“Para, Mira y escucha”. Estas acciones, aplicables a muchos aspectos de la vida, permiten a nivel empresarial realizar un análisis del estado de una industria, de sus logros, sus desafíos y del escenario en el que se desenvuelve; y así poder diseñar los pasos futuros. En esta oportunidad, dos importantes consultoras profundizan en los principales desafíos que enfrenta la industria de supply chain, de cara a los próximos años. Tecnología y E-commerce son algunos de los ejes que seguirán moviendo a la industria.

Desde la década de los 90 hemos sido testigos del desarrollo de la industria logística, de la mano de grandes inversiones realizadas por una entonces emergente industria del retail nacional, en materia de Centros de Distribución; la profesionalización de los ejecutivos del sector, mediante la aparición de los primeros cursos de posgrado operacionales y logísticos y, finalmente, la incorporación de tecnología y equipamientos que asomaban como un aliado de la operación logística.

Actualmente, la “logística” dio paso a Supply Chain; concepto que vino a entregar a la industria un perfil más amplio y especializado, agrupando en él un sinfín de etapas y estrategias tendientes a mejorar, optimizar y diseñar cadenas de suministros capaces de dar respuestas al creciente mundo operacional.

Así, hoy de cara al 2019, la industria logística o Supply Chain se encuentra en una consolidada etapa, donde su importancia al interior de las compañías es reconocida por todos, posicionando como una de las áreas estratégicas para el crecimiento y posicionamiento de una empresa en su respectivo mercado.

La industria Supply Chain no se detiene. Los cambios son constantes y muchas veces vertiginoso. La aparición de nuevas estrategias comerciales, el desarrollo constante de tecnología que han configurado la ya conocida Industria 4.0, la consolidación del comercio electrónico como canal de venta son solo algunos de los aspectos que han llenado las páginas de análisis en la última década.

¿Qué viene para la industria? ¿Cuáles son los ejes de su crecimiento futuro? ¿Qué desafíos enfrenta? o ¿cuáles son sus preocupaciones? son algunas de las interrogantes que enfrenta el sector y que ejecutivos de importantes consultoras de logística intentarán analizar.

Para Carlos Godoy, director gerente Miebach Consulting, “la velocidad de cambio de la logística es alta” y en esa dinámica, las empresas con “aversión al riesgo son las primeras que abordarán los cambios”. En esta línea, Carlo Itani, director Latam de Consultoría en Operaciones en KPMG, apunta que las mayores preocupaciones de la industria pasan por el manejo de datos disponibles de las operaciones.

“El mundo logístico tiene dos nuevas preocupaciones. La primera proviene del desprendimiento entre el volumen de datos que crece a ritmo exponencial –como consecuencia de la implementación masiva de sensores en las operaciones logísticas- y la capacidad de las empresas de transformar esos datos en información relevante para generar acciones de mejoras del negocio”, comenta Itani.

EJES DE DESARROLLO

Para nadie es un misterio que las operaciones logísticas han cambiado y la industria chilena no ha estado exenta de esta realidad. Según los ejecutivos, quienes están diariamente en contacto con la industria y sus demandas, los principales ejes que han generado estos cambios son: tecnología y movimientos de la demanda.

“Las cadenas logísticas se han movido en los últimos años con la influencia de la industria 4.0. Definir o acotar los ejes que mueven las cadenas logísticas es complejo, pero sin duda hay tendencias tecnológicas que hoy no se pueden negar, entre ellas: Robotización y automatización; inteligencia artificial, Internet de las Cosas, Digitalización real de cadenas de suministros, AI, experiencias de inmersión y blockchain supply chain”, detalla Godoy.

Mientras que para el ejecutivo de KPMG los movimiento responden a dos grandes ejes. El primero –según Itani- consiste en la búsqueda de mayor velocidad de respuesta a las necesidades de los clientes. “El concepto demand driven o ‘cadena de suministro impulsada por la demanda’ se refiere a las que son gestionadas como una red integrada de proveedores donde los participantes tienen visibilidad sincronizada de los cambios en la demanda del consumidor final”, profundiza.

En cuanto al segundo eje, el director Latam de Consultoría en Operaciones en KPMG, asegura que éste consiste en las llamadas “tecnologías emergentes” en la cadena logística; coincidiendo así con lo que plantea Camilo Godoy, quien además atribuye a la tecnología las principales preocupaciones de la industria por la obsolescencia y factibilidad de las implementaciones.

TECNOLOGÍA

¿Con qué tecnología operas? ¿Cuentas con procesos automatizados? Estas son algunas de las preguntas que más se escuchan entre los ejecutivos, demostrando la preocupación de los profesionales por las implementaciones y los aportes que éstas hacen a la operación logística.

