EL SIGUIENTE SALTO DEL ECOMMERCE

Previous Next

Comprar por internet es la opción para las personas que no pueden o no quieren salir de casa. Y es que es un proceso rápido y fácil, pues en cualquier dispositivo con conexión, tenemos una herramienta capaz de encontrar casi cualquier producto que necesitemos. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de mejorar los servicios de la mano de la tecnología y es fundamental que las marcas estén al día con las tendencias mundiales de ecommerce.

Por ejemplo, en el mercado asiático hubo un crecimiento importante en las tasas de conversión de hasta el 65% -teniendo en cuenta que en el ecommerce tradicional estas tasas oscilan entre el 1% y 4%- gracias al Live Shopping. Esta forma de vender es una excelente alternativa para las tiendas que buscan brindar una nueva experiencia a sus usuarios al momento de elegir sus artículos. La idea de vender por internet, es que los clientes terminen satisfechos con sus compras y así evitar la devolución o cambio, ya que esas situaciones pueden resultar desagradables e inoportunas.

En un Live Shopping, por ejemplo, un experto muestra una serie de artículos previamente seleccionados en una transmisión en vivo. Allí, quienes tengan dudas pueden realizar preguntas en un chat, y saber el color de un pantalón, el material de unos zapatos o la textura de un tejido, detalles que en un catálogo online son difíciles de observar. Además, esta solución es más amigable con el usuario, pues permite una interacción, similar a la figura del vendedor en una tienda física y tiene una ventaja competitiva frente a la venta online tradicional, que es la credibilidad, ya que el consumidor recibe información más específica de primera mano y permite mantener una conexión y relación más directa entre ambas partes.

De esta forma, las marcas podrán ofrecer lo mejor de dos mundos: transacciones rápidas desde la comodidad del hogar con las compras digitales, más la atención personalizada del comercio presencial con el Live Shopping. Gracias a esta herramienta, quienes aún se resisten a obtener sus productos por internet, se verán encantados por esta nueva tecnología. Lo que sí hay que considerar antes de dar ese salto, es que implementarlo requiere de un poco de preparación: escoger los productos que serán promocionados, un presentador encargado de la transmisión y por supuesto, contar con una plataforma apta y probarla antes del evento.

Considerando todos los esfuerzos que esto significa, embarcarse en esta aventura del Live Shopping le traerá a las marcas múltiples beneficios y ventajas competitivas frente a otras compañías, y la organización y trabajo, se verán reflejados en las ventas, las que en industrias como moda, puede llegar a triplicarse. Estar al día en las nuevas tendencias mundiales, se traducirá en una mejor experiencia para el usuario final y una relación más cercana con este.

Por Álvaro Ramírez, Country Manager de VTEX Chile