Aún recuerdo que durante mi proceso titulación -hace varios años ya-, la política de la escuela de Ingeniería de mi universidad “exigía” evitar al máximo el uso de vocablos en inglés, dado la riqueza del idioma español, política que año a año veo más necesaria en nuestros equipos, no solo por lo pobre del vocabulario del chileno medio, sino en la manera que se utiliza nuestro “Español” en las redes sociales y que en alguna medida han transformado la manera en que se escribe “informalmente”.


Todo lo anterior lo cuento no sólo para justificar el título de mi columna -“por si lo lee” alguno de mis estimados profesores de universidad- sino que principalmente a que no encuentro en español una mejor definición para dos áreas  y/o procesos claves dentro de la cadena logística.


flavio cavallo“Procurement” y “Purchasing” no sólo son procesos diferentes, sino que dependientes uno del otro; el primero habla del proceso estratégico y el segundo del más operativo y/o administrativo. Bueno, no dije mucho y no pretendo entrar en definiciones que fácilmente pueden ser encontradas en cualquier buen libro de administración, cadena logística o incluso en  “la internet”. Mi objetivo es ir un poco más allá. Es hacer ver la importancia y relevancia que hoy en día exigen los negocios a estas dos áreas, no importando si hablamos de empresas de servicio, manufactureras o distribuidoras ni tampoco importando el tamaño, la cantidad de empleados ni la facturación que estas posean. En todas estas, el principal objetivo es y será “VENDER”, pero bien y de una manera sustentable, íntegra, ética y ajustado al presupuesto o “Budget” establecido. Desde mi punto de vista, es aquí cuando los procesos de las compañías prueban su robustez: satisfaciendo y cumpliendo las expectativas de clientes de manera sustentable y rentable (“profitable” dicen nuestros amigos de habla inglesa).


Dejando para otra ocasión el proceso financiero y de ventas, enfoquémonos en el gran proceso de “COMPRAS”, el que se inicia mucho antes de la preparación del documento de Solicitud de Compra. Para la cadena logística, los eslabones deben transformarse en flujos muy robustos. Los eslabones se pueden romper, pero los flujos son continuos, ya que al contrario de lo que se puede pensar, logística es un área encargada de “Agregar Valor” y no “Costos” al proceso de ventas. Es muy común, hoy en día, encontrar en empresas -no solo multinacionales- una estructura donde se ha definido a “Supply Chain” como un negocio más dentro de su organización, permitiendo así mejorar el control sobre los costos.


El correcto control de los costos es responsabilidad de muchas partes de la organización, pero como “lo de muchos, no es de nadie”. Es ahí el porqué se necesitan líderes capaces de desafiar los paradigmas e innovar, logrando alinear sus equipos en pos de los objetivos globales.


Me gusta pensar en 4 pilares para entregar valor a la organización, no solo para el área de Supply Chain, sino que puede ser extensible para toda la compañía: PROCESOS; SISTEMAS; HERRMIENTAS Y PERSONAS (Ilustración 1).

 

Si pensamos en procesos, estos son los que guían el actuar dentro de la organización; es tarea de cada líder “to challenge” o desafiarlos y que de manera constantemente sean discutidos, ajustados y mejorados, asegurando así que el conocimiento derivado de éstos, permanezcan en la organización.


¿Y qué sistema usan? Típica pregunta que se hace durante el proceso de entrevistas de trabajo para puestos de logística. Y sí, si hablamos del sistema nos referimos a una plataforma electrónica bien definida como un “ERP”.  En nuestros días, sería muy difícil definir desde el punto de vista administrativo una empresa sin uno de estos.


Para un buen Líder, un ERP no funciona solo, necesita algo que “traduzca” los datos que entregan estas soluciones y plataformas, de no ser así, sólo recibiríamos “data” y no “información” que es clave para nuestra gestión y toma de decisiones: medición de KPI; objetivos y tendencias de resultados.


Por su parte, las herramientas, son todos aquellos recursos que ayudan a la toma de decisiones y al trabajo diario. No sólo de herramientas TI vive el líder, ya que también se han vuelto muy común las herramientas para la gestión de mejora continua: Kaizen, Six Sigma, 5S, Lean y así podríamos numerar un sinfín de metodologías concernientes a la búsqueda de mejoras en nuestros resultados.


Todo lo anterior es muy importante, sin embargo, si no contamos con las personas,  tendremos como resultado una organización que fluye de una plataforma a otra sin encontrar los resultados adecuados. Una organización sin las personas adecuadas (a todo nivel) está destinada al fracaso.


PROCUREMENT


Más en detalle, a mi entender, el “gran proceso de compras” comienza con el Ciclo de Procurement (ilustración 2). Pero ¿Por qué ciclo? Fácil, porque el fin del flujo de “Procurement” se confunde con el inicio. Es aquí donde necesitamos a esa persona/equipo capaz de navegar y convertir este flujo en un ciclo virtuoso, donde el objetivo principal es la generación de valor.


Es virtuoso, siempre y cuando la organización cuente con las personas, procesos, sistemas y herramientas que permitan que el aprendizaje, derivado de este ciclo, permanezca en la organización para alcanzar así un constante crecimiento corporativo.


En simples palabras, “Procurement” responde al “QUÉ”, “A QUIÉN”, “CÓMO” y “A CUÁNTO”; todo tendiente a buscar ahorros para la compañía.


¿Fácil no? A primera vista se entiende así y es como miles de empresas en este país lo han asimilado. Hagan un análisis mental y rápido ¿En cuántas empresas las “Compras” no las efectúa el Dueño, Gerente General o el Gerente de Administración y Finanzas? Esto hace sentido si consideramos el gasto en materias  prima, insumos, productos y/o servicios representa el principal ítem fuera del relacionado a personal y sus beneficios para las organizaciones.


Planificación de Compras o Spend


En promedio se puede decir que el “spend” o “gasto” representa más del 60% del total de lo que una empresa “paga” a terceros, dejando de lado las materias relacionadas a personal y beneficios.


Lo anterior hace que el dueño del “Estado de Resultados” o “P&L” quiera los costos muy cerca de él para controlarlos, claro que esta práctica nos hace perder el foco. Centralizar las compras en un departamento especializado nos permite:


    •    Mirar los gastos a largo plazo con ‘altura de miras’. Pensar en un Abastecimiento Estratégico, planificando y anticipando riesgos, lo que permite lograr ahorros para la compañía.
    •    Formalizar los procesos de compras.
    •    Contar con un proceso auditable (siempre basado en la integridad del equipo y la compañía).
    •    Aprovechar la experiencia e información que nos entrega el mercado. En este punto nuestros proveedores son una importante fuente de información, entregando no solo su propia experiencia sino que la de otros.
    •    Análisis de los riesgos asociado a una actividad con el objetivo de ir disminuyéndolos.
    •    Disminuir el trabajo administrativo, optimizando recursos.


Definición de Requerimientos


Hoy los equipos de Compras Estratégicas no negocian códigos, negocian especificaciones definidas en conjunto con los usuarios, entendiendo los riesgos en los que se posiciona el negocio. El comprador estratégico debe ser una “persona de negocios y NO un Administrativo”; una persona íntegra, éticamente hablando, y debe saber y no tener miedo a tomar decisiones, asumir riesgos e innovar. Pero por sobre todo, entender a fondo el negocio, conocer  las expectativas de los clientes internos como los externos de la compañía, también es muy importante manejar los “Drivers” o factores que afectan los costos del producto/servicio negociado, basado en relaciones sustentables con proveedores muy bien catalogados y definidos dentro de la propia pirámide de prioridades de cada organización.


Búsqueda / Proceso de licitación


Factores macroeconómicos, políticos, financieros, de responsabilidad social, legal y medioambiental, deben ser evaluados por los equipos de Compras Estratégicas al momento de buscar y llevar a cabo una licitación o cotización.


Por ejemplo, para el caso del Dióxido de Titanio, materia prima principal en la fabricación de pinturas –no se puede reemplazar-, nuevas regulaciones medio ambientales implementadas en China a comienzos del 2017, obligaron a la disminución en la producción en un porcentaje determinado para empresas definidas como “contaminantes”. Esto no solo disparó el precio de la materia prima en el país asiático, más de un 50%, sino que terminó por afectar la disponibilidad de materias primas a nivel global, ya que a esto se sumó una demanda mayor de los países del hemisferio norte, a comienzos de este año, cosa fuera de lo normal.