Actualmente, la tecnología es un factor diferenciador entre las compañías. La dimensión de los presupuestos disponibles para invertir en este ítem hablan por si solo de la visión y modernización de las empresas. Sin embargo, existe una constante preocupación –tal como comentaron los ejecutivos- sobre los reales alcances de las implementaciones y los reales niveles de obsolescencia.

La ventaja que el mercado tecnológico actual ofrece a la industria logística es su amplia variedad de posibilidades tecnológicas, adecuándose a las reales necesidades de las compañías y, sin duda, también a sus presupuestos.

¿Qué es lo más importante en este ítem? La respuesta está en conocer tu operación e incorporar la tecnología adecuada. Todos conocen un o más de un ejemplo de malas implementaciones, donde la tecnología no respondió a las necesidades de la operativa. ¿Cómo solucionarlo? La clave está en el conocimiento.

“La tecnología, de la mano de la automatización, ha cambiado en Chile en los últimos cinco años. Ya existe el “acknowledgement” de la existencia de la automatización y “assumption” de cambio en un corto plazo”, comenta Camilo Godoy.

En tanto, para el ejecutivo de KPMG, la importancia de la tecnología está en que hoy “no se puede concebir una logística competitiva sin ella”. Sin embargo, Itani, advierte que “tecnología es un concepto demasiado extenso y no todas sus formas aportan igual al desempeño de un negocio. Encuestas con ejecutivos de distintos sectores de actividad apuntan a que las tecnologías que más van a impulsar el desempeño de sus operaciones serán la automatización inteligente y el Data Analytics, o sea, tecnologías relacionadas a la gestión de la información”.

E-COMMERCE

El éxito del comercio electrónico en 2018 es algo indiscutible. Las cifras comercializadas a través de este canal hablan del posicionamiento que este modo de compra tiene en los consumidores y que a su vez ha impulsado un desarrollo logístico y tecnológico en las empresas para responder a estas demandas.

Más de US$5 mil millones movió la industria e-commerce en Chile el 2018 y se espera que en los próximos años se supere los US$ 10 mil millones, asumiendo el país un liderazgo a nivel regional. Actualmente, cerca de 5% del comercio retail corresponde a compras online.

“El crecimiento del comercio electrónico y el cambio del comportamiento de consumo vienen generando retos inéditos a la logística de la organizaciones. Entregas en el mismo día, devoluciones gratuitas, monitoreo online de entregas e informaciones de inventario son servicios cada vez más comunes en este canal”, detalla Itani.

Los ejecutivos coinciden en lo desafiante que es el desarrollo de este canal. “El e-commerce irá desafiando cada vez más a la industria local como también a los modelos de retail tradicionales”, advierte el ejecutivo de Mienbach. En tanto, para Carlo Itani, el comercio online abre una serie de nuevas oportunidades para las compañías preparadas para “gestionar el universo de datos generados por los consumidores cada vez más conectados”.

Las dimensiones que puede alcanzar el comercio electrónico son analizas por distintos actores sin ser capaces de definir sus reales alcances. Sin embargo, está claro que la industria y en especial la operación logística debe estar atenta y está obligada a responder operacionalmente a los consumidores, asumiendo desafíos en áreas como la última milla, que es una de las etapas de mayor sensibilidad para los clientes, donde hoy se demandan: opciones de retiro, tiempos de entrega, disminución de brechas horaria de despacho y disminución de costos de despacho.

AUTOMATIZACIÓN Y TRANSFORMACIÓN DIGITAL

A nivel operacional, la automatización de los procesos se ha transformado en una de las alternativas más analizadas por la industria logística que busca mejorar tiempo operacionales, eficiencias y costos.

En el país hemos sido testigo, de la mano de los principales actores del retail, de incorporación de procesos automatizados de primer nivel. Sin embargo, con los años, la tecnología se ha acercado a distintas compañías, gracias a una disminución de los costos de implementación. Hoy la automatización de los procesos logísticos es una realidad en Chile.

Según, el director Latam de Consultoría en Operaciones en KPMG, la automatización del trabajo está impulsando significativamente el nivel de desempeño de las distintas áreas de una compañía, en especial, Finanzas, Compras y Recursos Humanos. “Los procesos logísticos de la misma forma, son comúnmente formados por actividades de elevada repetitividad y de intenso uso de mano de obra, y por lo tanto también suelen contener muchas oportunidades de automatización. Por este motivo, hemos visto compañías implementando robots en actividades como cotización de fletes, monitoreo de vehículos, gestión de ocurrencias, comunicación con clientes, agendamiento de entregas, auditoría de pagos de proveedores, entre otras”, afirma Itani.

