Un nuevo modelo de venta y distribución, la consolidación de un modelo de atención 100% pensada en el cliente y una operación que conjuga experiencia y resguardo de la seguridad son algunos de los puntos fuertes del proceso logístico de Lipigas, de la cual fuimos testigos en su principal planta de producción y despacho ubicada en la comuna de Maipú.

 


¡Se acabó el verano! y con él se va no sólo la temporada de vacaciones, sino también las cálidas temperaturas propias de esta estación. Paulatinamente, las tardes y noches se tornan más frías y en un par de meses el otoño dará paso al invierno; las lluvias y la –ya esperada- baja de los termómetros en el hemisferio sur.

 


Como de costumbre, el cambio de temporada a nivel comercial impulsa la oferta de toda una nueva baterías de productos ‘invernales’. Ya en marzo, asistimos a la considerable baja de precios en los artículos ‘estivales’, mientras que las salas de venta comienzan a exhibir ropa de abrigo, estufas, calefonts y otros artículos de primer orden para la hacer frente a la temporada invernal.


Como es lógico, el cambio de estación también genera alza en las ventas del sector “combustibles”, elevando los márgenes de productos como la parafina y el gas licuado de petróleo (GLP), ampliamente usados en este periodo, principalmente, para efectos de calefacción. No obstante, si bien esta temporada sigue representando el periodo más alto de ventas para este mercado, en los últimos años el alza del consumo de este tipo de combustibles se ha visto limitada debido a las templadas temperaturas invernales derivadas del denominado cambio climático, un factor que, aunado a otras variables, afecta a los actores del sector que han debido reinventarse para ser más competitivos.


En esta fórmula, una de las compañías pioneras en innovación a nivel operativo y de producto es Lipigas, destacado actor a nivel nacional en el envasado, comercialización y distribución de gas licuado de petróleo, gas natural y gas natural licuado para clientes residenciales, comerciales, industriales y de transporte, con una participación de mercado del 36,5% (dic.2015) y más de 60 años de trayectoria en el país.


lipigas 1Instalada en el imaginario colectivo gracias al característico color amarillo de sus cilindros y a la ya mítica figura de "Spike", un entrañable quiltro chileno; “rostro oficial” de la empresa en cada una de sus campañas comerciales, hasta su deceso en marzo de 2016; en los últimos 5 años, Lipigas ha venido concretando diferentes desafíos operativos y logísticos que – a la fecha- le han permitido instalarse como líder en las ventas de GLP envasado y granel. En 2016 comercializó más de 445 mil toneladas de este producto, de las cuales 259 mil toneladas corresponden a producto envasado.
A partir de estas y otras cifras en ascenso, Revista Logistec visitó la principal Planta de Producción y Centro de Distribución que la compañía opera a nivel nacional, en la comuna de Maipú, con el objetivo de conocer en terreno los puntos claves de la operación logística de Lipigas; un recorrido que nos sorprendió no sólo por los altos niveles de seguridad de la operación, sino también por el alto compromiso exhibido por sus colaboradores y distribuidores, un espíritu de ‘trabajo en equipo’ gracias al cual han logrado desarrollar altísimos niveles de fidelidad por parte de sus clientes.


09:00 Horas. Llegamos a las instalaciones de Lipigas, ubicada en la comuna de Maipú, en las cercanías del Camino a Melipilla. A nuestro arribo nos recibe Sergio Fontecilla, Jefe Nacional de Logística de Lipigas y nuestro anfitrión durante la visita.


Tras el saludo inicial, Fontecilla nos comenta que debemos asistir a charla de seguridad obligatoria para todas las personas que ingresarán al recinto, la que se extiende por aproximadamente 45 minutos y que integra –entre otras temáticas- aquellas acciones que deberemos tener en cuenta para hacer el recorrido pactado, resguardando todos las medidas de seguridad, a cargo de un prevencionista.


09:50 Horas. Concluida la inducción, nos reencontramos con Fontecilla quién nos explica los parámetros operativos que rigen la producción y despacho de Lipigas en la Planta de Maipú, la más importante a nivel nacional para la línea de negocio de GLP envasado, ya que desde ella se maneja el 85% del volumen total de la producción a nivel país.


Según explica Fontecilla, en materia de GLP envasado, la producción y despacho se divide en 4 zonas a nivel nacional: Norte 1 y 2; Zona Centro y Zona Sur, con 14 plantas envasadoras en todo el territorio. Es misión de la Gerencia de Operaciones y Logística “cumplir con las necesidades de producción y distribución definidas por la empresa en términos de oportunidad, utilizando de manera óptima los recursos, velando siempre por la seguridad, que en nuestra operación diaria es un pilar fundamental”, explicó el ejecutivo.


Y es que, todos y cada una de las operaciones desarrolladas por la compañía en su quehacer diario están delimitadas por el factor: seguridad, sostiene Fontecilla, “lo que es bastante lógico si se considera que, después de todo, nosotros manejamos gas, un producto que tiene riesgos, al ser inflamable”, sostiene.


Junto a la Seguridad, otro factor que rige la operación es el nivel de servicio, es decir, cómo se entrega el producto al cliente final. En este punto, Fontecilla sostuvo que “nuestros objetivo es buscar la eficiencia de costos, de manera que seamos más competitivos en el mercado a nivel de precio y calidad, lo que repercute en la satisfacción de nuestros clientes finales”.


Interiorizándonos respecto a los modelos de negocio que hoy en día práctica Lipigas a nivel nacional, cabe destacar que históricamente en Chile la principal línea de negocio de la compañía es la comercialización es el Gas Licuado del Petróleo (GLP) a granel y envasado, incursionando a partir de 2004 en el suministro de Gas Natural en la comuna de Calama y desde 2014, al suministro de Gas Natural Licuado (GNL) mediante el uso de camiones para clientes industriales ubicados en zonas alejadas de redes y gasoductos.


Para su producto más emblemático: el GLP, Lipigas posee tres formatos de distribución y comercialización de GLP, explica Fontecilla. “Primero tenemos el formato de “Envasado en Cilindros”, la forma más popular de distribución, que integra diversos tamaños de envases (5,11, 15 y 45 kilos) según lo requiera el cliente. El segundo formato es el “Granel”, transportado en camiones para ser almacenado en tanques ubicados en el domicilio de los clientes residenciales o en las instalaciones de comercios e industrias; y por último el “Gas de Medidor”, formato que permite a los clientes cubrir sus necesidades de GLP mediante estanques comunes que son reabastecidos en forma regular”.

 

lipigas 3


En torno al proceso de compra y abastecimiento del GLP, Fontecilla explicó que gran parte de la materia prima es importada desde distintos mercados, y en el caso de Lipigas de manera marítima a través de su terminal de uso exclusivo ubicado en la Bahía de Quintero. “Al ser considerado un commodity, lo importante a nivel transaccional será adquirir el elemento al mejor precio en estos mercados”, sostuvo el Ejecutivo.


Ahora bien, en torno a las modalidades de abastecimiento de GLP para alimentar las líneas de negocio descritas, Fontecilla explicó que son 3, siendo la primera y más importante el transporte marítimo que concentra más del 70% del volumen total de importación. “Lipigas cuenta con sus instalaciones de uso exclusivo en el terminal de Oxiquim en Quintero desde donde el gas es llevado a Concón y de ahí vía un ducto subterráneo a Maipú. Este ducto, de propiedad privada, es arrendado por nuestra compañía y por otras del rubro energético para el abastecimiento de productos como gas, petróleo y gasolina, por ello no es casual que nuestra competencia y otras empresas del sector estén emplazadas en este lugar, que tiene un valor logístico y estratégico importante, ya que representa un elevado ahorro en los costos de transporte y a mínimos niveles de riesgo”, sostuvo el Jefe Nacional de Logística.


