LA LOGÍSTICA, CRISIS Y LIDERAZGO

Septiembre 28, 2015 0 10734

logistec apoyo_crisis_ed90

No es novedad que Chile es uno de los países más sísmicos del mundo y que en los últimos años, hemos tenido una buena cantidad de eventos críticos que nos han puesto como sociedad, en una situación bastante compleja desde el punto de vista logístico y que es necesario estar preparados para enfrentar este tipo de situaciones adversas.


Ante este escenario cabe preguntarse ¿Cómo se puede estar preparado para enfrentar situaciones de crisis sin afectar el flujo logístico de la Red?


Alejandro GorayebEl punto de partida para responder a la pregunta anterior, es determinar si nosotros somos lo suficientemente buenos líderes como para poder enfrentarnos a una situación de crisis que pueden ser del tipo: Personal, Organizacional, Regional, Social, Medioambiental, Política, Natural, Antrópica, Económica, Tecnológica, Comunicacional, entre otras.


Este tipo de situaciones graves producen en la organización una serie de sucesos críticos que se transforman en fallas de los diferentes sistemas que componen la Red logística y que afectan negativamente la rentabilidad esperada, el flujo logístico se resiente y en consecuencia no es factible satisfacer adecuadamente las necesidades de los clientes.


En tal sentido, es necesario anticiparse a una situación de crisis y para ello el planificador logístico debe actuar con liderazgo para enfrentar esta situación se traduce en: a) prevención de la crisis, b) manejo de crisis y c) mitigación de la crisis.


PREVENCIÓN DE LA CRISIS: Establecer los escenarios posibles en el cual una crisis puede ocurrir, a través, del análisis del entorno de la organización y del interior de la misma, de tal forma, de efectuar un levantamiento e identificación de los factores críticos que detonarán en una situación grave.


Para poder establecer estos escenarios, podemos usar herramientas de análisis como el FODA, Brainstorming, Árbol de Decisión, conformación de equipos multidisciplinarios, datos estadísticos, entre otros. Nada sirve si no incluimos estos elementos en un plan de crisis o en su defecto se integra al plan logístico para poder enfrentarlos de la mejor forma posible.


MANEJO DE LA CRISIS: Una vez enfrentados a una crisis, debemos poner en ejecución nuestro plan, habida consideración a que éste debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse a los cambios que la situación amerite.


La toma de decisiones en esta etapa se torna trascendental, a veces, son decisiones buenas, otras malas o impopulares, pero sea cual sea la decisión adoptada, siempre haga algo, nunca se paralice ya que eso será el principio de una consecución de eventos que desencadenará en la paralización total del flujo logístico en la Red.


MITIGACIÓN DE LA CRISIS: Una vez finalizada la crisis, es necesario adoptar todas las acciones tendientes a reducir los efectos en la organización y permitir la vuelta a la normalidad, de tal forma, que el flujo logístico vuelva a desarrollarse conforme a lo previsto inicialmente.


En este sentido, es necesario determinar con claridad cuáles son los efectos producidos, los recursos disponibles, la severidad y magnitud de los daños, las capacidades remanentes y el tiempo previsto para la vuelta a la normalidad.


Finalmente, toda la información obtenida de la crisis, es necesario que sea incluida nuevamente en la planificación, se analicen los errores, los efectos, las capacidades, la forma de emplear los medios, la reacción de la organización, los errores, los aciertos, la capacidad de respuesta, el comportamiento individual y el colectivo, entre otros, de tal forma, de que permita enriquecer el proceso para que la crisis sea una experiencia de aprendizaje continuo.

 

Líder: Alejandro Gorayeb, Doctor en Ciencias Logísticas y Supply Chain Management, Universidad Finis Terrae

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.