Si bien nos quedan, a lo menos dos años de incertidumbre económica, hasta que entre en vigencia el Brexit, los analistas internacionales y nacionales han ahondado en los eventuales efectos que la salida de Gran Bretaña de la UE podrá tener en las economías mundiales.

 

En una economía global como la actual, donde la interacción está dado por los altos volúmenes que tiene el comercio exterior y la importancia de este factor en las economías locales, cualquier cambio que se genere en el ‘juego’ cobra relevancia.

 

El pasado mes de junio, el mundo miró con atención lo que sucedía en el Reino Unido, donde mediante un referéndum sus ciudadanos votaban la permanencia de la nación en la Unión Europea (UE). Grupos a favor y en contra hicieron gala de sus ideas. ¿Debe el Reino Unido seguir siendo parte o no de la Unión Europea? fue la pregunta que movilizó a más de 33 millones de británicos, alcanzando una participación de un 72%.

 

Tras un dramático conteo, estos fueron los resultados oficiales: Votos a favor del Brexit: 17.410.742 y Votos a favor de permanecer: 16.577.342. Nunca un país miembro de la UE había abandonado esta unión económica y política.

 

Algunos aspectos que se deben considerar al momento de analizar los alcances de esta situación son, por ejemplo, que Gran Bretaña es la segunda economía más grande del viejo continente, antecedido sólo por Alemania. Además, la UE es la zona con mayor intercambio comercial con América Latina. Estos factores son solo algunos de los puntos que llevaron a distintos economistas y analistas a profundizar sobre los eventuales efectos y repercusiones que el “Brexit” podría traer a la economía de esta parte del mundo.

 

En esta dinámica, Chile no estuvo exento. Los más alarmistas predicen que podría ser el principio del fin de la UE, ya que impulsaría a otros países o regiones a desvincularse del proyecto común. Además advierten que aumentará la volatilidad en los mercados y que, específicamente en Chile, podría repercutir en el precio de las materias primas (la bolsa londinense es donde principalmente se transa el cobre), aumentar el valor del dólar o sufrir una caída en las exportaciones hacia el resto de Europa.

 

¿UNIDAD EUROPEA?

 

Para muchos las consecuencias de la salida de Inglaterra de la Unión Europea afectarían más a la “unidad” de la comunidad que en los efectos que pueden arrojar del punto de vista económico. Sin embargo, otros aseguran que el Brexit afectaría al principal pilar que tiene la Unión Europea que es el “mercado único”, cuyo corazón está en el libre mercado, sin tasas ni aranceles comerciales.

 

Especialistas europeos apuntan a que la economía inglesa es lo suficientemente fuerte para negociar un acuerdo con la UE que les permita acceder al libre mercado sin tener que aceptar el libre movimiento de personas ni otras regulaciones.

 

Es así como el Departamento del Tesoro británico analizó las posibles consecuencias y llegó a la conclusión de que hay dos escenarios posibles. Uno es el del "choque" y otro el del "choque severo". Ambos apuntan a una recesión a corto plazo, pero varían mucho en su gravedad.

 

Lo cierto es que el desafío del Reino Unido será principalmente alcanzar acuerdos específicos y beneficiosos con cada uno de los países miembros de la UE, donde el punto central esté en lo económico.

 

¿Y AMÉRICA LATINA?

 

Marcos Casarin, Jefe de Latin América Macro Investor Services analizó en el documento “Why is LatAm insulated from the implications of Brexit?”, la situación que la decisión británica y sus eventuales efectos en Latinoamérica, afirmando que la decisión “es probable que tenga poco impacto en América Latina más allá de las repercusiones de la volatilidad del mercado a corto plazo”.

 

“Creemos que las consecuencias económicas de Brexit serán suaves para América Latina, incluso si se intensifica causando una desaceleración más profunda en Europa. Los principales canales por los que el contagio podría llevarse a cabo – específicamente, los volúmenes de exportación, los términos de comercio, precios de los activos y las respuestas políticas – son todos relativamente débiles para la región. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que la región va a estar aislada de la decisión del Reino Unido para salir de la Unión Europea (UE)”, comentó el analista.

 

Sin embargo, cabe destacar que la UE es uno de los principales socios comerciales de América Latina, destino de alrededor del 15-20% de las exportaciones de bienes de la mayoría de los países de la región. El Reino Unido, por otro lado, es un mercado mucho más pequeño para las exportaciones LatAm, representando solo el 1-2% de los envíos en 2015.

