RE.IMAGINE SU EMPRESA

Previous Next

La computación en la nube definitivamente ha ayudado en algo a nivelar la cancha entre las grandes empresas y las pymes de nuestro país. Ha democratizado el acceso a tecnología de vanguardia, a la oportunidad de innovar, de crecer y de crear nuevas fuentes de ingresos. La computación en la nube permite acceder a recursos de tecnología bajo demanda en un esquema de pago por uso. Ya no es necesario comprar y mantener su propia infraestructura.

Históricamente el acceso a la última y mejor tecnología - que soportaba los procesos de negocios de las empresas - estaba indexado al acceso a capital necesario para grandes inversiones, traduciéndose en una importante barrera de entrada, muy difícil de superar en la mayoría de los sectores económicos.

Con la irrupción de la nube y sus modelos de servicios, precios y esquemas de pago, hoy no se requiere de una gran inversión inicial para acceder a cientos de servicios. Esencialmente se paga por uso. En esta modalidad pago, si algún recurso no está siendo utilizado no genera gasto. Gracias a esto, se puede contar con recursos de cómputo, y otros, sólo por el tiempo necesario. Además, existe un conjunto de servicios y/o recursos gratuitos, sumado a niveles de consumo gratuito. Con todo esto, una empresa literalmente podría contar con su infraestructura en la nube para atender a sus clientes iniciales, realizar pruebas de concepto y lanzar sus propuestas de servicios, sin pagar prácticamente nada o muy poco.

wilson rojasLa computación en nube va más allá de los ahorros o bajos costos comparativos con respecto de los servicios tradicionales de centro de datos propios o de terceros. Esta se adapta muy bien a la etapa en que se encuentra cada empresa. Por ejemplo, una empresa de comercio electrónico que experimenta una alta demanda en ciertos días claves del año, ya no necesita sobredimensionar su capacidad para responder a estos picos de demanda. Por definición los servicios de nubes son escalables, se puede crear y consumir más recursos en un determinado momento para satisfacer una mayor demanda y luego eliminar los recursos una vez que ya no son necesarios.

Por ejemplo, gracias a la computación en la nube, puede contar con su propio centro de contactos omnicanal y brindar un servicio excepcional a sus clientes, totalmente administrado. Imagine no tener que preocuparse de la infraestructura de cómputo, de almacenamiento, de telefonía, etcétera, y todo bajo la modalidad de pago por uso. Además, se puede comenzar con un agente e ir sumando agentes bajo demanda y ya no es necesario que se encuentren en el mismo lugar físico, dado que se puede trabajar remotamente.

Si es un dueño y/o gerente de una pequeña o mediana empresa, la computación en la nube es sinónimo de crecimiento, de innovación, de nuevas formas de generar ingresos y de ventajas competitivas. Una empresa que utiliza la tecnología de vanguardia que ofrece la nube tiene mayores oportunidades de adaptarse a condiciones de mercado cambiantes. Cada día es más difícil conseguir profesionales con conocimiento e interés en tecnologías que se consideran legadas, y al mismo tiempo cada día aumentan las ofertas de trabajo por profesionales con conocimientos en tecnologías de los principales proveedores de nubes públicas como AWS, Azure, Google Cloud y Oracle Cloud ¿Qué interés podría tener un colaborador en empresas que siguen utilizando tecnología del siglo XX? o ¿Cómo podría atraer al talento adecuado sin estar preparado para ofrecer trabajo remoto seguro?

Existen varios ejemplos de empresas que sin las ventajas que ofrece la nube lo más probable que no serían lo exitosas que son hoy, o quizás simplemente no existirían. Por ejemplo, un servicio para optimizar las operaciones, determinar y planificar las rutas de distribución puede ofrecer precios altamente competitivos, porque sólo utilizará recursos de computo cuando sea solicitado, ya no necesita tener toda una infraestructura esperando sin uso.

Si de algo se trata la nube es sobre innovación. Disponer de los recursos de computo, datos, y otros para validar una propuesta de valor, o para realizar estudios avanzados de minería de datos, etcétera, nunca ha sido más fácil, rápido y económico. Atrás quedaron las largas esperas.

Si se trata de implementar soluciones de negocios basadas en minería de datos, inteligencia artificial, Big Data, etcétera una buena opción es la oferta de servicios de los proveedores de nube. Ello permite centrarse en la definición de los objetivos del negocio, de las metas de la técnica, pero sin tener que implementar desde cero la tecnología necesaria para hacerla viable desde el punto de vista operacional.
Finalmente, varios proveedores de nubes públicas tienen planes en el país, lo cual asegura mejores servicios y mejores precios. ¿Estás listo para crecer e innovar con servicios de nube?

Wilson Rojas, ingeniero civil industrial, magister en informática.