SEGURIDAD: UNA DE LAS PRIORIDADES DEL TRANSPORTE DE CARGA

Previous Next

Accidentabilidad, armas de fuego, encerronas, grupos delictuales, secuestros de conductores y robo de carga y también del vehículo son lamentablemente parte de la cruda realidad de cientos de camioneros y empresas de transporte, a nivel mundial.

La sensación de inseguridad en la industria ha aumentado en el último tiempo, dada la cantidad de delitos de los que son víctimas, pero también la violencia con la que se cometen y que ponen en jaque a las organizaciones y tienen un impacto social. La pandemia ha dejado entrever esta realidad que preocupa y que se ha transformado en una problemática para el proceso logístico.

Las denominadas Zonas Rojas acaparan la atención de las autoridades más aún en tiempos donde buena parte de los inventarios de las compañías se encuentran en Ruta, confluyendo en ellas el grueso de las mercaderías que se comercializan en el país.

Desde la Confederación de Transporte de Carga de Chile, en tanto, las cifras son alarmantes, considerando que la entidad asegura que a nivel nacional se registran 3 robos de camiones al día, por un valor total aproximado que fluctúa entre los 100 mil y 150 mil dólares (unos 70 y 100 millones de pesos chilenos).

Cifras más o cifras menos, lo cierto es que las bandas criminales, dedicadas al robo en ruta centran su atención en cargamentos de alto valor y fácil reducción, siendo el vestuario y la tecnología las punta de lanza de la industria de la receptación.

Respondiendo a la necesidad de establecer ciertos parámetros para prevenir y enfrentar el robo de camiones en ruta, el Reporte Delitos Urbanos Emergentes, elaborado por Carabineros de Chile, realiza las siguientes propuestas:

CAPACITACIÓN A CONDUCTORES Y PERSONAL: Formar y entrenar a los choferes y operarios sobre la seguridad en ruta para que sepan cómo reaccionar en un caso de emergencia. Sobre el modo de reacción en situaciones de alto riesgo, protocolos de comunicación y planes de contingencia.

TECNOLOGÍAS ORIENTADAS A LA SEGURIDAD: Los servicios de GPS y seguimiento satelital son muy importantes a la hora de rastrear y mantener contacto con la flota. También servirá implementar alertas instantáneas, ya sea con botones de pánico o con alarmas automáticas que informarán sobre cualquier evento extraño que ocurra, desde movimiento de carga a paradas en zonas prohibidas. Se pueden usar cámaras que funcionen con transmisión de video en tiempo real, lo que servirá para observar en todo momento el estado en que se encuentra la carga y reaccionar en caso de emergencia.

Así, tecnologías y procedimientos asoman como una de las soluciones para enfrentar estos hechos delictuales de mejor manera. Si bien, no existe herramienta capaz de asegurar complemente el que el vehículo no será vulnerado, la industria ha avanzado constantemente en busca de mejorar el rol de seguridad que aporta al sector.

Por tanto, a nivel de tecnología se orienta a permitir alertar, informar, tomar rápidas acciones a distancias, detectar dónde se detuvo el camión, donde se abre la puerta, si el conductor se baja, aviso de bloqueo de GPS, entre otras acciones. En este sentido, y ante el desafiante escenario en torno a la seguridad, la implementación de tecnologías cobra fuerza, en especial soluciones como la Telemetría que potencia de modo remoto las magnitudes físicas y el envío de información hacia el operador del sistema.

live webcast 3

Por medio de los datos de la telemetría, las empresas de transporte pueden acceder a tener control total de sus activos para planificar a largo plazo posibles situaciones como accidentes o mal uso de recursos, para tomar medidas preventivas, en torno a la seguridad.

Hoy, considerando el escenario que enfrenta la industria del transporte y ante el convencimiento de que el robo de sus activos no sólo afecta en términos monetarios a la compañía, sino también un golpe a nivel de imagen corporativa, cuyo valor es incuantificable, la implementar de tecnologías se hace fundamental si se busca cuidar el funcionamiento de las flotas y la seguridad de las cargas, modernizar los procesos y finalmente otorgar un servicio optimizado.