EL BANCO MUNDIAL Y NUESTRA LOGÍSTICA

Junio 27, 2012 0 14953

Rodrigo Garrido

En números anteriores hemos hecho referencia ya a los resultados de estudios del Banco Mundial, específicamente de su índice de desempeño de la logística (LPI de su sigla en inglés) que abarca varios aspectos importantes de la logística hoy en día. La información es obtenida a través de una encuesta orientada a ofrecer dos perspectivas diferentes: internacional y doméstica. La parte internacional proporciona evaluaciones cualitativas de un país, vistas por sus pares comerciales. La parte doméstica proporciona la perspectiva logística del país vista por quienes trabajan dentro del país.

 

Ya está disponible la última versión del informe Connecting to Compete 2012. Revisando esta última versión del LPI podemos establecer algunos parámetros de desempeño chileno en logística. En el ranking general, es decir, la ubicación de cada país en el contexto internacional, Chile experimentó una mejora importante desde el año 2010 a la fecha en términos de su desempeño logístico global, pasando del puesto 49 al 39, acercándonos al puesto obtenido en 2007, cuando estábamos ubicados en el 32. Por otra parte Brasil, tuvo una leve caída del puesto 41 en 2010 al 45 y Argentina pasó del lugar 48 al 49.

 

Asimismo, de acuerdo a las mediciones del Banco Mundial en las áreas: aduanas, calidad y nivel de la infraestructura y facilidad de realizar despachos de comercio exterior, Chile experimentó bastantes mejoras en todas las categorías, destacándose principalmente en facilidad de despachos (pasando del puesto 94 en 2010 a un sólido 44 en 2012), infraestructura (pasando del puesto 50 en 2010 al 37) y puntualidad de los envíos al exterior, mejorando 10 lugares en el ranking.

 

En estas mismas dimensiones, nuestra “competencia” tuvo desempeños dispares. Por ejemplo Brasil experimentó mejoras en facilidad de despachos (subiendo del puesto 64 al 41) y aduanas (del 82 al 78), cayendo significativamente en puntualidad de los envíos al exterior (del puesto 20 al 49). México experimentó también una mejora importante en facilidad de despachos (pasando del puesto 77 al 43) y manteniendo relativamente estable en el resto de las componentes. Argentina, por su parte, mejoró también en facilidad de despachos (pasando del puesto 43 al 32) y en visibilidad, que es saber dónde está un cargamento en todo instante (pasó del puesto 51 al 38) pero cayó bruscamente en aduanas (56 al 83) y puntualidad (cayendo del 43 al 72). Con todo, dentro del ranking agregado de los países latinoamericanos de ingreso medio mejor evaluados de acuerdo al LPI, Chile pasó del 10° puesto en 2010 al 7° en 2012.

 

Dentro del cuestionamiento “domésticos” que realiza este informe del Banco Mundial, hay preguntas a operadores chilenos acerca de algunos parámetros de desempeño logístico. Dentro de éstos se destaca el porcentaje de envíos al exterior que cumplen los criterios de calidad exigidos por los mercados de destino. En este rubro Chile se ubica en el top latinoamericano con un 89%, superando en más de 10 puntos a todo el resto de los países de la región.

 

Una última mirada que quisiera darle a los datos del LPI 2012 es nuestro desempeño como exportadores/importadores frente a nuestros vecinos y también frente a algunos potenciales competidores emergentes de la OCDE. Las Tablas 1 y 2 muestran tres parámetros relevantes respecto del desempeño de cada país en su facilidad para el comercio exterior; para el caso de exportaciones: distancia promedio al puerto o aeropuerto, “lead time” (tiempo desde las instalaciones del exportador hasta el punto de salida) y costo de exportar/importar un contenedor “dry” de 40 pies.

 

Tabla 1: Parámetros de exportación desde origen de la carga al punto de salida para algunos países según el LPI 2012

País

Distancia [km]

Lead time [días]

Costo [US$]

Argentina

55

5

$ 943

Brasil

150

2

$ 612

Chile

114

2

$ 1.861

Perú

43

1

$ 866

Australia

30

4

$ 1.020

Nueva Zelanda

43

2

$ 262

Fuente: Connecting to Compete, Wolrd Bank, 2012.

 

Para el caso de exportaciones (Tabla 1) se observa que Chile se encuentra en el grupo más competitivo respecto del lead time. Esta es una variable muy importante para los países desarrollados, ya que influye directamente sobre el costo de capital inmovilizado (los países más pobres tienen un lead time 3 o 4 veces mayor que el de países desarrollados). Sin embargo, en el ítem costo Chile es el peor de este grupo, superando en más de 2,5 veces el promedio de los otros 5 países.

 

Tabla 2: Parámetros de importación desde punto de entrada de la carga hasta instalaciones del importador para algunos países según el LPI 2012

País

Distancia [km]

Lead time [días]

Costo [US$]

Argentina

84

11

$ 822

Brasil

150

2

$ 274

Chile

83

2

$ 909

Perú

25

2

$ 866

Australia

43

3

$ 785

Nueva Zelanda

57

3

$ 572

Fuente: Connecting to Compete, Wolrd Bank, 2012.

 

Para el caso de importaciones (Tabla 2) se observa nuevamente que Chile está dentro del grupo más eficiente en términos de su lead time; no obstante en costo, sigue siendo el país más caro para ingresar un contenedor de 40’.

 

Este compromiso entre tiempo y costo (valor del tiempo en último término) puede ser favorable o desfavorable a Chile dependiendo del valor de sus mercancías, es decir, para comercio exterior de alto valor unitario, es más importante reducir el lead time (y su variación) que reducir los costos por unidad transportada, mientras que para el comercio de materias primas (ya sea de importación o exportación) es relevante bajar ambas magnitudes para mantenerse competitivo frente al escenario global. Por ejemplo, en un caso como el del vino, es preocupante la posición relativa nuestra frente a Australia, Nueva Zelanda y Argentina, ya que si bien en lead time estamos muy similares a los países de Oceanía, nuestro costo es considerablemente más alto.

 

Habrá siempre discrepancias acerca de si estos indicadores están mejor o peor medidos y si sus valores reflejan realmente las variables más relevantes en cada caso, pero más allá de lo preciso de estos valores numéricos es indudable que ha habido mejoras en varios aspectos de nuestra logística nacional e internacional. Estas mejoras se explican en parte por los proyectos que han llevado a cabo algunos puertos chilenos así como la implementación de sistemas más ágiles de tramitación de documentos impulsados desde el Estado.

 

Finalmente, acerca de la validez de estas comparaciones quiero citar parte del texto de la última versión del informe Connecting to Compete 2012 del Banco Mundial:

 

“The turn toward national observatories to measure logistics costs should be encouraged, and it should be part of the emerging international effort to solve methodological problems cooperatively… Canada and Australia have recently proposed a common core— based on the LPI— to make data more comparable and to help develop new data capacities and observatories in developing countries”.

 

Lamentablemente, aún no contamos con un observatorio como el que señalan los expertos del Banco Mundial que nos ayude a sacar conclusiones cuantitativas y más objetivas del “peso” de cada proyecto en el desempeño logístico global. Entendemos que la puesta en marcha de este observatorio es inminente, ya que la Subsecretaría de Transportes ya realizó el diseño de un sistema de medición de la actividad logística de comercio exterior, incluyendo un prototipo de la tecnología que debiera utilizarse para proveer de esta información a los tomadores de decisiones.

Last modified on Miércoles, 27 Junio 2012 17:15

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.