EXPORTACIÓN DE PERECIBLES: CUANDO LAS TECNOLOGÍAS PARA LA CADENA DE FRÍO COBRAN VALOR

Marzo 11, 2013 0 34086

logistec marzo_4

Si nos damos la tarea de analizar las innovaciones tecnológicas y operacionales en la logística de la exportación, es imprescindible apuntar nuestra mirada hacia aquellos mercados en los que nuestro país tiene una presencia relevante.

 

Sí, Chile es por esencia un país exportador, siendo los productos del sector minero y alimenticio los de mayor penetración en mercados extranjeros. No obstante, el rubro de los alimentos es el que ha concentrado los mayores desafíos en materia de trazabilidad e inocuidad, dado que los mercados internacionales se han puesto cada vez más exigentes en estas materias. Ejemplo de ello es la ley anti bioterrorismo, promulgada en Estados Unidos (2005) o el reglamento N° 178 de la Comunidad Europea que impusieron exigencias obligatorias en trazabilidad a las exportaciones, obligando a nuestra industria a ampliar los estándares de seguridad de los productores perecederos.


Ahora bien, para efectos de la exportación entenderemos como trazabilidad al conjunto de procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, a través de unas herramientas determinadas.

 

En esta dinámica, la trazabilidad de los productos alimenticios para la exportación se ve representada en un ámbito particular: la cadena de frío, cuyo eficiente desempeño se ha vuelto un pasaporte obligado para que nuestros productos entren a los mercados internacionales y a sus consumidores finales.

 

ENFOQUE ACTUAL PARA LA CADENA DE FRÍO

 

Al mismo tiempo que las exportaciones de productos crecen, lo hace la industria de servicios y de equipamientos que inciden en la cadena logística de frío. En esta línea, dado que los mercados internacionales exigen altos estándares en materia de refrigeración y cadena de frío, los exportadores constantemente están evaluando cómo mejorar la presentación de sus envíos, reducir pérdidas e incrementar los índices de satisfacción del cliente, transformado con ello, a la cadena de frío en una pieza crucial para el éxito de su negocio.

 

En esta materia, Carlos Adones, Gerente General de Cranesix explicó que actualmente los exportadores hacen hincapié en la mejora integral de su cadena de frío, siendo la disponibilidad de información en tiempo real el factor clave. “Las mejoras tecnológicas para la cadena de frio actualmente apuntan al flujo constante de información en tiempo real, capaz de estar disponibles mediante diferentes dispositivos. Si evaluamos, por ejemplo, el transporte de mercancías en camiones refrigerados –desde la planta a los puertos- es imprescindible contar con equipamientos que le entreguen al chofer información detallada de lo que ocurre con la carga al interior del camión. Consecuentemente, dichos dispositivos deben ser capaces de enviar los datos, vía GPRS, a los servidores del cliente para una trazabilidad completa”.

 

logistec marzo_5

 

Ante este panorama, es importante que los exportadores cuenten con software robustos que permitan transmitir la información en línea. “Sabemos que hoy en día la gestión pasa por tener información en tiempo real, de lo contrario no nos sirve”, enfatizó.

 

Siempre en relación a la gestión de la cadena de frío para la exportación, el Gerente de Cranesix destacó un tema colateral pero no por eso menos relevante, se trata de la profesionalización de los operarios, quienes –según su punto de vista- “deben estar capacitados en el manejo de las tecnologías de cadena de frío actuales Hoy en día se necesitan operadores expertos, que puedan interpretar y evaluar los datos, para poder estar atentos a las contingencias.

 

En torno a la implementación de equipos de monitoreo de temperaturas para la exportación de perecibles, Adones destacó que el mercado actual dispone de una amplia gama, “desde el típico termógrafo hasta etiquetas con tecnología RFID”. No obstante, señaló que el valor real de estas tecnologías se encuentra en su integración con otros sistemas. “es importante que los exportadores vean el uso de estas tecnologías y dispositivos como un todo y no como entes separados. No sirve de nada incorporar tecnologías de refrigeración o de monitoreo si estas no interactúan entre sí”.

 

Esta situación no sólo incrementa las posibilidades de éxito en el trasporte de los productos sino también incide en los costos operacionales. En este sentido, un factor primordial en los procesos de exportación es la contratación de seguros. “Cuando se tiene un cadena de frío robusta, con sistemas tecnologizados que permiten que el transporte de perecibles no sea sensible a fallas, obviamente las compañías aseguradoras bajarán sus primas de contratación, ya que incluyes elementos de seguridad que te garantizan (hasta cierto punto) que no se interrumpirá la cadena de frío”, comentó el ejecutivo.

