero, Enea, Aeropuerto, Noviciado y el Eje de Vespucio, entre otros. 

En materia estadística, según el estudio realizado por Colliers International sobre el Mercado de Parques Industriales, correspondiente al primer semestre 2018, el inventario acumulado hasta la fecha alcanza los 20.162.542 m2. En dicho informe, el sector Norte, al igual que los semestres anteriores, predomina en cuanto a inventario acumulado con una participación de mercado de 46%, seguido del sector Poniente con un 26,4%, y en tercer lugar el sector Norponiente con el 17,6% de la participación. En tanto, los sectores con menor participación serían el Sector Sur y Oriente, con 8,8% y 1,2% respectivamente. En el caso del sector Oriente, éste solo cuenta con 24 Ha de parques industriales.

Otras de las cifras que nos confirman la importancia de estas zonas para la creciente industria logística, tiene relación con la producción de Centros de Bodegaje. Según el último reporte de esta industria, elaborado por Colliers International, durante el primer semestre de 2018 los principales ingresos de nuevos Centros de Almacenamiento Logístico estuvieron repartidos en tres zonas: Centro, Norte y Poniente. Respecto a la participación de mercado, el sector predominante continúa siendo el sector Poniente, con un 44,8%, seguido por la zona Norponiente, con una participación de 22,1%, sector Sur con 13,8%, Norte con 13,3% y, por último, el Sector Centro con solo un 6,0% de participación de mercado.

Pero no sólo la producción de parques industriales se ha incrementado en estos sectores, también lo hacho el plano demográfico. A modo de ejemplo, podemos mencionar las estadísticas demográficas proyectadas para fines de 2018 en las comunas de Pudahuel y Renca. En la primera, para este periodo se proyectan 233 mil habitantes, mientras que para la segunda, la proyección estima los 122 mil habitantes. Estos números son de vital importancia cuando hablamos de crecer en armonía. Nadie duda de los beneficios económicos que puede tener, en cuanto a oportunidades de empleo, la puesta en marcha de una empresa de esta naturaleza; sin embargo, no todo es color de rosas y es por eso que se requiere de directrices estrictas que permitan el desarrollo mancomunado de los habitantes de las comunas y las empresas que ahí se ubican.

IMPACTOS DE UNA OPERACIÓN

La conciencia de crecer en armonía con el entorno, desarrollar políticas de responsabilidad empresarial, mantener una comunicación fluida con los actores de la comuna y diseñar correctamente las medidas de mitigación de los proyectos son actos de inmenso valor cuando se quiere evitar ‘problemas’, tal como lo hemos visto en el último tiempo con uno de los proyectos más emblemáticos de la industria logística nacional.

Contaminación atmosférica, ruidos molestos, congestiones vehiculares y falta de medidas de mitigación son algunos de los reclamos que hemos escuchado por largo tiempo cuando se habla del proyecto del Nuevo Centro de Distribución de Walmart El Peñon, emplazado en la comuna de San Bernardo.

El proyecto se trata, según informó la multinacional, del CD más grande de Latinoamérica y abastecerá a todas sus dependencias comerciales en Chile; involucrando una inversión cercana a los 180 millones de dólares. Este proyecto, considerado el más ambioso de Walmart fuera de Estados Unidos, a mutado a una dura ‘guerra’ con las autoridades locales y los vecinos, quienes –hasta el día de hoy- se oponen a la construcción de dicho almacén por los efectos que su puesta en marcha tendría para la calidad de vida de los habitantes de esta comuna, puntualmente por los efecto en la congestión vehicular.

Según manifestó el CEO de Walmart Chile, Horacio Barbeito, la compañía espera que el centro de distribución El Peñón –considerado uno de los ejes fundamentales para fortalecer la logística de cara al comercio online - esté operando el próximo año. “Espero que el año que viene podamos no solamente estar operando para apoyar a los proveedores, sino también generando 2 mil puestos de trabajo”, dijo Barbeito tras participar del VI Congreso Empresa y Sociedad, organizado por Icare.

A lo largo de esta extensa disputa, dada la férrea oposición que ha manifestado la Municipalidad de San Bernardo, decenas han sido las protestas de vecinos; y si bien la obra cuenta con los permisos de edificación el panorama es adverso, puesto que la relación entre las autoridades comunales, los vecinos y la empresa no prospera.

¿Es posible evitar este tipo de enfrentamiento con los vecinos de una comuna ante la construcción de grande proyectos? la clave parece estar en el diálogo y así lo confirman el alcalde de Pudahuel, Johnny Carrasco y el edil de Renca, Claudio Castro, quienes analizaron los principales puntos a considerar para aunar los criterios de los habitantes y de las empresas.

REGLAS CLARAS

El alcalde de Pudahuel, quien ha encabezado el municipio por más de 25 años, reconoció que el desarrollo industrial en su comuna se ha consolidado, gracias a que existe en ella la disponibilidad de suelo que facilita el desarrollo de áreas industriales y logísticas y, por otra parte, presenta una localización privilegiada con importantes vías de acceso regional e interregional, además de la sinergia que se le otorga la actividad aeroportuaria.

Para el edil, el desarrollo y emplazamiento de importantes industrias y empresas trae consigo importantes ventajas como la generación de empleo y ha ido consolidando un modelo de crecimiento urbano, que “garantiza una mejor calidad de vida, accesibilidad y mejor infraestructura para la comuna y sus habitantes”.

Por su parte, Claudio Castro, alcalde de Renca, destacó que su comuna ha desarrollado dos polos industriales. “Uno en el sector de la Panamericana que está muy consolidado con importantes empresas logísticas, siendo una de las zonas más antiguas de desarrollo industrial en Santiago. En paralelo, tenemos el sector de Vespucio, donde hay un desarrollo incipiente con una posibilidad de expansión importante que considera nuevos terrenos y nuevos desarrollos, donde se han ido consolidando nuevas empresas logísticas”.

Ambas comunas se han posicionado como aliadas de la industria logística, desarrollándose en ellas importantes inversiones. Ante este escenario, la relación que los ediles mantienen con el sector es clave para tener una relación “armónica”, tanto para las proyecciones de los vecinos, de la comunidad y también de las compañías.

Para Johnny Carrasco, finalmente es la capacidad de establecer una “buena relación” la clave para el éxito de todos los actores involucrados en esta relación Público-Privada.

“La consolidación de la industria o de nuevos centros logísticos o empresariales requieren, por sobretodo, que se relacionen de la mejor forma con la comunidad y su entorno. Como Municipio, hemos procurado generar instancias permanentes de convergencia entre el mundo público-privado y la comunidad”, afirmó el alcalde de Pudahuel.  

A este respecto, Claudio Castro sostuvo que la vinculación Público-Privada es fundamental para construir una política, donde “finalmente se beneficien todos los vecinos de la comuna, y en esa lógica las empresas también son nuestros vecinos, por lo tanto también serán beneficiarios de un desarrollo acorde a las necesidades de todos”.

UNA RELACIÓN ARTÍCULADA

“Hay que articular las relaciones con la industria y así conocer cuáles son las reales expectativas y cómo se proyecta el mundo empresarial”, enfatizó Castro, quien también comentó lo importante que es mantener una relación fluida entre las comunas. Sin embargo, reconoció que “aún está pendiente esa conversación necesaria para proyectar un desarrollo industrial en conjunto con las comunas vecinas”. Y es esta comunicación la que permite conocer en detalle cuáles son los objetivos de todos los involucrados en estos proyectos.

En este punto, el edil de Pudahuel confirmó que entre los aspectos que más le interesa a la comunidad están: la generación de oferta laboral y de perfeccionamiento. Y por otra parte, agregó que “los nuevos núcleos empresariales, la industria logística o parques industriales nos permiten apostar también a que esa renovación beneficie al sector habitacional tradicional, en sus múltiples formas, como servicios, nuevas oportunidades de vivienda, empleo o mejores equipamientos, entre otras".

Consultado por lo sucedido en San Bernardo, el alcalde Castro afirmó que para evitar problemas como esos, se debe tener “un diálogo anterior, donde participen los vecinos, la empresa y la comuna, pero éste diálogo debe ser previo a la construcción de un proyecto. Es clave poder buscar una vinculación y un mensaje para que las empresas entiendan que el desarrollo de proyectos genera impactos que deben ser conversados desde un comienzo”.

En cuanto al desarrollo futuro del sector industrial en la comuna, ambos alcaldes se mostraron confiados en la proyección que tienen y en la consolidación del este sector. “En el radio de la Región Metropolitana, Pudahuel es de las pocas comunas que tienen opciones de seguir creciendo, siempre en el marco de un ordenamiento territorial responsable, que contemple las respectivas mitigaciones, sus aportes ambientales y una estrecha relación de respeto con el entorno y, fundamentalmente hacia la comunidad”, afirmó Carrasco.

En tanto, en Renca –según su alcalde- hay un desarrollo que avanza a pasos agigantados. “Estamos renovando nuestro Plano Regulador, se anunció una nueva estación de Metro y estamos canalizando una serie de inversiones en la comuna que tendrán como resultados la consolidación de estos polos industriales y por eso vemos con muchas expectativas el desarrollo que tendrá el sector. Esperamos que todo vaya en beneficio de nuestros vecinos y también de las empresas que se consoliden en Renca”, afirmó.

  • comentario
  • Visto 516 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias