LOGÍSTICA Y BIOSEGURIDAD

Abril 18, 2012 0 4273

hernan rojas

Cuando teníamos 8 y 7 años respectivamente, mi hermano y yo plantamos dos árboles en el patio de nuestra casa (en aquel tiempo había espacio para aquello); un damasco y un membrillo. Nos olvidamos de ellos ya que alguien más se encargaría del regado y cuidado. Ante nuestro asombro, en forma casi mágica y “gratuita” ambos florecieron y el damasco comenzó a producir enormes cantidades y el membrillo dio unos cuantos y pronto una peste lo mató. Tan tán! Fin de la historia.

 

 

La moraleja fue que (costos más costos menos) parecía una muy buena idea de negocio plantar sólo damascos a mayor escala; tal vez sitios completos con estos árboles, y vender sus frutos, ya que no se necesitaba ningún conocimiento específico más que plantar los árboles pequeños y echarles agua. Lo que no reparábamos en aquel entonces era en el impacto que podría tener la aparición de otra peste que abarcara tal vez al damasco y dañara toda la producción. Pero, ¿cómo se podía saber qué pestes los afectaban y cómo se contagiaban? Ahí ya parece más complejo el panorama y resalta el hecho de que es más fácil cuidar un árbol solitario que una plantación completa que está en contacto con cientos de agentes externos difíciles de controlar. Este es uno de los puntos clave del éxito de la producción y agroindustria silvogropecuaria y acuicultura.

 

Si el negocio depende fundamentalmente de la “conducta” de seres, el panorama es aún más complejo. Imaginemos un predio ganadero en que conviven diferentes especies en producción que comparten fuentes de agua y alimento en presencia de roedores difíciles de controlar, ¿cómo evitamos los contagios potencialmente peligrosos para la vida o crecimiento del ganado? Ciertamente que es imposible en todas las circunstancias. Así de simple. No se puede garantizar la absoluta ausencia de agentes patógenos del ambiente de crianza debido a factores probabilísticos que jamás estarán bajo nuestro completo control (piense usted por ejemplo en el caso del resfrío común en seres humanos, en que sabemos exactamente las formas de contagio y sus consecuencias y aun así no somos capaces de escapar de contraerlo nosotros mismos!). En este tipo de situaciones lo que cabe es solamente minimizar los riesgos de contagio ya que evitarlo 100% es imposible.

 

Si nos centramos en las actividades que se desarrollan en un centro de producción de seres vivos y que están bajo el control de quienes lo administran, habrá factores climáticos, ambientales, sociales y culturales del entorno, etc. con distinto grado de control por parte de quienes gestionan la producción. De lo expuesto hasta ahora, resulta evidente que un experto en logística no tiene todas las herramientas que se requieren para atacar este problema de forma sistémica y eficaz. En efecto, el conocimiento biológico de la población, la identificación de las distintas enfermedades que pueden afectar la población animal o vegetal en producción, los síntomas tempranos de éstas así como las posibles mutaciones de los agentes invasores son clave en la gestión biosegura y deben ser abordados en conjunto con profesionales especilizados como veterinarios, agrónomos y/o biólogos. Y ¿Dónde cabe la logística aquí? La logística es precisamente la articulación de las diversas actividades realizadas en un centro productivo.

 

Es allí donde se produce la mayor cantidad de contagios entre los individuos de la población. Por ejemplo, las actividades de traslado de animales, manipulación, pesaje, , alimentación, controles de salud, etc; actividades muy similares a las que realiza normalmente una industria productiva como las que vemos a diario en una auditoría logística. La diferencia está en la presencia de agentes biológicos que pueden aumentar significativamente la rentabilidad por menores ingresos y por mayores costos de producción si no se toman los resguardos adecuados.