Para el Director Gerente Miebach Consulting, la automatización es hoy una realidad. Sin embargo, advierte que hay que distinguir en las empresas que han avanzado de forma correcta en lo llamado “digitalización de procesos comerciales, ya que –a su juicio “no es lo mismo una empresa que vende por e-commerce a una empresa que explota la omnicanalidad por medio de procesos ya digitalizados”.

En cuanto a la Transformación Digital de la industria, proceso que se encuentra en boga por sus eventuales ventajas , ambos ejecutivos coincidieron en que es proceso que está en desarrollo en el país y que trae mejoras a nivel comercial y operacional, gracias a un correcto manejo de los datos e información.

Godoy asegura que es un proceso que en Chile está en curso, pero advierte que aún queda bastante por desarrollar. Por su parte, Carlo Itani, asegura que el éxito de una compañía está cada vez más relacionado con su grado de visibilidad e integración con los demás participantes de su cadena, incluso sus clientes.

“Al traer formas radicalmente nuevas de recopilar y analizar datos, comunicarse, desarrollar productos, prever ventas, comprar materiales, planificar stock, programar entregas, entre otros aspectos, la transformación digital trae una ventana de oportunidades únicas para que las cadenas de suministros generen una diferenciación competitiva a sus negocios”, agrega el vocero de KPMG.

 

CENTROS DE DISTRIBUCIÓN

A fines de 2018 se inauguró con bombos y platillos el nuevo Centro de Distribución de Falabella. El recinto fue presentado como uno de los más modernos de Latinoamérica con el cual, la compañía busca responder a los desafíos operacionales del Comercio electrónico. Asimismo, hoy el mercado nacional mira con atención la construcción de lo que será el nuevo y moderno CD de Walmart El Peñón, el cual fue presentado como el recinto más importante para la compañía fuera de Estados Unidos.

Ambos ejemplos dejan entrever la importancia que tiene el centro de Distribución y su implementación en el desarrollo, crecimiento y posicionamiento de una empresa.

Para Carlo Itani, los CD han cambiado debido al comportamiento de los consumidores. Las logísticas están migrando de un modelo basado en volumen, centrado en eficiencia, para un modelo basado en valor, enfocado en la experiencia del cliente.

“Son así cada vez más comunes los centros de distribución ubicados en pequeños inmuebles de grandes centros urbanos, desde donde se pueden hacer entregas en poquísimas horas. Vemos también un crecimiento del surtido de productos y un aumento de las operaciones de logística de reversa”, detalla el ejecutivo de KPMG.

Dado los cambios de la industrias estos recintos son desafiados constantemente. Según Camilo Godoy, uno de los desafíos que tienen son la incorporación de tecnología y adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado.

“El desafío es incorporar tecnología y procesos que permitan una rápida adaptación a nuevos requerimientos de mercado, evitando la obsolescencia de los diseños y de las tecnologías”, según el vocero de Miebach.

Otro aspecto que hoy está presente en la industria es la adaptación de estos almacenes a los colaboradores, haciéndolos más agradables y amigables.

ÚLTIMA MILLA

Como la etapa más “desafiante” y “critica” del procesos es –según los ejecutivos- catalogada la etapa de última milla y despacho.

“Aún en desarrollo. Solo pocas empresas o cadenas han desarrollados procesos eficaces y eficientes para el proceso de última milla,. Sin duda el arribo de otras cadenas tendrá un foco importante en la mejora de la ultima milla”. GODOY

“La última milla es la etapa más critica de una operación logística. No solamente por su mayor complejidad y costo, sino porque es donde el desempeño es más perceptible por parte del cliente.

En la búsqueda por mayor desempeño en la última milla, nuevas tecnologías y modelos de negocio están siendo probados, tales como, el sistema de drop boxes de la compañía POPStation, el transporte compartido como plataformas como UBER, vehículos autónomos y robots de entrega, entre otros.

No cabe duda que la industria logística se mueve y vive un proceso de consolidación. Con el correcto diseño de cada una de sus etapas de la cadena, las empresas buscan responder a las exigencia de sus clientes, donde la calidad de servicio es hoy el punto en común entre la industria. Implementaciones tecnológicas, alianzas comerciales, automatizaciones, rediseños operacionales, o nuevos centros de distribución son el reflejo de esta nueva logística nacionales; una industria posicionada y con prestigio.

Modificado por última vez en Jueves, 28 Marzo 2019
  • comentario
  • Visto 291 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares