Desde California a Nueva Delhi y desde Ciudad de México a Shangai; consumidores de los más diversos y distantes mercados del mundo tienen acceso a una de las categorías de productos chilenos más exitoso a nivel de exportación en las últimas décadas: la fruta fresca; una categoría de producto que ha sabido posicionarse en los mercados extranjeros a partir de una oferta diversa, de alta calidad, apoyada en una operación logística de alto estándar que se reinventa día a día para alcanzar nuevos mercados a nivel global.

 

En los números, Chile se mantiene como el principal exportador de frutas frescas del hemisferio sur, y el principal exportador mundial de uvas de mesa, cerezas, arándanos y ciruelas frescas. En la temporada 2016-2017, por ejemplo, el país exportó más de 2,6 millones de toneladas de frutas, según cifras entregadas por la Asociación de Exportadores de Fruta, ASOEX, número que representó un incremento en las exportaciones -para ese periodo- del 4,3%. Para la temporada, 2017 -2018, en tanto, la exportación de frutas frescas chilenas cerró con el exitoso envío de 2.776.903 toneladas a diversos destinos del mundo, un 6,2 % más si se compara con los números registrados en el período anterior, según cifras de ASOEX.

En una medición semestral, en tanto, entre enero y julio de 2018, Chile evidenció un alza en las exportaciones de fruta fresca respecto del mismo periodo del 2017, según cifras de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa). Así, para este periodo, el país envió al exterior 2.177.749 toneladas de frutas frescas, superando las 1.973.795 toneladas de 2017 a la misma fecha, registrándose un aumento de 14,6% en el valor exportado total del semestre.

No obstante, el liderazgo chileno en torno a este mercado ha requerido y aún requiere un trabajo constante a partir de la diversificación, la entrega de valor agregado y la apertura a nuevos mercados, considerando que la competencia con los pares del hemisferio es ardua. Lo cierto es que hoy, la industria frutícola chilena se encuentra en un punto de inflexión y los actores de este sector están trabajando arduamente para seguir posicionando la fruta chilena en diversos mercados, fortaleciendo el sello de excelencia que la caracteriza.

FRUTA DESDE EL MAR

Considerando el proceso logístico de exportación, sus trabas y las propuestas para superarlas, el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (ASOEX), Ronald Bown Fernández, comentó a Revista Logistec que a comienzos de 2018, ASOEX elaboró una propuesta sobre las materias de interés para el sector, la cual fue presentada a las nuevas autoridades, y en las cuales se hace referencia a diversas materias logísticas, las que ponen especial atención al transporte portuario, considerando que aproximadamente el 90% de la fruta fresca se exporta por vía marítima.

En torno a la relevancia de la logística portuaria para esta categoría de producto, corresponde señalar que según la más reciente medición publicada por ASOEX, correspondiente al periodo septiembre 2017- febrero 2018, el puerto de Valparaíso lideró las exportaciones de fruta fresca (529.781 ton.) que en dicho periodo contabilizaban 854.671 toneladas. A Valparaíso le siguieron, San Antonio (106.270 ton.); Caldera (40.555); Coquimbo (37.518 ton.); Coronel (32.480 ton) y San Vicente (22.281 ton).

Consultado respecto a ¿cómo evaluaría el desempeño, infraestructura y equipamiento tecnológico de los puertos nacionales para hacer frente a la exportación de fruta a los diversos mercados?, Bown sostuvo que en general éste “ha sido un buen apoyo para el desarrollo y crecimiento del sector, que ha llevado a consolidarnos como el principal país exportador de frutas frescas del hemisferio sur, y el primero en frutas como arándanos, cerezas, uvas de mesa y ciruelas. No obstante, como todo, hay materias en las cuales avanzar para seguir mejorando, y sobre todo no perder competitividad en los mercados de destino, donde además ha aumentado la competencia”.