 

Así Casarin advirtió que al excluirse de la UE, el Reino Unido tendrá que renegociar estos acuerdos bilateralmente en los próximos años. “No creemos que esto tendrá un impacto material en el desempeño exportador de América Latina debido a su muy pequeño tamaño”, agregó. (Figura 1)

 

Figura-1 Brexit

 

Es improbable que Brexit perjudique los volúmenes de Exportación. Bajo esta premisa el experto sostuvo que “incluso en un escenario más adverso del Brexit, en el cual la economía de la UE experimenta un retraso agudo en el crecimiento, América Latina sólo sería ligeramente afectada. El país más golpeado seria Chile al tener la economía más abierta de la región, lo que lo hace más vulnerable a los efectos externos. Chile tiene acceso al mercado del Reino Unido por medio de la UE; pero al salir de la Unión se deberá renegociar los acuerdos y crear vías directas”.


“Creemos que Brexit será relativamente tranquilo para América Latina, a menos que veamos un período suficientemente largo de volatilidad política y de mercado que desencadena más cambios permanentes a los precios de bienes o materias primas. Solo en este caso estaríamos propensos a ver importantes implicaciones para la economía mundial, y posiblemente respuestas políticas más atrevidas ambos domésticamente o fuera del país”, concluyó el Jefe de Latin América Macro Investor Services.

 

Finalmente, el analista añadió que aún “tenemos al menos dos años de incertidumbre económica y al final del segundo año tendremos respuestas a las tantas preguntas que surgieron, tales como: ¿Gran Bretaña tendrá acceso al mercado común de bienes de Europa? ¿Va a tener acceso a la libre circulación de personas? ¿Van a renegociar los acuerdos comerciales con Mercosur o Comunidad Andina? La incertidumbre es lo que causa la desaceleración de la economía, así que aún nada está definido”.

 

CHILE Y REINO UNIDO: TDLC EN LA MIRA

 

Si bien, días previos a la votación del referéndum las bolsas de comercios del mundo se vieron impactadas y alertas, con el correr de las semanas la atención se ha traslado más bien a una visión interna de cómo este anuncio británico podría afectar las economías locales.

 

Es así como el economista de la Universidad de Santiago, Guillermo Pattillo, nos da luces de cómo esta medida afectaría a Chile y sostuvo que uno de los efectos que traería consigo, en el corto plazo, la salida de Reino Unido de la UE sería “un aumento grande de la incertidumbre y una disminución de la inversión hacia Gran Bretaña. Adicionalmente a esto, Chile tendría que firmar un nuevo Tratado de Libre Comercio. Es el único ámbito en que realmente hay algo importante que hacer respecto a la relación bilateral”.

 

Dado que la entrada en vigencia del Brexit comenzará el 2018, Chile tiene la tarea de iniciar negociaciones para tener un nuevo TDLC con Gran Bretaña para mantener las condiciones actuales del punto de vista del intercambio económico, considerando que al ser la economía más abierta de América Latina es la que -en lo inmediato- se verá más afectada por el Brexit. (Figura 2)

 

Figura-2 Brexit

 

“Si la Unión Europea crece menos, importa menos, lo que significa que nosotros enviamos menos y a precios más bajos”, aseguró Pattillo, especialista en proyecciones macroeconómicas de la USACH. Asimismo, agregó que entre los efectos más concretos en nuestro país estarán en que “los fondos de pensiones ganarán menos durante algún lapso, breve, y que la bolsa será más inestable que el peso, que se mueve más respecto a otras monedas”.

 

“Nada indicaría que estamos frente a un fenómeno recesivo relevante. Esto no es el inicio de una recesión mundial, sino un shock transitorio en el ámbito financiero y un shock en el ámbito real cuyas magnitudes aún no están claras”, afirma.

 

Las principales exportaciones nacionales a Gran Bretaña son productos agropecuarios y vinos. ¿Qué pasará entonces? Esto se verá cuándo se concrete finalmente la salida del país europeo de la UE, mientras exportares e importadores están alertas y esperanzado que esta medida no afecte duramente las relaciones comerciales entre ambas naciones.

Modificado por última vez en Viernes, 25 Noviembre 2016

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares