LA LOGÍSTICA EN LA ORGANIZACIÓN NO GUBERNAMENTAL (ONG) ¿CÓMO HACER FRENTE A LAS NUEVAS REALIDADES?

Previous Next

La filantropía es un elemento de consideración para la comprensión de muchos aspectos, del por qué la filosofía de negocios ha venido ajustándose a la dinámica de la responsabilidad social empresaria. Temas sensibles para la sociedad, como, educación, salud y alimentación, son solo algunos. Pero ello es solo una expresión de un nuevo relacionamiento económico y social.

Las organizaciones de ayuda y soporte, se han multiplicado. Su influencia y presencia han crecido y expandido en diversas áreas: política, cuidado del ambiente, economía, investigación científica, biotecnología, conservación de la biodiversidad, atención médica y sanitaria, resguardo infantil, atención a la mujer, entre otros. La logística de tales iniciativas también ha derivado en una disciplina estructurada. Sin embargo, también se ha venido enfrentando a una dinámica cada vez más desafiante. Bajo esta premisa, pasaremos a exponer cuatro recomendaciones para ajustarse a tan compleja realidad.

Primera: Volver a validar los requerimientos del grupo atendido

Un aspecto clave para mantener el desempeño, es revalidar, bajo un esquema de confirmación confiable, el nivel de requerimiento que la ONG está atendiendo. Motivado a que el uso de los recursos requiere de una racionalización efectiva. Colocar donde se necesita, la cantidad estándar requerida, con la identificación correcta y con la calidad integral necesaria. Esto nos lleva a recomendar una priorización sostenida en la racionalización descrita. Para ello, nos podríamos guiar empleando una matriz Uso de recursos – Prioridad en atención (Figura A). Figura A

autivio slide 1

De acuerdo al tipo de ONG y su espectro de atención, se tendría que ajustar según el cuadrante que aplicase. Es también, muy factible, que no sea solo un grupo de atención, por lo que el ajuste simultáneo, en varios de los cuadrantes, es una alternativa valida.

 

Segunda: Actualizar los datos del flujo logístico

Validados los requerimientos, se ha de realizar una actualización del flujo logístico. Desde el abastecimiento hasta la concreción de la prestación del servicio. Para este análisis, no solo se debe tomar en cuenta el deber ser de la garantía del servicio, adicional ha de actualizarse la ruta de operación. Un análisis a través del mapeo de los procesos (Process Mapping) permitiría establecer:

• Rutas no correctas
• Riesgos en el cese del flujo
• Puntos efectivos de control (Transparencia)
• Minimización de reprocesamiento burocrático
• Planes de apoyo, o soporte, en caso de contingencia

En la Figura B, se muestra un ejemplo, de un análisis para un proceso logístico. Figura B

autivio slide 2

Otro aspecto clave, en dicha actualización, es validar el tipo de unidades de flujo empleadas, por ejemplo: servicios por hora, cajas por día, dosis por turno, entre otras. Esta acción, hace concreta la visualización del uso de los recursos, en especial el más valioso: el tiempo.

Tercera: Actualizar la particularidad del nivel de riesgo, tanto interno como externo
La logística está sujeta a diversos y novedosos riesgos, derivados de la incertidumbre. El riesgo que se puede presentar, no solo implica la rotura del flujo logístico, sino la afectación de los costos y por ende la continuidad de la operación. Al ser una organización sin fines de lucro, los recursos económicos no abundan, implicando que un consumo fuera de presupuesto afectará el financiamiento.

Ante ello la logística de una ONG, debe analizar todos los riesgos y su impacto, sin descuidar el aspecto y contexto de operación. Desde la ubicación de la fuente de suministro, pasando por los procesos de: recepción, almacenamiento, preparación, embarque y entrega. Especial atención se debe prestar al nivel de inventario en cada uno de los pasos del proceso. Metodologías como la determinación de niveles mínimo y máximo o del Just in Time, son herramientas muy ágiles y poderosas, que conjuntamente con un análisis riesgo – incertidumbre, aportan flexibilidad a la cadena logística.
Cuarta: Apoyo de la tecnología de la información y la comunicación

Este es un aspecto esencial para la logística, en todo ámbito. El manejo de grandes cantidades de datos (Big Data), el análisis integral de la gestión de la cadena de abastecimiento (Supply Chain Analytics), el uso de la inteligencia artificial (Artificial Intelligence) y la gestión de redes sociales (Social Networking), son herramientas que coadyuvan en mantener la sistematicidad en la ejecución de los procesos logísticos.
General

La logística para una ONG, ha cobrado una importancia sin precedentes. En un ambiente hiperconectado, y con la gran cantidad de actores presentes, no es posible ejercer adecuadamente la operación de apoyo, sin una logística integral, integrada y ágil. Iniciativas como La Logística Humanitaria o la Logística Justa, son extensiones de lo anterior. La logística es el enlace concreto Patrocinador – Operador – Beneficiario.

Permite brindar un servicio de calidad palpable, cierto, de forma transparente y en tiempo real. Apoya a la Pequeña y Mediana Empresa, y se soporta en ella, para generar una interacción social, económica y ambiental de carácter integrador. Por ello, y visto que las ONG seguirán creciendo en cantidad e influencia, el cuidar, adaptar, armonizar y sincronizar su logística, es una labor de primer orden.

Eutivio Toledo 2020©