El sostenido desarrollo de la logística chilena y su ahora reconocida importancia para las empresas nacionales han originado un crecimiento del mundo académico relacionado a esta área. La especialización ha sido, además, la clave para que muchos profesionales crezcan al interior de sus compañías. Sin embargo, los académicos reunidos en esta oportunidad sostuvieron que aún queda mucho por hacer para lograr posicionar a un nuevo y completo profesional logístico.

Tras un breve receso, Logistec nuevamente desarrolló su tradicional Mesa Redonda. En esta oportunidad, la X versión de esta actividad reunió a un grupo de prestigiosos académicos y representantes de distintas Universidades, Institutos e Instituciones que tiene programas de pre y post grado relacionados con el mundo logístico para conocer, analizar y reflexionar sobre el actual escenario, las tendencias, expectativas y desafíos que enfrenta el sector académico, debido al desarrollo que ha tenido la industria a nivel nacional.

Fin de año es el momento preciso para delinear en muchas ocasiones los planes de estudios para los semestres del 2015, lo que entrega un valor agregado a este tipo de instancias. Muchos piensan en profundizar sus conocimientos o bien alcanzar la anhelada especialización mediante cursos de postgrado. En esta ocasión los asistentes debatieron sobre el actual escenario que enfrenta la educación en áreas como la logística, qué buscan las empresas de los nuevos profesionales, cuáles son las características que deben tener y, por último, cuáles son las proyecciones académicas en un mercado en constantes cambios y desarrollo.

Al encuentro, que se realizó en dependencias de la Revista, se dieron cita Juan Pablo Sepúlveda, Director de Carrera de Ingeniería en Logística y Transporte y Director Académico Magíster en Dirección de Operaciones y Logística de la Universidad Andrés Bello (UNAB); Héctor Portales, Director de Postgrado de Supply Chain de la Universidad Bolivariana; Juan Pablo Fuentes, Director del Instituto Logístico y Transporte (ILT); Sergio Maturana, Director del Departamento de Ingeniería Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC); Andrés Amigo, Director del Programa de Diplomados en Logística de la Universidad de Santiago: Giovanni Rivano Director de Postgrado de Escuela de Gestión Europea (EGEU) y Luis Gaete, Director Escuela de Ingeniería Vespertina de la Universidad Diego Portales (UDP).

 

Punto por punto los asistentes abordaron y debatieron desde sus conocimientos y experiencias los temas. La conversación se abrió con la siguiente pregunta: ¿Cuál es el actual escenario nacional en cuanto a alternativas académicas relacionadas a la industria logística?; luego, se analizó el cómo ha crecido oferta académica, quiénes son los nuevos estudiantes de logística; cómo se vislumbra la demanda laboral actual; cómo se han incorporado nuevas características a este nuevo ejecutivo y, finalmente, los académicos desarrollaron un comentario final sobre los desafíos que tiene el sector.

 

ESCENARIO ACTUAL

 

La necesidad de especialización, la nueva visión del Supply Chain Managment y la carencia de estudios en el sector logísticos fueron algunas de las conclusiones a las que llegaron los académicos al analizar el escenario actual en el que se encuentra la logística nacional del punto de vista académico.

 

La incursión de la logística, como carrera, que se ha visto en los últimos años es para Luis Gaete la razón de que hoy los profesionales que se desenvuelven en esta área vengan de otros sectores profesionales, lo cual refleja que “la profesionalización de la logística ha ido de apoco y de área en área. Falta tiempo de trabajo”.

 

La relativamente reciente incursión de la logística en lo académico lleva -según el director de la UNAB, a que hoy en día exista poco conocimiento por parte de los estudiantes de 4 medio sobre esta profesión y ahí hay una tarea pendiente. “Los jóvenes no saben de qué se trata esta carrera y eso se refleja en el número de estudiantes diurnos. En las carreras vespertinas hay más gente, ya que por lo general son las personas que trabajan y que ya han tenido un contacto con el mundo logístico y saben de la importancia de especializarse”.

 

Por su parte el académico de la PUC atribuyo al enfoque Supply Chain la popularización de la logística. “Con esta nueva visión se asumió que la logística es algo más complejo y que requiere de una preparación y especialización, ya que está relacionado al desarrollo de Chile, lo que instó al estudio de esta”. En esta línea, Amigo destacó la importancia de acercar lo operativo de la logística al lado del Managment, “lo que nos permite tener un enfoque de gestión sobre la cadena de suministro que nos lleva más allá de las operaciones”, recalcó.

