TRES FACTORES QUE ESTÁN CAMBIANDO LA GESTIÓN LOGÍSTICA

Previous Next

Durante la última década las empresas han puesto mucho énfasis en rentabilizar sus negocios y prepararlos para una nueva revolución 4.0 o era digital. Pensar en anticipar el futuro y navegar el presente no es tarea sencilla y todos estamos en la misma carrera. Este 2020 pareciera ser aún más desafiante que los años previos, con un mundo convulsionado por una nueva pandemia, economías mundiales alborotadas y nuestro país con un estallido social que nos pone grandes desafíos.

GuillermoEntonces ¿Cuán preparados estamos para hacernos cargo y cuáles serán los factores que nos tocará privilegiar en la Logística? ¿Cómo y por dónde comenzar? Al parecer existirían 3 factores claves para cualquier negocio en estos tiempos: Tecnologías, Última Milla y Paradigmas de la Reconversión Laboral.

Los factores aplican para grandes empresas y especialmente para las PYME, que representan el 90% de las empresas en Chile y ayudan a mover no solo el funcionamiento de las grandes empresas, sino el país en su totalidad. Probablemente no existiría ninguna “Gran Empresa” sin el soporte y servicio que a diario entregan las PYME. Según la Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE) del Ministerio de Economía, solamente el 21% realizan ventas virtuales y apenas un 5% permiten hacer seguimiento de las compras online.

Considerando que ~20% de los ingresos de las PYME podrían crecer si digitalizaran su canal de ventas y que según un informe de Socialnomics, 25 billones de dispositivos inteligentes ayudarán a las empresas en todo el mundo a ser más competitivas y conectarse de manera global, tenemos el desafío de apoyar a las PYME a dar el salto en implantación de tecnologías.

Si bien el concepto tecnología y digitalización suele parecer complicado y costoso, no se debe pasar por alto el gran abanico de excelentes alternativas tecnológicas para automatizar distintas áreas de las empresas tales como compras, ventas, finanzas, RRHH, y la administración del inventario, a precios realmente accesibles.

Por otro lado, la tercerización del área de Operaciones y Logística resulta beneficiosa en variados aspectos, donde la automatización y la implementación de software especializados las asume el proveedor y además ofrece escalabilidad y flexibilidad según cómo evoluciona su empresa. Lo anterior permite que la administración se enfoque en el corazón de su negocio y eliminen los desperdicios de raíz al no tener que gestionarlos, dejándoles a ellos aspectos en los que no tienen expertise, tiempo ni presupuesto de inversión.

Por lo anterior, debemos encantar y conquistar a las PYME con un servicio acompañado de Big Data y ayudarlas a adoptar los avances claves en logística, como la predicción del modelo de envío y alimentar el machine learning con data real e histórica que permitirá a las máquinas mejorar continuamente su operación basada en situaciones pasadas.

Por otro lado, la última milla es vital para diferenciarse de la competencia ¿cuánto subió su costo logístico? cada día crece más el e-Commerce y las alternativas que permiten al cliente comprar desde cualquier lugar. Ofrecer una última milla robusta hará la diferencia entre que el cliente te compre a ti o a tu competencia. Recordemos a Taiichi Ohno, entregar al cliente lo que necesita, cuando lo necesita. La proliferación de aplicaciones tecnológicas con diversas ofertas de despachos ha permitido la inserción de alternativas tales como compartir camiones de reparto y motoboys, permitiendo alternativas cost-efective. Lo que será un claro diferenciador en el corto plazo es la oferta de ventanas horarias para el despacho. Lo que no se debe olvidar es que, si aguas arriba no funcionan correctamente los procesos, no se puede esperar que la última milla lo resuelva. Espacios flexibles y una adecuada gestión ayuda mucho.

Por último, es muy importante considerar que toda revolución siempre se ha realizado y se seguirá realizando con Personas, trabajando mejores procesos y no solo robots para mejorar productividad y calidad de vida.

Un gran CEO me preguntó en mi último proyecto tecnológico, qué estábamos haciendo para sumar y cuidar a nuestros colaboradores, y me repitió la pregunta 18 meses, me sentí feliz de tener que responder frente a tan noble preocupación. No hablemos de reconversión, sino de una formación continua y responsable.

Construyamos la organización donde todos queremos estar y permanecer.

Por: Ariel Rieloff Gerente General de WeConnect.