EL CAMINO A TODAS PARTES. EL FUTURO DE LA CADENA DE SUMINISTRO

Diciembre 09, 2019 0 93

En el futuro, las cadenas de suministro no serán impulsadas por productos y procesos, sino por las necesidades del cliente; no dependerán de activos fijos intensivos en capital y flujos lineales, sino de ecosistemas de capacidades modulares, entregadas a través de una red de terceros confiables, que pueden escalarse y recombinarse según sea necesario; los operadores se convertirán en gerentes; se requerirán nuevas habilidades y se crearán nuevos roles de trabajo. Las cadenas de suministro del mañana serán autónomas, autocurativas y auto optimizadas.

Imagine, con un click o deslizando una pantalla táctil, su cliente pondrá en marcha su línea de producción, realineando su cadena de suministro en tiempo real para ofrecer una experiencia personalizada y sin fricciones. Imagine utilizar datos, desde dispositivos inteligentes para segmentar a sus clientes y desarrollar microcadenas de suministro separadas para satisfacer sus necesidades de manera más efectiva. Imagine responder a las tarifas y al cambio regulatorio moviendo, sin problemas, todas sus operaciones de un punto geográfico a otro, en cuestión de semanas.

La nueva tecnología es parte de esto, por supuesto, pero no es toda la historia. En un nivel fundamental, la forma en que pensamos sobre las cadenas de suministro está cambiando y esto tiene implicaciones dramáticas para el futuro. Las cadenas de suministro de ayer asumieron un modelo operativo "de adentro hacia afuera": la gestión de la cadena de suministro consistía en centrarse en las capacidades existentes del negocio, aumentar la eficiencia operativa y competir al reducir los costos.

Por el contrario, las cadenas de suministro del mañana se caracterizarán por un enfoque de "afuera hacia adentro", que se adapta y evoluciona continuamente para satisfacer la demanda cambiante de los clientes. En el futuro, el cumplimiento conveniente, flexible y transparente será una fuente de ventaja competitiva, borrando las distinciones tradicionales entre marketing, ventas, operaciones y fabricación.

A medida que las empresas compitan para ofrecer experiencias superiores a sus clientes, se volverán cada vez más dependientes de los datos. Las organizaciones exitosas del mañana utilizarán plataformas digitales, cámaras y sensores de IoT para recopilar, integrar e interpretar datos de toda la empresa.

Aprovecharán la analítica avanzada para convertir esos puntos de datos en información procesable y aprovecharán las tecnologías cognitivas y la robótica automáticamente para ejecutar algunas acciones y apoyar la toma de decisiones humanas basadas en evidencia. Sobre todo, las cadenas de suministro del mañana estarán conectadas, serán capaces de adaptarse rápidamente en respuesta a los cambios en el mercado.

Finalmente, un enfoque de la cadena de suministro basado en la tecnología, los datos y la información requerirá una gama de nuevas habilidades y capacidades. Las empresas exitosas del mañana invertirán en reclutar a los mejores talentos, reestructurar sus fuerzas laborales y asociarse con proveedores de conocimiento.

Subcontratarán habilidades y capacidades en las que no se destacarán ni venderán sus competencias más fuertes y capacidades excedentes "como servicio". Si las cadenas de suministro de ayer eran rígidas y reactivas, las cadenas de suministro de mañana serán ágiles y predictivas.

CADENAS DE SUMINISTRO DEL FUTURO. ¿DÓNDE DEBERÍAS COMENZAR?

Poner al cliente primero

Los clientes de hoy no solo se preocupan por los productos. Cada vez más, exigen un cumplimiento rápido, transparente como estándar. En parte, este cambio es una consecuencia natural de la revolución en la tecnología móvil y la conectividad. El comercio basado en plataformas ofrece a los clientes opciones sin precedentes, no solo en términos de la gama de productos disponibles, sino también en términos de calidad y precio de productos. Esto les brinda una conveniencia incomparable en el punto de venta que alimenta la demanda de conveniencia similar en el cumplimiento. Pero la carrera para lograr un cumplimiento perfecto no se trata simplemente de tecnología, sino también de cambiar los modelos de negocio. En el concurrido mercado actual, a los clientes se les presentan múltiples medios para adquirir los mismos artículos o productos, lo que pone a las organizaciones bajo una intensa presión para diferenciar sus ofertas de servicios.

Las empresas más exitosas ya ofrecen entregas al día siguiente o en el mismo día, seguimiento de envíos en tiempo real y devoluciones fáciles, todo a través de una interfaz única e intuitiva. Es un cambio que ha transformado fundamentalmente la forma en que las organizaciones piensan la cadena de suministro.

La gestión de la cadena de suministro ya no se trata de reducir costos: se trata de la diferenciación de servicios, aumentar la participación en el mercado e incluso generar ingresos a medida que un número creciente de clientes compran opciones de cumplimiento premium de valor agregado.
Las distinciones entre las funciones tradicionales de front, middle y back office se están desdibujando a medida que la cadena de suministro ahora llega al marketing por un lado y al servicio al cliente por el otro.

Los líderes del mercado actual ya no piensan en sus cadenas de suministro como una serie lineal de insumos y flujos. En cambio, están construyendo redes interconectadas, habilitadas digitalmente y predictivas con el cliente en el centro. En el corazón de estos modelos de negocio exitosos se encuentra la dependencia de las plataformas digitales para conectarlos directamente con sus clientes, lo que aumenta el compromiso y les ayuda a ganar y retener la lealtad del cliente en un mercado cada vez más voluble. Los modelos de ventas centrados en el consumidor y habilitados para la plataforma permiten a las organizaciones controlar la experiencia del cliente de extremo a extremo, aprovechando una combinación de tecnología digital, interacciones personales y experiencias físicas para generar utilidad, conveniencia y deleite en sus transacciones.

Las organizaciones líderes, en otras palabras, no reaccionan a las expectativas cambiantes de los clientes; determinan el nivel de servicio que establece el estándar para sus competidores.

El comercio basado en plataformas genera grandes niveles de datos, y los líderes del mercado actual pueden explotar estos datos para perfilar y segmentar la demografía de los clientes, utilizando análisis cognitivos para predecir y promover patrones de comportamiento. Sobre todo, al construir cadenas de suministro con el cliente en el centro, estas organizaciones se enfocan en alinear y optimizar sus funciones para ofrecer un servicio mejorado a un costo reducido. De hecho, las organizaciones centradas en el cliente tienen un 38% más de probabilidades de reportar una mayor rentabilidad que sus competidores.

Utilizar plataformas de manera efectiva

No solo los clientes disfrutan de niveles de elección y conveniencia sin precedentes como resultado de las tecnologías emergentes. El auge de las plataformas digitales ha abierto a las cadenas de suministro un mundo de nuevas posibilidades. Utilizando interfaces digitales ingeniosas, ahora los proveedores pueden hacer negocios directamente con minoristas o clientes. Ahora, incluso los elementos de la cadena de suministro en sí, desde la planificación hasta la fabricación y el inventario hasta el cumplimiento, se pueden comprar "como servicio" a terceros y administrarlos a través de plataformas.

Finalmente, las plataformas permiten que los fabricantes y las empresas de logística se conviertan en proveedores "As a Service", creando nuevas fuentes de ingresos monetizando la capacidad excedente.

Las empresas exitosas recurren cada vez más a plataformas para impulsar el crecimiento. Los modelos de ventas directas al cliente (D2C) basados en plataformas acortan las cadenas de suministro, incrementando efectivamente los márgenes al permitir que las empresas retengan el valor que anteriormente habrían sido absorbidos por socios y mayoristas. El modelo D2C también tiene implicaciones importantes para la gestión del inventario. Los minoristas de ayer administraron las acciones de manera reactiva e ineficiente en una red de tiendas físicas. Los minoristas de hoy usan los datos de los clientes con precisión para predecir patrones de demanda, escalando la oferta para minimizar los excedentes.

Los retailers del mañana integrarán digitalmente a sus partners “As a Service” para que sus cadenas de suministro se escalen automáticamente, utilizando modelos predictivos sofisticados para aprovechar las oportunidades y responder al cambio de forma inmediata en un mercado cada vez más veloz.
Sobre todo, el modelo D2C permite a las empresas un control completo sobre la experiencia del cliente, dándoles la libertad de crear experiencias diferenciadoras y encantadoras que brinden a sus marcas una ventaja competitiva. No es sorprendente, entonces, que el 72% de los fabricantes y retailers tengan o pronto puedan ofrecer la capacidad D2C, mientras que el 68% cree que el modelo D2C tendrá un impacto significativo en sus cadenas de suministro.2

Pero hay más en las plataformas que el D2C. Las plataformas hacen que sea mucho más fácil para las empresas exitosas externalizar secciones de sus cadenas de suministro a terceros proveedores "As a Service" o incluso proporcionar capacidad "As a Service" ellos mismos.

El outsourcing brinda a las empresas acceso a experiencia técnica y madurez operativa sin requerir inversiones en activos fijos intensivos en capital. Al mismo tiempo, les permite monitorear, ya sea a través de plataformas o paneles personalizados, el desempeño de la función subcontratada y la relación de subcontratación. Es un modelo que permite a las empresas responder rápidamente a los cambios en el volumen, reduciendo los costos al escalar la prestación de sus servicios. Los minoristas líderes en el mercado ya se están asociando con proveedores de logística de última milla establecidos como servicio para mejorar su servicio al cliente y mantener los costos bajos. En los próximos cinco años, más empresas externalizarán las funciones de la oficina intermedia para optimizar sus cadenas de suministro de extremo a extremo. Para 2025, el Foro Económico Mundial estima que las plataformas digitales podrían generar $ 60 billones en ingresos, aproximadamente el 30% de todos los ingresos corporativos globales.

Gana la guerra por el talento

Las cadenas de suministro del mañana serán inteligentes, predictivas y autocorregibles. Recopilarán datos de una gama cada vez mayor de sensores, cámaras y aplicaciones, utilizando algoritmos avanzados de aprendizaje automático para monitorear y ajustar las discrepancias detectadas automáticamente entre el rendimiento diseñado y el real.

Un aumento exponencial en el volumen de datos disponibles ya está presionando a las organizaciones líderes del mercado para que contraten analistas especializados capaces de convertir esos datos en información que reduzca los costos, diversifique los productos e impulse las ventas. Y no se trata solo de científicos de datos; las empresas del mañana también necesitarán especialistas en inteligencia artificial, blockchain, robótica y cibernética. Sin embargo, las organizaciones exitosas no solo están tratando de captar talentos digitales, también, están desarrollando estrategias y programas que mejoran continuamente su fuerza laboral, permitiéndoles adaptarse en un paisaje siempre cambiante.

Las empresas han estado aprovechando la automatización para lograr eficiencias en sus cadenas de suministro durante décadas. Pero el ritmo del cambio se está acelerando gracias a la automatización inteligente (IA). IA reúne inteligencia artificial y robótica para automatizar procesos que anteriormente eran demasiado complejos para las máquinas.

Y las nuevas tecnologías están surgiendo todo el tiempo. En los próximos cinco años, por ejemplo, veremos un mayor uso de drones en las instalaciones de fabricación, almacenamiento y distribución para realizar tareas de mantenimiento, hacer inventario y trasladar existencias, por no mencionar las aplicaciones en logística de última milla. Los avances en las redes inalámbricas IoT cambiarán el costo, la calidad y el alcance de los sensores IoT, mientras que la innovación de chips de silicio permitirá a las organizaciones incorporar capacidades de análisis de datos en puntos finales IoT de bajo costo.

La difusión de la digitalización y la automatización en toda la cadena de suministro ya ha dejado obsoletos algunos roles y ha creado una creciente demanda de profesionales de la cadena de suministro con habilidades digitales y analíticas. Sin embargo, todas las demás partes del negocio también se están volviendo digitales, la competencia por el mejor talento es intensa.
Para empeorar las cosas, dado que la tecnología está evolucionando más rápido que las formas tradicionales de educación y capacitación, el número de personas que poseen las habilidades digitales requeridas sigue siendo relativamente pequeño. Para mantener el ritmo de la evolución de los modelos y las tecnologías de la cadena de suministro, las organizaciones deben identificar las capacidades específicas que necesitarán en el futuro y concentrar sus energías en establecer proyectos de talento eficaces y sostenibles.

Los líderes del mercado del mañana combinarán diferentes estrategias y enfoques para asegurar el talento que necesitan. Por ejemplo, revisarán continuamente la forma en que estructuran sus capacidades de gestión de la cadena de suministro para optimizar los conjuntos de habilidades funcionales, reemplazando las descripciones de trabajo tradicionales con roles híbridos que combinan la experiencia de la cadena de suministro con una competencia en ciencia de datos. Además de reconfigurar cómo operan los roles y los equipos, las organizaciones exitosas del mañana aprovecharán los centros digitales de excelencia para capacitar a sus fuerzas laborales en nuevas capacidades tecnológicas y cómo aplicarlas en escenarios empresariales del mundo real.
Finalmente, se adaptarán para acomodar nuevas formas de trabajo que pueden estar en desacuerdo con la cultura corporativa tradicional. Los profesionales de la tecnología del mañana no querrán, y no necesitarán, trabajar horas regulares en centros industriales fuera de la ciudad. En cambio, esperarán trabajar horas flexibles de forma remota, utilizando herramientas digitales para colaborar y administrar tareas. Los líderes del mercado del mañana evolucionarán en sus estructuras y procesos para ofrecer arreglos permanentes para el personal; que se adapten a sus preferencias y compromisos de estilo de vida.

Sin embargo, mejorar, reubicar y atraer empleados permanentes es solo una pieza del rompecabezas. Por un lado, las organizaciones exitosas están aplicando la lógica del abastecimiento "As a Service" a sus fuerzas laborales. En algunos casos, eso significa externalizar tareas operativas para trabajadores de economía, socios contractuales e incluso competidores. En otros, significa digitalizar la experiencia y los conocimientos de los empleados, crear procesos algorítmicos estándar, accesibles a través de plataformas, capaces de aumentar la toma de decisiones.

Por otro lado, las organizaciones buscan asociarse cada vez más con proveedores de conocimiento, como consultoras de asesoramiento empresarial, instituciones académicas y compañías de software, para ayudarles a adquirir nuevas habilidades y capacidades de manera rápida y rentable. Las alianzas estratégicas permiten a las organizaciones aprovechar la experiencia y los conocimientos de sus socios a corto plazo mientras se involucran en el proceso a largo plazo de desarrollar e incorporar esas mismas habilidades y capacidades internamente.

Invierta en capacidades preparadas para el futuro

Las nuevas tecnologías están cambiando los fundamentos de la gestión de la cadena de suministro. A medida que la calidad y la cantidad de los datos disponibles continúa mejorando, las actividades basadas en flujos de información limitados o subóptimos se vuelven rápidamente inadecuados para su propósito. Las organizaciones exitosas del mañana necesitarán desarrollar capacidades completamente nuevas, utilizando los datos más relevantes para administrar sus operaciones de manera más eficiente y responder a las oportunidades y amenazas de manera más efectiva. Las empresas que continúan invirtiendo en capacidades tradicionales corren el riesgo de perder frente a sus competidores que pueden explotar las tecnologías digitales para predecir mejor, reaccionar más rápido y maximizar el valor en sus canales y líneas de productos.

Los líderes del mercado del mañana se destacarán en cinco áreas de capacidad clave:

• Modelando la "voz del cliente". Los planificadores de la demanda de ayer usaron pronósticos de ventas para tratar de predecir cambios en la demanda del cliente. Sin embargo, en el mercado actual, en rápida evolución, la velocidad de comercialización es esencial: las empresas no pueden permitirse esperar a que se sientan cambios en la demanda en los datos de ventas. En el futuro, los sensores integrados en productos inteligentes simularán a la "voz del cliente", transmitiendo información a los fabricantes en tiempo real sobre sus hábitos y el rendimiento de sus dispositivos. Las empresas exitosas del mañana utilizarán información de dispositivos IoT y fuentes de terceros para anticipar las necesidades de los clientes. Además, podrán segmentarlos por diferentes patrones de comportamiento, enfocando sus esfuerzos de marketing y desarrollando cadenas de suministro especialmente diseñadas para atender cada segmento de manera más efectiva. En el futuro, las organizaciones necesitarán mejorar su IoT y sus capacidades analíticas avanzadas para poder predecir cambios en la demanda de los clientes en lugar de reaccionar ante ellos.

• Planificación de micro demanda. No son solo los sensores IoT los que darán a los retailers y fabricantes del mañana una mayor visibilidad de la demanda de los clientes. Si bien la tecnología inteligente desempeñará un papel importante en la economía digital del futuro, solo brinda a las organizaciones información sobre las preferencias y el comportamiento de sus actuales clientes. Para predecir con mayor precisión los cambios en el mercado, en general, las organizaciones exitosas del mañana aprovecharán los datos de fuentes externas a la empresa. Sobre todo, desarrollarán mejores capacidades de gobernanza de datos, recolectándolos, integrándolos y aprovechándolos para generar una imagen más clara de la demanda de los clientes. Las empresas de ayer modelaron la demanda a nivel regional o de canal; los líderes del mercado del mañana tendrán la capacidad de predecir la demanda en puntos de venta individuales, reducir el desperdicio y aumentar la participación del cliente.

• Comprender el costo de la complejidad. En el pasado, las empresas solían tolerar las líneas de productos o servicios que generaban pérdidas porque no tenían acceso a los flujos de datos y las capacidades analíticas que les permitirían calcular el costo de servir a sus clientes. Se están desarrollando capacidades de ciencia de datos cada vez más sofisticadas todo el tiempo. Y en el futuro, las organizaciones podrán desenredar masas complejas de línea de productos, cadena de suministro y datos de canal a mercado para comprender el costo real de servir a cualquiera de sus clientes en tiempo real. Las empresas exitosas del mañana utilizarán plataformas sólidas de análisis de la cadena de suministro para tomar decisiones comerciales más informadas con mayor rapidez. A corto plazo, los responsables de la toma de decisiones podrán identificar líneas de servicio no rentables o poco rentables y oportunidades para mejorar el rendimiento. A más largo plazo, tendrán las herramientas que necesitan para poder reposicionar productos, revisar las cuentas de los clientes y optimizar la forma en que se atiende a los clientes, mejorando su margen general. Con las capacidades analíticas correctas de la cadena de suministro, las empresas del mañana podrán modelar los costos de complejidad incurridos por las nuevas ofertas, estableciendo puntos de referencia de rendimiento que les indiquen dónde, cuándo y cuánto invertir para aprovechar al máximo las oportunidades del mercado.

• Administrar nuevos tipos de redes de socios. Los negocios exitosos de hoy se están alejando de las cadenas de suministro tradicionales basadas en activos a un modelo de servicios administrados donde las capacidades intensivas en capital, como fabricación, almacenamiento, logística y distribución se subcontratan a socios y contratistas. Sin embargo, en el futuro, no solo los procesos físicos se gestionarán "As a Service".

A medida que la gestión eficaz de la cadena de suministro depende cada vez más de las capacidades analíticas de vanguardia, las organizaciones enfrentan una brecha de habilidades cada vez mayor en su fuerza laboral, que la capacitación y el desarrollo simplemente no pueden llenar lo suficientemente rápido. Los líderes del mercado del mañana se asociarán con proveedores de conocimiento para darles acceso a las habilidades técnicas y la experiencia que necesitan para construir nuevas soluciones digitales, iterar sus plataformas y mejorar sus capacidades a medida que los flujos de datos se vuelven cada vez más complejos.

Las empresas no solo externalizarán el diseño, la arquitectura y el mantenimiento de sus sistemas digitales, sino que también externalizarán la gestión de esos sistemas, especialmente los ciclos de planificación. Sin embargo, a medida que las redes de las organizaciones se vuelven más complicadas, necesitan desarrollar nuevas capacidades de administración para continuar operando de manera efectiva. En el futuro, si van a externalizar la experiencia funcional, las empresas deberán ser capaces de administrar una fuerza laboral extendida de empleados de tiempo completo y parcial, de proveedores de servicios, de socios estratégicos, etc., mientras mantienen la seguridad de los datos. e integridad y protección de la propiedad intelectual.

• Mejorar de la autonomía de la cadena de suministro. Las cadenas de suministro de ayer fueron administradas exclusivamente por personas. Sin embargo, en el futuro, se automatizará un número creciente de decisiones, lo que aumentará la velocidad operativa y la capacidad de respuesta y liberará a los profesionales de la cadena de suministro para que se centren en la toma de decisiones más complejas e impactantes.
Las empresas exitosas del mañana incorporarán análisis predictivos a los algoritmos de aprendizaje automático, capacitando a las computadoras para identificar anomalías de patrones en la cadena de suministro y responder automáticamente con un conjunto de contramedidas apropiadas. Esto se traduce en un estado futuro donde las cadenas de suministro podrán reconocer la acumulación de excedentes y reducir la producción, reduciendo así el desperdicio; o al usar una combinación de cámaras y sensores de IoT, anticiparán la interrupción potencial y la autocorrección, reduciendo interrupciones costosas y fallas de línea. La optimización automatizada se convertirá en la nueva norma y las empresas del mañana deberán poder incorporar el análisis cognitivo en sus cadenas de suministro si quieren mantenerse a la vanguardia.

Autores:
Chris Foster Global Lead, Operations Center of Excellence.
Sam Ganga, Principal, Connected Commerce, KPMG in the US.
Rob Barrett, Supply Chain Leader, KPMG in the US.
Dale Williams, Partner, Head of Operations Advisory, KPMG in the UK.
Kirk Hull, Director, Operations Consulting, KPMG in the UK.
Brian Higgins, Principal, Supply Chain and Operations Practice Lead, KPMG in the US.

Para leer el artículo original en inglés, ingresar a:
https://assets.kpmg/content/dam/kpmg/xx/pdf/2019/11/future-of-supply-chain-the-road-to-everywhere.pdf

Last modified on Lunes, 09 Diciembre 2019 19:51

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.