Sustentabilidad y sus Impactos Sobre la Gestión de la Cadena de Suministro

Abril 19, 2013 0 4547

julio villalobos

La economía mundial y las fuerzas motrices que guían los negocios se dirigen hacia un período de transformación profunda y estructural, cuyos efectos se comienzan a sentir. Sin embargo sus impactos de largo plazo son un espacio por construir y, en este proceso de visualización, tienen ventaja (como en todo cambio estructural) quienes se se conecten mejor con la intuición más que con los modelos analíticos útiles ara el pasado reciente.

 

Las fuerzas transformadoras de estos tiempos tienen que ver con: Un aumento sin precedentes de la demanda por recursos naturales finitos del planeta, lo que está haciendo subir los precios de la energía y los productos básicos.


El incremento acelerado de la población mundial, que para el año 2050 unos 9.000 millones de personas deberán disfrutar de un nivel de vida aceptable, acorde con los límites de nuestro planeta.


El suministro de recursos para satisfacer la demanda global cada vez mayor se ve amenazada por la inestabilidad social, ambiental y geopolítica.


Las demandas de una mayor población necesitando más energía, combustible, alimentos y agua se agrava aún más por los efectos del cambio climático.

 

Es inevitable, las empresas y sus cadenas de suministro deberán dar respuesta a estas condiciones o inevitablemente quedarse atrás. Por ahora la respuesta es reactiva, sin embargo no por ello menos importante, toda vez que, por medio de esta respuesta, las organizaciones comienzan a construir competencias que les servirán para adaptarse mejor a este nuevo contexto. En este sentido ¿cuáles son las competencias que las organizaciones necesitarán? ¿en qué están trabajando las compañías líderes, a fin de adaptarse a este período? El white paper “Sustainable Competitive Advantage / The 4th Economic Revolution: Unavoidable, Opportunity” de Simón Brown, Martin Chilcott y Ben Carmichael (2 degrees White Paper Series) identifica las nuevas competencias organizacionales para transformar los efectos restrictivos de la escasez de recursos en oportunidades de crecimiento sostenibles, estas son: Eco-medición del desempeño - Cero residuos - Desarrollo y uso de recursos renovables - Resilencia ante el cambio del clima - Crecimiento colaborativo y eficiencia - Involucrar a los clientes en la sustentabilidad - Sustentabilidad en las cadenas de Suministro.


Cuando se deciden a abordar el tema de la Sustentabilidad en sus organizaciones, la mayoría de las empresas comienzan el desafío con el desarrollo de más y mejores buenas prácticas empresariales sustentables en sus propias operaciones.


Sin embargo, para muchas empresas, la mayoría de los impactos significativos se producen en la sustentabilidad las cadenas de suministro, y estos son difíciles de reconocer y manejar.

 

Se entiende por "Sustentabilidad en la Cadena de Suministro" como la gestión de los impactos ambientales, sociales y económicos, y el fomento de las prácticas de buen gobierno corporativo, a través de los ciclos de vida de productos y servicios.

 

El cambio de visión al que nos enfrentamos se refleja en el conflicto existente entre dos puntos de vista estructurales, por un lado la visión imperante que apunta a maximizar el valor para los accionistas (Friedman, 1970) y, por otro lado, el de responder a las necesidades de la sociedad (Post, Preston, Sachs 2002). Este conflicto se traduce en un cambio de visión, más bien una ampliación, respecto de cómo entender las Cadenas de Suministro. Para ello presentamos de forma simplificada la conceptualización de lo que son las Cadenas de Suministro en la actualidad y en este nuevo contexto:

 

La visión tradicional de Cadena de Suministro, nos muestra a todas las partes involucradas directa o indirectamente en el cumplimiento de requisitos de bienes y servicios de los clientes, tradicionalmente se presenta de la siguiente forma:


La visión tradicional entiende que la gestión estratégica de la Cadena de Suministro es una fuente de ventaja competitiva a través de su capacidad de estructurar negocios innovadores, crear valor y mejorar los estándares de eficiencia.