 

Una visión crítica es la que manifestó Portales al asegurar que “no hemos sido capaces de entender que la logística está de moda. Las universidades vieron que esto podría atraer personas y comenzaron con el tema, pero lamentablemente profesionales especialistas son muy pocos. El ingeniero logístico hoy debería ser transversal para todo. La operación es una cosa, pero el tema del supply chain managment cambio todo y hoy se debe hacer gestión. Es bueno que las Universidades vayan sacando cursos de postgrados, porque significa que vamos saliendo de apoco de esa insipiencia y vemos llegando a un punto de maduración”.

 

En esta línea, el director del ILT sostuvo que “la logística en la práctica es tan amplia que difícilmente existe una disciplina que aborde tanto temas distintos. En esta dinámica, la especialización es fundamental. Hemos tratado de formar a un profesional que no existía y lo hemos tratado de moldear de acuerdo a lo que se piensa son las competencias básicas para un logístico, pero dependiendo del trabajo que después realice estas competencias pueden parecer muchas o pocas”. Por su parte, Gaete recalcó que la “tarea es comenzar a acotarla y no sacar un profesional tan general.

Hoy en el mundo de la Logística la tendencia es súper-especializarce y esa es la visión que debemos tener como Universidades”, señaló el académico de la Universidad Bolivariana.

 

Los académicos coincidieron en la necesidad de especialización y en la falta de estadísticas y estudios que muestren el camino por el cual “avanzar”. Sin embargo, Andrés Amigo fue más optimista de la situación y enfatizó que “no estamos trabajando en la prehistoria. Si bien nos faltan estudios e información, no estamos tan perdidos”.

 

OFERTA ACADÉMICAS

 

En este punto los académicos profundizaron sobre quiénes son los que enseñan logísticas y cómo se puede -en una ciencia tan amplía- preparar una malla curricular que responda a las necesidades de las empresas del punto de vista de la cadena de suministro.

 

En cuanto a los académicos del área, los profesionales enfatizaron en que el camino ideal está en contar con un mix entre profesionales que vengan del área privada y aquellos que vengan desde la académica, ya que cada uno posee técnicas y conocimientos distintos que pueden ser enseñados y pueden aportar a formar a este nuevo profesional.

 

La tarea esta en contratar profesionales que trabajan en logística, pero a veces ellos no tienen otras herramientas de enseñanza. Ellos transmiten experiencia.

 

En cuanto, a la preparación de la malla, los académicos coincidieron en la importancia de ir observando las necesidades de la industria e intentar dar a los estudiantes una visión, lo más amplia posible de la logística, tanto desde lo operacional como también desde la gestión o de managment.

 

“Uno mira la malla y piensa ¿a qué le voy sacando horas en el programa? para dar una visión de gestión de negocios que permita desenvolverse a los profesionales”, reconoció Amigo.

 

PERFIL DEL ESTUDIANTES

 

¿Quiénes estudian Logística? Ante esta interrogante los asistentes coincidieron en separar a los estudiantes en dos grandes grupos: el estudiante de pre-grado, que llega a la carrera, en ocasiones, sin saber mucho del tema y los estudiantes de post-grado, que ven en estos estudios la posibilidad de crecer en su vida profesional y conocer desde la practica la logística.

 

Por su parte, Portales detalló los tipos de estudiantes según lo que buscan con la carrera: “la configuración del perfil del estudiante es muy distinto y nos encontramos con aquellos que buscan status, poder, ingresos, egos o, bien, por necesidad. Hoy no tenemos un perfil clásico”.

 

En esta línea, el docente de la UDP aseguró que “en las carreras vespertinas la gente ya pertenece al área logística y eso le da una mirada distinta”. A este respecto, Maturana afirmó que estos estudiantes, dado su trabajo o práctica, “tienen la parte técnica, pero les falta la parte de gestión, negociación, financiera, planificación y esa es la que viene a buscar para seguir creciendo en su vida laboral”.

 

El perfil disímil de los estudiante es un factor anexo que dificulta, en cierta medida, la posibilidad de diseñar un programa de estudio y “cumplir con las expectativas de todos”, según Fuentes.

 

DEMANDA LABORAL

 

¿Qué buscan hoy las empresas de los profesionales logísticos? Esta fue la pregunta que guio esta parte de la conversación. En este punto, los docentes apuntaron a la necesidad que tiene la empresa de profesionales con conocimientos específicos, pero con una mirada amplía de los procesos. Asimismo, recalcaron la necesidad de contar con trabajadores que tengan, por sobretodo, compromiso con las directrices y proyectos de las empresas.

 

“Las empresas hoy demandan competencias específicas en temas súper acotados, pero bien dirigidos y con los conocimientos técnicos específicos. Es muy importante acotar la especialización, ya que quienes están en los puertos deberían saber ciertas cosas y los que están en comercio exterior, otras. En un nivel más profesional, la tarea está en especializarse en conocimientos diferentes, fundamentalmente en cuanto a la gestión”, comento el director del programa de diplomados en logística de la Universidad de Santiago.