 

MANTENIENDO LA TEMPERATURA

 

Dada la variedad de productos cuya comercialización requiere de una cadena de frío, actualmente existe una gama de tecnologías orientadas a mantener sus temperaturas, de acuerdo con sus necesidades de conservación. En esta línea, destacan los sistemas refrigerantes utilizados en las etapas previas o posteriores a su traslado.

 

En el caso del transporte refrigerado, propiamente tal, las tecnologías más utilizadas en la cadena de frío son 4:

  • Paquetes de gel. Los cuales contienen sustancias químicas que cambian de estado sólido a líquido y viceversa. Dependiendo de los requerimientos de transporte, pueden comenzar con diferentes estados de congelación y a lo largo del proceso de transporte se derriten y se convierten en líquidos; al mismo tiempo, capturan la energía que se escapa y mantienen la temperatura interna de los productos transportados.

     

  • Placas eutécticas. Que usan un principio similar al de los paquetes de gel; no obstante, éstas contienen agua con algún tipo de sales (incluso sal común), por lo que el agua se congela a temperaturas inferiores a cero y su duración es mayor a la del hielo común.

     

  • Bióxido de carbono congelado. Mejor conocido como hielo seco, el cual se encuentra a temperaturas de -80°C y puede mantener un embarque congelado por un largo periodo de tiempo. Se utiliza sobre todo para productos farmacéuticos y alimentos. Una cualidad del hielo seco es que no se derrite, por lo que no produce líquidos que dañen el producto transportado.

     

  • Contenedores refrigerados. Hablamos de contenedores estándar o camiones equipados para tal fin. Estos contenedores cumplen, además, los estándares de un sistema de conservación de calor o frío y termostato. Estos equipos deben estar conectados, tanto en el buque como en la terminal, incluso en el camión si fuese posible o en un generador externo.

 

En torno a la conservación de los productos, el embalaje resulta determinante, por ello es importante hacer un alto en este ítem. En esta línea, Oscar Merino, Gerente General de Cold Chain Chile, empresa especialista en el desarrollo de los sistemas de embalajes para asegurar el mantenimiento de la Cadena de Frío, explicó que hoy en día el mercado ofrece múltiples soluciones de embalaje, atendiendo las necesidades concretas, desde el punto de vista de los requerimientos térmicos de su producto y de la funcionalidad general del embalaje. No obstante, explicó que es “esencial que las personas que manipulen el embalaje estén capacitadas y entiendan cuáles son sus límites de configuración.”

 

En esta línea, Merino explicó que para obtener resultados exitosos en la implementación de este tipo de embalajes es importante conocer “las condiciones exactas del ciclo logístico al que se verá expuesto el producto, y de cuál es el rango de temperaturas ideal para su conservación óptima”. A partir de estos datos, se puede configurar una solución ideal y 100% adaptada a su producto. Consecuentemente, el ejecutivo destacó que es “imprescindible que este tipo de embalajes sean probados y validados”. “Gracias a nuestra experiencia, podemos asesorar a nuestros clientes en función de sus necesidades, para hacer que el proceso logístico con nuestros embalajes, les resulte más cómodo y efectivo”, explicó.

 

Ahora bien, en torno al ítem embalaje, destacan las siguientes líneas de productos:

  • Quilts (Frazadas térmicas). Piezas aislantes de fibras que se colocan sobre la carga o alrededor de ella, las cuales amortiguan las variaciones de temperatura y la mantienen constantes. Este método es conveniente en trayectos cortos o para condiciones climáticas que permitan conservar una variación mínima de temperatura. En este ítem, destacó Merino, las fundas para Palet Americano/Europeo, que eliminan la necesidad de camiones refrigerados y mantiene la temperatura entre -15°C y -20°C.

     

  • Embalajes isotérmicos de poliuretano. La aplicación principal de este embalaje es el transporte de productos que requieran el mantenimiento de una temperatura controlada, ya sea de forma independiente o con el uso combinado de acumuladores u otros elementos refrigerantes adicionales, tanto para transporte congelado como refrigerado, de hasta 120 horas de duración. La baja conductividad térmica del poliuretano hacen que este embalaje tenga una larga autonomía en comparación a otras soluciones.

 

Si bien la integración de las diferentes tecnologías expuestas brinda mayor eficiencia a la Cadena de frío, cabe destacar que ésta no está exenta de fallas y un error en ellas no sólo puede ser fatal para la preservación de los productos, sino también, puede acarrear grandes pérdidas económicas. El riesgo de estas fallas se incrementa con la distancia, ya que cuanto mayor es la separación física entre la producción y el punto de venta, es más probable que la carga se dañe en una de las operaciones logísticas y de transporte que comprende esta cadena. Por ello, la clave está en la visualización de los eventos de esta cadena, más allá de la implementación de una u otra tecnología.  

Last modified on Lunes, 11 Marzo 2013 15:06

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.