La evolución es una constante de la Supply Chain, cuyos eslabones se reposicionan y reestructuran rápidamente; generando nuevos modelos, conceptos y escenarios. Consecuentemente, el área de compras –inmersa en este entramado- se ve impulsada al cambio (y/o evolución) de sus funciones. A continuación presentamos 4 posibles ‘futuros’ escenarios para este eslabón y el análisis de ejecutivos chilenos en torno a  la viabilidad de los mismos y sus efectos presentes y futuros.


“A prueba del futuro” ¿Qué mejor frase puede definir el cómo deben visualizarse las cadenas de suministro actuales y sus diferentes eslabones? Lo cierto es que diversos factores la obligan al cambio, de cara a un futuro cada vez más incierto, sobre todo considerando el vertiginoso cambio tecnológico que el comercio (y la humanidad, por cierto) enfrentan.


Situadas en este nuevo paradigma, que tiene al avance tecnológico como impulsor del cambio, las empresas deben estar preparadas y diseñar estrategias para operar y mantenerse vigentes. Considerando el proceso de abastecimiento, específicamente, cabe preguntarse: ¿Cómo las áreas de abastecimiento y sus líderes deben delimitar el abanico de incertidumbres en el futuro de la función de compras, para  poder desarrollar mejores y más confiables pronósticos?


La interrogante expuesta fue ampliamente abordada, durante una sesión de trabajo propuesta por la consultora KPMG. El evento, liderado por Argenis Bauza, Socio Líder de Cadena de Suministros y Compras para América Latina de KPMG, contó con la asistencia de más de 40 ejecutivos del área de compras y abastecimiento de destacadas compañías nacionales, los que – de forma grupal- analizaron los 4 escenarios futuros para el Área propuestos por Bauza durante su alocución inicial.


EL FUTURO… MÁS PRESENTE QUE NUNCA


Antes de introducirnos en las reflexiones de los ejecutivos, es importante conocer más acerca del concepto “Future-Proofing” para el área de compras. En esta línea, cabe destacar que en la transformación digital que acontece, el enfoque de las áreas de compras, dentro de las organizaciones, ha pasado de una estrategia centrada en la reducción de costos hacia una nueva era donde estas áreas deben volverse estratégicas para el negocio con la capacidad de prepararse para el futuro. De ahí el concepto: “future-proofing” que “se aplica a procesos, organizaciones o tecnologías para indicar que son ‘aprueba de futuro’, es decir, que han sido diseñadas y operan de tal manera que tienen la característica de mantenerse vigentes”, sostuvo Bauza.


A partir de ello, el especialista explicó que de acuerdo con Future-proof procurement. Now or never, The big procurement transformation, un estudio realizado por KPMG junto con la Universidad de Negocios de Florida se puede definir “future-proofing” como una estrategia clave en compras que aplica inteligencia de mercado y estudio de ambiente en que se desarrolla la empresa, adaptando y aprovechando tendencias para transformar la función de compras, y de esa forma desarrollar una ventaja competitiva para un futuro más exitoso.


De acuerdo con Bauza, “es necesario que los gerentes de compras delimiten el abanico de incertidumbres en el futuro de la función de compras, ya que podrán desarrollar mejores y más confiables pronósticos del futuro”. A este respecto, el especialista expuso que entre los factores de incertidumbre que son especialmente significativos para el área de compras en el futuro se encuentran: el uso de algoritmos e inteligencia artificial, la revolución del valor agregado, la transformación digital, los cambios en el ambiente de trabajo, una era de volatilidad, disrupción e inestabilidad, la misión de innovación, los cambios en el mercado de compras, los aspectos de seguridad, la era de conflictos de todo tipo y la misión de ser responsables con todos los actores estratégicos”.


Así, los actuales y futuros líderes de las áreas de compras en las empresas a nivel mundial enfrentan una tarea titánica, en dos ejes clave: El grado de digitalización: desde la centralización en el humano hasta la orientación hacia la era de algoritmos y  la estructura organizacional: desde la era de la descentralización hasta la preponderancia del centralismo.


Según Bauza, el cruce de ambos ejes da lugar a cuatro posibles escenarios futuros para la función de compras, desde ahora y hasta cerca del año 2035; el más pesimista consiste en el reemplazo gradual de compras por algoritmos inteligentes, mientras que el más optimista eleva la función de compras a liderar las acciones en la cadena de suministro, debido a su acceso a gran cantidad de datos de la propia cadena.

diagrama abastecimiento


En tanto, también surgen otros dos escenarios intermedios que pronostican: la implementación de una organización “fluida”, sin una estructura definida; y la reinvención de la función de compras como una “agencia creativa”. “De hecho, en un ambiente tan cambiante, todos estos cuatro escenarios los podemos obtener en algunas organizaciones”, aseguró el especialista.