 

En esta línea, Amigo añadió que “al final del día, los profesionales pueden terminar por arriba de otras, ya que será un profesionales más preparado”.

 

Los docentes recalcaron la necesidad de las compañías de incluir a un profesional con actitudes diferenciadoras que van más allá de las cualidades académicas.

 

“Las empresas buscan gerentes que sean capaces de ponerle motor al proceso y hacer que las cosas pasen. Hoy las empresas buscan compromiso por parte de los profesionales, que permita proyectar cambios y gestiones a largo plazo. Las empresas cuando están contratando están valorando cualidades más blandas que los conocimientos duros, ya que -por ejemplo- si tiene compromiso se le puede enseñar”, planteó el Director del ILT.

 

Un punto a considerar en la proyección laboral de los profesionales logísticos es la creciente rotación. “La empleabilidad del sector está en 92% por sobre otras áreas, lo que ha llevado a que la rotación de personas sea muy alta”, apuntó Portales.

 

PROYECCIONES Y CONCLUSIONES

 

Para finalizar el encuentro los profesionales realizaron un comentario sobre la relación entre la academia y la logística; apuntando a su desarrollo, proyección y desafíos. Para muchos de los académicos las tareas pendientes son muchas y la especialización y el posicionamiento de profesional capacitado, con conocimientos y habilidades es la clave para impulsar a la logística nacional.

 

Luis Gaete: “Necesitamos especializar y desmenuzar lo que es la logística. Tratar de incorporar no sólo desde la ingeniería, sino también del área de la administración de empresas, donde hoy escasea la visión logística. La idea es pulir la relación académica entre lo operacional y la administración.

 

Giovanni Rivano: “Estoy de acuerdo con la especialización y la tarea está en poner foco especifico en lo que son los operadores logísticos, quienes han proliferado en Chile y para las empresas que comienzan a internacionalizar su servicio. Para mejorar la logística hay que potenciar esta relación, empresas y clientes.

 

Andrés Amigo: “Agradezco la invitación por la oportunidad de conversar con personas que están en la misma vereda de uno y que se aproximan desde su propia visión. En la conversación pude concluir que efectivamente hay poca integración entre quienes estamos en esta línea. Este tipo de instancias nos ayuda para contribuir de mejor maneja a profesionalizar y desarrollar la actividad logística nacional.

 

Sergio Maturana: Tiene que haber una mayor proyección de la logística. Finalmente, debemos llevar la logística a la mesa grande, la mesa de las decisiones y así le den la importancia que esta área tiene al interior de las empresas. Tenemos que lograr este cambio y creo que se producirá una vez que se asuma la importancia a nivel mundial que tiene la logística para la competitividad. Esto llevará a la especialización en todas las líneas, desde lo ejecutivos y a nivel de especialistas. La parte académica debe acompañar esta realidad y empujar un poco en los distintos niveles.

 

Juan Pablo Fuentes: La Industria logística chilena está lejos de un nivel de desarrollo de clase mundial, aunque industrias como el retail o la banca si lo están. Por ello, tenemos como desafío estrechar esta brecha para alcanzar esos niveles de desempeño. Por lo tanto, lo que viene por delante son cosas buenas, en Chile debe haber un cambio importante en cuanto a la visión logística y estratégica de las compañías y eso debe ser acompañado desde el mundo de la educación. Queda mucho por hacer, ya que la industria seguirá especializándose.

 

Juan Pedro Sepúlveda: La productividad es uno de los focos que se deberían tener en cuenta, desde el punto de vista de las empresas como también de quienes ofrecemos programas de estudios en el área logística. Por el lado de las empresas es importante que ellos se den cuenta que es necesario mejorar su productividad y no sólo se trata de hacer las cosas mejor, sino de tratar de ajustar costos. Y aquí la tarea de los alumnos es demostrar las ventajas de los cambios logísticos.

 

Héctor Portales: Las proyecciones que tenemos son muchas. Hoy en alternativas educacionales tenemos para todos los gustos. Hemos preparado el camino para todos los niveles, pero lo que nos falta es calibrar ciertas cosas para que estos matices educacionales concuerden con lo que las empresas requieren. Las mallas hay que conformarla mirando el concepto básico de lo que hoy es la gestión de una logística bien montada. La tarea es que el profesional logístico sea considerado y se tome conciencia que para transformase en una compañía competitiva se requiere a estos profesionales.

Modificado por última vez en Viernes, 25 Noviembre 2016
  • 0 comentario
  • Visto 5019 veces
  • Etiquetado como
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.