CENTROS DE DISTRIBUCIÓN: INNOVACIÓN Y AVANCE EN EL USO DE ENERGÍAS NO CONVENCIONALES

Junio 03, 2018 0 1590

¿Sabía que el 17% de la energía producida en Chile proviene de fuentes renovables no convencionales? De hecho, actualmente, Chile es líder en la región en esta materia y los expertos aseguran que en 2020 el país ampliará este margen al 20%, con la meta de que para el 2035 el 60% de la energía producida sea limpia. La industria logística no está al margen de esta tendencia, aunque aún queda mucho por avanzar. Por lo pronto, presentamos dos importantes avances en esta materia, casos de éxito que se han materializado en el competitivo rubro del Bodegaje.


Según los principales reportes relacionados a la industria de bodegaje en Chile, 2018 es el año de la reactivación para este mercado, cuyo crecimiento en los últimos tres años ha sido cauteloso y moderado. Según los expertos, el interés por adquirir terrenos industriales y sitios eriazos para futuros desarrollos de centros de bodegaje ha aumentado considerablemente; poniendo de manifiesto que este mercado apunta a un mayor dinamismo de cara a 2020.


En miras al futuro proyectado, según los entendidos, este mercado proyecta un gran potencial de expansión, innovación y sofisticación. Así queda de manifiesto en la opinión de Diego Castillo, Sub Gerente Área Industrial de Colliers International, quien manifestó como uno de los desafíos de esta industria en Chile “seguir apuntando hacia la modernización, enfocando los esfuerzos en posicionarse a la altura de países desarrollados como Estados Unidos y Alemania”.


Lo expresado por el ejecutivo de Colliers, es más que un manifiesto de intención para la Industria de Almacenamiento Logístico y Bodegaje, se trata más bien, de una tendencia en alza donde la utilización de las denominadas Energías Renovables No Convencionales (ERNC) tienen un papel preponderante.


DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES


En este sentido, cabe destacar que la promoción del uso de este tipo de recursos en el área industrial ha sido uno de los legados más reconocidos de la administración de la Presidenta Michelle Bachelet, en cuyo gobierno se duplicó el uso de este tipo de energías, pasando del 7% en 2014 al 17% en 2017. A este respecto, las autoridades han expresado que las ERNC han demostrado ser no sólo técnica y económicamente viables, sino además competitivas y pueden convivir armónicamente con los entornos en donde están instaladas, por lo que su implementación y desarrollo es a la vez un desafío y una ventaja futura.


Según ha estimado el Ministerio de Energía “por cinco se ha multiplicado la presencia de la Energía Renovable No Convencional al interior de la matriz chilena desde 2012 y se espera que este año continúe esta senda de crecimiento”. De acuerdo al catastro de proyectos de maneja dicha cartera, este año entrarían en operación unas 2.880 MW de capacidad instalada adicional al sistema eléctrico, de las cuales unos 500 MW corresponderían a la llamada energía convencional -grandes hidroeléctricas y termoeléctricas-. Todo lo demás se trataría de energías renovables.


Así, en el desglose, ingresarían unos 1.000 MW en proyectos eólicos, 1.200MW de solares, 130 de pequeño medio de generación distribuida y 77 MW en hidroeléctricas, todas las cuales corresponden a energía menor a 20MW. Mientras que en materia de energía térmica ingresarían 477 MW.


Específicamente, en el ámbito inmobiliario Industrial –Logístico, resulta evidente que los actores de industria que han internalizado en la construcción de sus proyectos inmobiliarios industriales el uso de ERNC, lo hacen de mutuo propio, en aras de ofrecer a sus potenciales clientes mucho más que un recinto de alta calidad estructural, sino también, instalaciones modernas, innovadoras a nivel tecnológico y eficientes a nivel de costo, a nivel energético y a nivel medioambiental. Por ello, Revista Logistec conoció casos de éxito en materia inmobiliaria industrial que integran a sus características estructurales la implementación de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) que sirven de inspiración para futuros proyectos de esta índole y de ejemplo para los actores de la industria.

 

BSF CON EL SOL EN LA MIRA


Según Cristóbal Salvatierra, Subgerente de Proyectos de Bodegas San Francisco (BSF), en los últimos años, la empresa ha dedicado importantes esfuerzos al estudio y factibilidad de la utilización de energía solar en sus actuales y futuros proyectos inmobiliarios.


En esta dinámica, comentó el ejecutivo, “durante años hemos conversado e internalizado las ventajas que la integración de este tipo de energías implica a nivel operativo y medioambiental, lo que nos ha llevado al estudio de las tecnologías, montos de inversión y temas normativos relacionados a este tipo de implementación”.


El interés de BSF en torno a la energía del sol no es antojadizo, toda vez que –según la Comisión Nacional de Energía (CNE)- la energía solar es la más consolidada en el universo de las ERNC. De hecho, a febrero de este año, el 76% de los proyectos de generación con ERNC en construcción son solares fotovoltaicos, los que representan el 5% de la capacidad instalada en el Sistema Interconectado Central (SIC) nacional.