 

Al incorporar la Sustentabilidad a la conceptualización de las Cadenas de Suministro, se requiere desarrollar una visión extendida de lo que es la Gestión de la Cadena de Suministro, y su representación evoluciona a:


A la representación clásica se agregan consideraciones de USO de los productos y la RECUPERACIÓN más intensiva de desechos, envases y productos al fin de su vida útil. Adicionalmente y a lo largo de toda la cadena se incorporan las consideraciones de REDUCCIÓN y RENOVACIÓN en el uso de los recursos, así como la ELIMINACIÓN Y REUTILIZACIÓN de los desperdicios generados en los distintos procesos que participan de estas cadenas.

 

TENDENCIAS


Ya señalamos que los ejecutivos globales identifican cada vez más al medio ambiente, incluido el cambio climático, como una de las principales preocupaciones. Cuando se trata de compras/abastecimiento, sin embargo, parece que las empresas no están necesariamente llevando a la acción la importancia que le dan a cambio climático en sus declaraciones. Una encuesta de McKinsey a más de 2.000 ejecutivos a nivel mundial (Climate change and supply chain management, Chris Brickman and Drew Ungerman, Julio 2008) constata que mientras casi la mitad de los encuestados dicen que el cambio climático es un tema algo o muy importante a considerar en la compra y gestión de la cadena de suministro, menos de un cuarto informa que sus empresas siempre o con frecuencia toman el cambio climático en consideración en las áreas de compras/abastecimiento. Entre los ejecutivos de manufacturas y los de alta tecnología, otro 54 por ciento y 56 por ciento de los encuestados, respectivamente, dicen que el cambio climático es importante en la compra, sin embargo, estos ejecutivos no eran más propensos que el promedio en decir que ello fue considerado en la práctica.


Pueden estar perdiendo una oportunidad. El análisis del estudio de McKinsey, sugiere que para los bienes de consumo y productores de alta tecnología, así como para otros fabricantes, entre el 40 y el 60 por ciento de la huella de carbono de una empresa reside aguas arriba en su cadena de suministro, es decir, materias primas, transporte y embalaje y en la energía consumida en los procesos de fabricación. Para los minoristas, la cifra puede ser de 80 por ciento.

 

Cualquier reducción significativa de carbono en las actividades de las cadenas de suministro requerirán la colaboración con socios de dicha cadena, en una primera etapa para entender globalmente las emisiones asociadas a los productos, y luego a fin de analizar las oportunidades de disminución sistemática.

 

Las empresas líderes pueden usar estas discusiones como verdaderas oportunidades e impulsoras del desarrollo de sus proveedores, por ejemplo, mediante la transferencia de las mejores prácticas de fabricación, logística verde, compras e I + D, así como avanzar en la eficiencia energética de los proveedores clave. Esto abre la posibilidad de trabajar hacia costos aún más bajos y la mejora en el rendimiento operativo, además de contribuir a eliminar más carbono de su cadena de suministro.

 

Una tendencia final es que, de forma incipiente, el énfasis se ha desplazado del "consumidor verde" al "retailer responsable” mediante el cual es el proveedor minorista y el propietario de la marca quienes asuman la responsabilidad de garantizar que los consumidores puedan comprar productos y servicios con la confianza en su origen, fabricación e impacto.

 

Del mismo modo la relación entre los fabricantes y los minoristas ha cambiado. En los últimos años muchos fabricantes fueron los impulsores de la cadena de suministro, la gestión de la velocidad a la cual los productos fueron fabricados y distribuidos. Hoy en día, de la mano de los cambios señalados, pareciera que los minoristas impulsan la agenda y los fabricantes exitosos son aquellos que pueden satisfacer las demandas del cliente para las nuevas opciones, estilos o características de los mercados, así como la preocupación por cumplir y entregar los pedidos rápidamente. Las principales compañías de retail consideran el cambio climático como una oportunidad de acercarse a proveedores y clientes, así como una oportunidad de reducción efectiva de los costos y de carbono en sus cadenas de suministro.

Last modified on Jueves, 25 Abril 2013 17:18

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.