Fetchr, un servicio de logística basado en aplicaciones con sede en Dubai, utiliza el GPS para entregar paquetes a los consumidores equipados con smartphones, donde sea que se encuentren.

En Nigeria, donde casi el 80% de los hogares y las empresas no podían recibir entregas por falta de una dirección, ahora hay una manera de obtener un paquete. Ello, a través del trabajo realizado por la compañía What3words, con sede en Londres, que creó un sistema de cuadrantes de georreferenciación a nivel mundial, el cual genera una etiqueta con una dirección de tres palabras. El servicio postal nigeriano implementó esta tecnología, pudiendo así especificar cualquier ubicación de entrega con una aplicación telefónica.


En San Francisco, una empresa nueva llamada Flexport ha establecido una plataforma basada en la nube que analiza datos y actividades de comercio global en tiempo real de importadores, exportadores, compañías de transporte terrestre, compañías marítimas, aerolíneas, aduanas y terminales para especificar la forma más eficiente de moverse.


Todos estos desarrollos representan solo una pequeña muestra de la oleada de innovación de los nuevos participantes del sector logístico de la industria del transporte y la logística (T&L), a nivel global; nuevas empresas que se centran, principalmente, en eliminar las muchas ineficiencias de los modelos de negocios de envíos y entregas tradicionales. Y aunque algunas de sus aplicaciones específicas se adaptan a los requisitos de las geografías locales, en general, estos disruptores están afectando la logística a nivel mundial y son claramente una amenaza para las empresas de logística tradicionales.


Las nuevas tecnologías están dirigidas a una variedad de servicios logísticos que incluyen la programación automatizada, la consolidación de entregas de múltiples remitentes, camiones a pedido y análisis de datos basados en transportistas. El flujo de inversión, en sí mismo, muestra la escala y la velocidad de este cambio. FreightWaves, un proveedor de datos de T&L, informó recientemente que, en los primeros tres trimestres de 2018, la inversión de riesgo en la industria fue mayor que en todos los años anteriores combinados y más del doble del récord de 2017 de US $ 1,4 mil millones.


El ritmo de la innovación y la incertidumbre que trae consigo, incluida la amenaza de nuevos competidores, explica por qué los CEO de Transporte y Logística son menos optimistas este año sobre el futuro inmediato.


La 22ª Encuesta Anual Global de Directores Ejecutivos, elaborada por PwC encontró que la confianza de los jefes ejecutivos de T&L en el crecimiento de los ingresos de su propia organización en los próximos 12 meses se encuentra en un mínimo de cinco años, con solo el 29% de los cuales se muestra "muy confiado". Esta falta de optimismo ha llevado a las compañías establecidas de transporte y logística a buscar nuevas fuentes de ingresos que a veces son solo tangenciales para su negocio principal. Por ejemplo, en 2018, Deutsche Post DHL de Alemania abrió una segunda fábrica para su filial de fabricación, Street Scooter, que originalmente se creó para fabricar la flota de furgonetas eléctricas de DHL. Esta nueva planta está programada para duplicar la producción anual de Street Scooter a 20.000 vehículos con miras a las ventas a otras compañías de logística.


Sin duda, pasos como esos pueden tener sentido en un momento en que la competencia se está calentando. Pero la avalancha de actividad digital ha llegado a un punto de inflexión tal que las compañías de transporte y logística no pueden permitirse ignorar el impacto potencial de las nuevas tecnologías, ni pueden posponer la determinación de cómo pueden transformar digitalmente sus modelos de negocios.


Es posible que el sector de T&L haya tardado en cambiar en el pasado, pero las nuevas empresas, las aplicaciones y el capital de riesgo giran en torno a que el segmento de logística, si lo hace. Las compañías predominantes, grandes y pequeñas que no logran mantener el ritmo pueden encontrarse en pocos años inmersos en una industria que ya no reconozcan.