Los principales proveedores de esta MP a nivel mundial sólo respetaron los contratos globales y con muchos retrasos, dejando sin despachos de producto a aquellos clientes “spot” ¿Qué tan distinto hubiese sido negociar el volumen del año 2017 en octubre 2016? ¿Cuán importante  hubiese sido mantener relaciones cercanas con los proveedores para entender los efectos de la nueva regulación a fines del 2016? ¿Cuánto ganaron las empresas que vislumbraron la escasez de producto?


Proceso de Evaluación y Selección


Las negociaciones Spot, proveedores spot y oportunidades de ocasión son aceptadas sólo para aquellas materias primas y servicios definidos como transaccionales o ‘commodities’, donde el riesgo y valor que agregan a la organización es bajo. Para el resto, es necesario ‘socios de negocio’ no sólo ‘vendedores’ donde cada negociación es planificada, evaluada y resguardada con contratos de abastecimiento fundados en las relaciones “win-win” con los proveedores. Conocer los proveedores, evaluarlos y clasificarlos es una tarea clave dentro del equipo de compras. Simplificando al máximo la clasificación de proveedores, podemos definirlos como: Socios de Negocios: proyectos de Mejora continua; Estabilidad de Precios: Negociaciones para evitar aumentos de precio; Asegurar Abastecimiento y Servicio: disminuir al máximo el riesgo operacional.


Administración de Contratos


Otro punto importante dentro del ciclo de la negociación es la “administración de contratos”, la que no busca sólo proteger a las organizaciones ante eventuales incumplimientos, sino que también buscan optimizar el trabajo administrativo dentro de cada organización, disminuyendo las negociaciones necesarias, transacciones internas y de negociaciones.


El viejo, y no por ello menos efectivo en materia educativa, modelo EOQ (Economic Order Quantity), ya nos habla de disminuir al máximo las operaciones administrativas, de manera optimizar los costos de este tipo. Es así como un equipo de Procurement bien alineado con los objetivos de la organización no logra sólo asegurar el abastecimiento de los principales insumos y servicios, sino que también agrega valor, optimizando procesos y haciendo que el marco operativo del proceso de compras sea lo menos engorroso posible.     

 
PURCHASING


Purchasing o “Compras Tácticas”, lo podemos definir como un proceso, un flujo bien definido, ajustado a las estructuras de cada organización (Ilustración 3). Son pasos administrativos, tareas definidas para el cumplimiento de las operaciones diarias de una empresa. Cuándo y Qué Cantidad, asegurando el correcto abastecimiento de productos o servicios claves para la compañía (asegurar continuidad operacional) son los objetivos globales que busca satisfacer toda área de compras tácticas.  


Una mala definición de los procesos o dependencias de procesos muy manuales, aumentan el riesgo operacional en la empresa: baja eficiencia; altos niveles de capital de trabajo; quiebres de productos y detenciones en producción son los típicos problemas del “día a día” que enfrentan las organizaciones.


Dependiendo del grado de madurez de la organización, ésta área debe contar con el mayor nivel de automatización posible, de manera de estandarizar procesos que busquen la disminución en la variabilidad en estos. Es aquí donde el establecimiento de contratos marco bien definidos por el área de Procurement permitan la independencia de esta área, dando paso a la automatización de dichos procesos administrativos.


Procesos como S&OP (“Supply and Operations Planning”), MPS (“Master Planning Schedule”) y MRP (“Material Requiriment Planning”) permiten, hoy en día, no depender de personas en procesos a nivel operativo; que si lo pensamos bien, no lo necesitan. Una vez que se acuerda un plan de ventas para cada una de las necesidades basta con cargar ese plan de ventas para que los MPS y MRP entreguen las necesidades hasta nivel de liberar órdenes de compra y enviar automáticamente a proveedores.


Sistemas interconectados con proveedores permiten que estos entreguen insumos basados en información del sistema del cliente. Por lo mismo, y citando a Gustavo Renom, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, en un par de años más, no más de 5, no tendremos personas trabajando en éstas áreas.


Mientras más coordinada se encuentren nuestras áreas de Compras Estratégicas y Tácticas; y mientras más automatizadas y parametrizadas se encuentran las áreas de trabajo administrativo más y mayores ahorros traeremos a la organización, menos riesgos enfrentaremos, optimizaremos los recursos corporativos y, por ende, tendremos mayor valor agregaremos a la venta.

 

Por: Flavio Cavallo F., Purchasing Manager, Sherwin Williams Chile.

Modificado por última vez en Jueves, 01 Febrero 2018
  • comentario
  • Visto 851 veces

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares

Tendencias