ALINEADOS ¡LA EMPRESA COMO UNA CADENA!

Julio 24, 2017 0 980

En un entorno marcado por un escenario económico complejo, mayor competencia, el acceso a informaciones y altas exigencias de los consumidores; la planificación multidisciplinaria, organizaciones ágiles, la cultura "LEAN" y objetivos alineados son cada vez más imprescindibles.     

La coordinación entre departamentos y el pensar como cadena ha sido limitada, causando la pérdida del objetivo común, que no es más que asegurar que los clientes reciban el servicio o productos en cantidad, calidad correcta y tiempo deseado. Aparte de un cierto egoísmo de cada departamento, la duplicidad de tareas ha sido común, lo que genera ineficiencias.


till prestonNo obstante, el entorno requiere procesos y una comunicación alineada y con foco en objetivos compartidos, donde cada empleado contribuye para alcanzar este objetivo común. Ante situaciones políticas que generan incertidumbre, el alza de precios de algunas materias primas y la globalización, las empresas se ven confrontados a un mercado complejo, lo que hace importante reducir costos y regresar al "core-business" que representa la ventaja competitiva. Esto requiere una organización "LEAN" con cero desperdicios y la inversión del capital en forma optima.


Existen herramientas que ayudan a orientar a la empresa hacia esta dirección:  


EL ALINEAMIENTO DE LOS OBJETIVOS: Desde el objetivo principal de la compañía se genera una especie de cascada de metas a cada departamento con el fin de que contribuyen y estén enfocados hacia la obtención de una meta superior. Una forma de derivar los focos es vía la realización de un FODA del cual se aclaran los focos del área.


ELIMINACIÓN DE DESPERDICIOS Y DUPLICIDAD DE TAREAS: Una manera de optimizar procesos es gracias al mapeo de las tareas: El equipo anota las tareas en respectivas tarjetas, alineándolas según su secuencia describiendo el proceso al día de hoy que es revisado por el equipo multidisciplinario para luego destacar procesos redundantes, duplicados, con comunicación ineficiente o sin valor agregado; luego se rediseña el proceso aplicando las mejoras encontradas y finalmente es importante documentar el nuevo proceso en forma de una rutina estándar, incluyendo la “cadena de ayuda” para poder pedir apoyo en caso de algún problema. El resultado del flujo rediseñado ayuda a eliminar desperdicios, adelgazar procesos, fomentar el contacto directo y orientar el proceso hacia el cliente.


PROYECCIÓN DE LA DEMANDA: La correcta planificación de la demanda es fundamental para responder a los clientes al 100%, poder entregar los productos a tiempo y no incurrir en costos innecesarios. En esta lógica el equipo se debe componer de las áreas de Finanzas, Supply Chain, Marketing y Ventas así como el Gerente del negocio, cuyo foco es la definición de los futuros objetivos mensuales y para eso se requiere incluir la mayor cantidad de información posible: "Sell-In" versus "Sell-Out"; coberturas de stock en los clientes; venta histórica; los incrementales por promociones. Mantener la regla del "One Number Principle" es fundamental, lo que quiere decir que entre los áreas de Ventas, Supply Chain y Finanzas hay un solo un objetivo y alineado a lo largo de la cadena de valor.


La implementación de estas medidas de optimización de procesos y estructuras no es de rápida implementación y deben ir acompañado por un cambio cultural de la empresa, dirigido hacia el cliente y enfocado en el funcionamiento de los procesos como una cadena. Todos estos esfuerzos tienen un objetivo principal - tener un cliente conforme, contento y fiel con el Producto, la Calidad y la Atención.

 

Por Till Preston, Supply Chain Manager, Cereal Partners Worldwide, Nestlé & General Mills

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.