Según planteó Bown, en general, el desempeño de las cadenas logísticas de exportación frutícola es positivo. No obstante, hay aspectos que podrían mejorar, sobre todo en ciertos periodos de la temporada de exportación. En esta línea, el vocero de ASOEX destacó lo acontecido durante la temporada pasada “en la cual se produjo una situación complicada por una menor disponibilidad de contenedores refrigerados para los embarques hacia distintos puntos del mundo, afectando toda la cadena logística de un producto que requiere continuidad en el proceso de cadena de frío por ser perecible, sin contar que también requiere llegar lo más rápido posible a los mercados de destino”.

La limitada disponibilidad de containers refeers, es una problemática que Operadores Logísticos del sector frutícola también han destacado como relevante en materia logística, así al menos lo expresó en nuestra pasada edición, el Gerente General de Emo-Trans Chile, Manuel Espina, quién sostuvo que “al momento de transportar carga refrigerada tenemos grandes problemas que afectan la operación, ya que no existe stock de contenedores para esta carga. A esto se suma, que una vez que consigues un contenedor, hay falta de espacio para embarcar, ya que los barcos por lo general tienen una carga limitada para estos tipos de contenedores. Todo esto afecta el movimiento de carga desde el principio y afecta a los exportadores”.

Siempre en torno al desempeño logístico de los puertos, Jorge Valenzuela, presidente de Fedefruta manifestó que “los proyectos de ampliación que se prevén tanto en San Antonio como Valparaíso satisfacen nuestra demanda de envío de fruta fresca a los mercados más importantes como China, donde el sector tiene sus ojos puestos debido al consumo creciente de productos inocuos y de calidad en Lejano Oriente. Asimismo, los proyectos más hacia el Sur están contemplando las necesidades de carga de exportación, en especial, si el mapa frutícola chileno se está corriendo hacia el Sur, debido al aumento de plantaciones de cerezos, berries y frutos secos en esa zona”.

A lo anterior, el representante de Fedefruta agregó que “en la medida que regiones como Ñuble, La Araucanía, Los Lagos y Los Ríos aporten más toneladas de fruta cada temporada, más necesario será contar con infraestructura portuaria capaz de operar estas cargas”.

Considerando el incremento productivo al sur del país, cabe destacar el aumento de 30,5% de las exportaciones en el Puerto de Coronel, derivado sin dudas de la apertura del nuevo sitio de inspección fitosanitaria en Cabrero en 2017 que ha ayudado a mejorar la competitividad del sector, al disminuir los costos de transporte y también a un mayor crecimiento y desarrollo local. Según explicó Rodrigo Schilling, subgerente comercial de Puerto Coronel, este proyecto refleja la apuesta del terminal por crecer en este promisorio mercado.

“Invertimos en esta área que nos permite atender las cargas de la manera que corresponde, con los estándares que hoy día se exigen y con la tranquilidad para el cliente, de que su carga se mantiene tal cual salió de su planta”, aseguró Schilling.

Si bien, el desempeño logístico portuario para la exportación de fruta fresca sigue fortaleciéndose, a partir de la infraestructura y la tecnología, aún queda mucho por avanzar según los principales representantes del sector. En este plano, el representante de Fedefruta sostuvo que uno de los principales problemas que deben enfrentar los productores medianos que exportan su fruta y “que sufren los rigores de ser más pequeños”, destaca el que en muchas ocasiones la carga no es manejada con agilidad o se comenten desprolijidades en los trámites. “El adentrase en el proceso logístico para los productores mediados no asociados en empresas comercializadoras es mucho más complejo, generando demoras innecesarias para el transporte de un producto como la fruta, que es perecible. Por eso, como Fedefruta, fomentamos la asociatividad entre los productores para que se reúnan volúmenes de fruta y transfieran conocimientos sobre cómo opera esta cadena”, manifestó Valenzuela.

En materia tecnológica, en tanto, la implementación total del SISEX para el comercio exterior es otro factor a considerar. Según los expertos, el potencial de este sistema se enmarca en entregar mayor eficiencia a los procedimientos de documentación del envío de frutas al extranjero, lo que hará más simple y trazables los procesos para los productores.

