BODEGAS DANCO: CORONAVIRUS Y CALENTAMIENTO GLOBAL

Previous Next

Si bien el coronavirus es urgente de abordar, no podemos permitirnos abandonar la lucha contra el calentamiento global. Sin ser expertos en el tema, en Empresas Danco estamos comprometidos con la lucha del calentamiento global, porque la evidencia científica comprueba su gravedad. Todos los actores de la sociedad – y el mundo privado, por cierto- debemos atacar este problema y la actual crisis sanitaria, creemos, puede ayudarnos a avanzar en esta dirección.

Ambas crisis tienen similitudes y diferencias, lo que nos permite aprender lecciones de cómo enfrentar el calentamiento global.

Algunas similitudes... Tanto la crisis del coronavirus como el calentamiento global son producto de un “shock físico”. Es decir, la pandemia y el calentamiento global tienen su origen en el mundo físico y, por lo tanto, sus efectos sólo se irán una vez eliminado el riesgo en el mundo real (ej. vacuna o reducción de gases de efecto invernadero).

Ambas crisis tienen un impacto mundial. Por lo tanto, la única forma de enfrentarlo es en coordinación global (en ambos casos nos enfrentamos a que la solución general puede ir en contra de intereses de personas particulares). Es decir, el esfuerzo de unos puede ser fácilmente liquidado por la falta de medidas de otros.

Asimismo, ambos han sido largamente advertidos por la comunidad científica. Las consecuencias de no abordar este problema en sus etapas tempranas –para el calentamiento global la ciencia dice que ya estamos algo tarde, aunque no irreversible aún- los costos de revertir el problema –en caso posible- son exponencialmente más caros.

Por último, mucho se ha hablado en esta pandemia de la importancia de “aplanar la curva” para no saturar la capacidad del sistema hospitalario. En el caso de calentamiento global, según los científicos pasa algo similar: debemos controlar las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel tal que no sobrepase la capacidad del sistema (ecológico). En ambos casos, cuando colapsa la capacidad del sistema es cuando las consecuencias se vuelven exponencialmente caras / irreversibles.

Estrategia para enfrentar la pandemia del coronavirus

Símil para estrategia de calentamiento global. Es decir, no se requiere “llevar a cero” los gases de efecto invernadero en la atmósfera, pero sí reducirlos a niveles que no sean nocivos para el planeta.

Algunas diferencias

Horizonte de sus efectos y mitigaciones. En el caso de la pandemia, los efectos son claramente atribuibles a ella y sus efectos se sienten en el corto plazo (días, semanas, meses). Así también, las medidas de mitigación tienen resultados visibles en el corto plazo (ej. Cuarentena de un par de semanas baja la cantidad de contagios).

En el caso del calentamiento global, su causa-efecto es más difícil de visualizar y las consecuencias se experimentan en un plazo mucho mayor (décadas, siglos) y las medidas de mitigación pueden tardar décadas en surtir efecto. Lo anterior dificulta que tomemos conciencia y nuestra disposición a sacrificar cosas hoy para mejorar el calentamiento global del futuro.

Aprendizajes

Atacar temprano el problema, es muchísimo más barato, fácil y conveniente que esperar que el problema “explote”.
Vulnerabilidad en las cadenas logísticas:

Teletrabajo y digitalización v/s viajes de negocios y uso intensivo de vehículos personales
Coordinación científica a escala mundial
Disminuir consumo no necesario
Back to basics: el lujo de poder caminar libremente, restaurantes

Dificultades

Es probable que la capacidad financiera de los países para apoyar iniciativas contra el calentamiento global se vea mermada por los enormes recursos que se han destinado a combatir la pandemia y sus efectos económicos posteriores.

¿Qué estamos haciendo en Danco?

Estamos preocupados de ambas crisis. Respecto al cambio climático tenemos ya desarrollada una planta de energía solar de 3 MW en Rinconada de Maipú, la cual genera energía renovable equivalente a 3 veces el consumo de todos nuestros clientes sumados. En estos momentos, estamos estudiando instalar paneles solares en los techos de nuestros centros logísticos acogidos a la ley de net metering. En nuestro banco de terrenos hemos recibido plantaciones compensatorias de proyectos inmobiliarios, hemos cambiado todas nuestras luminarias externas de nuestros centros logísticos.

Conclusiones:

Pocos pensaron posible vivir una crisis como la actual, sin embargo, ocurrió. Como planeta, somos muchísimo más vulnerables de lo que muchos creíamos. Nuestra realidad mundial cambió en menos de 3 meses. Debemos prepararnos para potenciales catástrofes futuras. No podemos darnos el lujo de postergar la lucha contra el calentamiento global, sino estamos pavimentando el camino a una nueva crisis, con impactos muchísimo más graves y duraderos que la actual pandemia

Como empresas, debemos pensar que este nivel de crisis puede repetirse en el mediano plazo y tomar acciones para estar mejor preparados que esta vez. Superar ambos desafíos, pandemia y calentamiento global, son de suma importancia para poder subsistir de buena forma en nuestro planeta. Esto escapa con creces el objetivo de las empresas de rentabilizar su capital.

La pandemia tiene consecuencias urgentes y debe atacarse con fuerza de forma inmediata, ojalá nos sirva como llamado de atención para tomarle el peso al calentamiento global. Todo lo anterior, buscando los mecanismos que convivan con cuidar el crecimiento económico. No es tarea fácil, pero todos podemos hacer más de lo que estamos haciendo.


Imprimir   Correo electrónico