 

PARA EJEMPLIFICAR EL ROL DE LA LOGÍSTICA EN ESTE TEMA, TOMAREMOS COMO EJEMPLO LA INDUSTRIA DEL SALMÓN Y LA INDUSTRIA DE LOS CERDOS


La obtención de productos de origen animal como de cerdos y salmones, proviene de procesos combinados de producción de miles de individuos organizados en poblaciones localizadas en granjas o centros de cultivo que posteriormente son trasladados a plantas de faena y proceso. Estos sistemas pueden variar en estructura y funcionamiento entre y dentro de especies, sin embargo, mantienen principios comunes: los animales se reproducen, nacen, crecen y engordan todo con alimentación y otros manejos zootécnicos. Luego son faenados, procesados y convertidos en carne y otros productos y subproductos. Cada etapa utiliza insumos de diversa naturaleza, como animales vivos (ovas y alevines en caso de salmones), alimentos, medicamentos, materiales y mano de obra especializada.

 

El ingreso de enfermedades animales a estos sistemas de producción puede significar alto impacto económico, comercial y social. Para su prevención y debido al riesgo sanitario que pueden generar los procesos de selección, movimiento y aplicación de los insumos utilizados para la producción animal, así como su transformación, las empresas buscan que estos procesos sean bioseguros. Es decir, manejos que minimicen el riesgo de ingreso y diseminación de enfermedades animales. Dentro de todos los manejos, son los movimientos de insumos y productos que ocurren en producción animal, los de mayor riesgo para la salud de los individuos susceptibles. Para la gestión de este riesgo, las empresas exigen protocolos de bioseguridad, los cuales son ccomplementados por el Estado con ciertas exigencias adicionales.

 

Por ejemplo, para mover cerdos o salmones desde un establecimiento a otro establecimiento, estos individuos deben venir sanos. Para ello deben ser revisados, muestreados y con resultados negativos a las enfermedades de interés. Deben movilizarse en un medio de transporte con características especializadas. Son camiones para el caso de los cerdos y camiones o barcos especializados para los salmones. Estos medios de transporte, antes de ser usados, deben ser rigurosamente limpiados, lavados y desinfectados, antes de ser movidos y antes de ingresar al establecimiento de destino. Lo mismo debe realizarse al mover los cerdos o peces desde la última fase de producción hasta la planta de faena y proceso. Todos los movimientos deben ser registrados y autorizados por la autoridad sanitaria. Finalmente, durante el trayecto se deben realizar los manejos autorizados para asegurar la bioseguridad. Así, en todos los procesos de movimientos se deben hacer coincidir la edad de los cerdos o peces, la condición sanitaria, la disponibilidad de medios de transporte y toda la infraestructura y operación de las empresas y del Estado para dichos fines. Este es el desafío logístico.

 

Frente a una emergencia sanitaria, los escenarios se complejizan y las alternativas se reducen. La mantención de la bioseguridad es más importante. Por ejemplo, frente a un rebrote del virus ISA en salmones , la autoridad sanitara establecería medidas adicionales de bioseguridad a las que se presentaban en normalidad. Estas medidas pueden ir desde suspender un movimiento, cambiar de medio de transporte, cambiar sus medidas de bioseguridad directas en origen, trayecto y destino, así como cambios de rutas, entre otras. Esto mismo podría estar sucediendo con varios otros establecimientos en emergencia, aumentando más estas exigencias de bioseguridad. En determinadas circunstancias no existen los recursos económicos en el momento que se requieren, o no existe disponibilidad en el mercado de las medidas requeridas, agravando la gestión de la emergencia. Es este el un desafío mayor de logística.

 

La complejidad de responder a la gestión del movimiento de productos de riesgo durante una emergencia, ha motivado que los servicios sanitarios y las empresas se adelanten a este problema, estableciendo planes de contingencia sanitarios. Estos, frente a diferentes escenarios, establecen lo que harían en términos logísticos con los movimientos de todos los productos de riesgo. Los grandes desafíos son poder anticiparse y encontrar mecanismos para resolverlos antes de que ocurra el problema. Es una tarea público-privada.

 

Last modified on Miércoles, 18 Abril 2012 19:53

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.