Tras las primeras evaluaciones, hoy BSF ha logrado consolidar un importante proyecto energético, donde se implementaron 500 m2 de paneles solares en una de sus bodegas. Respecto a la puesta en marcha del proyecto, el vocero de BSF estimó que éste estará operativo a fines del primer semestre 2018.


“Queremos asumir el compromiso que uno debe tener con el consumo de energías renovables. En lo específico, aún no sabemos el real impacto y aporte que tendrá esta implementación a nivel de costo y ahorro para nuestros clientes. No obstante, una vez que estemos en funcionamiento con el proyecto piloto podremos medir su efectividad y evaluarlo el real impacto de esta tecnología”, agregó.


A modo de explicación, Salvatierra indicó que “este proyecto piloto permite acercarnos al mundo fotovoltaico y ver cómo funciona para comenzar a replicarlo en los distintos Centros de Bodegas San Francisco. Inicialmente se trata de 50 kilos de energía instalada en 500 mt2 de paneles solares, equivalente al consumo de una bodega estándar de 9 mil m2. En tanto, la implementación se realizó en una bodega con operación In House para poder medir su efectividad”.


Durante el desarrollo del proyecto piloto, BSF contó con la asesoría del Ministerio de Energía y del GIZ (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit), oficina encargada de implementar las iniciativas del NAMA Facility. “Ambas entidades buscan promover y apoyar la pronta implementación de este tipo de tecnologías en Chile y el mundo; y avanzar, en lo que pueden, a mantener el aumento de temperaturas producto del calentamiento global bajo los 2°C”.


De resultar exitosa la experiencia, indicó el subgerente de Desarrollo, “nuestra idea es ir implementando gradualmente esta tecnología en beneficio de nuestra empresa, nuestros clientes y nuestro país”. Salvatierra, añadió que “como empresa siempre hemos tenido el interés de poder desarrollar nuevas tecnologías e innovar en el rubro para ofrecer siempre un mejor servicio a nuestros clientes. Además, debemos ver hacía dónde va el desarrollo tecnológico en materia energética y estar acorde a los nuevos tiempos y exigencias medioambientales a nivel mundial”.


BFC. CON LOS PIES EN LA TIERRA


La energía geotérmica es una de las llamadas “renovables no convencionales” (ERNC), sigla que también agrupa a la energía solar, eólica, mareomotriz y pequeñas centrales hidráulicas. A fines de 2016, Bodenor Flexcenter marcó un hito en lo referente al uso de energías no convencionales y puntualmente en el uso de energía Geotérmica, gracias a una inversión cercana a los 14 millones de dólares en la construcción de un moderno Centro de Distribución para su cliente Laboratorio Chile, incursionando por primera vez en la implementación de este recurso para la mantención de temperatura al interior del recinto.


Al poco tiempo de su puesta en marcha, según la compañía, el proyecto ha sido un éxito, considerando que ha logrado reducir en más de 100 toneladas las emisiones de carbono y alcanzó ahorros energéticos por sobre un 30% en materia de climatización. Lo anterior, ha motivado a BFC a replicar la experiencia con la construcción de un nuevo edificio Pharma, esta vez para Kuehne + Nagel.


En base a su política de mejora continua, BFC desarrolló un plan de innovación en materia energética para sus proyectos Pharma, disponiendo la instalación de equipos de climatización de grandes capacidades y de alta gama, sumado a importantes obras civiles que permiten obtener a más de cuatro metros de profundidad un flujo constante de temperatura que se inyecta a la bodega. “En la práctica, estas medidas hacen más eficiente el encendido de los equipos convencionales de clima”, explicó Fernando Arancibia, Gerente Comercial de Bodenor Flexcenter.


Pero, ¿en qué consiste la implementación de energía geotérmica? Básicamente, se trata del uso de la temperatura de la tierra la cual a profundidades del orden de los 4 metros es muy estable y fluctúa entre los 16 y 18°C. “El proceso consiste en construir grandes y largas zanjas a 4 metros de profundidad e instalar dentro éstas un sistema de tuberías conectadas, las que deben ser de hormigón por su transmisibilidad térmica de un diámetro determinado. Este sistema queda conectado al exterior y a las bodegas en línea”, detalló Arancibia.


Según el Gerente Comercial, “es exigencia para estos proyectos que exista un completo y permanente monitoreo para lo cual Bodenor Flexcenter ha equipado estos edificios con sensores de temperatura y humedad, dispuestos a diferentes niveles de altura y repartidos en forma uniforme por toda la superficie de la bodega; todos conectados a una moderna y compleja unidad central de monitoreo, la cual permite programar el encendido automático de todo el sistema de climatización mixto. Este sistema es capaz de encender conforme se requiera tanto los sistemas geotérmicos como los de clima convencionales”, detalló el Gerente Comercial.


Finalmente el ejecutivo agregó que “dado que la energía geotérmica no es capaz de satisfacer el 100% del requerimiento, ya sea por temperatura o por humedad, es necesario igualmente incorporar equipos convencionales, pero con un importante ahorro en el uso de éstos, gracias al aporte de la tierra”.

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.