LA PROMESA DEL BLOCKCHAIN


Una tecnología relativamente incipiente que aún tiene un potencial significativo para el transporte y la logística es el Blockchain. Los cuellos de botella en el ámbito logístico tienden a ocurrir, debido a la falta de transparencia y muchas cintas rojas.


A menudo, la ubicación precisa de los envíos en ruta no está clara, lo que hace que sea prácticamente imposible programar las entregas de manera óptima o proporcionar tiempos de entrega específicos garantizados. Además, docenas de documentos acompañan a la mayoría de los envíos y, si falta un poco de papeleo, un envío puede demorarse por días.


Blockchain tiene el potencial de eliminar buena parte de estos obstáculos, porque puede servir como un libro de contabilidad digital cifrado que rastrea los movimientos de los productos desde el Centro de Distribución hasta el cliente y vincula la documentación directamente con el envío a medida que se dirige al destino. Cualquier posible irregularidad que pudiera alterar el paso suave de un envío sería fácilmente visible, a través de un programa de logística de cadena de bloques, lo que permitirá a las empresas corregir el problema de inmediato. Además, Blockchain podría automatizar el proceso de gestión de los protocolos de aduana y el pago a los subcontratistas.


Entre las compañías de T&L, el interés en blockchain está creciendo, aunque el uso todavía se está retrasando. A principios de 2018, IBM y A.P. Møller-Maersk anunciaron una empresa conjunta, TradeLens, para desarrollar una plataforma basada en Blockchain para el ecosistema T&L.


A fines de 2018, una iniciativa rival llamada Global Shipping Business Network debutó con nueve transportistas marítimos y operadores de terminales en su consorcio. Un grupo de la industria, el recientemente lanzado Blockchain en la Alianza de Transporte, ya cuenta con más de 500 miembros en todo el mundo.


El mayor impacto de Blockchain podría ser reducir las ineficiencias en las entregas de última milla, elevar los márgenes de ganancia en una parte del negocio de T&L que es notoriamente escasa en devoluciones y costosa de administrar. Con la ventaja adicional de saber específicamente dónde se encuentra cada artículo enviado en cualquier momento y si se prevén posibles retrasos, las compañías de T&L pueden minimizar los problemas de la última milla al planificar entregas agrupadas en direcciones específicas o vecindarios, prácticamente por minuto; una práctica llamada entrega sintética de paquetes.


UPS está desarrollando un sistema de este tipo, programado para conectarse en línea en los Estados Unidos, en 2020. Llamada Smart Logistics Network, utilizará Blockchain para consolidar de forma continua las entregas, con el objetivo de reducir las rutas de los camiones, al tiempo que aumenta la cantidad de paquetes que lleva cada vehículo. Amazon también está haciendo movimientos en la entrega sintética.


Los clientes de Amazon Prime ahora pueden elegir el envío sin apuro que ofrece descuentos inmediatos en el pedido o puntos de recompensa por compras futuras para las personas que desean esperar hasta seis días por sus artículos. El tiempo adicional le permite a Amazon encontrar el método de entrega más rentable.


IA INTELIGENTE


Las compañías de T&L también deben considerar el uso de inteligencia artificial (IA); puede ayudarles a distinguirse de la competencia, brindar un mejor servicio, reducir costos y mejorar las operaciones diarias. Por ejemplo, la gestión de la flota podría mejorarse enormemente mediante el uso de sensores dentro de camiones, barcos y aviones conectados a programas de AI que monitorean el consumo de combustible y recomiendan formas de minimizar el uso de petróleo y gas, así como programas que sugieren actividades de mantenimiento proactivo antes que costosos y desperdicio de tiempo se producen grandes averías.

 

pvista ed113 grafico


Tal vez como una indicación del potencial de estas aplicaciones, basadas en la inteligencia artificial, los fabricantes de camiones como Daimler e Isuzu han invertido de manera importante y efectiva en el negocio de la logística al actualizar sus vehículos con cámaras, sensores y software avanzados para identificar, escanear y grabar paquetes automáticamente, a medida que se cargan. Además, estos programas sugerirán dónde se deben colocar los artículos según el tamaño, el destino, el peso y el impacto en los gastos de combustible. A solo un pequeño paso de estas capacidades basadas en máquinas sería un equipo autónomo que evalúa y ajusta continuamente los sistemas de control del clima en cuadrantes únicos del área de carga de camiones de acuerdo con los requisitos de diferentes envíos.


Esto ampliaría enormemente el mercado de una empresa de logística para envíos de manipulación especial como productos alimenticios perecederos, productos farmacéuticos y químicos. Y para la programación, AI puede aprovechar las redes de sensores de la flota para pronosticar la demanda y organizar de manera óptima los envíos al tiempo que garantiza tiempos de entrega precisos. Esto abre la posibilidad de precios dinámicos.


Del mismo modo que las compañías de viajes ajustan los precios según la demanda, buscando generar el mayor rendimiento posible para cada boleto, también las compañías de T&L pueden cobrar más de un momento a otro en función de la recolección, el envío y el volumen de entrega en un área circunscrita. Para hacer esto, las compañías de T&L tendrían que implementar programas de inteligencia artificial que puedan medir con precisión la oferta y la demanda en instantáneas de tiempo, en lugar de hacerlo únicamente a través de una visión a largo plazo.


Sin embargo, a pesar de la promesa de AI, en general, la tecnología no parece ser una prioridad para los CEO de T&L, lo que puede ser un error, pero también puede ser una función de su cautela sobre el gasto de dinero en programas costosos cuando sus márgenes se encuentran restringidos. En la Encuesta de CEO de PwC, el 40% de los encuestados de T&L dijeron que no tenían planes de llevar a cabo ningún proyecto de AI, en comparación con solo el 23% de los CEO de todas las principales industrias.


LAS MAQUINAS SOMOS NOSOTROS


El sector de la logística se está familiarizando con las máquinas, especialmente con los robots que manejan la administración del inventario del almacén y las actividades del muelle de carga.


Algunas de estas máquinas utilizan inteligencia artificial para ayudarlas con tareas repetitivas, pero en muchos casos sus aplicaciones son tan limitadas que no es necesario un alto grado de inteligencia. La firma de investigación Tractica prevé que los envíos mundiales de robots de almacenamiento y logística aumentarán de aproximadamente 194,000 unidades en 2018 a 938,000 unidades en 2022. Para las compañías de T&L, incluso si estas máquinas se usan únicamente para la gestión de inventario su impacto en el balance final puede ser significativo, especialmente en la mejora de la planificación de la fuerza laboral y la gestión de recuentos para minimizar los costos.


Sin embargo, nadie espera que los equipos autónomos utilizados en el sector logístico permanezcan centrados únicamente en aplicaciones relativamente sencillas. Ya hay indicios de que las máquinas avanzadas -que podrían manejar entregas complejas- están a punto de convertirse en realidad. Por ejemplo, el SoftBank Vision Fund de Japón ha invertido casi US$ 1.000mn en Nuro, una empresa nueva que fabrica vehículos de autoalimentación para envíos locales y ya está experimentando con la entrega de comestibles en Scottsdale, Arizona.


Y Amazon fue pionero en la prueba de drones para la última milla en 2016; desde entonces, la idea ha capturado la imaginación de otras compañías de T&L. Destacados en el programa experimental de la Unión Europea para el uso comercial de aviones no tripulados están Unifly, una compañía de software de aviación que desarrolla sistemas de gestión de transporte y logística de aviones no tripulados y Helicus, que espera brindar un suministro más rápido de medicamentos críticos a los hospitales. Para las empresas de logística, el uso creativo de las máquinas será claramente una característica definitoria del éxito en los próximos años.