En tanto, más del 20% del GLP que comercializa Lipigas llega por vía terrestre desde Argentina principalmente, completando así un diversificado mix de abastecimiento’, explica Fontecilla. Finalmente, la tercera modalidad de abastecimiento es la transferencia entre plantas, realizada también por vía terrestre.


DESDE LA PLANTA A SU HOGAR


10:30 Horas. Tras la entrevista preliminar, nos dirigimos al sector de producción donde nos recibe Cristian Carrasco. En torno al proceso productivo de envasado, concretamente, Cristian Carrasco explica que el recinto integra operaciones automatizadas con mínima intervención humana, específicamente orientada a procedimientos de control, sellado y paletizado. “En este recinto trabajan 25 personas, que van monitoreando cada uno de los procesos de la línea”.


Ingresamos así al recinto por la puerta norte, que enfrenta la línea de transporte de los cilindros que entrarán al proceso de ‘envasado’. Mientras avanzamos por un pasillo en altura, gracias al cual tenemos una excelente panorámica del recinto, Cristian Carrasco explica que el proceso inicia con el ingreso de los cilindros vacíos a la línea de envasado. “Según los parámetros de demanda que tenemos vamos generando los productos (cilindros) en los tamaños más requeridos”, explicó xxxx agregando que “en cada ciclo se envasa un formato de tamaño específico”.


A través del recinto, que integra 25.0000 mt2, corre una línea transportadora que alimenta los diferentes carruseles que representan cada instancia del proceso. Según lo descrito por Fontecilla, por los andenes de ingreso/salida, ubicados con en el frontis oriente del edificio, entran a la línea de producción los cilindros vacíos. “Inicialmente existen 2 importantes controles: el de inspección del cilindro para comprobar que venga en perfecto estado estructural y la fase de “detección de la goma”, proceso por el cual se revisa la válvula del cilindro y sus componentes. Si cualquiera de estos factores existiera esos cilindros son rechazados por el sistema y salen de la línea. Luego de que se ha comprobado la integridad del cilindro, se verifica que el recipiente no contenga residuos de gas en su interior, porque si ingresa al carrusel de llenado el riesgo de sobre - llenarlo es alto. Esta maniobra de verificación se llama despichado”, explicó Fontecilla.


Posteriormente, el cilindro ingresa a una ‘romana’ de llenado y mientras va girando en este carrusel se llena en la medida correspondiente a su capacidad. Finalmente, el cilindro pasa por un proceso de control de peso, sellado y para luego ser paletizado y ubicado en uno de los 3 patios de acopio frontales o traseros.


11:00 Horas. Descendemos del pasillo en altura hacia la salida trasera que da al patio de acopio trasero, donde se ubican los pallets de metal que contienen los distintos formatos de envasado. Este patio tiene la extensión de 40000 mt2 y en él también se consolidan los camiones que saldrán a despacho, los que diariamente alcanzan las 300 toneladas.


En torno a esta actividad, Lipigas ha desplegado una innovadora modalidad de despacho directo, que nos permite llegar de manera más eficiente a nuestros clientes, que se agrega a los más de 800 distribuidores que conforman nuestra red externa a nivel nacional que nos permite cumplir con nuestro compromiso de estar más cerca y de satisfacer las necesidades de quienes nos requieran”, explicó Fontecilla


DE LA VENTA DIRECTA


El modelo de venta directa opera mediante un Centro Logístico que monitorea los pedidos particulares y el despacho de camiones en ciertos sectores de la Región Metropolitana. “Tenemos 8 centrales de distribución en la zona centro para el despacho directo a 13 comunas de la Región Metropolitana, eliminando intermediarios en estas zonas y en los sectores restantes mantuvimos a los distribuidores que son un aporte para nuestra empresa. Con esto se logro romper un paradigma del mercado”, sostuvo el Jefe Nacional de Logística.


Respecto a la implementación del Modelo de Venta Directa, Fontecilla sostuvo que “dado que el gas es un commodity, debemos buscar diversas maneras de diferenciarnos en el mercado, cambiando el perfil de nuestros transportistas, elevando el nivel de servicio y la experiencia del cliente”. A partir de ello, agregó el ejecutivo, “hemos obtenido información muy relevante para nuestro negocio, data que cuando operábamos con distribuidores no teníamos. Hoy, sabemos a quién le vendemos, cuánto, dónde y cómo, con lo cual podemos realizar una planificación más eficiente de nuestro inventario. Gracias al reparto directo tenemos pleno conocimiento del cliente, pudiendo elaborar planes de negocio o de inteligencia de negocio mucho más personalizados y eso hace la gran diferencia entre nuestro servicio y el de nuestra competencia”. Además tenemos un sistema de ruteo dinámico, que nos permite cumplir nuestro compromiso de entrega antes de 60 minutos, este sistema una vez tomado el pedido desde el call center georeferencia al cliente e identifica al camión más cercano al domicilio, considerando variables importantes para que la entrega sea exitosa, primero que el camión tenga el stock solicitado por el cliente, segundo considera el camión idóneo para dar cumplimiento de entrega dentro de la promesa de entrega y por último el sistema por medio de un dispositivo inteligente “Tablets” le indicamos la ruta sugerida al transportista para llegar en el menor tiempo posible al domicilio, evitando tacos y eficientando el proceso logístico (muy parecido a como lo hace UBER), de esta manera logramos entregar una mayor cantidad de pedidos en el menor tiempo posible rentabilizando al máximo los activos.


12:00 Horas. Ubicados en el patio de acopio frontal, donde se ubica parte del inventario y la flota propia de la compañía para el reparto urbano, Fontecilla destaca, otro aspecto revelador de la compañía: su visión de resguardo del medio ambiente. “Toda nuestra flota de reparto está convertida a gas, con lo cual nos movemos dentro de la ciudad con energía limpia. Sólo con esta medida, nuestra huella de carbono operativa a disminuido a un 5% versus el uso de una camioneta bencinera, lo que confirma nuestros compromiso con nuestros entorno y las personas que nos rodean”. Explicó el Jefe Nacional de Logística


Esta última reflexión deja de manifiesto el real foco de la compañía en cada una de sus estrategias: la Satisfacción del Cliente Final. Estrategias que, en palabras de Fontecilla, apuntan a “conquistarlo a partir de un servicio de calidad con el mejor precio del mercado”.

 

LIPIGAS PLUS: la mayor innovación del mercado del GLP envasado. “Lipigas Plus”, así se llama el nuevo cilindro que Lipigas, y el cual se presenta como la mayor innovación del mercado del gas en los últimos 40 años. Fabricado con la más alta tecnología, éste cilindro – más liviano, translúcido y fácil de transportar – está presente en más de 70 países y cuenta con certificación SEC, además de contar con una imagen más renovada y moderna. Respecto de esta innovación, el Jefe Nacional de Logística de Lipigas comentó que “el cilindro es muy fácil de adquirir por el cliente y ha tenido una excelente acogida porque en muchos casos este producto está a la vista en nuestros hogares y los consumidores agradecen un envase bonito, moderno, liviano y funcional, ya que su estructura permite visualizar la cantidad de gas que queda en su interior, lo que entrega más confianza”. Actualmente, Lipigas Plus está disponible para 13 comunas del sector norponiente y en todo el sector Sur de la RM por medio de nuestros Operadores Logísticos. 

 

UN COMMODITY COSTUMIZADO. Si bien el principal producto de Lipigas es el gas licuado de petróleo (GLP), la compañía también cuenta con otras soluciones energéticas en gas natural y gas natural licuado, ofreciendo distintas opciones al cliente de acuerdo a sus necesidades. Además, por las características del GLP éste es muy versátil y puede ser transportado y envasado en diversos formatos, los que responden también a los requerimientos que tenga cada consumidor.

Modificado por última vez en Lunes, 20 Marzo 2017
  • comentario
  • Visto 2833 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias