A través de un estudio realizado a micro, pequeños empresarios y emprendedores a lo largo del país, se logó conocer cuáles son las verdaderas necesidades que tiene el sector y cuáles deberían ser las medidas que las autoridades. Ni proteccionismo ni ayuda, solo oportunidades es lo que esperan las empresas para desarrollarse y crecer.

 

Ayuda, proteccionismo, financiamiento o reconocimiento a sus cualidades u diferencias son algunos de las palabras que más se oyen al momento de analizar el actuar y sentir de las Pymes en el mercado chileno.

Reconocido es la importancia que tiene para la economía nacional, las pequeñas y medianas empresas (PYME) en materia de volumen y de capacidad de empleo. Sin embargo, una de las cualidades más importantes de estas empresas es su diversidad y realidad. Cada una es un mundo, con sus pro y contras, con sus problemas, con sus desafíos y también con la capacidad de proyección que tienen.

Cientos son los estudios que tratan de definir qué es una Pyme, Cuál es su real tamaño y su rol en el mercado. Pero pocos se dan el trabajo de considerar que la definición Pyme engloba un sinfín de empresas: Micro, pequeños empresarios y muchos emprendedores.

Por lo tanto conocer la realidad de este abanico de empresas es muy difícil, lo cual dificultad la generación de políticas públicas acorde a las necesidades de cada uno de ellos. Propyme, comunidad empresarial de Micro, Pequeños Empresarios y Emprendedores, realizó el Primer Estudio Nacional de Percepción, Expectativas y Necesidades Propyme 2018.

LA SELVA ECONÓMICA

El estudio se desarrolló en base a la aplicación de una encuesta efectuada a través de correo electrónico, durante febrero 2018, a un universo de 20 mil personas pertenecientes a todas las regiones del país. La muestra logró obtener las percepciones, expectativas y necesidades de un total de 3.896 Micro, Pequeños Empresarios y Emprendedores.

Para conocer en profundidad los resultados de esta encuesta, conversamos con Rodrigo Bon, Director Ejecutivo de Propyme, quien ahondó en las dificultades que tienen las pequeñas y medianas empresas para “sobrevivir en un mercado nacional cada vez más concentrado y con un fuerte monopolio de algunos grupos económicos”.

“Si nos remitimos a los niveles de ventas de los distintos segmentos empresariales, ya que según año tributario 2016 del Servicio de Impuestos Internos y de cara a los montos de ventas anuales cuantificadas en Miles de UF la Microempresa registra 385.365; las Pymes 2.766.347 mientras que las grandes empresas se quedan con 18.214.911, cifras que hablan por sí solas y que muestran las claras asimetrías del mercado nacional”, afirmó Bon.

Una de las preguntas planteadas en el estudio 2018, que contó con la impresiones de 3.896 Micro, Pequeños Empresarios y Emprendedores a lo largo del país, fue ¿La concentración económica afecta el desarrollo de las micro y pequeñas empresas? lo cual nos arrojó como resultado que un 91% de los encuestados nos expresó que SÍ mientras un 9% argumentó que NO.

“La gran mayoría de las empresas en Chile son Microempresas pero año tras año el sector ha perdido terreno de cara al aporte a la economía nacional y también desde el punto de vista de la generación y calidad de los empleos. La pérdida de mercado por parte de las empresas de menor tamaño en nuestro país tiene directa relación con la poca regulación económica existente en Chile, la cual permite que la concentración económica sea descarnada y pocos sean dueños de mucho”, cuestionó el Director Ejecutivo.

Asimismo, agregó que los espacios para que las Pymes se puedan desenvolver en nuestra economía “son poco alentadores”, más aun si se consideran “las condiciones abusivas que hoy imperan en el mercado nacional”. Cambiar este escenario, debería –según Bon- ser “una de las principales tareas de la actual administración de Gobierno”.

PRINCIPALES OBSTÁCULOS

Acceso al financiamiento, pago de proveedores Mypymes, desarrollo de competencias y los obstáculos que existen para emprender y reemprender son algunos de los dificultades que enfrentan las Pequeñas y Medianas Empresas según los resultados que arrojó el sondeo.

El estudio arrojó que uno de los principales problemas es “Concretar más Negocios para su Empresa”, seguido por “Acceder a Programas de Fomento y Apoyo del Estado para las Pymes” y en una tercera ubicación la opción de “Acceso al Financiamiento”.

Uno de los puntos de mayor preocupación es el endeudamiento. “Las Pymes se reconocen endeudadas en un 48% y que la espera en los tiempos de pagos por su trabajo y servicios ha disminuido, sin embargo piden una Ley que determine plazos concretos a 30 días”.

De cara a sus intereses en el ámbito de capacitación en la línea de perfeccionar su gestión en la empresa y sus negocios las respuestas indicaron que la principal necesidad de capacitarse se enfoca a la “Postulación a Fondos Públicos (Programas, Instrumentos)” con un 28,2% de las preferencias; seguido por “Marketing Digital para su Empresa” y “¿Cómo vender por Internet? (e-commerce o comercio electrónico)” ambos con un 12,5%.

“Tenemos la certeza que los Empresarios tienen claro la importancia del Capital Humano, buscando más y mejor capacitación, orientada a temas concretos de productividad y ventas, ajustada a sus particularidades y de calidad”, aseguró Bon.

AYUDA O PROTECCIONISMO

“Muchas veces el Proteccionismo daña más que ayuda, sobre todo cuando caemos en materias de emprendimiento en Asistencialismo Social”. Sin embargo, el ejecutivo comentó que dada las condiciones que presenta el mercado actualmente, se hace necesario poner “en práctica una mixtura de ambos conceptos (ayuda y proteccionismo)”.

“El proteccionismo debe venir de la mano en proveer condiciones de igualdad de competencia, acceso al financiamiento, velar por condiciones justas en los plazos de pagos y lógicamente proteger a las empresas Mipymes del abuso de posición dominante y prácticas abusivas”, agregó Bon.
En cuanto a los apoyos, el Estado tiene una gran tarea desde el punto de vista de proveer una capacitación que vaya de la mano de las necesidades de las Empresas Mipymes y de las nuevas formas de hacer negocios y hacer crecer las empresas.

“El apoyo efectivo hacia nuestro sector empresarial lo visualizo en el tenor de facilitar las condiciones para emprender; para quebrar si fuera el caso; para jugar en una cancha más pareja, en donde la socialización de la información debe ir en pro de equiparar oportunidades de acceso a programas de financiamientos, fomento, desarrollo y gestión empresarial, teniendo como premisa el contar con un Estado más cercano, con respuestas de calidad ante nuestras problemáticas cotidianas y como gran creador de confianzas”, detalló.

LA TECNOLOGÍA
Hoy las tecnologías juegan un rol fundamental en todos los ámbitos de la sociedad. Para las Pymes esta situación no es diferente y la tecnología se ha transformado en una herramienta de ayuda para equiparar las brechas en el mercado.

“Si hay alguna forma de acortar asimetrías entre las empresas de menor tamaño y las grandes, es justamente a través de la utilización de las tecnologías de la información por parte de nuestro sector en desafío de incorporar en su gestión, administración, logística, marketing, relacionamiento con proveedores y clientes y en todos aquellos ítems en donde el factor tecnología nos pueda brindar una mayor productividad en las empresas”, comentó.

Sin embargo, muchas empresas se enfrentan a la dificultad de implementar tecnologías, ya sea por el costo que estas significan o bien por el desconocimiento técnico que tienen sobre sus funcionalidades.

De cara al uso de Internet, para nadie es un misterio que materias como la aplicación del marketing digital y el uso de las redes sociales se han convertido en una atractiva temática para las Pymes, ya que con el transcurso de los años las perciben como una factor real y concreto para sumar en sus negocios, posicionar sus productos o servicios, optimizar la gestión de sus organizaciones, mejorar la relación con sus equipos de trabajo y, lógicamente, saber cómo captar más clientes y fidelizar a los que ya poseen.

“Hace unos años atrás te podías encontrar con pequeños empresarios que te decían ‘todo esto del marketing digital no va con mi negocio…para mí no es útil’. Hoy tienen la claridad que utilizar aplicaciones o herramientas digitales en sus organizaciones les puede brindar un valor agregado de cara a sus clientes, proveedores y también en la gestión interna de sus empresas, ganando tiempo y siendo más productivos”, recalcó Rodrigo Bon.

Una importante realidad nos muestra el resultado del estudio, donde se revela que el 47% de los consultados no posee página web y el 32% no sabe lo que es el eCommerce. Lo anterior es –según el Director Ejecutivo de Propyme- un elemento clave para las nuevas autoridades que trabajan de cara a las Pymes, ya que “se deben percatar de estas cifras y hacer un trabajo especializado de cara a cada segmento empresarial”.

“Cuando se habla de la Digitalización de las Micro y Pequeñas Empresas ya no sólo basta con hacer un diagnóstico y hacerles ver lo importante que son para sus organizaciones; hoy la tarea en la cual nos debemos comprometer va de la mano con el ‘Aprender Haciendo’. Bajar desde la teoría a la práctica y con especial acento en la oferta de apoyo y capacitación que los entes de Gobierno puedan propiciar en la línea de tomar ésta bandera. No cabe duda que las necesidades de las Pymes en el desafío de ser más productivas van cambiando, sobre todo cuando hablamos de tecnologías, por lo que como alguien dijo por ahí ‘No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo’”, detalló.

Así, el actual escenario demuestra que es el tiempo de apostar por las Pymes, tomando decisiones valientes para protegerlas y crecer como país con foco en ellas. “Sólo con Pymes sanas y fuertes lograremos un país con mayor calidad de vida para los trabajadores, más innovación y mayores índices de la añorada productividad”, enfatizó Bon.

La tarea de todos los actores de la economía y sociedad chilena está en escuchar, a quienes conforman las Pymes, puestos que son ellas las que viven día a día tratando de ganar un espacio en el mercado y luchando para dejar atrás los obstáculos.

“Si se continúa pensando en que las micro y pequeñas empresas son una versión en miniatura de una gran empresa, continuaremos dando palos de ciego de cara a lograr que las Pymes aporten de mejor manera a la innovación, a la exportación y a la productividad del país”, concluyó el Director Ejecutivo de Propyme.

 

GOBIERNO ANUNCIA MEDIDA QUE BUSCA ‘OXIGENAR’ A LAS PYMES

Una de las demandas de las Pequeñas y Medianas Empresas ha sido siempre el tema de los pagos de factura. Haciendo eco de esta constante petición de regularización por parte del sector, el gobierno del Presidente Sebastián Pilera dio a conocer una serie de indicaciones sustitutivas al proyecto de Ley de Pago oportuno, que busca principalmente mejorar las relaciones entre las empresas –principalmente las pequeñas y medianas- y sus proveedores, entregándoles un mayor grado de certezas, impactando de esta forma en un mayor grado de inversión y, por ende, en el crecimiento del país.

“Vamos a acotar los plazos de pago de las facturas a un máximo de 60 días, y a partir de ese día 60 –o menos, si las partes así lo convienen- se van a empezar a devengar intereses en favor de quien vendió el producto o servicio, independientemente del tipo de empresa que se trate, sean de un sector o de otro”, recalcó el Mandatario. Sin embargo, aclaró que el sector público tendrá un plazo de tres años para ajustarse a esta ley.

Asimismo, se anunció una serie de medidas en aras de dar cumplimiento al anuncio: Establecer la obligación de la emisión electrónica de la guía de despacho; limitación al cambio del valor original de la factura, una vez aceptada por parte del comprador. Después de 8 días de aceptada la factura, no se van a aceptar notas de crédito y se buscarán otros mecanismos si hay que hacer compensaciones. Esto dará certeza en el plazo y monto de la factura; a partir del día convenido, y no más de 60 días máximo, la factura devengará intereses y se incorporará en la deuda de la empresa; el uso del IVA crédito fiscal sólo será posible después del pago de la factura; se generará información pública sobre el comportamiento de pago de empresas, de forma de que aquellas que pagan de forma oportuna se vean reconocidas por la ciudadanía y se modificarán además las condiciones para la entrega del sello Propyme.

Piñera destacó que este proyecto trae principalmente dos grandes ventajas. Por un lado mejora las relaciones entre las empresas y sus proveedores, porque establece condiciones más simétricas y elimina fricciones que hoy día ocurren; mientras por el otro lado impactaría en el costo de financiamiento de las pequeñas y medianas empresas.

  • comentario
  • Visto 70 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 11 años de existencia.Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria logística , ExpoLogistec , todo un éxito que esperamos replicar el 2012 con más metros cuadrados de exposición.

Noticias populares

Tendencias