LA INFLUENCIA DE LA TECNOLOGÍA EN LAS ESTRATEGIAS DE LA FUERZA LABORAL


A menudo, las discusiones sobre la mejora del rendimiento y los resultados con herramientas digitales es el efecto catalizador positivo que puede tener la nueva tecnología en partes no técnicas del negocio, por ejemplo, en la forma en que se implementan las fuerzas de trabajo. Al igual que la tecnología permitirá a las compañías rastrear y consolidar los envíos, las firmas de T&L pueden usar los datos de demanda y demanda más sólidos y extremadamente granulares de ubicación por ubicación para desarrollar programas de programación flexible para los trabajadores.


Actualmente, las compañías más grandes de T&L dependen de los trabajadores de horas cortas para manejar las tareas en horas pico. Aunque trabajan menos que un turno completo, generalmente estos trabajadores tienen los salarios y beneficios relativos de otros empleados, y debido a que trabajan horas predeterminadas, no importa cuánto cambie la demanda de un día (o una hora) al siguiente son una experiencia directa.


Costo para el negocio con poca flexibilidad. La adición de herramientas digitales que monitorean los envíos entrantes y salientes de un momento a otro cambiaría esta ecuación significativamente. Las compañías de T&L podrían contratar transportistas y trabajadores de almacén en respuesta a la actividad operativa real, en lugar de pronósticos a menudo inexactos. Este es un paso por debajo de una fuerza de trabajo a pedido que utiliza personal freelance, o la economía de conciertos que compiten entre sí por los trabajos de T&L en cada estación a lo largo de un viaje de envío, desde los centros principales donde se colocan los productos en camiones de contenedores hasta pequeñas millas. Depósitos donde los mensajeros pujan por hacer entregas puerta a puerta.


Las asociaciones o alianzas que vinculan a las nuevas empresas con ideas tecnológicas innovadoras y empresas establecidas de T&L pueden volverse más rutinarias en el futuro, especialmente como una forma de reclutar talento que sea capaz de concebir nuevas formas de implementar tecnología avanzada, tanto en operaciones como en la mejora de los servicios ofrecidos a los clientes. La necesidad de estos empleados más expertos en tecnología es evidente para los CEOs que responden a nuestra encuesta.


El cincuenta y cinco por ciento dijo que estaba "extremadamente preocupado", porque esta brecha de habilidades no les permite innovar; el 53% dijo que les está haciendo pasar por alto sus objetivos de crecimiento y el 49% dijo que les está impidiendo buscar una oportunidad de mercado. Pero estos sentimientos aún no están resultando en una gran cantidad de actividades de fusiones y adquisiciones o de empresas conjuntas entre empresas de tecnología y empresas predominantes de T&L, y prácticamente ninguna entre los competidores directos de la industria. De hecho, solo el 37% de los encuestados anticiparon formar parte de una alianza estratégica o empresa conjunta de cualquier tipo, y solo el 26% dijo que esperaba colaborar con emprendedores o nuevas empresas (ver muestra).


Para sobrevivir en medio de tanta nueva competencia y nueva tecnología que afecta simultáneamente al segmento logístico de la industria del transporte y la logística, los ejecutivos deben estar preparados para adoptar nuevas estrategias más que en los últimos años. Todo, incluido cómo se estructuran y administran las operaciones, la forma en que las tecnologías digitales se adaptan para usos y enfoques creativos y cómo se contrata y despliega la fuerza laboral, está plagado de cambios. El negocio de T&L generalmente no es conocido por su agilidad tecnológica o su propensión a la reinvención rápida. Las compañías de hoy no deberían sentirse demasiado cómodas con esa vieja forma familiar de hacer negocios.


ESTRATEGIA HECHA REALIDAD


¿Cuáles son las mejores estrategias que pueden usar las empresas de transporte y logística para adoptar nuevas tecnologías como Blockchain o IA? La industria del transporte y la logística es extremadamente diversa. De alguna manera es una industria casera, con pequeñas empresas involucradas en actividades de logística y envío limitadas y enfocadas; también tiene algunos de los negocios de entrega global más grandes.


