Es sabido que la industria de la logística es sumamente riesgosa, ya que se realiza en lugares en donde existe poco espacio, hay cargas a gran altura, transitan vehículos motorizados a mucha fuerza y más encima hay personas caminando entremedio de todo ese aparataje. Es por ello que la seguridad que tengan los centros de distribución (CD) o las bodegas se hace cada día más imprescindible, tanto para proteger a los trabajadores como a la producción misma.