Siempre en torno a los desafíos pendientes, el representante de Fedefruta explicó que si bien al interior de los puertos las operaciones son eficientes, en general, “lo que sí ha colapsado, y en eso estamos haciendo hincapié, es en la infraestructura de caminos para acceder a los puertos”. En este punto Valenzuela sostuvo que “es necesario avanzar, por ejemplo, en el Camino de la Fruta que lleva muchos años sin licitarse pese a los anuncios”, al tiempo que planteó la necesidad de “avanzar en conexiones de ferrocarril hacia los puertos, como ha ocurrido en países desarrollados”.

El FACTOR HUMANO DE LA FRUTA

Si bien aspectos como la infraestructura y la implementación tecnológica son esenciales para incrementar el desempeño logístico de los puertos. Según los voceros del sector, la actividad de exportación para un producto tan sensible como la fruta fresca requiere de la coordinación de los diferentes actores involucrados, entre los que se cuentan: Exportadores, transportistas, embarcadores, las agencias de Aduana, el Servicio Agrícola y Ganadero y, por cierto, los trabajadores portuarios. A este respecto, Valenzuela manifestó la necesidad de “coordinar y anticiparse a los problemas (a nivel laboral en puertos) para que no volvamos a encontrarnos con situaciones como las del 2013 y 2014, cuando San Antonio tuvo a su puerto en paro en plena temporada de cosecha y envíos de fruta”.

En esta línea, uno de los primeros enfoques de interés destacados por el presidente de ASOEX se relaciona a la necesidad de contar con mecanismos eficientes para al termino de controversias en el ámbito laboral en puertos. “Cuando hablamos de puertos y su logística para la competitividad del sector frutícola, considerando que se trata de la exportación de productos perecibles, adquiere especial atención el tema laboral. En este aspecto se requieren ajustes importantes basados en el diseño de un marco de relaciones laborales moderno que garantice contar con recursos humanos de alta calidad y fuertemente comprometidos”, sostuvo al respecto Bown.

Siempre en lo relacionado al recurso humano, el presidente de ASOEX agregó que también resulta relevante avanzar en forma definitiva en la modificación a la Ley General de Puertos, considerando la participación de todos los actores y constituyendo una comisión que analice los temas del proyecto de la llamada “Ley Larga”, que debe regular materias relacionadas con la modernización de las faenas desarrolladas por los trabajadores en el sistema portuario. “Creemos importante establecer un Sistema Nacional de Solución de Controversias que asegure la continuidad de los servicios. Resulta urgente contar con un marco referencial básico para todos los puertos, así́ como concordar entre las partes mecanismos efectivos que permitan soluciones en el corto plazo”.

Por otro lado, el representante de ASOEX manifestó la necesidad de impulsar la certificación y la capacitación de los trabajadores logístico-portuarios. “Alcanzar estándares de países desarrollados en materia de seguridad en el trabajo en puertos y logística y mejorar a la brevedad posible la seguridad intra y extra portuaria aseguraría la competitividad internacional de nuestros puertos”, sostuvo al respecto Bown.

Finalmente, según los expertos, crear una institucionalidad más fuerte y operativa, generando una Autoridad Nacional Logístico-Portuaria que permita definir claramente el marco de acción de la autoridad portuaria y contar con un marco general básico para todos los puertos en materias relevantes resultaría urgente, así como también, consolidar y otorgar funciones específicas a los foros logísticos como el de Valparaíso y San Antonio “que han demostrado ser experiencias muy positivas”, manifestó Bown.

Por su parte, el representante de Fedefruta sostuvo que uno de los principales problemas que deben enfrentar los productores medianos que exportan su fruta y “que sufren los rigores de ser más pequeños”, destaca el que en muchas ocasiones la carga no es manejada con agilidad o se desconoce la documentación requerida. “El adentrase en el proceso logístico para los productores mediados no asociados en empresas comercializadoras es mucho más complejo, generando demoras innecesarias para el transporte de un producto como la fruta, que es perecible. Por eso, como Fedefruta, fomentamos la asociatividad entre los productores para que se reúnan volúmenes de fruta y transfieran conocimientos”, manifestó Valenzuela.

  • comentario
  • Visto 138 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias