La organización de la cadena de suministro de materiales, así como la modernización de la logística de almacenaje ha llevado a que el uso de Sistemas Automatizados de Almacenamiento Vertical (SAV) gane terreno. Igualmente, la versatilidad de este tipo de sistemas permite su aplicación en distintas industrias, sin importar su rubro o tamaño.

En torno al almacenamiento de mercancías, la logística actual, manifiesta una permanente necesidad de adquirir metros cuadrados y ganar superficie dentro de los Centros de Distribución (CD), de modo que se logre garantizar una solida y ordenada estrategia de almacenamiento.

 

En este sentido, las inversiones logísticas apuntan no sólo a reacondicionar o ampliar las construcciones, sino también a modernizar el equipamiento de los mismos. En ese marco, la puesta en práctica de sistemas automatizados de almacenamiento vertical (SAV), permite una renovación de estructuras, aprovechando la altura del CD.

 Kardex-1

Ahora bien en torno a la implementación de SAV, sin duda, existen ciertas barreras a superar, partiendo de la base de que la industria nacional es más proclive a la implementación de equipos de almacenamiento estándar, tales como: racks, estanterías fijas con sistemas palletizables, entre otros. ¿Cómo se explica esta situación?, el temor a la innovación, el desconocimiento de estas soluciones y a la dificultad de medir los ahorros para justificar estas inversiones son algunas de las respuestas a esta interrogante.

 

En esta línea, Pablo Jaramillo, Director Ejecutivo de QClass, compañía que, desde 2008, representa en Chile a la empresa KardexRemstar, proveedora de sistemas de almacenamiento automatizado, explicó que “en Chile, existe interés por este tipo de tecnología, siempre y cuando los niveles de retorno de inversión (ROI) sean notorios y perceptibles en el mediano plazo”. No obstante –previo a la inversión- los clientes exigen un completo análisis del impacto operativo y económico que estos sistemas tendrán en su almacén, teniendo en cuenta, por ejemplo, el ahorro y uso eficiente- de espacio; el ahorro de tiempo y precisión en operaciones de picking; seguridad de las mercaderías almacenadas, entre otros.

 

INVERSIÓN JUSTIFICADA

 

En términos específicos, ¿Qué se gana con los SAV, respecto de las soluciones de almacenamiento clásicas que ofrece el mercado? Los beneficios que experimentan aquellos usuarios que deciden implantar este tipo de sistemas en sus CD son amplios y pueden clasificarse en:

 

Mayor espacio de almacenaje. Con las soluciones verticales se puede reducir hasta un 80% del espacio ocupado con los sistemas convencionales de estanterías. El pasar de un concepto horizontal de almacén a una opción vertical aporta un aprovechamiento del espacio que antes resultaba imposible de conseguir. A este respecto Jaramillo señaló que “si analizamos un CD estándar con almacenamiento horizontal y sistemas convencionales, podríamos, por ejemplo, reemplazar 250 metros cuadrados de mezamina de dos pisos, por una solución automatizada de almacenamiento vertical que ocupe 40 metros cuadrados, lo que implica un ahorro significativo en términos de superficie.

 

En esta materia cabe destacar que estos equipos van desde 2, 25 metros hasta 30 metros de altura, por lo tanto posee una importante capacidad de almacenaje en relación a la superficie que ocupan.

 

Incremento del volumen de mercancías. Si además de la reducción de la superficie de almacenaje, se consigue mayor capacidad volumétrica en menor superficie, el ahorro en costos operativos de ocupación está asegurado. A este respecto, el ejecutivo destacó que “habitualmente las estanterías tradicionales no alcanzan todo su potencial de almacenamiento. En términos reales el espacio usado (por volumen de material almacenado) sólo alcanza un 25%. Los SAV, en tanto, incrementan este índice por sobre el 70%”.

 

Alta productividad. Una mayor rapidez en las operaciones incrementa la productividad y, teniendo en cuenta la implementación de SAV, ésta permitirá velocidades de picking entre 3 y 6 veces las de una operación manual. En esta línea, la velocidad de movimientos y la sencilla accesibilidad a los materiales almacenados permite pasar de una media de picking manual por operario de unas 50 a 60 líneas por hora a efectuar entre 100 y 400 líneas en el mismo tiempo.

En este ítem, también es destacable la precisión en las maniobras de picking que se pueden alcanzar. A este respecto, Jaramillo explicó que “estos equipos entregan una precisión superior al 99, 9 por ciento, una mejora importante si se miden los costos asociados a los errores en la preparación de pedidos”.

 

Ahorro de tiempo. El operador ahorra en la gestión de pedidos los desplazamientos hacia localidades estáticas. La combinación del software y el sistema de clasificación automatizado hacen que se reduzca el tiempo de recogida y almacenamiento. El lapso de acceso y de clasificación puede ser determinado de manera exacta y están integrados dentro del proceso de automatización. Este ahorro de tiempo afecta no sólo la productividad en el picking, sino también el tiempo de espera del cliente interno o externo que esté esperando el despacho.

 

Mejora de la ergonomía y seguridad frente a accidentes. El área de acceso a la mercancía está localizada a una altura óptima y ergonómica para el operador, eliminando problemas en la manipulación de los artículos. De esta forma, se eliminan actividades físicas de riesgo para los operadores como por ejemplo, el subir y bajar escaleras de mano o agacharse para recoger las cargas.

 

Mayor protección del inventario. Los productos almacenados están protegidos por puertas automáticas en la parte delantera del acceso, de manera que no se puede acceder a los bienes almacenados sino al operar los sistemas. Algunos modelos incluyen el uso de una contraseña o identificación de identidad para limitar su utilización al personal no autorizado.

La rapidez del sistema permite también realizar los inventarios en una fracción del tiempo que toman los inventarios tradicionales, con alta precisión y con registro en línea de cada recuento.

 

Elevada precisión del almacenamiento. Todos los movimientos e información acerca de los stocks quedan registrados de modo muy preciso, pudiendo luego revisarse las operaciones realizadas. Lo que otorga al cliente la posibilidad de generar auditorias y controles adicionales.

 

EQUIPOS Y APLICACIONES

 

Actualmente, el mercado nacional presenta diferentes alternativas en torno a los Sistemas Automatizados de Almacenamiento Vertical, entre los que destacan:

 

Lanzaderas Shuttle o elevador de módulo vertical (VLM), asistido por un computador y de construcción modular, que opera con el principio de “el producto a la persona”. El Shuttle ha sido continuamente mejorado y desarrollado a lo largo de los años. En su cuarta generación representa la más alta innovación en la logística automatizada. El Shuttle ofrece la posibilidad de servir las bandejas tanto en su parte delantera como trasera. Un dispositivo de elevación móvil posiciona las bandejas en la boca de acceso para que el operario retire o introduzca las mercancías. Finalmente las bandejas son transportadas de nuevo a su lugar de origen.

 

Carrusel Vertical, equipo que dispone de una variedad de bandejas móviles que a petición del operario entregan las mercancías seleccionadas en la boca de extracción de manera segura y fiable. El principio que sirve de fundamento para este equipo es el de “producto a persona”. Especialmente indicado para almacenaje de materiales de pequeña ó mediana dimensión, el Carrusel Vertical se puede integrar en circuito de preparación de pedidos, aumentando ampliamente la productividad. En esta línea, los tiempos de transporte y almacenamiento optimizados así como las preparaciones de pedidos asistidas por ordenador garantizan un excelente Return-of-Investment (ROI). Junto a la alta velocidad, el carrusel ofrece un 99.9% de precisión en el picking, asegurada mediante el sistema de recogida Pick-to-Light, integrado a los equipos.

 

CASO DE ÉXITO

 

Como se ha señalado, los SAV pueden ser implementados con éxito en diferentes industrias, entre ellas, la minería. En esta línea, Gerzán Sáez, Jefe de Logística y Bodegas de Minera Esperanza comentó a Revista Logistec algunos aspectos relevantes sobre la implementación de estos equipos a sus operaciones de almacenamiento, señalando que inicialmente, “existía un paradigma con las bodegas de la industria minera, ya que se pensaba que este tipo de tecnología sólo se debía aplicar en otro tipo de industrias, como la farmacéutica por ejemplo, pero ha quedado demostrado que la incorporación de estos equipos, aportan valor a nuestra operación, haciéndola más efectiva, limpia y segura”.

 

Tras un concienzudo análisis, Minera Esperanza adquirió un carrusel vertical, dicha adquisición se materializó el año 2012, quedando operativo el equipo, a partir de Octubre del mismo año.

 

“Los motivos que nos impulsaron a implementar este tipo de tecnología en nuestra bodega, principalmente van de la mano con uno de los valores de nuestra compañía, que es la innovación, tecnología que nos permitió disponer de un gran espacio de almacenamiento”, explicó Sáez. En tanto, consultado sobre los indicadores que se tuvieron en cuenta al momento de adquirir esta solución de almacenamiento, el ejecutivo explicó que “en las bodegas existen recursos que son escasos y preciados, uno es el espacio, y el otro es el tiempo, y el incorporar este equipo a nuestra operación, nos permitió ahorrar espacio y disminuir los tiempos de despacho, además de entregarnos como beneficio adicional un equipo seguro de operar, y que nos permitía conectar su software a nuestro ERP”.

 

En torno a los beneficios generales que reportó la implementación de este equipamiento a Minera Esperanza, Sáez recalcó “la satisfacción en nuestros usuarios, al tener una atención rápida y expedita. En bodega, por otra parte, nos brindó un almacenamiento limpio y seguro, a la vez que facilitó un certero control de nuestras existencias. Por otro lado, estos equipos nos han reportado un ahorro significativo en los tiempos de despacho y consolidación de vales de consumo, el cual podemos destinarlo a otras labores propias de nuestra operación”.

 

Aplicables a todo tipo de empresas, los SAV brindan soluciones concretas de espacio y precisión. En síntesis, son equipos que se aplican perfectamente a una amplia variedad de industrias, cuyos productos o procesos obtengan de estas soluciones un valor agregado, permitiendo desarrollar operaciones de alta productividad, seguridad y control.

Modificado por última vez en Lunes, 05 Diciembre 2016
  • comentario
  • Visto 37805 veces
  • Etiquetado como

La Empresa

La revista del Management Logístico en Chile. Revista Logistec es el medio referente de la logística en Chile con 18 años de existencia. Producto de esto hemos desarrollado además, seminarios Internacionales de excelente nivel y gran convocatoria. El año 2010 realizamos nuestra primera Feria especializada en logística, hoy ya llevamos 5 versiones con el nombre de Logistec Show.

Noticias populares