Como resultado, las decisiones para implementar nuevas tecnologías variarán, dependiendo de la disponibilidad de fondos para invertir en esta área y en I&D. No obstante, dado que la arena general de T&L se está moviendo rápidamente hacia la adopción de más funciones y capacidades digitales en toda su cadena de valor, la inversión e innovación en I + D es esencial, sin importar el tamaño de la empresa.


Entre todos los desarrollos tecnológicos recientes, Blockchain tiene quizás el mayor potencial para impactar la eficiencia y los márgenes de ganancias: como un libro digital cifrado que rastrea los movimientos de los productos desde la fábrica hasta el cliente puede eliminar la burocracia que dificulta la gestión de los envíos.


Programación y despliegue de activos. Pero debido a su amplitud, Blockchain no puede implementarse como un esfuerzo en solitario; requiere cooperación a través de las muchas transferencias en el mundo del transporte y la logística.


En pocas palabras, la introducción de Blockchain crea un problema de ecosistema que solo se puede abordar con la colaboración conjunta. Por lo tanto, las grandes empresas que controlan el mayor volumen de envíos globales pueden liderar el esfuerzo de implementar Blockchain para su propio beneficio, pero las empresas medianas y grandes de T&L deben aprovechar las oportunidades para participar en la creciente lista de programas piloto de Blockchain que lideran los principales actores del sector, asociaciones de la industria, empresas de consultoría y clientes claves (como grandes empresas de fabricación que dependen del envío).


The Blockchain en Transportation Alliance tiene más de 500 miembros en todo el mundo, principalmente firmas de T&L. El objetivo del grupo es desarrollar estándares de cadena de bloques de la industria de T&L y admitir nuevas aplicaciones.


En tanto, la inteligencia artificial requiere una estrategia diferente, porque es una innovación interna que las compañías de T&L pueden implementar solo si cuentan con recursos de inversión, una fuerza laboral técnica y una red de datos suficientemente sólida. En esos casos, la inteligencia artificial o la inteligencia de la máquina pueden desempeñar funciones clave en una organización que puede mejorar el rendimiento general. Por ejemplo, un sistema de AI puede administrar la toma de decisiones en tiempo real para la selección óptima de transportistas, rutas y programación basada en cantidades masivas de información histórica.


O puede hacer un análisis predictivo, usando inferencias de los datos disponibles para planificar el despliegue de activos y la gestión de inventario más eficientes. Debido a la complejidad y el costo, los sistemas de inteligencia artificial en su definición más amplia probablemente no serán un elemento importante en el transporte y las empresas de logística a corto plazo. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas de T&L deberían ciertamente hacer movimientos iniciales hacia la integración eventual de la IA en sus organizaciones, mediante la adición de sistemas robóticos avanzados a sus almacenes, depósitos de envío y programas de administración de inventario.


Estos sistemas no solo mejoran las actividades de recolección, embalaje y envío, sino que también determinan cómo almacenar los artículos y cargar los camiones de manera óptima, sobre la base de factores como el tamaño, el destino y la perecibilidad.


Estas sugerencias podrían verse como formas de comenzar poco a poco, utilizando AI para construir gradualmente hacia la creación de un futuro más innovador.
Aun así, deberían tener una recompensa inmediata para mejorar la eficiencia, el servicio al cliente y los márgenes de ganancia operativa.

 

Parte de la 22ª serie de tendencias de la Encuesta global de CEOs de PwC
Autores: Peter Kauschke. Director, PwC Germany Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Dominik Baumeister. Middle East Aviation, Transport & Logistics Leader Partner, PwC Middle. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Jonathan Kletzel. US Transportation & Logistics Leader Principal, PwC US

Modificado por última vez en Martes, 20 Agosto 2019
  • comentario
  • Visto 1084 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares