QUÉ ES Y CÓMO SE REALIZA EL DESPACHO ADUANERO

Previous Next

De acuerdo al artículo 35 de la Ley Aduanera, el despacho aduanero se define como el conjunto de formalidades y actos, realizados ante la aduana, relativos a la entrada y salida de mercancías del territorio nacional, que dependen de los distintos tráficos (aéreo, marítimo, terrestre) y regímenes aduaneros. 

En resumen, el despacho de aduanas es el conjunto de trámites que sirven para verificar y aprobar la entrada o salida de mercancías. Asimismo, su proceso se basa en la declaración de cierta información relevante ante la autoridad aduanera correspondiente. 

Cuando una mercancía ingresa al país, ésta llega a almacenes fiscalizados que tienen como finalidad guardar lo que se encuentra en trámite de importación y esperar su despacho aduanero en México. Es decir, las mercancías que llegan a dicho almacén no se han introducido formalmente en el territorio, sino que son resguardadas.

Los 5 pasos de un despacho aduanero

Dentro del proceso del despacho de aduanas destaca la figura del agente aduanal, encargado de declarar las mercancías a través de un sistema electrónico que agiliza el tráfico comercial. Asimismo, los despachos aduaneros pueden ser elegidos para revisión y las mercancías ser sujetas a una inspección, la cual consiste en un mecanismo de selección automática (semáforo fiscal).

En términos generales, el proceso del despacho de mercancías incluye las siguientes etapas: 

1. Liberación de guías. Se refiere al documento con los detalles de la mercancía Aquí se debe indicar con claridad el expedidor, destinatario, tipo de artículos y carga, entre otras especificaciones importantes. 

2. Revisión física de la carga. Cuando la mercancía ya fue destinada a los almacenes fiscalizados, ésta se verifica detenidamente y se compara con la información declarada en la guía. 

3. Elaboración del pedimento. Documento oficial, en formato digital, que se requiere para que la carga pase por el semáforo fiscal. Describe la mercancía, el régimen aduanero, el tráfico y otras formalidades. 

4. Pago de contribuciones. Toda mercancía que entra o sale del país, está sujeta a tarifas según su clasificación. La mayoría de las exportaciones no tienen cobro, sin embargo, las importaciones varían del 5 al 20% del costo total.

5. Solicitud de mercancía. Después de pasar por el semáforo fiscal (si sale luz verde, la mercancía pasa a revisión, si aparece luz roja, será retenida para inspección), todas las mercancías son revisadas con rayos gamma. Al terminar este proceso, la mercancía es liberada y es posible disponer de ella. 

Tipos de despacho aduanero de mercancías

Dentro del proceso del despacho de aduanas existen tres modalidades: 

• Despacho anticipado. Permite declarar las mercancías antes de que el medio de transporte llegue al puerto de destino. Lo anterior, con la intención de reducir costos y la entrega de productos de forma acelerada y directa al almacén del consignatario. Recomendable para productos perecederos. 

• Despacho urgente. Tiene como característica principal facilitar el ingreso de los envíos de socorro en el caso de epidemias, siniestros y catástrofes naturales, y de aquellas mercancías que requieran un tratamiento preferencial para su despacho. Un ejemplo son las medicinas especiales. 


• Despacho excepcional. Permite solicitar el destino aduanero hasta el plazo máximo de 30 días posteriores a la fecha del término de la descarga, sin embargo, transcurrido dicho tiempo, la mercancía podrá incurrir en abandono legal. Tipo de despacho utilizado, en algunos casos, para maquinaria. 

¿Quién es el indicado para el despacho de mercancías de mi negocio?

El despacho de aduanas es un aspecto primordial al que se debe prestar mucha atención a la hora de realizar cualquier operación comercial. Por lo anterior, es importante elegir al representante indicado ante la aduana, que lleve a cabo el procedimiento correctamente. 


Algunas ventajas de contar con profesionales cualificados son las siguientes:  

• Asesoría en trámites para el cumplimiento de normas.
• Facilitar la liberación aduanal.
• Determinar qué impuestos se deben pagar.
• Efectuar el abono de los aranceles e impuestos.
• Determinar cuáles son los regímenes aduaneros, entre otras actividades.

Ante la incertidumbre, es siempre recomendable acercarse al agente de aduanas o agencia aduanal para resolver cualquier duda.