4 ESCENARIOS Y LA VISIÓN DE LOS EJECUTIVOS


De acuerdo a lo propuesto en el estudio “Future-proof procurement. Now or never, The big procurement transformation”, conocido por los ejecutivos nacionales durante el meeting surgieron diversos puntos de vista al analizar cada escenario de cara al 2035; análisis que se realizó en modalidad de grupo, estableciendo –entre otros puntos- la ‘probabilidad’ de que este modelo se de en el corto, mediano o largo plazo a nivel nacional.


En torno al primer escenario, denominado “R.I.P. de Compras” que postula la eventual desaparición de la función de compras a raíz del dramático desarrollo de la tecnología (eje vertical). El estudio estipula que “la mayoría de los procesos de compras serán automatizados, haciendo que esta función, como la conocemos hoy, se vuelva obsoleta”.  En el futuro, entonces, “la inteligencia artificial se extenderá  y la organización de la compañía será predominantemente descentralizada (eje horizontal)”, postula el documento.


Según lo expuesto por los analistas del escenario “RIP de Compras”, la probabilidad de que este escenario se establezca –de cara a 2035- es alta, “considerando, que actualmente existen tecnologías aplicadas a estos procesos que evolucionan de forma exponencial. A ello se suma el hecho de que muchos de nuestros usuario no saben lo que pasa en compras, no saben cuál es nuestra función real en el mundo del aprovisionamiento y debemos trabajar en ello”, coincidieron.


No obstante, los ejecutivos postularon que hay que mirar esta posibilidad como “una oportunidad de evolución”. “Creemos que puede ser el punto de partida de un cambio necesario, para lo cual es importante  la colaboración y el compromiso de todos los intervinientes del proceso de aprovisionamiento”.


Siempre en torno a “probabilidad” de este escenario (R.I.P. de Compras), los ejecutivos establecieron que “las herramientas tecnológicas existen y evolucionan día a día. Además, hay que considerar que el ser humano no tiene la capacidad de análisis de grandes cantidades de información, sin contar que hoy en día  la exigencia es 7/24 y se requiere información en línea. Si miramos todas esas variables, el escenario descrito es muy probable”.


No obstante, el asentamiento de este modelo traería otras implicancias –según los expertos- entre las que se cuentan: la pérdida de la creatividad y del valor agregado, entre otras. “Si hablamos de que la Inteligencia Artificial se encargará de levantar las necesidades de aprovisionamiento hasta que se entregue un bien o servicio, perderemos la capacidad humana en torno a la creatividad que conlleva la búsqueda de nuevas oportunidades y la identificación de oportunidades de mejora. Eso, difícilmente pueden hacerlo las maquinas. En tanto, si lo vemos desde una perspectiva de costos puede resultar más eficiente, pero ¿Qué pasa con el valor agregado? Seguramente, estas tecnologías pueden proporcionar mejores precios de referencia, históricos de mercado y tendencias, pero, si se trata de imaginar aquello que queremos adicionarle al precio tal vez será más complicado”, estimó el grupo.


Finalmente, el grupo de ejecutivos estimó que “debemos mirar este escenario como una oportunidad, quizás será bueno que el área de compra muera –como la conocemos hoy en día- y evolucione hacia un modelo más creativo, donde la tecnología de un impulso importante”.


En torno al segundo escenario, denominado: “Preponderancia de Compras”, el Estudio postula que a pesar del vertiginoso avance de la digitalización en las empresas, el factor humano no será sustituido por máquinas (eje vertical). Así, la digitalización como tal no se convertirá en un “factor de desempleo”. Según las  proyecciones futuras para este escenario: El mundo de los negocios será centralizado (eje horizontal). Toda la información correrá hacia un eje central: el Área de Compras que pasará a “gobernar las funciones operacionales”.


A partir de los expuesto, los ejecutivos que analizaron el escenario “Preponderancia de Compras”, consensuaron que “en muchas industrias esto ya está sucediendo; la pregunta es si este escenario se va a mantener en el tiempo. Creemos que efectivamente eso va a mantenerse. En nuestra opinión, la descentralización del proceso de compras es muy poco probable y resultaría un retroceso, mientras que la centralización del proceso es un hecho y un avance, ya que en diversas industrias se ha demostrado las ventajas de esta estrategia”. Por último, otras de las razones principales para que este escenario persista –según los expertos - tiene relación con el poder de la información. En este punto, los ejecutivos concluyeron que “el área de procurement unida  al área de Supply Chain comparte información relevante a nivel estratégico, llegando a consolidar la visión completa, end to end, de todos los procesos de una compañía. Considerando esta visión, lo que sí vemos como desafío para Chile es el desarrollo de las habilidades de los equipos. Creemos que nuestro país adolece de profesionales que estén a la altura de estos retos y debemos prepáranos para este escenario”, estimaron los profesionales.


Respecto al tercer escenario, denominado: “Un mundo de economía de proyectos”, el Estudio postula que el departamento de compras se disolverá. Así, la era centrada en el ser humano (eje vertical) caracterizará a este escenario, mientras que -al mismo tiempo- la organización se tornará hacia la descentralización (eje horizontal). Esta visión de futuro “no es reglamentada por las máquinas, sino diseñada y organizada localmente por el ser humano”, donde la mayor cantidad de valor agregado es generado por una legión de “freelancers”, distribuidos alrededor del mundo.


En torno al escenario precedente, los ejecutivos a cargo del análisis le asignaron una probabilidad de ocurrencia media-alta. “Creemos que las razones de esta probabilidad en el mediano a largo plazo se explica en que el mundo freelance crece paulatinamente. Ya existen experiencias como estas en Estados Unidos y Europa, por lo cual no es extraño pensar que pueda darse en nuestro país. El acceso tecnológico, además, permite esta modalidad de trabajo a distancia con especialistas en distintas áreas y las compañías, finalmente, no necesitan tener una gran estructura para afrontar este modelo”, coincidieron.


Ahora bien, entre las implicancias que el asentamiento de este escenario podía tener- según los ejecutivos- se cuentan: el abarcar más gastos al mismo tiempo, es decir, uno suele tener muchas iniciativas en el equipo de compras y priorizar a partir de las posibilidades. Bajo esta modalidad, podrían darse x número de iniciativas y abarcarse x número de las mismas, simultáneamente. Consecuentemente, podrían generarse áreas de abastecimiento más pequeñas, generándose un gasto “variable” en la estructura de la misma.


Finalmente, los ejecutivos coincidieron en que el asentamiento de este modelo “requiere de una empresa con un proceso y estructura muy definido, considerando que es difícil coordinar desde adentro hacia afuera proyectos de esta naturaleza”.


Finalmente, en relación al cuarto escenario, denominado: “La agencia creativa”, el Estudio propone que el área de compras se reinventa a sí misma. Según este modelo, los seres humanos son también el centro de este escenario (eje horizontal). Existe una fuerte centralización (eje horizontal) que lleva toda la información a una ubicación única –compras– que se ha reinventado a sí misma, adaptándose a este nuevo mundo. Según esta visión futurista: “El departamento de compras se convertirá en una agencia primaria para el desarrollo del modelo de negocio y la gestión de tendencias, incluso proporcionando servicios creativos”.


En torno a la posibilidad de que este modelo se asiente en el mediano a largo plazo, las opiniones de los expertos fueron divergentes, considerando como línea argumental: la pérdida de identidad del área al transformarse en una agencia creativa”.


Mientras algunos expertos visualizaron la probabilidad de esta evolución como segura y trascendente, en el corto plazo, considerando que “lo que se pretende con la agencia creativa es influir en cambios al modelo de negocio (de una empresa) a partir del apalancamiento de la economía colaborativa o el outsourcing, por ejemplo”. Otros, ejecutivos argumentaron que “hoy día, las áreas de compras más evolucionadas están enfocadas a captar el valor desde los proveedores para poder entregarlo hacia la compañía y hacia los consumidores, pero –dicha labor- es algo que se hace en paralelo al foco real de la función de compras”.


A este respecto, algunos ejecutivos argumentaron que “en la actualidad, el área de compras ya agrega valor a las compañías desde su actividad, por lo que la evolución hacia el modelo de “Agencia Externa” que tenga como foco principal agregar valor al negocio implica que perdamos el ADN que nos define”. En este punto, dichos ejecutivos explicaron que “como áreas de abastecimientos debemos tener tres grandes focos: El Ahorro, enfocándonos en todo lo que tiene que ver con las negociaciones del precio y el costo total; el design to value que es lo que hacemos con nuestros productos y procesos, sin sacrificar la calidad que es un foco importante dentro de nuestro ADN; y en cómo administramos la demanda, es decir, cómo controlamos que lo que se está consumiendo sea lo razonable y lo necesario. Convertirnos en esa gran Agencia, nos llevaría a perder de vista esos enfoques”


No obstante, los ejecutivos sí coincidieron en que como “área de compras, también podemos estar enfocados en traer nuevos modelos de trabajo o nuevas alternativas que pudiéramos implementar en las distintas áreas que atendemos –considerando que somos transversales a todas las áreas de la compañías- pero el foco no es sólo generar la innovación, sino usar la innovación de cara a los tres focos descritos”, puntualizaron.

Modificado por última vez en Miércoles, 13 Septiembre 2017
  • comentario
  • Visto 730 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 11 años de existencia.Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria logística , ExpoLogistec , todo un éxito que esperamos replicar el 2012 con más metros cuadrados de exposición.

Noticias populares

Tendencias